Virginia Ruiz denuncia listas de espera en Radioterapia Oncológica


Virginia Ruiz denuncia listas de espera en Radioterapia OncológicaOs presento a Virginia Ruiz Martín, médico especialista en Oncología Radioterápica desde 1995, formada en la UAB y el Hospital de l’Esperança de Barcelona. Y entre otras formaciones adicionales, destaca su trabajo como Medico Observer en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Trabaja actualmente como Médico Adjunto del Servicio de Oncología Radioterápica en el nuevo Hospital Universitario de Burgos.

Virginia tiene un blog, http://draruiz.blogspot.com en el que explica su visión de la Oncología como un gran reto que merece una visión multidisciplinar de implicaciones múltiples y en el que se propone aportar su granito de arena para hacer más visible y cercana la Oncología Radioterápica. Su lectura, nos advierte, no debe ni pretende sustituir en ningún caso, la imprescindible relación médico-paciente, tan solo busca complementarla. En caso de duda siempre debe consultar a su médico, ya que nadie le conoce mejor.

Ahora, la doctora bloguera ha pasado a ser noticia, y no precisamente agradable. Puede leerse en la prensa de Burgos y ya, de toda España:

Primero fue la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR); después, la Plataforma Sanidad Pública Sí. Y entre medias numerosos compañeros de profesión, pacientes y ciudadanos a título individual. La radioncóloga del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) Virgina Ruiz, que utilizó su blog ‘Un rayo de esperanza’ para volcar su hartazgo e impotencia ante la sobrecarga que se vive en el Servicio de Oncología Radioterápica, ha recibido numerosa muestras de apoyo tras la amenaza de expediente planteada por la gerencia del HUBU.

conecta con el bloc de la Dra. Ruiz

Ruiz publicaba el pasado 30 de mayo una entrada de blog en la que pedía ayuda. ‘Help’, la tituló. La doctora aseguraba que “hay veces que es necesario pedir ayuda”, ocasiones en las que “te sientes con el agua al cuello” porque el trabajo “te desborda” y “sientes que peleas contra el corsé burocrático al que torticeramente te someten las instituciones”. Una sensaciones derivadas de la “sobrecarga” que sufre el servicio hospitalario, con una unidad de tratamiento que trabaja “a contrarreloj y sin resuello”.

En su blog pedía ayuda para un servicio que trabaja “a contrarreloj y sin resuello”

La doctora criticaba las largas listas de espera para primeras consultas, el esfuerzo que realizan los profesionales para buscar huecos, para priorizar entre lo prioritario. Igualmente, recordaba que en el servicio de Oncología Radioterápica se atienden a pacientes de Burgos, Palencia y Soria, y que el HUBU es un centro de referencia para radiocirugía en Castilla y León, así que los dos aceleradores lineales, los seis facultativos, los cinco radiofísicos (compartidos), los cinco enfermeros y la docena de técnicos con los que cuentan no son suficientes.

En ese mismo blog, Ruiz reconocía que le “constaba” que se había solicitado un plan de contingencia, pero recordaba que llevan más de un año en esta situación, y la lista de espera no hace más que subir. Así que “en un atisbo de lucidez”, comentaba, se le ocurrió utilizar su posición de “influencer” en las redes sociales, para que se escuchase la voz de los “sufridos pacientes”. Una decisión que casi se ha visto como un desafío en el HUBU y le ha ocasionado importantes dolores de cabeza.

Amenaza de expediente

Y es que, después de que el contenido del blog acabase reproducido en los medios de comunicación, la gerencia del Hospital Universitario de Burgos le remitía un escrito en el que se le comunicaba que, ante su comportamiento, “pudiera resultar procedente elevar expediente al servicio de Inspección”, según han informado desde la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR). Se le acusaba de “haber podido faltar al deber de reserva y confidencialidad”, al utilizar información de la unidad, y de facilitar la creación de una cierta “alarma social”.

La gerencia asegura que no se ha abierto expediente y que el escrito remitido era informativo

Desde el HUBU, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso aseguraba ayer, en declaraciones a Diario de Burgos, que no se le ha abierto ningún expediente y que la carta era a título informativo, para que presentase las alegaciones que considerase oportunas. Sin embargos, la SEOR considera que Virginia Ruiz ha sido “injustamente tratada” por expresar “de forma rotunda la verdadera situación que sufren sus pacientes”, utilizando el blog, “exhausta”, tras comunicar de manera oficial los problemas.

La Sociedad Española de Oncología Radioterápica ha recordado que la misma denuncia que ha realizado la doctora se ha planteado en numerosas ocasiones por parte de pacientes y asociaciones. Ruiz “ha seguido los trámites reglamentario”, han insistido, para denunciar “la inaceptable lista de espera” para primera consulta, que no para tratamiento, y “no hubo ninguna decisión que aliviara la situación en la que se encontraba el servicio”. Por ese motivo, desde la SEOR han pedido que se anulen las “eventuales acciones punitivas” y se mejore el servicio.

Y es que, como se ha demostrado en diferentes estudios científicos, han recordado, los retrasos en la administración de radioterapia influyen negativamente en la posibilidad de curación de los enfermos, “en mayor o menor medida”, en función de la situación clínica en la que se encuentre el paciente. El malestar de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica por este caso no es único. Las Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León también han criticado estos comportamientos “de persecución, impropios de una democracia avanzada”.

A través de una nota de prensa han pedido que “cesen inmediatamente” y, sobre todo, que se tomen las medidas oportunas contra aquellos directivos y altos cargos que sean responsables de este tipo de prácticas. Se reclama también más transparencia en relación con las listas de espera y la gestión de los recursos públicos. Y es que al colectivo le resulta “llamativo” que los gestores del HUBU, en lugar de solucionar los problemas derivados de los recortes en sanidad, “estén más preocupados en perseguir a quienes piden medidas en beneficio de los pacientes”.

Publicado en Cáncer, sanidad pública | Etiquetado , | Deja un comentario

Libre comercio y sanidad: filtraciones, mentiras y expectativas


Se negocia desde hace tres años y la polémica le ha acompañado allá donde ha sido abordado. El TransatlanticTrade and InvestmentPartnership (TTIP) nunca deja indiferente a nadie, mucho menos ahora que  afronta su fase final de elaboración. Y es que, a pesar de que comenzó siendo un acuerdo para mejorar las condiciones comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea, lo cierto es que se ha acabado convirtiendo en un marco de armonización regulatoria entre dos zonas del mundo que suman el 60 por ciento del producto interior bruto (PIB) global.

Precisamente es esta convergencia regulatoria, sumada a la falta de transparencia en las negociaciones, la que ha hecho que el TTIP se haya ganado, y lo siga haciendo, tantos enemigos. Las profundas divergencias entre Estados Unidos y los estados europeos en lo que se refiere a servicios sociales han generado la inquietud de varios colectivos del viejo continente, y la sanidad no es ajena a los cambios que se barajan. De hecho, fue una de las monedas de cambio al principio de las negociaciones.

Esto se supo gracias a la primera de las numerosas filtraciones producidas respecto al TTIP desde que se ha puesto en marcha. Así, se supo que Bruselas había ofrecido a la Casa Blanca liberalizar el modelo farmacéutico en aquellos países  en los que no lo está, como España o Italia. Pero este no era el único ‘sacrificio’ europeo: también ofrecía abrir la contratación de servicios de hospital, ambulancia y Atención Primaria a empresas no nacionales y a liberalizar la colegiación.

Ignacio García Bercero, negociador del TTIP por parte de la Comisión Europea.

Sin embargo, a día de hoy estas posibilidades están descartadas, o al menos no hay ni rastro de estas opciones en los borradores del tratado que la Comisión Europea ha dispuesto para el acceso público. De hecho, gran parte de los esfuerzos del bando europeo, liderado por Ignacio García Bercero, se han centrado en disipar cualquier duda al respecto: los sistemas nacionales de salud no se van a ver afectados por el TTIP, ha afirmado en incontables ocasiones el negociador español. Concretamente, en una carta destinada a calmar los ánimos más exaltados por este motivo, ha precisado que los estados miembro tendrán libertad para decidir si proveedores extranjeros pueden pujar por contratos en el ámbito de la salud y, si es así, los términos en los que suscribirán dichos acuerdos: los de la UE o los domésticos.

Asimismo, también  ha asegurado que son los países los que decidirán si se incorporan médicos extranjeros a los sistemas nacionales de salud, si las empresas privadas podrán suministrar servicios de salud pública o si partes ya privatizadas de los sistemas sanitarios deben volver a la propiedad pública. Es decir, que el TTIP no cambiará las reglas del juego de las competencias sanitarias de los estados ni de los propios sistemas.

Claro que, los medicamentos y la tecnología sanitaria son harina de otro costal. El peso ‘formal’ sanitario del TTIP se centra en estos dos campos, prometiendo no pocos cambios de cara al futuro de ambos sectores, pero todavía lejos de un acuerdo definitivo.

Titulo Destacado

Dentro de las desconfianzas que despierta el TTIP dentro del viejo continente, lo cierto es que esta no es la posición de la industria farmacéutica. La Efpia, la patronal del medicamento innovador europea, se ha posicionado una y otra vez a favor del tratado y de las ventajas en materia de convergencia regulatoria que supone. Sobre todo a la hora de acelerar las aprobaciones en ambas orillas del Atlántico, facilitando el acceso a los medicamentos innovadores por parte del paciente, y estimulando las exportaciones. Asimismo, las  compañías aseguran que el tratado permitiría la entrada en el mercado de empresas más pequeñas pero con potencial científico relevante.

En busca de la convergencia normativa

Una vez ha terminado la 13ª Ronda de Negociación del TTIP, han quedado cerca de cerrarse algunos temas, como todo lo relacionado con aduanas o con disputas comerciales y legales. Algo similar ocurre con la tecnología sanitaria. La convergencia regulatoria en este caso parece imparable, sobre todo dado que Europa va a adoptar el sistema de clasificación de estos productos que hay en Estados Unidos, con el compromiso de ambas partes de desarrollar e impulsar sistemas de e-health.

Sin embargo, en lo que se refiere a fármacos todavía queda trabajo por delante, aunque hay sintonía entre ambas partes, dado que consideran que, particularmente en lo que a las inspecciones de fábricas de medicamentos y buenas prácticas de producción se refiere, la regulación compartida es necesaria.  Además, hay acuerdo para crear un régimen legal que permita compartir información comercial de carácter confidencial sobre productos que se estén evaluando.

Pero esta armonización se quedaría en poco, a juicio de Bruselas. La Comisión Europea quiere llegar mucho más allá, poniendo como horizonte la convergencia regulatoria en el ámbito de los medicamentos genéricos y biosimilares, y que la documentación y los estudios que se tengan que presentar tanto ante la Food&DrugsAdministration (FDA) como ante su homóloga en el viejo continente, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), sean los mismos, evitando así que las compañías tengan que duplicar sus esfuerzos y aumentar su inversión económica para cumplir con los requisitos de ambos territorios. De hecho, se ha publicado un anexo al TTIP sobre fármacos que recoge esta voluntad.

Sin embargo, la Casa Blanca no parece estar por la labor. Documentos filtrados por Greenpeace indican que la propia FDA descarta y no muestra interés en trabajar UE, al menos en materia de genéricos.

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC.

De hecho, es precisamente esta falta de transparencia la que está generando las desconfianzas tanto de la población civil como de varias asociaciones profesionales. Este es el caso de la Organización Médica Colegial (OMC). “No nos oponemos al libre comercio ni a la creación de empleo y progreso para pymes y usuarios entre continentes o países, pero sí exigimos un debate público informado con total transparencia y protección de servicios públicos esenciales y de los derechos de usuarios y consumidores”, indican desde la institución, que también carga contra el sistema de arbitraje creado dentro del marco del TTIP.

El acuerdo en materia de fármacos tampoco se libra del látigo de los médicos. “Es precisa una revisión profunda de las normativas referentes a la protección de patentes. Preocupa especialmente en ese apartado la vinculación de los gobiernos con las políticas de los tratados comerciales para concesiones adicionales a las compañías farmacéuticas por cambios introducidos en los medicamentos existentes”, indican desde la institución.

A esta postura también se adhieren otros colectivos, como la Federación Española de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional (Ifmsa-Spain), que considera que la aprobación del TTIP podría conllevar un empeoramiento del Sistema Nacional de Salud (SNS), ya que “permitirá la llegada de medicamentos estadounidenses que no pasarían los controles europeos o españoles, por lo que se pondría en riesgo la salud del paciente”, apunta David Fernández Morales, presidente del grupo.

Podría decirse que estas son opiniones aisladas, pero no es así. Una corriente de TTIP-escepticismo recorre las instituciones europeas. Durante los primeros debates sobre el tratado en el Parlamento Europeo, los discursos de muchos de miembros tenían, y tienen, entre sus argumentos la necesidad de proteger y defender la sanidad y la salud pública (que también está en juego, debido a los posibles cambios en determinadas legislaciones en agricultura y ganadería, así como de protección del consumidor). Y la ciudadanía tampoco se cree que sus sistemas sanitarios vayan a estar libre de los efectos del ‘temido’ tratado comercial, tal y como reveló una consulta pública celebrada por la Comisión Europea  el año pasado.

Mientras, el futuro del TTIP, aunque parece que su resolución está cerca, es incierto. En noviembre se conocerá la identidad del nuevo presidente de Estados Unidos:  Hillary Clinton o Donald Trump, y quien sea tendrá la última palabra sobre la resolución del tratado. Por su parte, la Unión Europea se enfrenta a su propia tormenta política con la ‘independencia’ del Reino Unido, tras la victoria del ‘Brexit’ en el referéndum. ¿Cumplirán los negociadores su promesa de que la sanidad no se verá afectada o se harán realidad los oscuros vaticinios del escepticimo en el viejo continente?  Habrá que estar atentos a las filtraciones al respecto.

Fuente: Redacción Médica

Publicado en Salud pública, sanidad pública | Etiquetado | Deja un comentario

Abans de votar pensa en salut


Les llistes d’espera per ser visitat, operat o diagnosticat al sistema públic fan estralls

“Això no és suportable”, denuncien des de la Marea Blanca de Catalunya en relació als múltiples casos en què s’incompleixen els terminis de referència fixats

Imatge de la roda de premsa de la Marea Blanca d’aquest dijous. / BLANCA BLAY

Els estralls i els costos en salut que suposen el retard i l’incompliment dels terminis de referència en les llistes d’espera per una prova diagnòstica o una intervenció quirúrgica tenen cada vegada més rostres. “Els casos que avui presentem són només la punta de l’iceberg, podríem omplir tota la sala”, ha assegurat en roda de premsa Toni Barbarà, membre de la Comissió permanent de la Marea Blanca de Catalunya i de la Plataforma en Defensa del dret a la Salut.

Barbarà estava acompanyat entre d’altres de persones que han patit en pròpia carn el viacrucis que suposa a vegades arribar a sotmetre’s a una operació o aconseguir fer-se una prova que pot ser determinant. “L’agreujament de les diferents esperes [també aquelles per una primera visita a l’Atenció Primària] suposa més dolor i un empitjorament de la malaltia”, ha afegit. Un exemple és el cas de la Lluïsa Villar. El 2007 va començar a tenir dolors lumbars i fins al 2009 no li diagnostiquen una hèrnia lumbar. Llavors va iniciar rehabilitació i a prendre’s medicació pel dolor i no ha estat fins al març d’aquest any que l’han posat en llista d’espera.

Durant aquest temps i a causa de la medicació la Lluïsa se sentia desorientada i un dia va caure per les escales i es va fracturar una vèrtebra. També durant aquest temps es va fer una hèrnia sobre l’hèrnia existent i des de fa dos anys que segueix un tractament antidepressius i ha hagut de posar-se pegats de morfina pel dolor, al que inicialment es resistia a posar-se. “Fa set anys del diagnòstic i encara segueixo esperant”, ha denunciat aquesta afectada.

Qui també ha hagut de recórrer a la morfina per alleugerir el dolor i en aquest cas a medicació per dormir és Mari Cruz Ríos. Li van diagnosticar la desviació d’una vèrtebra i l’esquena contracturada entre altres i fa un any que és en llista d’espera per operar-se. Sap que com a mínim li caurà un any més d’espera i veu perillar el seu lloc de treball -de moment està de baixa- així com també reconeix que se sent limitada pel dolor, que sovint l’obliga a quedar-se a casa.”Els terminis de garantia s’incompleixen sistemàticament”, ha denunciat l’advocat José Aznar, del Defensor del Pacient.

Les esperes poden arribar a tenir conseqüències irreversibles. La Sònia López ha volgut compartir el cas del seu pare, que després de sotmetre’s a una operació el 2009 per extirpar-li la part danyada del fetge a causa d’un càncer, va tenir una hèrnia com a conseqüència. “Des del 2013 era en llista d’espera a l’Hospital de Bellvitge per l’hèrnia, que havia anat creixent d’una pilota de ping pong a una de bàsquet i havia d’anar cada dia al CAP perquè li fessin cures”, ha explicat. “El 2014 però l’hèrnia li va rebentar i el van haver d’operar d’urgència a Vall d’Hebron. Després de tres mesos i mig a l’UCI va morir”, ha afegit.

“Des de fa anys que l’assistència sanitària s’ha anat degradant. Ens neguem a canviar la nostra visió sobre l’assistència sanitària, que veiem com un dret. Seguirem revindicant els nostres drets perquè totes les persones puguin ser ateses amb igualtat de condicions”, ha afirmat Marta Carreras, de la Federació d’Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona (FAVB). Des de la Marea Blanca han animat a aquelles persones que es trobin en situació similar a presentar reclamacions, bé sigui individuals o col·lectives, als centres hospitalaris ja que “l’experiència és que funciona”.

Font: el diari de la sanitat

Publicado en Privatización, sanidad pública | Etiquetado , | Deja un comentario

Antes de votar piensa en la salud


Cuando vayas a votar piensa en la salud y en que sanidad quieres en este país.

La periodista Jessica Mouzó Quintans ha hecho una entrevista al conseller de salut Toni Comín que pone de manifiesto la política del govern y las contradicciones en la “supuesta desprivatización” de la sanidad pública.

“No queremos prohibir la actividad privada de los hospitales públicos”

El consejero de Salud, Toni Comín, el pasado jueves en la redacción de EL PAÍS. CARLES RIBAS

Al consejero de Salud, Toni Comín (Barcelona, 1971) le han bastado seis meses en el cargo para poner patas arriba el Departamento más denostado por los recortes. Es la primera persona que ocupa el despacho noble de la Maternitat (sede del Departamento) sin ser médico. Llegó en enero defendiendo que la sanidad catalana precisaba de un político —es licenciado en filosofía y ciencias políticas y ejercía de profesor en ESADE— para “rehacer el consenso” en el sistema sanitario. Y para ello, ha empezado por desandar el controvertido camino de su antecesor, Boi Ruiz, y echar atrás todas sus polémicas medidas: ni Consorcio Sanitario de Lleida, ni proyecto VISC+ de venta de datos sanitarios. Además, es el artífice de lo que autodenominó como la “mayor desprivatización del sistema sanitario” al echar de la red hospitalaria pública a proveedores con ánimo de lucro. El plan de choque pactado entre JxSí y la CUP, condicionado a la aprobación de presupuestos, prometía inyectar 100 millones de euros y un respiro a un sector extremadamente tensionado por los recortes. Pero todo ha quedado en papel mojado.

Pregunta. No hay presupuestos y por tanto, tampoco plan de choque. ¿Cómo repercutirá la prórroga presupuestaria en la sanidad catalana?

Respuesta. Salud ha perdido 317 millones, pero ahora no hay que lamentarse, sino ver qué compromisos previstos podremos hacer aunque no haya presupuestos. Uno claro que no se podrá hacer es el plan de choque para reducir las listas de espera. Tampoco la inversión en equipamientos. Y quedará muy afectado el plan estratégico de investigación e innovación (PERIS). Pero estamos intentando salvar las inversiones territoriales (Viladecans, Terrassa, Sabadell, Mataró), una parte, aunque sea pequeña, del PERIS y toda la oferta de plazas para residentes.

P. ¿Habrá más recortes en sanidad?

R. No habrá más recortes porque el presupuesto de 2016 es la prórroga del de 2015 y estamos delante del mismo esquema de ingresos y gastos. Lo que sí es cierto es que hay unos gastos en 2016 que no se habían hecho durante en 2015 [el aumento del 1% del sueldo de los empleados o la subida de tarifas de los hospitales]. Hay que ver cómo se va a reasignar el presupuesto de manera que este gasto adicional tendrá que compensarse con medidas de ahorro en otro campo.

P. El centro privado Clínica del Vallès abandonará la red pública en verano. ¿Cómo se articulará la expulsión de otros cuatro hospitales con ánimo de lucro?

R. Sólo contaremos con operadores con afán de lucro en los territorios donde con el resto de proveedores no tenemos suficiente, por ejemplo en Lleida y Girona. Allí los hospitales públicos no podrían asumir toda la actividad y por eso el contrato con la Ponent y Clínica Girona sigue en vigor. En el Hospital General de Catalunya hay que ver qué parte de la actividad se puede hacer a través de los proveedores públicos de la misma zona y se trasladará la actividad el 1 de enero. El caso de Sagrat Cor es más complejo porque tiene una población de referencia y hay que ver quién se puede hacer cargo de la gestión de este hospital.

P. ¿El Clínic, por ejemplo?

R. Habría la hipótesis, entre otras muchas, de que el Clínic se convirtiese en el responsable de la gestión del Sagrat Cor. No se trata de pasarle la actividad al Clinic con el mismo personal y presupuesto que tiene, sino ver qué proveedor se hará cargo del Sagrat Cor. El Clínic está muy cerca de ese hospital y es una posibilidad entre otras.

P. ¿Está a favor de que los hospitales públicos hagan actividad privada?

R. No queremos prohibir la actividad privada de los operadores públicos porque es una fuente de financiación a la que no podemos renunciar. En estos momentos hay muchos proveedores públicos que cuadran su presupuesto gracias a esa actividad privada que hacen. Lo que tenemos que hacer es regularla bien para minimizar todos los riesgos de equidad que esta actividad genera.

P. Barnaclínic es el paradigma. ¿Qué va a pasar con ella?

R. Barnaclínic no es el ejemplo principal por el que mantenemos la actividad privada en los centros públicos porque quién más necesita hoy hacer actividad privada son otros hospitales del territorio. Pero en esta política de mejora de la equidad, una de las medidas que hay que tomar es la conversión de la figura jurídica responsable de esta actividad privada en organizaciones sin afán de lucro.

P. ¿Está a favor de fórmulas controvertidas como las UGAP o las EBAS en atención primaria (AP)?

R. En AP estamos abriendo un proceso de participación con profesionales y expertos para poner encima de la mesa un plan estratégico de reforma de la AP. Y soy partidario de que, en el marco de la trasposición de la directiva europea sobre contratación de servicios sociales públicos, la economía social tenga preferencia, como la cooperativa de pediatras del Pirineu. La legitimidad social de la economía social como operador de un servicio público es mayor y por tanto será posible que haya proveedores en AP más allá del Instituto Catalán de la Salud en la medida que estén especialmente legitimados.

P. Llegó para rehacer el consenso y estos seis meses se ha dedicado a deshacer las medidas de Boi Ruiz. ¿Fue él quién rompió el consenso?

R. Yo no me lo he planteado en términos de deshacer. Estoy intentando aplicar mis principios y convicciones en las decisiones que tomamos. El consenso ha sido clave para el éxito de nuestro modelo sanitario. Es verdad que en los últimos años la disminución de los presupuestos y la evolución del mapa político había tensionado este consenso pero ahora es importante rehacerlo.

“El ‘sorpasso’ de Podemos no acerca el referéndum”

P. El Gobierno se ha quedado sin ley de Presupuestos por el rechazo de la CUP ¿Se siente engañado por este partido?

R. Yo hago un llamamiento a rehacer el acuerdo y la moción de confianza en septiembre es el momento para ello. Le dije a la CUP que para mí el acuerdo de investidura implicaba la aprobación de los presupuestos porque de cara a la estabilidad era fundamental.

P. ¿Para salvar la legislatura bastará con ratificar el acuerdo de enero o habrá que hacer uno nuevo?

R. El acuerdo está claro que estaba acompañado de una serie de ambigüedades que han tenido consecuencias y la interpretación del acuerdo no era coincidente por ambas partes.

P. ¿Contempla otras elecciones catalanas en otoño?

R. Yo no veo elecciones en otoño… si tal caso, españolas.

P. ¿La nueva hoja de ruta que se tendrá que hacer va a intentar buscar e incluir a Catalunya Sí que es Pot?

R. Yo creo que CSQEP después de estas segundas elecciones tendrá que decirnos qué piensa hacer sobre la hoja de ruta de aquellos que estamos intentado hacer la independencia porque todos tenemos bastante claro que el referéndum pactado no tiene con quién ser pactado. El PSOE no piensa pactar un referéndum ni ahora ni nunca. El sorpasso de podemos no acerca el referéndum pactados para Cataluña, al contrario, lo aleja porque el PSOE todavía lo aceptará menos. El referéndum pactado es un escenario irreal a corto y medio término.

P. ¿El referéndum es más irreal que la independencia unilateral?

R. Mucho más.

Fuente: El País

 

Publicado en Privatización, Salud pública, sanidad pública | Etiquetado | Deja un comentario

Médicos y pacientes reclaman un modelo farmacéutico que no anteponga el beneficio a la salud


  • La campaña No es sano exige más transparencia sobre el precio real de las medicinas y que la inversión pública tenga repercusión en la bajada de los precios
  • Denuncian que sólo el 10% del gasto farmacéutico en I+D se destina a las enfermedades que afectan al 90% de la población

Durante 2015, el caso de los costosos fármacos que ofrecen tasas de curación del 90% a pacientes con hepatitis C puso sobre la mesa el debate de hasta qué punto son o no aceptables los precios a los que los laboratorios venden fármacos determinantes para la vida de las personas. Por ejemplo, la comercializadora del primero de estos medicamentos innovadores, la empresa farmacéutica Gilead lo empezó vendiendo en España a un precio 180 veces más caro de lo que le costaba producirlo.

Las protestas de los afectados acabaron forzando al Ministerio de Sanidad a elaborar un plan que garantizara el acceso prioritario a los 51.964 pacientes más graves, es decir, los que en todo el país tienen una fibrosis hepática significativa. Aunque hubo algunas quejas por la “falta de equidad” en el acceso a los fármacos, lo cierto es que conforme los afectados comenzaron a ser atendidos mermó la intensidad de sus protestas y el tema salió de la agenda mediática.

Ahora, ante el nuevo horizonte electoral de los comicios generales del 26-J, los colectivos de médicos, investigadores y pacientes que integran la campaña No es sano pretenden que se vuelva a visibilizar su reclamación de un modelo farmacéutico en el que no se anteponga el beneficio a la salud. En este sentido, alertan de que sólo el 10% del gasto farmacéutico en I+D se destina a las enfermedades que afectan al 90% de la población.

Entre sus peticiones está que haya más transparencia sobre los precios reales de las medicinas; que se introduzcan criterios de interés público para toda inversión realizada por el Estado y que, cuando la haya, esta inversión tenga repercusión en el precio final del medicamento; así como promover iniciativas de I+D basadas en nuevos modelos de innovación que no dependan exclusivamente de las patentes y que no dejen fuera las enfermedades raras y las que afectan especialmente a países pobres.

01. Transparencia 

El debate sobre el coste real del desarrollo de un fármaco no está ni mucho menos cerrado porque los datos varían sensiblemente según la fuente consultada. A preguntas de infoLibre, la patronal Farmaindustria cifra –citando a la Universidad de Tufts de Boston– en 2.285 millones de euros el coste del desarrollo de un medicamento desde las primeras hipótesis en laboratorio con miles de moléculas (sólo una de cada 10.000 acaba siendo comercializada) hasta su aprobación final por las agencias reguladoras correspondientes, con todas las etapas intermedias de ensayos clínicos.

Abel Novoa, médico de familia y especialista en bioética participante en la campaña No es sano, pone el acento sobre qué parte de este coste corresponde realmente a innovación y desarrollo y cuál se queda en iniciativas de marketing o de búsqueda de posicionamiento del fármaco en sociedades científicas y revistas con el objetivo de influir en médicos y pacientes. “La realidad es que no lo sabemos porque hay una total falta de transparencia”, señala.

No obstante, a su juicio el verdadero problema es que ese oscurantismo también es una realidad en los productos farmacéuticos financiados total o parcialmente con dinero público. “Buena parte de la investigación básica se hace en universidades públicas. Cuando hay una molécula que funciona, estos centros suelen recibir suculentas ofertas de grandes laboratorios, que las acaban comprando para desarrollar después los fármacos y poder comercializarlos. Lo grave es que después no se refleja en el precio final esa inversión pública”, señala Novoa.

Relacionado con la transparencia, los colectivos que integran la campaña también reclaman que se publiciten los precios reales de transacción en la compra de medicamentos por parte del sistema público de salud, pues denuncian que el gasto farmacéutico no deja de subir “amenazando la sostenibilidad del sistema”. En España, por ejemplo, los costosos antivirales de la hepatitis C han disparado el gasto en farmacia de los hospitales en el último año. También sigue al alza el gasto en la parte de las recetas que abona la Administración, lo que evidencia que no ha funcionado el copago que implantó el Gobierno del PP con el argumento de que al hacer a la gente pagar, el medicamento se ponía “en valor” y se generaría menos despilfarro.

02. Nuevo modelo de I+D más allá del sistema de patentes 

En la campaña también hay críticas al actual sistema de patentes. “Consideramos que es necesario que se proteja la propiedad intelectual y que los laboratorios tienen derecho a recibir una contraprestación por la inversión que realizan, pero el actual sistema de patentes es excesivo. No puede haber un sistema de investigación y desarrollo que esté más interesado en proteger los derechos de propiedad intelectual que en garantizar la innovación de interés público y el acceso a los medicamentos”, señala el doctor Novoa.

En este sentido, lo que proponen los miembros de la campaña No es sano es una profunda reforma del sistema que garantice el derecho a la salud y el acceso de la ciudadanía a los medicamentos que necesita a un precio asequible, al tiempo que reconoce el legítimo derecho de las compañías farmacéuticas a un beneficio razonable por su actividad. Novoa apunta, por ejemplo, a fórmulas como compra de moléculas entre diferentes países o a la utilización de mecanismos que prevé la Organización Mundial del Comercio (OMC) como la emisión de una licencia para producir genéricos sin el consentimiento del titular de la patente cuando se considere que el precio es abusivo.

Entre los afectados por este “sistema disfuncional de incentivos” están los países empobrecidos –no existen, por ejemplo, tecnologías sanitarias adecuadas y eficaces para enfermedades como el chagas o la malaria– y también la personas afectadas por las llamadas enfermedades raras que, por su baja prevalencia, tienen más complicado el acceso a la investigación clínica. Estas personas denuncian, además, el 34% de fármacos que existen para tratar estas dolencias están pendientes de comercializarse en España a pesar de haber sido aprobados por Europa por la demora en la decisión de financiarlos por parte del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, la realidad de multitud de enfermedades raras es, precisamente, la ausencia de tratamiento. Lo sabe muy Elena Vergara, afectada por el síndrome de Behçet, una dolencia que causa afecciones articulares, nerviosas, circulatorias, oculares, bucales, genitales, digestivas o de la piel. Por el momento, hay localizadas en España 230 afectados por una patología que afecta a una de cada 100.000 personas. Vergara, a quien la enfermedad le impide llevar una vida normal, mantiene que su objetivo es que encontrar un laboratorio interesado en estudiar el síndrome de Behçet y que se establezca un centro de referencia en España para el tratamiento de la enfermedad.

03. Criterios de interés público 

Los integrantes de la campaña No es sano señalan que también es preciso introducir criterios de interés público para toda inversión realizada por el Estado. “Estos criterios afectan al precio final de los productos, el acceso de pacientes a ellos e, incluso, la propiedad misma de la innovación”, dicen en un manifiesto. En este sentido, piden que sólo se financien con dinero público aquellos medicamentos que tengan una ventaja terapéutica añadida.

En esta línea, reclaman también que se ofrezca una información detallada sobre el proceso de elaboración de las normas y leyes que afecten a este sector, incluyendo la exposición del personal de la Administración y del órgano legislativo a diferentes actores que intervienen en él y la declaración de conflictos de interés por parte de los participantes en la toma de decisiones. Por ejemplo, infoLibre documentó el año pasado los casos de ocho ex altos cargos de la Administración pública sanitaria que pasaron a estar en nómina de grandes laboratorios

Fuente: infolibre

Publicado en Medicamentos, Salud pública, sanidad pública | Etiquetado | 1 Comentario

Dempeus con DMD “Libres hasta el final”


Dempeus per la salut pública apoya la campanya de DMD por el derecho a elegir libremente como queremos morir, y denunciamos que en el último mes cuatro personas se han sentado en el banquillo por ayudar a morir a gente enferma. Jueces y jurados populares les han librado de la cárcel al entender que actuaron «por amor»

Toda la información sobre el juicio de Avilés:.

Con la intención de facilitar el acceso a la información relacionada con el juicio de Avilés la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente ha creado esta sección.

Accediendo podrás encontrar el comunicado de DMD posterior a la rueda de prensa del día 25, artículos publicados en los diferentes blogs en los que participa DMD y las noticias relacionadas con este juicio publicadas en los medios de comunicación

ACCEDER A LA INFORMACIÓN

NO QUIERO MORIR COMO DIOS MANDA
La Opinión de Carles Francino

“Porque dado que la muerte es inevitable, al menos que no tengamos que morir como Dios manda sino como queramos nosotros.”

ser_REPORTAJE

LA VENTANA
12/05/2016 A partir del minuto 44

“Holanda autoriza la eutanasia a una paciente con estrés postraumático que los psiquiatras consideran irrecuperable”

ser_REPORTAJE

LA APLICACIÓN DE LA LEY PUEDE RESULTAR CONTRARIA A LA CAUSA DE LA JUSTICIA
Fernando Soler

Del enorme temor y sufrimiento ocasionado por el miedo da idea, a cualquiera que no lo mire desde la soberbia, el enclaustramiento en su domicilio durante nada menos que 10 años.

La Audiencia Provincial de Zaragoza acaba de condenar a dos años de cárcel a Ignacio S. por haber ayudado a suicidarse a su madre, Isabel. La sentencia rebaja las peticiones del fiscal: nueve años inicialmente, luego seis. Comparada con la durísima petición del Ministerio Fiscal, la relativa benignidad de la sentencia pudiera trasmitir una sensación de cierto alivio, máxime porque, al carecer Ignacio de antecedentes penales, queda en suspenso su ingreso efectivo en prisión.

Sin embargo, hay en el proceso y en la sentencia misma varios elementos que generan honda preocupación. En primer lugar, resulta muy preocupante la falta de sensibilidad y sintonía ciudadana del Ministerio Fiscal, al parecer empeñado en hacer recaer el máximo peso de la ley sobre un ciudadano cuya conducta dista mucho de merecer el rechazo de una opinión pública bien informada. Este caso ilustra una realidad conocida: de la aplicación rígida de la ley puede seguirse una injusticia.

elpais_NOTICIA

PESADILLA INNECESARIA EN ZARAGOZA
Antonio Aramayona

Por culpa de no estar legalizada en España la eutanasia; he tenido que hacérmela yo.

Dolor, lobreguez, amor, aflicción, impotencia, pesadilla. Estas son algunas de las sensaciones producidas tras la lectura de la Sentencia núm. 85/2016 de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Ya olía a primavera y los días ofrecían más luz, camino ya del solsticio de verano, cuando una tarde de abril Ignacio volvió a escuchar de labios de su madre, Isabel, su deseo de morir: “Hijo mío, ayúdame a morir, quiero morir”. Y a Ignacio se le nubló la vista, sintió una fuerte punzada en el esternón y seguramente no pudo contener el llanto.

Su madre dormía en un sillón del cuarto de estar debido a los dolores de espalda y a la úlcera que tenía en una pierna…

elpais_NOTICIA

DISPONIBILIDAD DE LA PROPIA VIDA;
UN DERECHO QUE CONSEGUIR

Carlos Barra

Las Cortes Generales deberán legislar más pronto que tarde una norma que permita a las personas ser libres hasta el final.

El ser humano ha ido consiguiendo a lo largo de la historia el reconocimiento y, en consecuencia, el ejercicio de numerosos derechos; estos fueron siempre fruto de sus reivindicaciones y luchas contra lo previamente establecido. Sin duda, fue la consecución de la libertad, auténtica seña de identidad de una democracia real y de calidad, lo más importante.

Conseguida la libertad, parece razonable pensar que el camino hacia la total autonomía de la persona en la toma de decisiones en relación a todo aquello que afecta a su existencia, no debiera presentar ningún obstáculo; más la realidad muestra que esto no es así en nuestro país.

publico_NOTICIA

ANTE LA PRIMERA SENTENCIA POR EL ARTÍCULO 143 DEL CÓDIGO PENAL DESDE SU APROBACIÓN EN 1995

DMD denuncia una vez más los efectos perversos del artículo 143 del Código Penal, por primera vez materializados en una sentencia condenatoria..

Es inadmisible en una sociedad democrática, respetuosa con los Derechos Humanos, que se condene a dos años de cárcel una conducta que el propio tribunal considera movida por “el sentimiento de cariño y respeto a la persona”, “lo que llevó al procesado a causar la muerte de su madre a “cumplir la voluntad de aquella para acabar con su sufrimiento” y la considera compatible con “un acto de amor”.

Más inadmisible por el hecho de que esta rígida aplicación de la ley sólo ha sido posible por la honestidad del ahora condenado al confesar espontáneamente su participación en el suicidio de su madre. La sentencia condena así dos conductas que la sociedad en su conjunto respeta: altruismo y sinceridad. Por ello, resulta especialmente preocupante la falta de sensibilidad y sintonía del Ministerio Fiscal con la opinión mayoritaria de la ciudadanía calificando tales conductas como homicidio con agravantes, merecedor de 9 años de cárcel. Si para los magistrados resulta “estremecedor” el relato de los hechos, para DMD y para la sociedad en general, lo estremecedor es que la sentencia considere exclusivamente amparado por el apartado 4 del artículo 143 del Código Penal, el sufrimiento físico y no el psíquico y moral, generalmente más intenso y de más difícil abordaje médico, máxime si como en el caso de Isabel tiene como síntoma el rechazo patológico a la ayuda médica. Sienta, en todo caso, un precedente muy grave y discriminatorio con quienes sufren una patología mental que no anula su voluntad. En lugar de amenazar a los ciudadanos con el Código penal, el Estado debería garantizar que las decisiones libres y responsables de personas para quienes la vida es ya sólo sufrimiento, puedan llevarse a cabo en condiciones de seguridad y acompañamiento profesional propios de una sociedad democrática, sin añadirles más sufrimiento. DMD muestra su respeto por Isabel y su hijo Ignacio y su solidaridad con todas las personas que, por culpa de una ley injusta y contraria a los principios constitucionales, se ven obligadas a seguir malviviendo en contra de su voluntad.

Fuente: DMD

Publicado en Eutanasia | Etiquetado , | 1 Comentario

Laporte: “Los laboratorios farmacéuticos se inventan enfermedades”


Joan-Ramon Laporte es jefe del servicio de farmacología del Hospital Vall d’Hebron. Es catedrático de farmacología en la UAB y dirige la Fundación Instituto Catalán de Farmacología.

«Los medicamentos son la tercera causa de muerte tras el infarto y el cáncer, según estudios hechos en EEUU. Cada año mueren 100.000 personas por errores de medicación, y 100.000 por efectos adversos».

«La implicación de los medicamentos en patologías comunes es muy importante. Los medicamentos producen enfermedades que no se distinguen de las otras. Te pueden producir un infarto de miocardio, o que te caigas y te rompas el fémur, o un ataque psicótico».

«Sólo en Cataluña hay entre 6.000 y 9.000 fracturas de cuello de fémur al año: entre el 13 y el 14% de ellas tiene que ver con el omeoprazol y medicamentos análogos. Dificulta la absorción del calcio y las personas que lo toman habitualmente desarrollan osteoporosis. Un 8,4% de las fracturas las producen medicamentos para dormir. Más de 300 tienen que ver con antidepresivos».

«La industria farmacéutica está medicalizándolo todo. Los laboratorios se inventan enfermedades, convierten la tristeza en depresión, la timidez en fobia social o el colesterol en una enfermedad. Los lobbys farmacéuticos promueven más mentiras que medicamentos. Dicen que son más eficaces de lo que realmente son».

«Aunque los permisos de comercialización los otorga la Agencia Europa del Medicamento, cada país puede decidir si financia un determinado medicamento. En España se financian todas las novedades. Por ejemplo, hay seis medicamentos anti-neoplásicos que Gran Bretaña ha rechazado financiar y que aquí se financian».

«Cuando un medicamento sale al mercado, es tan poco conocido, porque se ha estudiado tan poco, que no estamos seguros de que no pueda tener efectos indeseados graves».

«En España nos polimedicamos. Hace 15 años se daban entre 12 y 13 recetas por persona y año. Ahora, casi 20. Por lo menos la mitad de los medicamentos que tomamos son innecesarios. Hay gente que durante toda su vida toma medicación para dormir, sin embargo al cabo de tres o cuatro semanas el cuerpo ya lo ha asimilado y es tan eficaz como el placebo».

«Los laboratorios no dan acceso público a los ensayos clínicos. Tampoco se lo dan al sistema de salud. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios aprueba medicamentos sin ver los datos de cada uno de los pacientes que han participado en los ensayos».

«El tiempo que se tarda en retirar un medicamento porque produce efectos indeseados graves ha pasado de seis o siete años en 2004, a 12 o 14 años hoy en día. Cuesta mucho más retirarlos, y esto es por la creciente influencia de la industria sobre los sistemas de salud, tal como ha denunciado el Consejo de Europa».

Fuente: El Mundo

Publicado en Farmaindustria, Medicamentos, Salud pública | Etiquetado | 5 comentarios