Efectos de la calidad del aire sobre la salud


Un excelente artículo de J. Martí Valls que habla de temas que solemos olvidar siendo, como son, de importancia esencial:

Puntos clave

  • La contaminación del aire es un determinante de la salud creciente, generador de morbimortalidad muy importante.
  • El grado de conocimiento y sensibilización de los efectos sobre la salud de la contaminación del aire por parte de los profesionales sanitarios y de los ciudadanos en general es aún escaso.
  • Esta desinformación dificulta la necesaria prevención de su riesgo, así como la dificultad en la implementación de políticas efectivas de prevención por parte de las administraciones.
  • Los profesionales de la atención primaria deben desempeñar un papel clave frente a este riesgo para la salud, tanto en la sensibilización como en su aplicación en la práctica clínica.

Introducción

El objetivo de este artículo es hacer visible la epidemia invisible que representa la contaminación atmosférica para la salud. Como decían los autores del libro Nuestra contaminación interna1 “Los profesionales de la medicina y de las ciencias de la salud tienen la obligación ética y la oportunidad clínica de hacer visible y ayudar a controlar un proceso que muy a menudo es excesivamente invisible: la conexión causal entre determinadas enfermedades graves y ciertos agentes químicos ambientales”. Queremos que este artículo sea un instrumento de sensibilización, de conocimiento y buena praxis de los profesionales de la salud, fundamentalmente los clínicos que dedican su práctica a atender a personas en la atención primaria, para que puedan dar respuesta, con evidencia científica cuando la haya, a los problemas y las preguntas de sus pacientes y orientar su tarea de formación o investigación.La contaminación atmosférica y los efectos sobre la saludEl deterioro de la calidad del aire, ya sea por causas antropogénicas o naturales, tiene efectos negativos sobre la salud humana y los ecosistemas2–5 y a escala global contribuye al cambio climático6. Las causas antropogénicas son las que hoy tienen más efectos negativos y han aumentado en las últimas décadas. Aportan a la atmósfera contaminantes como: dióxido de carbono (CO2), monóxido de carbono (CO), dióxido de azufre (SO2), monóxido de nitrógeno (NO), dióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3) troposférico, amoníaco (NH3), ácido sulfhídrico (H2S) y partículas de medidas y composición muy diversa (metales, compuestos inorgánicos, compuestos orgánicos persistentes, compuestos orgánicos volátiles). En las partículas, es su tamaño lo que las hace más o menos perjudiciales; las más peligrosas son las de medida respirable inferior a 10μg, que pasan fácilmente al aparato respiratorio, y las de tamaño inferior a 2,5μg, que del alvéolo pulmonar pasan a la sangre y pueden afectar a todos los órganos, tejidos y células del organismo.Es por estos efectos sobre la salud que la Unión Europea ha regulado los límites legales de concentraciones de determinados contaminantes en la atmósfera, tanto sus medias anuales como las concentraciones puntuales (tabla 1), límites, los de la unión europea, que son más permisivos que los establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la mejor protección de la salud humana (v. tabla 1).

TABLA 1.
Directiva Europea de contaminantes atmosféricos. Real Decreto 1073/2002. Niveles legales de Partículas en suspensión y Óxidos de Nitrógeno. Y niveles recomendados por la OMS
Periodo Valor
Partículas en suspensión de diámetro inferior a 10μm (PM10)
Valor límite diario para la protección de la salud humana 24 horas 50μg/m3
No se podrá superar más de 35 veces por año
Valor límite anual para la protección de la salud humana 1 año civil 40μg/m3
OMS: 20μg/m3
Dióxido de nitrógeno y óxidos de nitrógeno (NO2y NOx)
Valor límite diario para la protección de la salud humana 24 horas 200μg/m3 de NO2
No se podrá superar más de 18 ocasiones al año
Valor límite anual para la protección de la salud humana 1 año civil 40μg/m3 de NO2
OMS: 20μg/m3de NO2
Umbral de alerta 1 hora 400μg/m3
Partículas en suspensión de diámetro inferior a 2,5μm (PM2,5) Directiva 2008/50/CE
Valor objetivo 1 año civil 25μg/m3
Valor límite 1 año civil 25μg/m3

Estado del conocimiento. Los estudios epidemiológicos más actuales sobre los efectos agudos de la contaminación atmosférica sobre la salud nos muestran unas relaciones inequívocas y de las que cada vez se conoce más la importancia7. Se produce un incremento significativo de la mortalidad, el mismo día y en días sucesivos, atribuible a aumentos de las concentraciones de partículas en suspensión menores de 10μm (PM10). Las concentraciones de ozono, sobre todo en verano, también tienen este efecto agudo, mientras que otros contaminantes, como el SO2, el NO2, el CO, metales y otros, tendrían sobre todo efectos en patología crónica8–10. Las patologías más frecuentes que causan esta mortalidad son la respiratoria y la cardiovascular. Entre los estudios que aportan estos datos destacan: el NMMAPS (The National Morbidity, Mortality, and Air Pollution Study), que se llevó a cabo en las 20 ciudades con más población de los Estados Unidos11; el estudio APHEIS (Air Pollution and Health: a European Information System) de 29 ciudades europeas (entre ellas Barcelona)12, y el EMECAM13 (Estudio multicéntrico español sobre la relación entre la contaminación atmosférica y la mortalidad) realizado en 13 ciudades de España. Actualmente, se estudian las causas biológicas, fisiopatológicas y toxicológicas de esta constatación epidemiológica, sobre todo el papel de las partículas de medida más pequeña, partículas finas menores de 2,5μm y de 1μm. Estas partículas pasan a la sangre por los alvéolos pulmonares y son causa de episodios agudos cardiovasculares (que desencadenan infartos de miocardio y cerebrales) y otras patologías (respiratorias, cánceres, trastornos inmunológicos, diabetes, trastornos de crecimiento y neurológicos en niños).

También se ha investigado y se tienen ya suficientes conocimientos científicos14–17 para confirmar que concentraciones menores de contaminantes, pero más sostenidas, producen disminución de la función pulmonar y patologías crónicas, a las que son más vulnerables la población infantil, las personas fumadoras y los enfermos con patologías crónicas, como enfermedad pulmonar obstructiva e insuficiencia cardíaca, que además a largo plazo también son causa de mortalidad. Estudios más recientes, como el realizado por los investigadores del CREAL (Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental18) en el Área Metropolitana de Barcelona, estiman los beneficios anuales de reducir la exposición media (sólo) de PM10, del área de estudio (57 municipios), a los valores anuales medios recomendados por la OMS (20μg/m3). Estos beneficios serían de 3500 muertos menos al año (representa un aumento de la esperanza de vida media de 14 meses), 1800 ingresos menos en los hospitales por causas cardiorrespiratorias, 5100 casos menos de bronquitis crónicas en adultos, 31 100 casos menos de bronquitis agudas en niños y 54 000 crisis asmáticas menos en todas las edades. Estas cifras son escandalosas si pensamos que el número de muertos por accidentes de tráfico en Cataluña en el 2009 fue de 450, ocho veces menos.

Impacto en salud de las mejoras de la contaminación

Existen varios trabajos que, ya sea a través de modelos o a partir de estudios epidemiológicos poblacionales, nos aportan medidas de los beneficios sobre la salud a partir de varios indicadores. Ya hemos visto un trabajo, el del grupo del CREAL de Barcelona, que cuantifica a los muertos y a los afectados por distintas patologías que podríamos evitar si en el Área Metropolitana de Barcelona pasáramos de los niveles actuales de PM10 (un solo contaminante) a los 20μg/m3, que es el nivel recomendado por la OMS. Este grupo cuantifica la mejora en esperanza de vida en 14 meses con estas medidas. En un trabajo publicado en 2009, Pope19 todavía describe más beneficios por lo que respecta a la esperanza de vida: hasta 7,3 meses por cada descenso de 10μg/m3 de partículas finas. En el año 2000, Samet20 publicaba que, por cada descenso de 10μg/m3 de PM10, la mortalidad general de la población expuesta descendía en un 0,51% y la mortalidad por causas cardiorrespiratorias, en un 0,68%. El estudio se refería a 20 ciudades de Estados Unidos de América. De los estudios del proyecto APHEIS en 19 ciudades de la Unión Europea21 se concluye que, bajando la media de PM10 en estas ciudades a 20μg/m3 disminuirían las muertes prematuras en 43 por 100 000 habitantes. Mientras que, con el mismo proyecto APHEIS en cinco ciudades españolas (con medias de PM10 > a 50μg/m3) las muertes prematuras evitadas, bajando a 20μg/m3, serían 68 por 100 000 habitantes22. En 2009, Mailing23 publica sus resultados en 15 ciudades del estado de California (EE. UU.), y los beneficios en salud por nivel de mejora ambiental ya eran mayores que los descritos nueve años antes por Samet20. Por cada disminución de 10μg/m3 de PM10 se da un descenso de la mortalidad para todas las causas del 0,70% y para causas cardiorrespiratorias un descenso de 1,30%.

Medidas de reducción de la contaminación atmosférica

Es necesario destinar esfuerzos y recursos a las medidas preventivas. Estas, a su vez, suponen una reducción del gasto económico tanto en el ámbito sanitario como por el ahorro de medidas más costosas que deberían aplicarse en el futuro. El problema de la calidad del aire en nuestro país se da fundamentalmente en las grandes áreas metropolitanas, en las zonas industriales, en la producción de energía, incineradoras, cementeras, etc. La causa principal de la contaminación del aire en las ciudades es el tráfico (fundamentalmente el coche privado). Este factor se ve agravado por el tipo de combustible utilizado por los coches (privados y públicos). El 65% de los vehículos que tenemos en el Estado español son de diésel, mucho más contaminante que la gasolina, mientras que en California sólo hay un 5% y en Londres tienen el objetivo de bajar los vehículos diésel hasta el 10%, en 2020. Habrá que ir reduciendo este tipo de combustible y potenciar en la ciudad el coche híbrido y eléctrico para los transportes imprescindibles.

Por todo ello, son necesarias medidas como las siguientes:

  • Informar y sensibilizar a la población sobre el problema de la calidad del aire y sus crecientes efectos sobre la salud. Las causas principales de la contaminación del aire es el tráfico y otras fuentes de contaminación como las emisiones de industrias y servicios, la producción de energía, las cementeras, la quema de residuos y biomasa, el puerto y los aeropuertos.
  • Es necesario destinar esfuerzos y recursos a las medidas preventivas. Esto significa que deben eliminarse muchos coches de las ciudades, potenciar las energías alternativas (no dependientes de combustibles fósiles ni nuclear) y la industria responsable con el medio.
  • Planificar el urbanismo pensando en la disminución y la pacificación del tráfico de vehículos, ensanchamiento de las aceras, circunvalaciones, incremento de zonas peatonales, carriles bici, rutas escolares a pie, aumento de las zonas verdes, áreas de bajas emisiones, supermanzanas de prioridad peatonal, buenos transportes públicos, etc. Informar a la ciudadanía y sensibilizarla sobre la necesidad de restricciones de tráfico en zonas puntuales de la ciudad, con medidas disuasorias o de prohibición según la calidad de los vehículos siguiendo el modelo de las Low Emission Zones.
  • Promover flotas de reparto de mercancías consorciadas y con combustibles limpios en las ciudades y zonas contaminadas.
  • Limitar la velocidad del tráfico en zonas de elevada contaminación por PM y NOx a 80km/h (en accesos a ciudades y zonas metropolitanas), o mejor aún, velocidad variable controlada, para mantener el flujo homogéneo de velocidad, medida comprobada de disminución de la contaminación, ahorro energético y disminución de los accidentes graves.
  • Es necesario exigir informes preceptivos de salud en licencias de actividades potencialmente contaminantes.
  • Potenciar las energías realmente renovables (solar, eólica, geotérmica) y la eficiencia energética, así como la reducción del consumo tanto en el ámbito doméstico como industrial y de los servicios.
  • Para nuestros pacientes debemos recomendar, sobre todo en periodos de mayores concentraciones de niveles de contaminación (episodios declarados), en la gente mayor, pacientes crónicos cardiorrespiratorios, en alérgicos, asmáticos, en mujeres embarazadas y en población infantil, que no deben realizar ejercicios en la vía pública, incluso es recomendable para ellos, en estos episodios, quedarse en casa.

Bibliografía

1

M. Porta,F. Ballester,M. Gasull,M. Bosch,E. Puigdomenech,M.J. López
Nuestra contaminación interna
Los libros de la Catarata, (2009)

2

B. Brunekreef,S.T. Holgate
Air Pollution and Health

Lancet., 360 (2002), pp. 1233-1242 http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(02)11274-8

3

Repord of a WHO Working Group. 2000. EUR/01/5026342-E74256. Disponible en: http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0011/112160/E74256.pdf.

4

Report on a WHO Working Group 2003. Health aspects of air pollution with particulate matter, ozone and nitrogen dioxide. Disponible en: http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0005/112199/E79097.pdf.

5

Joint WHO/Convention Task Force on the Health Aspects of Air Pollution. Health risks of particulate matter from long-range transboundary air pollution. 2006. Disponible en: http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0006/78657/E88189.pdf.

6

IPCC. Climate Change 2007: The Physical Science Basis. Contribution of Working Group I to the Fourth Assessment Report of the IPCC 978052170596-7 Paperback. IPCC; 2007.

7

X. Querol
Calidad del aire, partículas en suspensión y metales

Rev Esp Salud Pública., 82 (2008), pp. 447-454

8

J. Sunyer
Contaminación atmosférica y mortalidad

Med Clin (Barc)., 119 (2002), pp. 453-454

9

J.M. Samet,F. Dominci,F.C. Curriero,I. Coursac,S.L. Zefer
Fine particulate air pollution and mortality in 20 U.S. cities 1987-1994

N Engl J Med., 343 (2000), pp. 1798-1799 http://dx.doi.org/10.1056/NEJM200012143432409

10

K. Katsouyanni,G. Toulomi,E. Samoli,A. Gryparis,A. Le Tertre,Y. Monopolis
Confounding and effect modification in the shortterm effects of ambient particles on total mortality: results from 29 european cities within the APHEA project

Epidemiology., 12 (2001), pp. 521-531

11

F. Ballester,M. Saez,S. Pérez-Hoyos,C. Iñíguez,A. Gandarillas,A. Tobías
The EMECAM project: a multicentre study on air pollution and mortality in Spain: combined results for particulates and for sulfur dioxide

Occup Environ Med., 59 (2002), pp. 300-308

12

D.W. Dockery,C.A. Pope,X. Xu,J.D. Spengler,J.H. Ware,M.E. Fay
An association between air pollution and mortality in six US cities
N Engl J Med., 32 (1993), pp. 1753-1759

13

D.E. Abbey,N. Nishino,W.F. McDonell,R.J. Burchette,S.F. Knutsen,W. Lawrence Beeson
Long-term inhalable particles and other air pollutants related to mortality in nonsmokers
Am J Respir Crit Care Med., 159 (1999), pp. 372-382

14

J. Sunyer,J. Schwartz,A. Tobias,D. Macfarlane,J. Garcia,J.M. Antó
Patients with chronic obstructive pulmonary disease are at increased risk of death associated with urban particle air pollution

Am J Epidemiol., 151 (2000), pp. 50-56

15

A.C. Pope,R.T. Burnett,M.J. Thun,E.E. Calle,D. Krewski,K. Ito
Lung cancer, cardiopulmonary mortality, and long-term exposure to fine particulate air pollution

JAMA., 287 (2002), pp. 1132-1141

16

W. Gauderman,R. MCConnell,F. Gilliland,S. London,D. Thomas,E. Avol
Association between air pollution and lung function growth in southem California children

Am J Respir Crit Care Med., 162 (2001), pp. 1383-1390 http://dx.doi.org/10.1164/ajrccm.162.4.9909096

17

L. Pérez,J. Sunyer,N. Künzli
Estimating the health and economic benefits associated with reducing air pollution in the Barcelona Metropolitan Area (Spain)

Gac Sanit., 23 (2009), pp. 287-294 http://dx.doi.org/10.1016/j.gaceta.2008.07.002

18

WHO 2005. World Health Organization. Air quality guidelines for particulate matter, ozone, nitrogen dioxide and sulfur dioxide. Global update 2005. Disponible en: http://www.euro.who.int/en/health-topics/environment-and-health/air-quality/publications/pre2009/air-quality-guidelines.-global-update-2005.-particulate-matter,-ozone,-nitrogen-dioxide-and-sulfur-dioxide.

19

C.A. Pope,M. Ezzati,D.W. Dockey
Fine-Particulate air pollution and life expectancy in the Unitet States
N Eng J Med., 360 (2009), pp. 376-386

20

J.M. Samet,F. Dominici,F.C. Curriero,I. Coursac,S.L. Zeger
Fine particulate air pollution and mortality in 20 U.S. cities, 1987-1994
N Eng J Med., 343 (2000), pp. 1798-1799

21

S. Medina,A. Plasencia,F. Ballester,H.G. Mücke,J. Schwartz,Apheis group
Apheis: public health impact of PM10 in 19 European cities

J Epidemiol Community Health., 58 (2004), pp. 831-836 http://dx.doi.org/10.1136/jech.2003.016386

22

E. Alonso,T. Martínez,K. Cambra,L. López Carrasco,E. Boldo Pascua,B. Zorrilla Torras
Evaluación en cinco ciudades españolas del impacto en salud de la contaminación atmosférica por partículas. Proyecto Europeo APHEIS
Rev Esp Salud Pública., (2005), pp. 79

23

B.J. Mailing,B.D. Ostro
Coarse particles and mortality: evidence from a multicity study in California

Occup Environ Med., 66 (2009), pp. 832-839 http://dx.doi.org/10.1136/oem.2008.045393

J. Martí Valls
Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS). Barcelona. España

FUENTE: FMC (Formación Médica Continuada)

Anuncios
Publicado en Salud pública | Etiquetado , , | Deja un comentario

2017 Un año negativo para la Sanidad Pública


Cuando finaliza el año es un buen momento para hacer un balance, de lo que ha pasado para la Sanidad Pública durante el mismo, y los datos no son nada halagüeños. Señalamos solo las cuestiones mas destacadas.

A nivel del Gobierno se continúa con la política ya conocida de recortes y privatizaciones, expresada en el techo de gasto que impone Hacienda a las CCAA y que hace que los presupuestos de estas no hayan recuperado los niveles de 2009 (350 millones € menos en total), a lo que hay que sumar los recortes en administraciones locales, seguridad social y administración central, situándose en total más de 1.000 millones € por debajo del de 2009. A ello debe de añadirse la intención declarada del Gobierno de seguir reduciendo el gasto sanitario en relación al PIB en lugar de aprovechar la mejora en la situación económica para recuperar lo recortado, y la continua postergación de un nuevo modelo de financiación autonómica.

Por otro lado el gasto farmacéutico sigue subiendo (tanto en recetas que tiene un aumento del 2,89% interanual a octubre de 2017; como el hospitalario con un crecimiento del 6,5% interanual a septiembre de 2017), disminuyendo los fondos disponibles para la atención sanitaria, y ello a pesar de que tenemos un elevado gasto farmacéutico (18% sobre gasto sanitario frente al 15% del promedio de la OCDE). Situación esta que es más comprometida debido al acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y Farmaindustria que le garantiza un crecimiento del gasto en medicamentos equivalente al del PIB, en un momento en que como se ha señalado el gasto sanitario público crece por debajo de este aumento del PIB con lo que disminuye su peso respecto al mismo. Ello supone un escenario de empeoramiento de la sostenibilidad del sistema sanitario a costa de incrementar los beneficios empresariales de la industria farmacéutica.

Desde el Ministerio de Sanidad se continua la política de privatizaciones más o menos silenciosas, y de la gestión de la ministra poco puede decirse  fuera de su desastrosa participación en la política catalana, y del hecho de que ha confirmado los pronósticos más negativos sobre su incapacidad y/o desinterés para  hacerse cargo de la Sanidad del país.

Finalmente resaltar las dos sentencias del Tribunal Constitucional anulando (por motivos competenciales) las legislaciones del País Vasco y Valencia que permitían la ampliación de la atención sanitaria a los inmigrantes no regularizados saltándose el RDL 16/20112 que nos retrotrae a un escenario de desatención de este grupo de población. De nuevo se evidencian las contradicciones de las políticas del PP que ha recurrido estas normativas pero las de otras CCAA que tenían efectos similares.

El único hecho positivo reseñable es el compromiso de la Comunidad Valenciana de revertir el Hospital de Alzira a la gestión pública.

Desgraciadamente el process ha encubierto los problemas de la salud y del sistema sanitario, que siguen siendo muy importantes tal y como se comprueba diariamente, por ejemplo con la epidemia de gripe que ha vuelto a saturar las urgencias hospitalarias y,  un año mas, al parecer, con su habitual llegada en invierno, ha cogido totalmente desprevenidas a las “autoridades sanitarias”.

Necesitamos otra política sanitaria, cuando menos una financiación suficiente, controlar el gasto farmacéutico, recuperar lo recortado y acabar con las privatizaciones. Habrá que seguir trabajando en 2018 para conseguirlo.

Fuente: FADSP

Publicado en sanidad pública | Deja un comentario

Entrevista Marea Blanca recortes de sanidad Cataluña


Ara toca treballar a fons per millorar la sanitat de Catalunya. Tasca prioritaria.

En aquesta entrevista metges i pacients posen de relleu les retallades en sanitat.

Publicado en sanidad privada. | Etiquetado , | Deja un comentario

Cataluña sufrió los mayores recortes sanitarios durante el ‘procés’


Previo un comentario de Antoni Barbarà Molina.

Un trabajo muy interesante de la periodista Jessica Mouzo, que atiende habitualmente las informaciones sobre salud y sanidad en la sección catalana de El País.

Se trata de una visión panoràmica de lo acaecido en este ámbito, desde aquel 2010 hasta la actualidad. Desde tiempos de Mas – Boi Ruíz, hasta la última etapa Comín, y su peripecia.

Los datos resultan en general conocidos pero el relato cronológico permite un anàlisis dinámico y un diagnostico. Desde algunos agentes y plataformas sociales hemos venido denunciando y combatiendo esa situación. Tal es el caso de la Marea Blanca de Cataluña. Con enorme empeño y sin caer en el desanimo a que nos pretenden reducir los potentes medias de comunicación y propaganda al servicio del Sistema.

Un relato de esa sostenida agresión mercantil a la salud y la sanidad públicas a manos de politicas neoliberales de distintos gobiernos.
Aquí y en toda España y Europa.

Una situación y una metodología demasiado parecida para ser casual. Una estratègia común y similar, con iguales objetivos, aunque con distintas presentacions nacionales.

Una epidèmia que afecta Cataluña, España y Europa y que obligó, de forma consensuada a erigir una Coordinación estatal de Mareas Blancas que no ha dejado de aportar, luchar, reunir fuerzas de movilización social.

Mouzo desde el rigor que la caracteriza, recuerda, (y es de agradecer en estos tiempos), los resultados y las pequeñas/grandes/enormes victorias de algunas de las luchas en que nos hemos empleado (Consorci de Lleida, Visc +, Euro por receta, etc).

Una movilización que no puede detenerse, ante el panorama presente de privatización, listas de espera, masificación, urgències colapsadas, condiciones penosas de trabajo en todo el sector, infrafinanciación pública, … y las reformuladas amenazas de proseguir con ese perveso sistema denominado “mixto” /catalán !.

La manida “colaboración “público-privada” como fórmula de parasitación de los escasos recursos públicos. Ahora en vías de reformulación de un nuevo envoltorio, pero con los mismos objetivos: la “colaboración público- social”.

Gracias por un material periodístico, atípico, que ayuda a disponer de elementos para una irrenunciable tarea de defensa, reversión y reconstrucción de un autentico Servicio Nacional PÚBLICO de Salud y Sanidad.

Toni Barbarà

Y ahora el artículo:

Cataluña sufrió los mayores recortes sanitarios durante el ‘procés’

La sanidad catalana perdió 2.400 profesionales y más de 1.100 camas hospitalarias durante los gobiernos de Artur Mas

Pancartas de protesta en el hospital de Sany Pau de Barcelona por los recortes en sanidad. En vídeo, declaraciones de candidatos durante la campaña electoral. Carles Ribas FOTO: EL PAÍS / VÍDEO: ATLAS)

La sanidad catalana ha sido uno de los sectores más perjudicados por los tres adelantos electorales consecutivos que se han producido en Cataluña desde 2012 a causa de los vaivenes del procés independentista. La inestabilidad política ha pasado factura al sistema sanitario público, azotado por los recortes ejecutados por el gobierno de Artur Mas e incapaz de tirar adelante cambios estructurales para mejorar el sistema a causa de los paros gubernamentales. Según un estudio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Cataluña fue donde más se recortó el gasto social durante la recesión, entre 2009 y 2015.

La gestión de las estrecheces en el ámbito sanitario discurrió, durante los dos breves gobiernos de Artur Mas —entre 2010 y 2015—, en paralelo al auge del procés. La mayor parte de las competencias en materia sanitaria están transferidas a la Generalitat, así que de poco servía como arma arrojadiza el Gobierno central más allá de la “infrafinanciación crónica” que denunciaba constantemente el consejero de Salud de la época, Boi Ruiz, para justificar los tijeretazos y los problemas de financiación del sector.

Pero la vorágine del proceso independentista, que copaba el debate parlamentario día sí día también, sí sirvió de cortina de humo para tapar los intentos de privatización de servicios públicos y los grandes recortes que puso en marcha Artur Mas en su primer gobierno para aliviar el déficit público. Mientras el ejecutivo de Mariano Rajoy hacía lo propio a nivel estatal, Mas reducía en más de 1.500 millones de euros el presupuesto sanitario —pasó de 9.875 millones de euros en 2010 a tocar fondo en 2014 con 8.290 millones—. Según un estudio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Cataluña fue, junto a Castilla-La Mancha (presidida por Cospedal entre 2011 y 2015), la comunidad autónoma que más recortó el gasto social (sanidad, educación y servicios sociales) entre 2009 y 2015. En total, más de un 26%. El informe constata una reducción de 5.538 millones de euros en las partidas sociales catalanas.

Cataluña sufrió los mayores recortes sanitarios durante el ‘procés’

El Departamento de Salud ordenó cerrar quirófanos por las tardes, reducir horarios de centros de atención primaria e incluso cerrar puntos de atención continuada en algunos municipios. También dejó de cubrir bajas y cerró plantas hospitalarias enteras para reducir gasto de personal. Durante los años de gobierno de Mas, la sanidad catalana perdió, según los datos del Departamento de Salud, 2.400 sanitarios (pasó de 76.306 en 2011 a 73.899 en 2015) y más de 1.100 camas hospitalarias (en 2010 había 14.072 y en 2015 sumaban 12.902). Trabajadores, sindicatos y plataformas sociales se lanzaron a la calle para protestar contra lo que se avecinaba: listas de espera disparadas, colapsos en urgencias por falta de camas en planta donde derivar a los pacientes, trabajadores desbordados… Mientras, Mas se reunía con el Gobierno central para buscar un pacto fiscal.

CiU empezaba ya a abrazar el soberanismo cuando la CUP de Reus (Tarragona) levantó la manta de lo que terminaría convirtiéndose en el mayor escándalo de corrupción vinculado a la sanidad catalana: el caso Innova. La investigación indagaba sobre contratos y pagos ilegales hechos desde el Ayuntamiento de Reus a altos cargos sanitarios como Carles Manté, director del Servicio Catalán de Salud entre 2004 y 2006, y Josep Prat, presidente entonces del Instituto Catalán de la Salud (ICS), la gran empresa pública que gestiona ocho grandes hospitales y el 80% de la atención primaria en Cataluña.

El segundo gobierno de Mas aprovechó el foco político para distraer la atención y tejer, entretanto, una controvertida remodelación del sistema sanitario. Las particularidades de la red pública catalana, que está formada por proveedores muy distintos —desde empresas públicas hasta fundaciones y entidades con ánimo de lucro—, favorecieron que el Govern de entonces maquinase un plan para despedazar el ICS y privatizar algunos servicios públicos. Un informe encargado por Salud a la consultora PwC desvelado por EL PAÍS, revelaba que Mas quería privatizar varios hospitales. El documento recomendaba incluso “una entrada de capital privado en dos fases para diluir el impacto político y social” del plan. Artur Mas también sacó a concurso la gestión de varios centros de atención primaria que terminaron adjudicándose a la empresa Eulen, sin experiencia en la atención sanitaria directa.

Sin embargo, a la Generalitat no le quedó más remedio que recular en alguna de sus decisiones tras el rechazo de los actores sociales y buena parte de la oposición parlamentaria.

Una fugaz unidad por la Agencia del Medicamento

La candidatura de Barcelona a albergar la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que abandonaba Londres a causa del Brexit, fue uno de los únicos elementos que sirvieron de tregua a Antoni Comín con el Gobierno central. De hecho, el consejero entabló muy buena relación con la ministra Dolors Montserrat.

Ambas Administraciones se encargaron, junto al Ayuntamiento de Barcelona, de dar una imagen de unidad. Incluso evitaban hablar de los efectos del procés en la pugna de Barcelona para acoger la sede de la institución europea. Comín, Montserrat y el entonces segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), visitaron juntos la sede de la EMA para presentar la candidatura de Barcelona ante trabajadores y dirigentes del organismo sanitario.

Sin embargo, las relaciones se fueron enfriando a medida que se calentaba el conflicto político. Con el referéndum del 1 de octubre y las cargas policiales en los colegios electorales se rompió el pacto de no agresión y ya con casi todas las posibilidades de ganar perdidas, Comín dijo en su última intervención pública como consejero que tras las cargas policiales, “Barcelona perdió posiciones”.

A Comín le pilló la decisión (Barcelona no pasó ni la primera fase y ganó Amsterdam) en Bruselas, pero no como titular del Departamento. Por entonces, el Gobierno central había aplicado el 155 y todo el Govern estaba destituido y, Comín, huido a Bélgica.

El segundo Gobierno de Artur Mas contaba con el favor de ERC, su socio de gobierno, que apoyó unos presupuestos que consolidaban los recortes ejecutados en 2011 e incluso salvó a Boi Ruiz de la reprobación en el Parlament. Pero esta alianza sucumbió a la presión social. Sindicatos y plataformas de afectados por los recortes criticaron duramente la posición de ERC, que finalmente optó por retirar su apoyo al gobierno catalán en algunos temas como el proyecto de Boi Ruiz de unificar los hospitales de Lleida bajo una nueva figura jurídica.

Los recortes sanitarios generaron, de hecho, una movilización social sin precedentes: los trabajadores del hospital de Bellvitge, en el término de L’Hospitalet con Barcelona, cortaron semanalmente la Gran Vía, la arteria que une ambas ciudades, durante varios meses para protestar por los recortes; los pacientes se organizaron y montaron mesas a las puertas de los hospitales —todavía hoy funcionan— para informar de cómo reclamar los retrasos en la lista de espera; en el verano de 2014, vecinos y enfermos se atrincheraron en las plantas de hospitales como Bellvitge para evitar que se cerrasen durante la época estival.

La presión social fue tal que Boi Ruiz tuvo que retirar además una instrucción que regulaba la actividad privada en algunos centros públicos. También redibujó y finalmente frenó el VISC+, un plan por el que se proponía, en un principio, vender a entes públicos y privados datos sanitarios anónimos con fines científicos.

Mas tuvo que echar atrás también, por imperativo judicial, un controvertido copago que supuso, de facto, uno de los primeros choques de competencias con el Gobierno central. Se trataba del euro por receta, una medida disuasoria que pretendía poner fin a posibles abusos en la compra de medicamentos, según el Govern. Pero además del rechazo en bloque del sector sanitario, el Gobierno central lo llevó al Tribunal Constitucional, que lo suspendió cautelarmente y lo declaró, poco después, inconstitucional, alegando que las competencias en materia de financiación sanitaria son exclusivas del Estado.

Fuente: El País

 

 

Publicado en sanidad pública | Etiquetado , , , | 1 Comentario

I LA NOSTRA SALUT, QUÈ?


El proper dia 21 de desembre hi han eleccions al Parlament de Catalunya. La situació política que viu Catalunya impulsa que determinades qüestions prevaleixin sobre altres en el debat d’aquesta campanya electoral.

No podem oblidar que el pressupost del Departament de Salut representa aproximadament el 26% del total dels comptes de la Generalitat , i en relació a anteriors pressupostos és cert que hi ha hagut un incement de 408 milions. Però l’any 2010  la xifra  era de  9.700 milions d’euros .

Els anys de govern d’Artur Mas  van suposar    la pèrdua de :

  • 2.400 treballadors i treballadores de la sanitat ( de 76.306 l’any 2011 a 73.899 l’any 2015)
  • més de 1.100 llits hospitalaris (l’any 2010 n´hi havien 14.072 i el  2015 en sumaven  12.902).
  • l’atenció primària va perdre el 20% dels seus recursos .

La realitat de la sanitat pública catalana es viu aquests dies a les Urgències dels hospitals com el de Vall Hebron o el Mar, on sense haver arribat la grip com a tal, la situació ja és caòtica i desesperada.

A les llistes d’espera tenim a data de 31 de octubre de 2017 més de 170 mil pacients.

Creiem que cal que es parli i es debati sobre la nostra salut, sobre les polítiques que es vulguin implementar a la sanitat pública catalana i les solucions a les  seves greus problemàtiques, i en el fons, del model sanitari del nostre país.

Per això el proper dilluns a les 11.30 estarem concentrats a l’Hospital de Vall Hebron.

Us esperem

Per la dignitat de les persones.

Publicado en Convocatorias, sanidad pública, Uncategorized | Deja un comentario

La pressió sobre els sanitaris catalans s’enquista


Una opinió coral sobre un problema global que continua creixent malgrat els titulars i els inefables “Plans” compulsius del es Conseller Comín a Catalunya.

El pla d’estabilitat laboral de Comín va millorar la precarietat però no ha solucionat la falta estructural de personal

Una consulta d’un CAP de Sant Adrià del Besòs Albert Garcia

Els sanitaris catalans acomiaden una altra legislatura amputada —la tercera consecutiva— igual que la van rebre: saturats. Des de les duríssimes retallades del primer govern d’Artur Mas (va reduir el pressupost sanitari en més de 1.000 milions d’euros), els treballadors fa anys que diuen que estan “al límit”, amb agendes infinites, encadenant contractes temporals i sense que ningú cobreixi les baixes. L’últim conseller del ram, Toni Comín, va crear un pla d’estabilitat laboral per convertir eventuals en interins i va millorar la precarietat, però no va abordar el problema estructural: la falta de nous sanitaris que entrin al sistema.

Durant els dos governs d’Artur Mas —entre el 2010 i el 2015—, la xarxa sanitària pública va perdre més de 2.400 llocs de treball. El 2015, quan es va registrar la plantilla més baixa amb 73.899 treballadors en tota la sanitat pública, més de la meitat dels treballadors de l’Institut Català de la Salut (ICS), la gran empresa pública que gestiona vuit grans hospitals i el 80% de l’atenció primària, eren interins, eventuals o suplents. “Hem viscut una crisi duríssima i nosaltres estàvem a la primera línia veient com afectava els pacients, així que malgrat tot, assumim que en aquest moment calia aguantar. Però aquesta situació ja s’ha fet insostenible. Els professionals que van creure al principi que aquesta situació era conjuntural s’han enfadat, han perdut la il·lusió”, resumeix Ana Vall-Llosera, portaveu del Fòrum Català d’Atenció Primària (Focap). Segons el Departament de Salut, entre el 2015 i el 2017 s’han recuperat 1.542 llocs de treball, la meitat estructurals. No obstant això, les xifres d’aquest any (75.441) estan lluny encara de les registrades abans de les primeres retallades: el 2011 hi havia 1.000 sanitaris més que ara.

De l’últim exconseller, Toni Comín, els professionals esperaven un canvi de tarannà pel que fa a l’anterior executiu. El sector coincideix que així ha estat però tampoc ell ha aconseguit resoldre la situació laboral dels sanitaris. El seu pla de xoc per combatre la precarietat laboral —va anunciar la reconversió de places d’eventuals en interins i una oferta pública d’ocupació d’unes 10.000 places— ajudarà a estabilitzar plantilles però no atura el problema cabdal: la falta de personal. “Està bé passar eventuals a interins però per reduir la pressió això no serveix perquè no hi ha entrades noves. Estem parlant de gent que ja està al sistema. No canviarà res. La sanitat necessita més professionals”, insisteix Josep Maria Puig, secretari general del sindicat Metges de Catalunya. “El pla d’estabilitat millora la qualitat del treball però a nivell de presència física i de ràtios no canvia res”, agrega Mari Angels Rodríguez, de CCOO.

Els professionals adverteixen, no obstant això, que, encara que hagi millorat el finançament i hi hagi voluntat política d’absorbir més personal, els contractes són massa precaris i aquestes places no es cobreixen. “Estem treballant més per menys diners. Tornem a les condicions laborals que hi havia als anys 80”, critica David Carbajales, secretari d’acció sindical del sindicat d’infermeria Satse. Rodríguez enumera les condicions laborals perdudes: “La gent es busca la vida en altres llocs perquè està farta que la cridin per a sis dies o un mes. De l’incentiu per objectius ens paguen només la meitat del que aconseguim; des que compleixes la carrera professional fins que te la paguen pot passar un any que, abans, t’ho abonaven amb efectes retroactius, però ara ja no; ens van pujar la jornada laboral unilateralment; encara a l’abril del 2018 cobrarem part de la paga extra del 2012 i encara ens falta la del 2013 i el 2014”, lamenta.

A l’atenció primària, la mala situació dels treballadors s’aguditza. Els ambulatoris de l’Institut Català de la Salut han perdut en aquests anys gairebé 800 infermers i 1.000 metges de família. “La situació en atenció primària clama al cel. Les baixes no es cobreixen. Si vols fer formació, són els companys els que et substitueixen assumint la teva càrrega de treball. Ara, per a les vacances de Nadal haurem de cobrir-nos uns als altres perquè no tenim substituts i l’expectativa és molt pessimista: els metges ens anem fent grans i no hi ha previsió d’augmentar els metges de família”, lamenta Tamara Sancho, portaveu de la plataforma Rebel·lió Primària, un moviment sorgit fa uns mesos per denunciar la precarietat en l’atenció primària.

El Departament de Salut va engegar aquesta legislatura un pla de reforma de l’atenció primària (ENAPISC), que incloïa una injecció de recursos i professionals per reforçar la porta d’entrada al sistema sanitari. No obstant això, els professionals alerten que el projecte s’ha dibuixat sobre el paper però no s’ha traduït a la pràctica clínica. “L’ICS ens ha dit que engegaran dues proves pilot en dos ambulatoris el 2018, però no hi ha un pressupost destinat a això. La idea pot ser bona però sense pressupost no és viable”, critica Rodríguez. “Aquests plans no estan funcionant. La llista d’espera per anar al metge de capçalera és de tres setmanes. El de l’atenció primària és insuportable”, agrega Barbarà.

El sector avisa que ja “s’han sobrepassat tots els límits” i l’escenari futur no és gens esperançador: en una dècada es jubilaran un terç dels metges catalans (entre 8.000 i 9.000) i no hi ha un pla B previst per afrontar aquest buit de professionals. “La pressió assistencial no ha baixat perquè tots els plans passen per augmentar el treball dels de plantilla, no augmentar les places”, agrega Puig.

La precarietat passa factura a la salut dels professionals

La precarietat laboral i les càrregues de treball dels professionals sanitaris ja passen factura a la seva pròpia salut. Segons una enquesta del sindicat Metges de Catalunya (MC), el 2013, en plena crisi econòmica, el 46% dels metges catalans sofria esgotament emocional a la feina. “No saps el que cansa haver d’atendre 30 o 40 pacients diaris. La tecnologia de l’atenció primària és el temps i el personal. Si retalles en això, empitjores el servei”, apunta Ana Vall-Llosera, de Focap.

En el col·lectiu infermer succeeix més del mateix. Segons un estudi del Col·legi Oficial d’Infermeria, el 35,6% del col·lectiu està en risc de patir trastorns depressius, afectius, d’ansietat o d’angoixa. “La gent es jubila precoçment, sofreix malalties psicofísiques… Els professionals surten de les guàrdies plorant, però s’han de resignar perquè la gana és molt dolenta”, lamenta Toni Barbarà, portaveu de la plataforma Dempeus per la Salut Pública i membre de la Marea Blanca de Catalunya.

“La tensió i la frustració que causa el poc control sobre la pròpia feina, l’escassa participació en les decisions comunes i el poc suport de l’equip i dels superiors, es converteixen també en situacions de risc”, agrega l’estudi dels infermers. En l’últim mes, el 57% dels enquestats —unes 2.260 persones— va experimentar símptomes de dolor; el 51% sofria fatiga i el 18%, ansietat o depressió.

Font: el pais

 

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Encuentro de rapiña en Galicia


Con el Big Data como caramelo a chupetear, mirad el personal y corporaciones reunidas en Galicia para hablar de lo suyo. Y alumbrar titulares tan perversos como el de esta noticia. Son la Re-pera de mérito al trilero y al neolenguaje. Dicen trabajar por la “sostenibilidad” de un sistema sanitario al que roban y esquilman como objetivo primordial. Se refieren, claro, a SU sostenibilidad de SU negocio, de SU modus vivendi a base de modus depredandi.

“La sostenibilidad de la sanidad es la mejor herencia que podemos dejar”

Administración e Industria ven en el ‘big data’ una oportunidad para crear modelos que permitan incorporar la innovación

La incorporación de fármacos innovadores es al mismo tiempo un desafío y una oportunidad para el sistema sanitario. El III Encuentro de Directivos de Salud de Galicia, organizado por Sanitaria 2000, con la colaboración de Air Liquide, Fresenius, Kern Pharma y Roche, con el auspicio de Sedisa, ha servido como espacio para reflexionar sobre este asunto y para presentar las iniciativas que está desarrollando el Servicio Gallego de Salud (Sergas) y la industria para crear modelos que permitan a los sistemas incorporar esta innovación de manera sostenible y equitativa.

Las fotos con TODOS los asistentes IMPORTANTES las podéis ver en Redacción Médica

Fuente: https://www.redaccionmedica.com/autonomias/galicia/-la-sostenibilidad-de-la-sanidad-es-la-mejor-herencia-que-podemos-dejar–1413

Publicado en Farmaindustria | Etiquetado | 1 Comentario