L’Audiència ordena investigar les morts en les llistes d’espera a la Vall d’Hebron


Fa 6 anys va nèixer la Iniciativa Penal Popular. Avui llegim aquesta notícia a LA Vanguàrdia:

L’excap de cirurgia de la Vall d’Hebron va denunciar que les retallades eren la causa de la mort dels seus pacients.

L’ Audiència de Barcelona ha ordenat que s’investigui si la mort de deu pacients del servei de cardiologia de l’hospital Vall d’Hebron estan relacionades amb les retallades econòmiques al centre sanitari i amb la seva incidència en les llistes d’espera. Si fos així, diu el tribunal, podríem estar ­davant “diversos delictes d’ho­micidi per omissió o per imprudència”.

El cirurgià de la Vall d’Hebron Manuel Galiñanes, dimarts passat. Anna Mas

Aquesta decisió és conseqüència de la denúncia presentada al seu dia per qui va ser cap del servei de cirurgia cardiovascular de l’hospital, Manuel Galiñanes, qui fa un any i mig que batalla perquè es conegui l’impacte de les re­tallades en la sanitat, especialment en les llistes d’espera. En primer lloc, el facultatiu ho va posar en coneixement de la Fiscalia, que va arxivar les diligències després de rebre un informe de l’ Institut Català de la Salut (ICS) que negava les irregularitats.

Una vegada descartada aquesta via, el doctor va presentar una ­denúncia als jutjats. El magistrat del jutjat d’instrucció número 27 va sobreseure lliurement el tema, argumentant que decidir si la ­crisi econòmica ha d’incidir o no sobre el sistema mèdic “no ha de ser objecte de control judicial”, com tampoc si “la decisió d’ajustos econòmics en la sanitat no ha determinat un empitjorament de les condicions del sistema mèdic públic”. Llavors, l’advocat de Galiñanes, José Sánchez Moreno, va presentar un recurs davant l’ Audiència de Barcelona. En una interlocutòria, el tribunal 21 ordena al jutge que obri una investigació i que indagui si les deu morts estan relacionades amb les retallades i la manipulació de les llistes d’espera en aquest servei concret.

En el seu escrit, el tribunal assenyala que no comparteix “que les decisions polítiques, de qualsevol naturalesa, no poden tenir conseqüències juridicopenals en cap cas. (…) S’haurà de realitzar el judici de rellevància penal de la conducta i del fet, cosa que obliga a examinar la conducta de l’autor, acció o omissió (…), i la possibilitat de responsabilitzar penalment” qui va decidir.

En la seva denúncia, Galiñanes deia que hi havia pacients amb malalties greus que havien de ser operats urgentment i no es va fer. La causa: les retallades, que van fer que en lloc de quinze intervencions a la setmana, només se’n fessin tres. Per amagar-ho es van modificar, segons la denúncia, les llistes d’espera del servei.

En total, esmenta deu casos entre l’agost del 2015 i el maig del 2016. Sobre això, s’aporta la dada que la Societat Espanyola de Cardiologia i la Societat Espanyola de Cirurgia Cardiovascular in­diquen que un pacient d’aquest tipus no pugui esperar la intervenció més de 90 dies, i tots els denunciats superen aquesta ­barrera, i fins i tot arriben als 140 dies. I també s’explica que un d’ells havia de passar per quiròfan el 30 de juliol del 2015, però aquell dia només es va dur a terme una operació, que no va ser la seva. Va morir l’1 d’agost. Un altre va ingressar per un infart el 5 de març del 2016; hauria d’haver ­estat operat en 72 hores; se li va donar cita per a l’11 de març i va morir el 9.

Galiñanes va informar la direcció de l’hospital d’aquestes in­cidències i es va queixar de la situació mitjançant diversos correus electrònics aportats a la denúncia pel seu lletrat, i l’ Au­diència considera que són indicis rellevants de cara a obrir una investigació. A més a més, el tribunal ordena que l’assumpte sigui revisat per un metge forense especialista del cor, que sigui “funcionari i al servei de l’adminis­tració de justícia”, i no per l’ICS, com va recollir la Fiscalia. El jutge ja ha obert una causa i ara busca aquest pèrit, que serà essencial de cara a delimitar si hi va haver responsabilitats.

Manuel Galiñanes va ser cap del servei de cardiologia del Vall d’Hebron entre el 19 d’abril del 2010 i el 2 de novembre del 2015. L’octubre del 2015 va denunciar a La Vanguardiaque dos pacients que eren atesos al seu depar­tament havien mort perquè es van alterar les llistes d’espera per les retallades. Llavors l’hospital ho va negar i va dir que aquests malalts no van estar mai en llista d’espera. Galiñanes va ser expedientat i suspès per les seves ­declaracions; l’expedient es va arxivar. Ara és un especialista més del servei.

Font: La Vanguàrdia  i també en parla : El Periodico

 

Publicado en sanidad pública | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La hora de la eutanasia


Milagros Pérez Oliva cree que el derecho a morir de manera digna merece un debate alejado de prejuicios y sectarismos ideológico, ahora que ha entrado en la agenda política española.

Eutanasia

Tony García (getty)

La muerte sigue siendo un tabú. Por eso no hablamos de ella. Pero cuando a alguien se le pregunta si la teme, suele contestar que a lo que en realidad teme es al sufrimiento. Al dolor físico, por supuesto, pero también al dolor psicológico de tener que seguir viviendo en condiciones insoportables. “Me siento atrapado en una jaula”, decía Fabiano Antoniani, un tetrapléjico italiano que vivía postrado desde que en 2014 sufrió un grave accidente que le dejó sin visión y sin movilidad. Sabía que podía vivir todavía mucho tiempo, porque el organismo de un hombre fuerte de 40 años puede aguantar mucho, pero no quería seguir así. A finales de febrero se fue a Suiza. Es el único país entre los seis en los que está legalizada la eutanasia o la ayuda al suicidio que admite extranjeros. Él mismo, con un movimiento de sus labios, accionó el mecanismo que introdujo el cóctel de la muerte dulce en su boca.

El caso de Antoniani se parece mucho al de Ramón Sampedro, el tetrapléjico gallego que en los años noventa acudió sin éxito a los tribunales para que le ayudaran a morir y abrió en España el debate de la eutanasia. Sampedro pudo morir finalmente en 1998 porque una mano amiga le facilitó los fármacos que le permitieron irse, aunque de forma clandestina y no tan dulce como él hubiera querido. Casi 20 años después, España encara de nuevo el debate de la eutanasia. Siete Parlamentos autonómicos han pedido que se regule y el grupo parlamentario de Unidos Podemos ha presentado una proposición de ley en el Congreso. La oposición de PP y la abstención de PSOE y Ciudadanos por razones de oportunidad han impedido que la propuesta fuera tomada en consideración, pero el asunto ha entrado de lleno en la agenda política. El PSOE ha promovido o apoyado las propuestas de regulación aprobadas en los Parlamentos autonómicos y debatirá la cuestión en su próximo congreso. También resulta significativo que el PP retirara de la ponencia social de su último congreso una mención expresa de oposición a la eutanasia.

La regulación de la eutanasia para enfermos incurables tiene en España un amplio apoyo ciudadano. Así lo indican todas las encuestas: CIS 2009, Isopublic 2013, Ipsos Mori 2015, CIS 2011 y Metroscopia 2017. La del CIS, por ejemplo, muestra que el 77,5% de los españoles está total o bastante de acuerdo en que se regule la ayuda a morir. Según la realizada por IPsos Mori para The Economist en 15 países europeos, España figuraba en el cuarto lugar —después de Bélgica, Francia y Holanda— con mayor apoyo social a la eutanasia: un 78% de los encuestados está a favor de la regulación, frente a un 7% que está en contra. La encuesta más reciente, realizada por Metroscopia en 2017, corrobora y amplía esos porcentajes: el 84% de los encuestados es partidario de permitir la eutanasia en caso de enfermedad incurable. El apoyo alcanza el 90% entre los menores de 35 años. Y un dato que desmiente ciertos apriorismos: la regulación tiene el apoyo del 66% de los votantes del PP, del 56% de los católicos practicantes y del 88% de los no practicantes.

Morir bien es seguramente el deseo más universal. Pero el concepto de buena muerte no es igual para todos. Los avances en el control del cáncer y de otras enfermedades hasta hace poco mortales han aumentado los casos de patologías crónicas de larga evolución sin esperanza de curación. Cada vez se diagnostican más casos de demencia o enfermedades degenerativas que comportan la pérdida progresiva de las facultades físicas y a veces también mentales. Disponemos de un amplio arsenal de mejoras terapéuticas que no curan, pero permiten alargar la supervivencia. El problema es que muchas veces es a costa de un gran sufrimiento o la pérdida irreparable de la calidad de vida.

Países que permiten la eutanasia:

  • Canadá En Quebec se aprobó una ley que reconoce el derecho a la muerte digna y a la eutanasia
  • Estados Unidos Se permite en California (solo para pacientes con enfermedades terminales) y Montana (los tribunales dictaminaron que los enfermos terminales tienen derecho a una muerte digna)
  • Colombia Se permite para personas en situación terminal y con dolores insoportables
  • Países Bajos Se permite tras una petición voluntaria, meditada y expresa ante un padecimiento insoportable sin esperanza de mejora. Otro facultativo tiene que corroborar que se cumplen estos requisitos. Siempre que sea por condiciones médicas irreversibles y sufrimiento irremediable, también está permitida la eutanasia infantil en niños de más de 12 años
  • Bélgica Se permite la eutanasia para pacientes mayores de edad a petición voluntaria, reflexionada y reiterada, sin presiones externas. Debe transcurrir un mes entre la petición y la muerte. Siempre que sea por condiciones médicas irreversibles y sufrimiento irremediable, también está permitida la eutanasia infantil, sin límite de edad

(ver mapa interactivo en El País)

La perspectiva de un largo y penoso deterioro hace que muchos ciudadanos quieran decidir por sí mismos cuándo y cómo morir. En palabras de Sampedro, existe el derecho a la vida, pero no la obligación de vivir a cualquier precio. Este es el principio del que parten quienes proponen despenalizar la eutanasia. Tener acceso a una muerte médicamente asistida supondría una extensión de los derechos civiles.

En la legislación comparada se plantean dos posibilidades: la eutanasia directa, que consiste en provocar la muerte del paciente, normalmente mediante inyección de fármacos que le aseguran una muerte dulce; y la ayuda al suicidio, en la que se le facilitan los medios para que él mismo ponga fin a su vida. En este caso suele ser también mediante un cóctel de fármacos de acción rápida e indolora.

El derecho a morir de manera digna, que ha entrado ahora en la agenda política española, merece un debate alejado de prejuicios y sectarismos ideológicos

Es preciso aclarar que ni la limitación del esfuerzo terapéutico ni la sedación terminal son formas de eutanasia. Ambos son procedimientos habituales en la atención médica del final de la vida y entran de lleno en los parámetros de una buena práctica clínica. La Ley de Autonomía del Paciente de 2002 garantiza que el enfermo pueda rechazar los tratamientos y soportes vitales que le mantienen con vida. En absoluto pueden considerarse eutanasia, aunque su aplicación pueda acortar la vida, normalmente en horas o como máximo días. La finalidad en este caso no es causar la muerte, sino evitar el dolor. No es pertinente, por tanto, utilizar el término eutanasia pasiva para referirse a estos procesos. La eutanasia es siempre activa, bien porque causa directamente la muerte, bien porque facilita los medios. Y siempre ha de ser voluntaria. Exige una petición consciente, informada, libre y reiterada por parte del paciente.

Países que permiten el suicidio asistido

  • Canadá Contempla el derecho al suicidio asistido para los adultos mayores de 18 años con condiciones médicas irreversibles
  • Estados Unidos Se permite en Washington, Oregón, Vermont, California y Montana. En Vermont, solo para pacientes terminales con un pronóstico de no más de seis meses de vida evaluados por dos médicos y un psiquiatra y con una diferencia de 17 días entre la solicitud y el acto. Solo en estos casos de enfermedad terminal, en California y Montana se acepta la eutanasia por ley
  • Colombia Se permite en todo el país
  • Países Bajos Se permite en todo el país
  • Bélgica Se permite en todo el país
  • Suiza No tiene por qué haber un representante médico en el acto, es el médico quien tiene que suministrar los medicamentos letales. El acto queda en manos de ONGs o del paciente

(ver mapa interactivo en El País)

En los países donde no está regulada se producen eutanasias y suicidios asistidos encubiertos, con riesgo para los profesionales que altruistamente se avienen a ayudar a los enfermos. También en España. El 15% de los facultativos reconocía, en una encuesta realizada en 2000, haber ayudado a morir a algún paciente. Los partidarios de la regulación alegan que, puesto que la necesidad existe, es mejor regularla.

La ausencia de regulación hace que algunos enfermos con patologías degenerativas de larga evolución se suiciden cuando todavía podrían vivir un tiempo en buenas condiciones. Prefieren poner fin a su vida cuando aún pueden hacerlo por sí mismos por miedo a perder el control cuando la enfermedad progrese. Temen quedar atrapados sin escapatoria posible en un cuerpo deteriorado que les haga sufrir.

Ahora, la gente que quiere evitar ese deterioro tiene dos opciones: ir a Suiza o procurarse un facultativo amigo que le ayude. También puede recurrir a Internet. La Asociación Derecho a Morir Dignamente, que tiene 5.500 socios, facilita a los miembros que lo solicitan una guía de la muerte voluntaria en la que se explica cómo poner fin a la vida de forma segura. No es difícil. En Internet se pueden conseguir los fármacos necesarios. Unos 200 socios solicitan la guía cada año, pero la asociación no sabe cuántos de ellos acaban poniendo fin a su vida. En muchos casos, el hecho de tener la seguridad de que podrán morir cuando decidan les supone ya un alivio que les permite llegar al final natural de su vida.

Eutanasia Ramón Sampedro

El luchador gallego Ramón Sampedro, tetrapléjico que reivindicó su derecho a morir durante 29 años ante los tribunales, fotografiado en su casa en Xuño (A Coruña) en 1994. DAVID LEVENE EYEVINE

Romper el tabú de la muerte requiere poder hablar con naturalidad de ella. La regulación de la eutanasia en España precisa una deliberación informada, alejada de los apriorismos y los sectarismos ideológicos. Siempre habrá quien se oponga porque considera que las personas no pueden disponer de su vida porque esta solo le pertenece a Dios. Los partidarios de la regulación recuerdan que, como en el caso del aborto o del matrimonio homosexual, el hecho de que se regule no obliga a nadie a acogerse a la ley.

Pero más allá de las razones por motivos religiosos, existen objeciones relacionadas con las posibles consecuencias. Por ejemplo, el temor a que la aplicación de una ley de eutanasia derive hacia una pendiente resbaladiza de la que acaben siendo víctimas las personas más vulnerables. Que pueda haber enfermos que soliciten morir no por causa de su patología, sino porque creen que estorban o por las condiciones sociales adversas en las que viven. Es una prevención muy razonable, pero a diferencia de los años noventa, ahora disponemos de ejemplos de regulación lo suficientemente amplios y prolongados como para poder comprobar si esos peligros se han confirmado o no. Ahora podemos objetivar mejor la discusión.

En estos momentos, la eutanasia o suicidio asistido están regulados en Bélgica (2002), Holanda (2002), Luxemburgo (2008), Colombia (2015, por una resolución de la Corte Constitucional) y los Estados norteamericanos de Oregón (1997), Washington (2008), Montana (2008), Vermont (2013) y California (2015). En el caso de Suiza, no se ha regulado la eutanasia, pero el Código Penal no contempla castigo para quienes ayuden a otro a morir, siempre que sea por razones altruistas. Canadá ha sido el último país en regular la eutanasia. A principios de este mes de marzo se ha aprobado la ley que la regula, obligada por una sentencia del Tribunal Supremo que en 2015 declaró inconstitucional penalizar la muerte médicamente asistida.

Los requisitos para solicitarla son parecidos en todas las legislaciones: sufrir una enfermedad terminal o proceso irreversible que cause un padecimiento insoportable sin perspectivas de mejora. Que el enfermo exprese libre y reiteradamente su voluntad de morir y que su caso sea revisado por dos o más facultativos. En todas existen comités de seguimiento que analizan los casos a posteriori y emiten informes anuales.

En países con experiencia no se registra un mayor porcentaje de peticiones de personas que quieren morir porque creen que estorban

En los 15 años transcurridos desde que Bélgica reguló la eutanasia se han acogido a ella 15.000 personas. Aunque el número de solicitudes ha ido en aumento año tras año, las cifras siguen siendo bajas. Con una población de 11,2 millones de habitantes, en 2016 se practicó la eutanasia a 2.025 enfermos, apenas 3 más que en 2015. En 2014 se aprobó en este país la eutanasia infantil con un 70% de apoyo ciudadano. En 2015 solo hubo un caso: un chico de 17 años en fase terminal. El cáncer es la causa más habitual y la mayoría de los enfermos prefieren morir en casa. Curiosamente, se aprecian diferencias sustanciales entre las dos nacionalidades del país. Mientras Flandes registra una tasa de eutanasias del 2,46% de las muertes que se producen (datos de 2014), en Valonia es del 0,94%. Las diferencias culturales podrían explicar esta asimetría.

Holanda introdujo los primeros cambios legislativos en 1993. Tras un problemático periodo de tolerancia, decidió regular la eutanasia mediante una ley que entró en vigor en 2002. Con casi 17 millones de habitantes, en 2015 se aplicó a 5.516 pacientes, el doble que en 2008. Aproximadamente la mitad de las solicitudes son rechazadas por no cumplir los requisitos. De todos los casos autorizados, 109 sufrían algún tipo de demencia y 56 una enfermedad psiquiátrica. Los casos psiquiátricos suelen ser los más problemáticos. De las 5.516 eutanasias practicadas, 4 fueron consideradas irregulares por la Comisión de Control y Vigilancia de la Eutanasia y se abrió una investigación.

Tanto Holanda como Bélgica permiten la eutanasia en menores. La primera fija en 12 años la edad mínima para solicitarla. Bélgica no establece edad mínima, pero exige acreditar un “sufrimiento físico insoportable” y que “la muerte a corto plazo sea inevitable”. Holanda debate ahora una nueva causa: el cansancio de vivir.

El mapa de la muerte digna en España,

¿Cómo está la legislación?

  • Galicia – La Cámara gallega aprobó en enero de 2015 por unanimidad la ley de muerte digna.
  • Asturias – Aprobó su ley el 31 de enero de 2017. Regula la libertad de paciente para decidir sobre los tratamientos que se le aplican, la importancia del Testamento Vital o el acceso los cuidados y la sedación paliativa.
  • Euskadi – La aprobó por unanimidad el Parlamento en octubre de 2015.
  • Navarra – Es de marzo de 2011, una de las primeras de España después de Andalucía y Aragón.
  • Aragón – Un año después de Andalucía, Aragón aprobó la segunda ley autonómica de España, en marzo de 2011. Reconoce el derecho del paciente terminal a rechazar un tratamiento y a recibir cuidados paliativos.
  • Madrid – Este jueves 2 de marzo de 2017 la Asamblea ha aprobado la ley que reconoce el derecho a la muerte digna, es decir, a recibir cuidados paliativos integrales.
  • Andalucía – Fue la primera comunidad autónoma en contar con una ley de muerte digna, que aprobó en marzo de 2010. La ley reconoce el derecho del paciente terminal a decidir si quiere cesar su tratamiento y las sedaciones paliativas.
  • Baleares – La tiene desde abril de 2015 y regula los derechos de los pacientes en el periodo final de su vida.

(ver mapa interactivo en El País)

Los temores sobre una posible pendiente resbaladiza no se han confirmado. Las comisiones encargadas de revisar los casos garantizan transparencia y control. En 2007 se publicó en la revista Journal of Medical Ethics una revisión de los estudios disponibles, que analizan varios años de aplicación de la legislación en Holanda y Oregón. Sus resultados muestran que no se ha producido un mayor porcentaje de peticiones de eutanasia por parte de personas que pudieran considerarse en situación de vulnerabilidad.

Hay quien sostiene que si se pudiera garantizar a todos los enfermos unos buenos cuidados paliativos, la eutanasia no sería necesaria. Es cierto que, pese a las mejoras introducidas en los últimos años, en España morir bien sigue siendo una lotería. No en todos los casos está garantizado, ni siquiera en comunidades como Cataluña o Extremadura, donde existe una extensa y completa cobertura territorial. Garantizar cuidados paliativos a todos los enfermos terminales sigue siendo una asignatura pendiente.

Los cuidados paliativos deben mejorar. Pero unos mejores cuidados no pueden garantizar que un paciente no sufra y desee morir

Pero los mejores cuidados no pueden garantizar que un paciente no sufra y desee morir. La medicina paliativa no cubre ni todos los casos ni todos los tipos de sufrimiento. Eutanasia y cuidados paliativos no son opciones excluyentes. Al contrario. Quienes defienden la eutanasia reclaman al mismo tiempo que se garantice el acceso universal a los cuidados paliativos. De hecho, entre los requisitos para autorizar la muerte asistida debería figurar que el paciente se haya podido beneficiar de ellos. Se trata de evitar que una persona pueda desear morir porque no está bien atendida.

El Congreso discute ahora un proyecto de ley de muerte digna que aborda los cuidados que debe tener el enfermo y los límites de la intervención médica. Pero regular la muerte digna no tiene nada que ver con regular la eutanasia. La primera cabe en la actual normativa. Se trata de armonizar y extender lo que ya han regulado muchas comunidades autónomas. Regular la eutanasia supone reconocer el derecho a decidir cuándo y cómo morir, lo que exige modificar el Código Penal.

El debate está abierto.

Fuente: El País

MÁS INFORMACIÓN

Escolteu també les opinions dels diferents partits polítics, en particular les de l’Àngels Martínez Castells, presidenta de Dempeus i parlamentaria de CSQP, en un reportatge a Punt Avui. Claus de l’Eutanasia

 

Publicado en Eutanasia | Etiquetado , , | 1 Comentario

Manifest contra l’externalització de serveis sanitaris a empreses privades.


Dempeus està adherit a aquest manifest com a Dempeus per la salut pública i com a entitat de la Marea Blanca.

Us animem a que us adheriu al manifest contra l’externalització de serveis sanitaris a empreses privades.

A LA CONSELLERIA DE SALUT I AL SERVEI CATALÀ DE LA SALUT

En el 2016 la Seguretat Social va tancar una investigació i conclou que la UTE ACERF ha vulnerat els drets d’una vintena dels seus treballadors, als quals obligava a exercir com a falsos autònoms i reclama a UTE ACERF la quantitat de 318.465€ corresponents a la sanció i quotes no satisfetes entre novembre del 2011 i desembre 2016.

La Coordinadora d’entitats SAP Muntanya manifesta que malgrat instar reiteradament i des de fa temps al Consorci Sanitari de Barcelona a prender mesures davant les irregularitats detectades a la UTE ACERF adjudicatària del lot B-4 per un valor anual de 889.840€ i que presta servei de rehabilitació domiciliaria i logopèdia ambulatòria i domiciliaria als veïns i veïnes del Districte Nou Barris i part del de Sant Andreu, aquestes mesures no s’ han produït.

Per tant, LES ENTITATS sotasignants, exigim al Servei Català de la Salut que no torni a prorrogar pel proper any l’adjudicació de la contractació per prestació de Serveis de Rehabilitació física i Logopèdia en la modalitat ambulatòria i domiciliaria del lot B-4 a UTE ACERF i sigui el prestador d’aquest servei al hospital de Traumatologia de Vall Hebron gestionat per l’ICS, acollint-nos als principis establerts per la Llei d’Ordenació Sanitària de Catalunya (LOSC) i per la Resolució 17/XI del Parlament de Catalunya en la que insta al Govern a garantir que la llista de centres hospitalaris integrats en el Sistema Sanitari Integral d’utilització pública de Catalunya (SISCAT) només inclogui centres de titularitat pública o sense ànim de lucre i no inclogui centres privats amb ànim de lucre.

PER UNA SANITAT 100% PÚBLICA, UNIVERSAL I DE QUALITAT.

SIGNA EL MANIFEST CONTRA L’EXTERNALITZACIÓ DE SERVEIS SANITARIS A EMPRESES PRIVADES.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Autodefensa ante la crisis sanitaria pública en Cataluña


Artículo de Toni Barbará Molina, Secretario de Dempeus per la Salut Pública y miembro de la Marea Blanca de Catalunya, en la Lamentable

No procede reiterar aquí la relación calamitosa de déficits, retrocesos y otros horrores que hoy afligen a la sanidad pública en Cataluña, y en todo el Estado. Las cifras son demoledoras y requieren poca explicación y sí mucha reacción. En Cataluña, según las propias fuentes del Departament de Salut hay más de 164.000 personas en lista de espera/desespero para alguna intervención quirúrgica, o más de medio millón para una prueba diagnóstica.  Las cifras reales que nosotros manejamos a pie de Marea Blanca aún las superan.

Detrás de la terrible estadística hay personas abatidas y enormes cantidades de sufrimiento, dolor y de muerte. Pero esta insoportable crueldad parece estar perfectamente digerida y descontada en los planes del Departament.

Todo controlado. Lo público se empobrece y lo privado se enriquece.

Toni Comín

El locuaz conseller Toni Comín, acaba de realizar un nuevo ejercicio de prestidigitación en el manejo técnico del desastre. En su última comparecencia de la Comisión de Salud del Parlament (15/3/17) habló y disertó sobre un “grado de cumplimiento” de objetivos del  85% de lo anunciado a inicio de la legislatura. Una sucesión compulsiva de power points, con ilustraciones y bolitas de colores. Se siente satisfecho, se quiere más cada día y pretende aniquilar cualquier crítica desde la oposición. Una exuberancia y autobombo que llegan a ofender en tiempos de dolorosas carencias y miserias en lo público.

La situación en estos tiempos es ya crítica, después de un quinquenio negro (2010-2015) exculpado, el del Boi-Ruizismo caracterizado por la ejecución palmaria de su estrategia neoliberal sin rubor ni anestesia.  Los recortes austericidas y sostenidos año tras año, que como la lluvia sobre suelo mojado, han acabado llevando al límite un sistema sobrexplotado, parasitado y con un@s trabajadores concienzudos pero ya exhaustos y  al borde de tirar la toalla y a manifestarlo. Sometidos a una reducción acumulada de inversión financiera de un 14 % en los presupuestos,  que llega a un 20 % en Asistencia Primaria, que supone más de 6.000 puestos de trabajo eliminados. Miren lo que explican varios médicos/as, enfermeros/as y personal sanitario del CAP de Can Vidalet en Esplugues de Llobregat.  

En paralelo los beneficios del sector privado siguen creciendo, y en los casos más significativos a costa de los mismos recursos derivados  desde lo público vía concierto o externalización.

Las pólizas de seguros privados, para evitar las esperas, siguen al alza sistemática: un 3’43 % en 2016, con más de 11 millones de ciudadanos subscriptores. Cataluña la segunda del ranking con un 28’36 de la población (detrás de Madrid con un 33’9 % y seguida de Baleares y Euskadi).  Las grandes multinacionales del sector bio-sanitario y farmacéutico se han volcado en el suculento “mercado” de la salud, ya sea la alemana Fresenius o las últimas de origen chino.

Presupuestos de Cataluña (2017)

Y en ese contexto nos encontramos en Cataluña en la negociación de Presupuestos para 2017. Un ejercicio de regateo y de goteo de partidas que suben, bajan o aparecen, en función de la “i-lógica” de la suma de votos en el Pleno , de las prioridades partidarias, de una minoría de Junts x Sí que precisa el apoyo de las CUP y se mueve instalada y exculpada en la exigencia del guión independentista. Y a ser posible sosteniendo públicamente que estos son unos presupuestos “sociales”, los que más. Cuando NO lo son en absoluto.

Las insuficiencias son notorias y para muestra ilustrativa la tórpida negociación para aprobar, o no, una partida que permita la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC). En lo sanitario se argumentó que a la cifra de continuidad pasiva se incrementaban 408 millones € adicionales como muestra de la sensibilidad social y de respuesta a la emergencia sanitaria. En el regateo la tijera los ha rebajado substancialmente. En el caso de la partida dedicada a paliar las listas de espera (conceptuada como plan de shock -?-) con 100 millones,  se ha quedado en la mitad (57). Las movilizaciones han saltado de inmediato a la calle y han ocupado incluso la vicepresidencia económica del gobierno  del incombustible Sr. Junqueras. El Departament nos traslada su imposibilidad de rescate dinerario en el presupuesto… pero su voluntad de “resolver”  el recorte por la vía de posteriores ajustes del déficit, o de gestiones similares.

Pero pasó la etapa de los gestos. Pasó el momento de los titulares del conseller anunciando la “Gran desprivatización”, para acabar con la no renovación de un concierto agotado a una/la Clínica del Vallés, o con un alboroto mediático por el anuncio no ejecutado de la compra del Hospital General de Catalunya (a cambio de la no construcción de otros dos en la comarca). Y se acabó.

Y es que no se trata de que, en un detalle de magnanimidad o buen rollo, no nos consuelen con esos 50 millones que faltan para listas de espera. No es eso. Una gota de agua en una tierra desecada a golpe de austeridad. Simplemente exigimos que las cantidades aparezcan en los presupuestos debatidos y presumiblemente aprobados, como expresión del compromiso político para satisfacer un derecho legítimo y una necesidad perentoria. Los derechos se atienden con luz y taquígrafos, con trasparencia y responsabilidad.

¿Por qué hablamos de un momento crucial? Eppur si muove,

Aunque no se publiciten en los medias de implacable control y servidumbre al sistema, lo más cierto es que en los últimos tiempos, y producto de la insoportable degradación que afecta a tantas personas y colectivos, las luchas reivindicativas y las Mareas promovidas desde los movimientos sociales han incrementado también su rebelión y su denuncia.

Incluyendo éxitos ocultados. Como la liquidación del proyecto del Consorcio (privatizador) de Lleida, o el programa Visc+ para la cesión y venta de datos, el big data de la sanidad y ahora reconvertido en programa- auca PADRIS, que aunque no garantiza blindaje público, manifiesta al menos su NO intención de comercialización. Como nunca se reconoció la victoria en contra de aquel brutal REpago llamado “Euro por receta”, de aquel conseller de la patronal que acabo en fiasco vergonzante y en un todavía pendiente compromiso de retorno de lo Repagado a quienes REpagaron sumisamente.

 

La propia concienciación de la necesidad de confluir en las luchas por los derechos sociales y los Servicios públicos, en una alianza entre pensionistas, enseñantes, parados, deshauciados, y otras plataformas en una Marea de Mareas, es una realidad esperanzadora. Como lo es la puesta en marcha de una Coordinadora de Mareas Blancas por la sanidad pública a nivel estatal, y esta a su vez en contacto con los movimientos activos en Europa.

El próximo día 7 de abril, Día internacional por la Salud las movilizaciones serán extensas e intensas en toda Europa. Hay que colaborar con la campaña europea  colgando sábanas blancas en todos los balcones y ventanas a nuestro alcance para hacer ver y notar que no renunciamos a la Sanidad pública y que no cejaremos hasta revertir la actual deriva y la recuperación de verdaderos Sistemas Públicos (al 100%) Nacionales de Salud.

En la vertiente  mercantil–economicista opuesta ha cundido la alarma y así vemos como se constituye y anuncia la creación de un autentico lobby llamado Cercle de Salut a imagen y semejanza del Cercle d’Economia y que reagrupa a las personalidades y personajes más neoliberales de las recientes etapas del boyante mantra público-privado. O como dese el Departament (CATSALUT) se está articulando a toda velocidad  un llamado “Anteproyecto de Ley de Fórmulas de Gestión de la Asistencia Sanitaria con Cargo a Fondos Públicos”, un sofisticado eslabón legislativo superior para “ordenar”, proteger, y abrir la puerta legal a la actividad privada y la concertación en/con  centros públicos.

Se imponen tiempos de REvuelta. La receta está bien documentada y compartida

REvertir todo lo que nos han depredado y parasitado. REabrir camas, quirófanos y servicios cerrados. REcontratar a miles de trabajador@s de la red pública que han visto como se liquidaban sus puestos de Trabajo. REinvertir en la financiación pública vía presupuestos generales de toda la asistencia que atiende a este derecho. REforzar especialmente la Asistencia Primaria y comunitaria recortada hasta el límite del 20 % en los últimos ejercicios. REcuperación de la debida protección y sostenimiento de la Salud Laboral, la Salud mental,  la Salud Pública. REchazar toda forma de REpago.  Reformar de abajo a arriba todo el esqueleto del Sistema con la imprescindible participación ciudadana en forma empoderada y co-decisoria. REformular una nuevo y esperanzadora construcción de una Nueva Cultura de la Salud. REsisitir y REcuperar la dignidad, la esperanza, la movilización por la equidad, universalidad y calidad  de las atenciones sanitarias y socio-sanitarias. REvolucionar una situación que no puede seguir sumida en el miedo y la REsignación.

Fuente: la lamentable

Publicado en sanidad pública | Etiquetado | 1 Comentario

Lluitar és salut. Santako diu PROU


El proper dia 15 de març a les 19’00h, al Centre d’Art Contemporani de Ca Sisteré, està previst presentar a la ciutadania colomense una nova entitat, Santako diu Prou, que pretén agrupar a altres entitats i membres de la societat civil, per la defensa de la sanitat pública en Sta. Coloma, actuant com a Plataforma. Estem adherits a Marea Blanca i Dempeus per la Salut, entitats amb les quals treballem de manera assembleària per un objectiu comú.

 

Transmetem al grup d’entitats, organitzacions i societat civil que ens donen el seu suport, tots els acords que es prenen a nivell de Catalunya i accions conjuntes amb altres entitats i plataformes de l’àmbit de la sanitat. La Plataforma Santako Diu Prou en Defensa amb la Sanitat en Santa Coloma, es constitueix per donar veu i reivindicar un hospital 100% públic per a la ciutadania de Santa Coloma de Gramenet Per lluitar perquè L’Hospital Germans Trias i Pujol sigui, igual que el HES, centre hospitalari de referència per a la ciutadania colomense, tant en les visites a especialistes com en intervencions quirúrgiques i urgències, com el són per a les ciutats de Badalona i Sant Adrià del Badalona. Protegir de les retallades i privatitzacions els serveis i equipaments sanitaris de la nostra ciutat Lluitar perquè es redueixin les eternes llistes d’espera, recopilant dades dels ciutadans que considerin que més de 6 mesos és excessiu i altres accions que estem treballant amb les entitats que formen Marea Blanca.cat Informar a la població colomense dels seus drets davant la Sanitat Publica, orientant i ajudant als usuari@s, que ho necessitin, davant les seves queixes, reclamacions i/o denúncies o suggeriments, en aquest àmbit i canalitzar-les a l’administració competent, en aquest cas el CATSALUT.

Tot això, sens dubte un repte per a la ciutat de Santa Coloma de Gramenet, una ciutat que s’ha caracteritzat sempre, per la unió de la ciutadania per defensar uns serveis públics dignes. Cal recordar la lluita que van dur a terme els nostres veïns i veïnes, molts ja no viuen, per l’obertura d’un centre de salut durant els anys 70, el conflicte originat per la falta d’assistència mèdica va donar lloc a la primera i més gran lluita reivindicativa de la població, la qual, actuant per primera vegada com a comunitat d’interessos va aconseguir la construcció d’un ambulatori-clínica per al municipi

Durant bastants anys, les i els colomencs, vam haver d’anar a Bon Pastor o a Badalona per visites i proves mediques. El record dels grisos a la plaça de la Vila, tirant boles de goma, durant una setmana, no ho esborrarà el pas dels anys, hem de tenir-ho sempre present perquè no torni a passar. Pel nostre passat i pel nostre futur, Santako diu Prou.

Aquí teniu la invitació amb les dades de l’acte de presentació:

 

Publicado en Convocatorias, Salud pública | Etiquetado | Deja un comentario

Medicamentos, precios e investigación: pacientes delante de patentes


Al aplicar las leyes del mercado al sector farmacéutico, aparece lo que en la industria se califica como “fallos de mercado” y que en realidad significa miles de vidas perdidas

Publicado en Farmaindustria, Medicamentos | Etiquetado | 1 Comentario

Sistema sanitari public un dret en perill!


Concentració al CATSalut

Contra l’avantprojecte de llei que promou l’assistència i la gestió sanitària privada

Dilluns 6 de març a les 16:00

CatSalut, Travessera de les Corts 131-159

AVANTPROJECTE DE LLEI – DESTRUCCIÓ definitiva DELS SISTEMA SANITARI PÚBLIC

Partint de la premissa que Catalunya pot regular autònomament les diferents possibilitats d’organització en  l’àmbit sanitari, el Departament de Salut de la Generalitat ha decidit elaborar una proposta de llei que presenta al Consell de Direcció del Servei Català de la Salut, en reunió extraordinària,  aquest dilluns dia 6.

Mitjançant aquesta llei, es vol legalitzar la prestació de serveis sanitaris i formes de gestió privades, cessions i autoritzacions per a la provisió de serveis sanitaris públics a altres proveïdors o “operadors”,   permeten i legalitzant també la cessió dels propis centres sanitaris i espais públics.

Des de Resistència Clínic estem denunciant des de fa temps aquesta corrupció legal  que afavoreix l’enriquiment personal de algunes elits, ara lobbistes,  que tenen la seva representació perfecte en el cas de BARNACLINIC, un nínxol de negoci per a un pocs. O en el cas del canvi d’estatuts del Hospital del Mar, denunciat pels companys de Acampada Mar

Amb aquesta nova llei  que presenten dilluns, pretenen legalitzar definitivament el transvasament del patrimoni  i els diners públics, sense control públic, és a dir, NO SOTMESES A la NORMATIVA DE CONTRATACIÓ I CONTROL DEL SECTOR PÚBLIC.

D’aquesta manera tan senzilla, els nostres governants i grups de pressió, volen deteriorar i  trossejar encara més un sistema sanitari que ha vist retallat els pressupostos any rere anys, augmentar d’aquesta manera la seva destrucció i devastació planificada,  alhora d’ estimular el creixement exponencial del transvasament directe de diners públics a entitats diverses, fundacions opaques, i d’altres organitzacions ja existents o que es crearan ad hoc, precisament per això, treure profit directe dels diners públics que seran transvasats sense control públic, ara ja de manera legal.

Els casos de corrupció en la sanitat pública, les portes giratòries i la creació de lobbies que busquen benefici directe de les arques públiques ha estat la norma en el sistema català durant aquest anys. Faltava la Llei per legalitzar-ho.

Aquest és l’avantprojecte de llei  que volen aprovar el dilluns en una reunió “extraordinària” en la que els usuàries, veritables propietaris del sistema, no serem consultats.

Per això us convoquem aquest proper dilluns a les portes del Cat-Salut, per denunciar aquest espoli  i  en defensa de un veritable sistema sanitari públic, universal i de qualitat, ara en perill extrem de destrucció “legal”.

 

Publicado en Privatización, sanidad pública | Etiquetado , , , | Deja un comentario