QUE NO PASE MAS : Sempre endavant i més enllà


Com ja us anunciavem a nostre blog el col.lectiu Que no Pase más va anar a Madrid a presentar el documental en un acte organitzat oer lescompanyes i companys de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, organització impulsora i que pertany a la Coordinadora Estatal de Mareas Blancas.

Va ser el divendres 17 de novembre quan a Madrid a més de la projecció del documental presentat per la companya Carmen Esbri , de la organització convocant i amb l’advocat i company Pepe Aznar i el metge de Dempeus i company també Toni Barbarà.Destacar la presència com amfitriona de la delegació de Que no pase más a la incombustible Ana Maria Diaz, veterana activista de Cornellà i del Baix Llobregat, resistent de Rebelion Bellvitge i que ara resideix a la capital del Reino de España.

L’interés de l’acte va ser tal que com a resultat immediat ja hi ha un petit grupet activista de Que no pase más a Madrid.

Enhorabona als companys i companyes de Que no pase per la seva tasca i esforç.


Font: marea blanca

Anuncios
Publicado en Convocatorias | Etiquetado , | 1 Comentario

Prepara la Comissió Europea una nova onada privatitzadora?


Han sorgit preocupacions perquè una nova onada de privatització es pugui preparar després que la Comissió Europea va demanar a KPMG que estudiés els “reptes operatius i fiscals” que les empreses estatals posen a la cartera pública. El contracte, a finals d’aquest mes, planteja moltes preguntes.

la Direcció General d’Assumptes Econòmics i Financers de la Comissió Europea (DG ECFIN)  ha impulsat un contracte de 800.000 euros  sobre assesoria i consultoria amb KPMG per estudiar les  empreses estatals a la UE i que enconratgi a “l’adopció de les millors práctiques del management (incloses la seva reestruccturació i/o privatització). Però aquest contracte, que es pot signar a finals d’aquest mes, planteja moltes preguntes:

Aquest projecte reforçarà el mite de que el sector privat és més eficaç i, per tant, més propensos a prestar serveis públics que el sector públic, un mite que tenen alguns països de la UE?

La UE utilitzarà aquest projecte per “recomanar” noves reformes estructurals o processos de privatització en els estats membres de la UE?

I, fins i tot, aquest estudi és compatible amb el deure de la UE de mantenir-se neutral quan es tracta de la propietat dels actius, tal com s’estableix al Tractat de la UE?

El contracte
Al mes de novembre de 2016, la Direcció General d’Assumptes Econòmics i Financers de la Comissió Europea (DG ECFIN), adjudicaba  l’SPA Assessor KPMG i la Università Commerciale Luigi Bocconi, un contracte 800.000 € per proporcionar una visió general dels actius (inclosos els de propietat estatal empreses) del sector públic a la UE   i encoratjaba l’adopció de bones pràctiques en la gestió d’actius (amb la reestructuració i / o privatització) de la cartera d’actius, amb l’objectiu de millorar la sostenibilitat de les finances públiques i el funcionament del mercat la Unió Europea “.

Aquest contracte va fer sonar totes les alarmes per diversos motius. KPMG i el seu soci universitari  s’els hi ha demanat que informin  sobre  les empreses del sector public (SOE)  dels  28 estats membres de la UE, inclosos els patrimonis, els models de governança, les estratègies d’inversió i la recerca de diversos aspectes, incloses les “perspectives de rendibilitat”. També es demana que proporcioni estudis i dibuixi els reptes clau per part de les empreses estatals. Hi ha referències puntuals a la qualitat dels serveis i als preus dels usuaris que els consultors haurien d’incloure en els casos pràctics, però d’altra manera, es centrarà en assignar els “reptes operatius i fiscals” que els SOE posen a la cartera pública.

Un contracte d’assesorament amb KPMG és una bandera  de perill  KPMG, un dels anomenats ‘Quatre Grans’ (amb Deloitte, PwC, i Ernst and Young) que  proporciona assesorament sobre  impostos, comptabilitat i serveis d’auditoria a empreses i particulars de tot el món. També  assesora a governs  quan es tracta de la  “reforma” o “reestructuració” (paraules que de vegades s’utilitzen per a la privatització dels serveis públics), per exemple en aigua, finances i altres actius del govern). Mentrestant, a través dels seus equips de serveis professionals, també està ben preparats per a guanyar després de la privatització quan es creen noves oportunitats de mercat.

Recentment, KPMG ha arribat als titulars dels informatius per la implicació  d’una sèrie d’empreses  en l’escàndol Gupta a Sud-àfrica. Un escàndol, que ja ha donat lloc a la fallida de la firma britànca de relacions públiques   Pottinger Bell, relacionada a l’adjudicació de grans contractes estatals a les empreses del grup de negocis familiar  Gupta. El braç sud-africà de KPMG    audita  Gupta fa 15 anys. Un comunicat de setembre del 2017 al lloc web Save South Africa va dir que “KPMG corre el risc de convertir-se en el Bell Pottinger de la professió d’auditoria”. L’equip de lideratge sud-africà de KPMG ha realitzat una important contribució  al “cometre greus errors i errors de judici”.

El soci de KPMG, la Università Commerciale Luigi Bocconi, sosté com a principis  ” el liberalisme, pluralisme i progrés social i econòmic”. És una universitat privada amb “relacions estretes amb grans corporacions i organismes internacionals, així com els seus directius i funcionaris”.

D’acord amb els termes del contracte KPMG i la Universitat han de preparar informes de progrés per a la Comissió cada tres setmanes. L’Observatori  Europeu Corporatiu ha demanat a la Comissió  que facilités els informes elaborats però  s’ha negat  negat perquè “poden tenir incidència en les decisions futures  preses per la Comissió”. No queda clar   quan però sembla que el cicle del Semestre Europeu  del 2018 en què la Comissió faci “recomanacions” als estats membres sobre com estructurar les seves economies serà  el moment.

Per què importa la propietat?
Hi han moltes raons  , especialment quan es tracta de prestació de serveis públics. La privatització dels serveis de salut, per exemple, permet extreure beneficis per als accionistes mitjançant la reducció de les condicions de treball, proporcionant una   paga pitjor,  reducció de personal , que  impacten  negativament en la seguretat i la qualitat de l’atenció. La privatització suposa desigualtat en salut i fomenta  que els  proveïdors amb fins de lucre cerquin pacients de baix risc i de bon pagament mentre que de els  gran risc i els pacients més pobres   que necessiten atenció d’emergència, romanen en  un sistema de salut cada vegada amb menys recursos ( conseqüència de la prestació de la privatització) . També la  privatització soscava la responsabilitat democràtica de com es presten els serveis. Això no vol dir que els serveis públics prestats per organismes públics siguin sempre perfectes,  però  si que  la titularitat pública ofereix més eines per  a implementar millores.

El Corporate Europe Observatory ha avisat recentment del creixament de  l’agenda  privatitzadora en el sector de la salut,  tant a nivell de la UE  com dels estats membres. Els canals de privatització analitzats  inclouen: tractats comercials com ara el   CETA i el TTIP; la comercialització dels serveis de salut  amb criteris economicistes; les associacions publicoprivades qui permeten el finançament privat per aconseguir basant-se en els recursos publics i les recomanacions de política econòmica del semestre europeu.

 

El semestre europeu: vigilant les economies dels estats membres
El contracte KPMG / Bocconi s’ha de veure en el context del procés del semestre europeu. De fet, el semestre europeu és un procés important i molt controvertida mitjançant el qual la Comissió es compromet seguiment del pressupost i l’economia de cada un dels 28 estats membres de la UE. Proporciona “recomanacions” econòmiques i polítiques a cada Estat membre, que són posteriorment adoptades .  Si s’ignoren, l’estat membre haurà de fer front a sancions.   Si un Estat membre ha incomplert de manera continua  les regles és l’austeritat pressupostària (un màxim de tres per dèficit cent està permès), i la Comissió està considerant si hauries d’aplicar les sancions, després gravar els Estats membres, en el marc del Semestre pot ser el factor determinant .

I les coses podrien arribar a ser encara més difícils en el futur. L’informe   ‘Completar la Unió Econòmica i Monetària d’Europa’ – també conegut com l’informe ‘Els Cinc Presidents’, ja que va ser aprovat per la Comissió President Juncker, president del Consell Europeu   i altres caps d’institucions de la UE – va indicar que els processos com el Semestre europeu que té com a objectiu crear una “convergència” paneuropea de les polítiques econòmiques, que  hauria de ser “més vinculant”.

El procés del semestre europeu va ser una de les respostes de la UE a la crisi financera 2007-08  de la  mà d’agenda de governabilitat econòmica, qui-massa sovint ha estat una paraulainculada  v amb el neoliberalisme i l’austeritat, inclosa la privatització. InvestigateEurope  ha informat  com les reformes impulsades  per la  DG ECFIN, com el  Banc Central Europeu i altres actors internacionals,   han minat  minat el mercat laboral i  la negociació, han portat  un treball precari ocupacional més gran. Si es redueix el poder adquisitiu dels treballadors, això té un efecte negatiu sobre l’economia global.

La Privatització i mite de l’eficiència
La reforma de les empreses estatals ha estat-un pre-ocupació dels responsables polítics de la UE des de fa força temps, especialment des de la crisi financera. La Presidència lituana del Consell Europeu va organitzar un Consell de Competitivitat discutint sobre  les empreses públiques i la seva contribució al “creixement i compétitivitat” al juliol de 2013. El document d’acompanyament que inclou la línia de debat: “En termes de productivitat, hi ha evidència que suggereix que les empreses estatals realitzen la seva feina considerablement menys bé que les empreses privades. “Això   reflecteix la creença, àmpliament difosa pels polítics nord-americans en el sector privat q  supera el rendiment del sector públic quan es tracta d’eficiència. Però, és veritat?

“No hi ha evidència empírica que el sector privat sigui intrínsecament més eficient que el sector públic”.

Una de les conclusions sorprenents d’una revisió exhaustiva de centenars d’estudis que abasten totes les formes de privatització en molts sectors diferents, realitzada per la Unitat de Recerca Internacional Públic (PSIRU) en nom de la FSESP, la Unió Europea del Sector Públic. Quant a nou sectors (electricitat, salut, ports i aeroports, presons, ferrocarrils, telecomunicacions, gestió de residus i aigua)  es  va desafiar la conclusió de  que la privatització de les associacions públic-privades  (APP) sempre  determina un mateix  nivell de servei amb menors costos d’entrada que el sector públic. Explicacions per a explotar aquest  mite inclouen els alts costos d’inversió del sector privat (a causa de la necessitat d’extreure beneficis per als accionistes i l’exposició a les taxes d’interès més altes que poden assegurar) i confondre que  reducció de costos i eficiència  son una mateixa cosa. Per exemple, fer fixos als treballadors pot ser costós, com ara la necessitat d’augmentar la despesa social. Els salaris més baixos redueixen el poder adquisitiu dels individus i tenen un efecte negatiu en l’economia més àmplia.
Malgrat aquestes troballes, el mite de l’eficàcia de la privatització sembla mantenir-se vigent entre certs   cercles i èlits  de la UE.

Re-municipalización, no privatització
En els últims anys, una tendència interessant ha estat recorrent als serveis públics de tot el món. Des de Nova Delhi a Barcelona, ​​d’Argentina a Alemanya, milers de polítics, funcionaris públics, treballadors, sindicats i moviments socials han intentant revertir  la privatització i la renovació del sistema de propietat pública. Això ha estat més popular a nivell local; la investigació recent pel Transnational Institute (TNI) mostra que s’han produït   almenys 835 exemples de (re) municipalització dels serveis públics a tot el món des de l’any 2000 a través de 45 països. A vegades   és en resposta a una privatització o a un venedor proposat; altres vegades la re-municipalització va ser impulsada per la necessitat de millorar els serveis públics per atendre les necessitats bàsiques de les persones i pels reptes mediambientals. Com diu Eloi Badia, Regidor de l’Ajuntament de Bqarcelona de Presidència, Aigua i Energia :

“És important desmitificar el procés de privatització de la llança que ha estat impulsat els darrers    anys per diversos governs ja que és un model que no ha demostrat la seva eficiència ni ofereix   un millor servei o un millor preu.”

DG ECFIN: semàfor ideològic?
Abans de l’emissió de la licitació per a l’estudi de les empreses públiques   a l’octubre de l’any 2015 el Comitè de Política Econòmica de la Unió Europea (EPC) va dur a terme una revisió de dos estudis ECFIN sobre les empreses estatals en els sectors energètic i ferroviari (pel que sembla per  escrit per a KPMG a través d’un contracte separat), i les empreses estatals en nous estats membres de la UE. Els Estats membres, la Comissió i el Banc Central Europeu, l’EPC contribueix al Consell d’Europa. Tots els informes d’EPC són confidencials i Corporate Europe Observatory se li va impedir rebre   les actes de la discussió   a l’octubre de 2015.
Un mes més tard, al novembre de 2015, ECFIN va realitzar un taller de seguiment sobre l’acompliment de les empreses de propietat estatal (EPE) als Estats membres,  preveint la seva reforma. El taller va ser transmès per la web. Introduït per Anne Bucher (Després Directora General adjunt que més tard va deixar ECFIN al president de la Junta per  escrutini dels reguladors de la Comissió), es va iniciar l’esdeveniment amb la curiosa observació que “normalment” la UE se suposa que ha de ser neutral quan es tracta de la propietat  ja que l’article 345  estableix que “els Tractats no hauran de perjudicar les regles dels estats que regeixen el sistema de propietat”.

No obstant això, Bucher va dir al públic que

 “Si un mira cap enrere en els últims cinc anys … es pot veure que teníem en un nombre de casos, recomanaciones sobre  les empreses estatals i la propietat de l’Estat d’aquestes  empreses. En alguns casos, optant cap a  la privatització i això es va produir principalment en aquells casos en què hi havia problemes de sostenibilitat fiscal”.

Va assenyalar a més  que les  recomanacions del semestre europeu inclouen “cinc països amb recomanacions és gestió d’aquestes empreses privatització o” per exemple. Croàcia, Itàlia, Portugal, Romania i Eslovènia. (Es pot extreure un resum de les recomanacions finals semestre europeu per a les empreses estatals per  cinc països per al període 2013-17 aquí. En 2017, Croàcia, Itàlia, Portugal, Eslovènia, Xipre i tenia tals recomanacions.)

No va explicar com malgrat l’article 345 es podien justificar aquestes recomanacions  En alguns països, aquestes recomanacions i condicions podien reforçar les preferències del govern nacional preexistents per a la privatització, però no està clar que aquest sigui sempre el cas.

En el taller de 2015, la DG ECFIN va presentar dos projectes de recerca sobre empreses ferroviàries i energètiques estatals  en els nous estats membres, que valoren només en el rendiment financer. Aquests són els criteris més importants que cal tenir en compte, i que en general són superiors als que es refereixen al sector elèctric.

Resulta sorprenent l’abast de la privatització del sector privat a través del prisma de la rendibilitat i, davant d’aquesta idea, “La privatització és una pregunta equivocada?”, El personal de la DG   de la ECFIN va discutir que era la qüestió correcta, i que les qüestions de benestar social com ara la fixació de preus es gestionaven millor a través de la regulació, en lloc de l’estructura de la propietat. Aquest enfocament es reflecteix en el KPMG i en Bocconi, pel qual es posa èmfasi fermament en “finançament públic i funcionament del mercat”.

La DG ECFIN es va negar a informa dels noms  de les  organitzacions   que van assistir al seu taller 2015 sobre el rendiment de SOE per motius de “protecció de dades”. Quan l’Observatori Corporate Europe va demanar a la DG ECFIN què era el que feia amb els lobbies corporatius sobre la privatització als estats membres de la UE, ens va dir:

“No hi ha hagut reunions del personal de la DG ECFIN específicament dedicades a la privatització o la possible privatització de les empreses estatals o actius en un dels 28 estats membres”.

La DG ECFIN també ens va dir que:

“Hi ha hagut tres reunions identificades a Romania, amb un tema general de governança econòmica de SOE a Romania i la situació de les empreses estatals a la cartera d’un fons d’inversió en una missió de revisió del tercer programa de finançament de balanç de pagaments”. 

Aquestes reunions van ser amb la firma d’inversió de Franklin Templeton .

Romania
L’economia romanesa continua lluitant, una dècada després de la primera crisi econòmica mundial. Com InvestigateEurope ha informat recentment, la reforma del dret del treball, duta a terme a petició de la ‘troika’ de la UE, l’FMI i el Banc Mundial, i els grups de pressió empresarials com el Consell d’Inversors Estrangers i de la Cambra Americana de Comerç, ha deixat  als treballadors romanesos  amb salaris de pobresa.
En el taller DG ECFIN, al novembre de 2015, es va debatre sobre SOEs a Romania. Una presentació a càrrec d’un funcionari del Banc Mundial es refereix a “revifar la OPI [oferta pública inicial d’accions, és a dir, una venda massiva] i l’agenda de privatització” com un “factor clau en el futur.”
La versió en línia del programa del tallersitua a  un empleat de Franklin Templeton Investments com un dels ponents per debatre sobre Polònia i Romania. Basat en els Estats Units,  Franklin Templeton és un dels fons d’inversió més grans del món. Fondul Proprietatea es va establir originalment en 2005 com un fons per compensar els romanesos les propietats  confiscades durant laera comunista. Segons un comunicat de premsa, Fondul Proprietatea “inverteix en les empreses més rendibles i més grans que figuren a Romania com OMV Petrom (el productor de petroli més gran de Romania), Romgaz (el productor de gas més gran del país) i en actius d’infraestructures controlades per l’estat  com l’Aeroport de Bucarest i el port de Constanta “.
Des d’abril de 2013, la junta de Fondul Proprietatea ha inclòs Mark Gitenstein, l’ambaixador dels Estats Units a Bucarest a partir de 2009 a 2012. Al mateix temps, Gitenstein es un conseller especial per exercir pressió de l’important bufet d’advocats d’Estats Units Mayer Brown. Segons el seu perfil   és una de les companyies líders de les empreses estatals, incloent la introducció d’un codi de govern corporatiu per a les empreses estatals. El mateix Gitenstein va dir: “Abunden les oportunitats comercials a Romania i a Europa central i oriental, i la meva experiència i contactes a la zona pot ajudar a treure profit em dels clients.”
El personal de DG ECFIN es reuneix amb Franklin Templeton tres vegades l’any 2015 per debatre les empreses estatals de Romania en el context del programa de rescat de postcrash a Romania. No sabem qui va anar  de DGFFIN  ni de  Franklin Templeton ni el que es va dir que no es van fer minutes d’aquestes reunions. Tot i que Franklin Templeton té certs coneixements sobre l’economia romanesa i el rendiment econòmic de les empreses estatals, és probable que aquestes perspectives siguin des d’una perspectiva corporativa estreta. Després de tot, Franklin Templeton és una organització de lobbying. Es troba a la llista del lobby de la UE per al període 2015-16, va declarar haver gastat 100.000 € – 199.999 € en  lobby.

Calia que es trobessin tres vegades DGECFIN amnb Franklin Templeton en meny de sis mesos?

Passos següents per a l’estudi de KPMG
El projecte KPMG / Bocconi es completarà a finals de novembre de 2017 i la Comissió ha comunicat a l’Observatori Corporatiu Europeu que l’informe final es farà públic. Mentrestant, al 2017, almenys cinc països tenien recomanacions finals del Semestre Europeu sobre SOEs, incloent-hi algunes desinversions o privatitzacions: Croàcia, Itàlia, Portugal, Eslovènia i Xipre.

Al setembre de 2017, l’eurodiputada Molly Scott Cato va fer una pregunta a la Comissió que va ser plantejada sobre el contracte de la DG ECFIN, però en el moment de redactar aquest article no ha estat resposta.

Les preocupacions de l’European Corporate Europe inclouen:

  • Com obtenir una visió general dels actius propietat del sector públic dels 28 estats membres i [encoratjar] l’adopció de les millors pràctiques en matèria de gestió (inclosa la reestructuració i / o la privatització) ) … “ser compatible amb el TFEU 345, que diu que” Els Tractats no es veuran afectats per les regles de la propietat “?
  • El semestre europeu recomana que la privatització sigui realment compatible amb la neutralitat del tractat sobre la propietat?
  • No hauria d’haver un estudi equivalent que mapegi els actius de les empreses del sector privat del sector privat als estats membres de la UE? Pot haver-hi molts avantatges d’aquest tipus d’estudi, on les autoritats públiques han de reclamar impostos no pagats.
  • L’informe de KPMG i el procés del semestre europeu 2018, per qualsevol indicació que la DG ECFIN encapçalés un nou impuls de privatització.
    * Després del seminari de 2015, la Comissió va publicar un informe sobre “Empreses de propietat estatal a la UE: lliçons apreses i camí cap endavant en un context posterior a la crisi”. Això agrupa els estudis DG ECFIN, així com alguns estudis de cas a nivell nacional.

The power of lobbies   Attached files:

Aquest article és una traducció de https://corporateeurope.org/power-lobbies/2017/11/european-commission-preparing-new-privatisation-push 

Font: Marea Blanca

Publicado en Privatización, sanidad pública | Etiquetado , | 1 Comentario

La CUP acusa de organización criminal a ocho investigados en el caso Innova


Josep Prat, ex presidente del Institut Català de la Salut (ICS) que compaginó su cargo con el de director general de Innova, hasta que dimitió por la denuncia presentada por la CUP en el año 2012

La CUP acusa de organización criminal a ocho investigados del caso de presunta corrupción perpetrada en Innova, el grupo de empresas municipales de Reus, bajo el mandato del ex alcalde Lluís Miquel Pérez (PSC), ha informado hoy el partido anticapitalista.

La CUP, en calidad de acusación particular, considera que ocho de los investigados son una organización criminal (penado con ocho años de cárcel) que habría cometido los delitos de prevaricación continuada, blanqueo, falsedad y defraudación a la administración.

También malversación de caudales públicos (penado con ocho años de prisión) y tráfico de influencias (dos años de cárcel), por lo que pide el tope de condena de cárcel; inhabilitación y responsabilidad civil .

Los investigados son Josep Prat, ex presidente del Institut Català de la Salut (ICS) que compaginó su cargo con el de director general de Innova, hasta que dimitió por la denuncia presentada por la CUP en el año 2012.

Se habría coordinado con el ex alcalde Lluís Miquel Pérez para contratar a Carles Manté, ex director del CatSalut, por trabajos de consultoría en sanidad por los que cobró más de 720.000 euros entre el 2007 y el 2011 sin estar del todo acreditados.

Manté creó la empresa CCM Estratègies i Salut en diciembre del 2007, poco después de dejar el CatSalut y enseguida fue contratado por Innova.

Por su parte, el arquitecto Jorge Batesteza también estaba vinculado con el CatSalut como gerente de infraestructuras y también fue contratado por Innova nada más dejar su cargo (2007) para asesorar en las obras de construcción del nuevo hospital de Reus.

Batesteza, en lo que el juez calificó de “esquizofrenia contractual”, también estaba a sueldo de Euroconsult, contratada a su vez por Innova para supervisar los trabajos que realizaba él mismo y por los que cobró, en total, más de 387.000 euros.

Estas operaciones se habrían hecho sabiéndolo la directora financiera de Innova, Ester Ventura, y la secretaria del organismo, Natàlia Torrell, también acusadas.

Finalmente, la CUP acusa también al ex director de obras y proyectos de Innova José Vicente Gómez y al directivo de Euroconsult Sergi Luqui.

La CUP incide en que en el caso Innova era “imprescindible” la “organización” de “diferentes personas de diferentes instituciones públicas y empresas privadas” para poder cometer los presuntos delitos que instruye el Juzgado número 3 de Reus.

Fuente: el diario

Publicado en sanidad pública | Etiquetado , | Deja un comentario

Lista de espera, causa económica o interés privado (Juan Guil)



Las listas de espera no son nuevas, fueron creadas a principio de los 90 cuando Jordi Pujol presidía la Generalidad de Catalunya. Desde entonces han ido en aumento, nunca se intentó eliminarlas. Es causa de sufrimiento de miles de personas, y repercute económicamente en los presupuestos sanitarios.

El tiempo de espera para una operación, según el periódico de Catalunya supera los doce meses, teniendo prioridad las más urgentes. En junio del presente año era de 164.222 pacientes, 33.835 tendrían que ser operados antes de 180 días, son enfermos graves con riesgos de muerte, cientos de personas han muerto esperando la operación, mayoritariamente personas mayores.

La Lista de espera para un especialista afecta a 449.327 personas, 134.000, superaran los 3 meses, datos de principio del 2017, llegando con frecuencia a 1 año

La cuestión es:

¿Cómo afecta la espera de operaciones y visitas a especialistas? ¿qué cantidad de usuarios van a urgencia y médico de cabecera, por el agravamiento de su enfermedad o lesión?

¿Cuantos medicamentos consumen para paliar el sufrimiento los miles de personas que tardan meses y años en ser atendido por su especialista o ser operado?

¿Qué gasto tiene la seguridad social en las bajas laborales causadas por las listas de espera?

Todo este gasto público debe cuantificarse, seguro que es una cantidad importante que ahorraría la seguridad social si no existieran las listas de espera, en medicamentos y personal por las visitas a urgencias y médicos de cabeceras en los cap.

Las medidas para erradicar las listas de espera perjudicarían la sanidad privada que hace negocio de la salud pública. Desde la época del gobierno de CiU, nunca hicieron nada para reducirlas, lo mismo que el gobierno actual, la diferencia del 2016 al 2017 es de 604 pacientes, un % insignificante, ante un problema de esta envergadura. El proceso de independencia está ocultando los problemas sociales y laborales. Todo lo resolverá la republica catalana, pero esta no llegará sin república federal española, se oculta esta realidad para seguir manteniendo un gobierno continuador de la política de Artur Mas, con pequeños retoques.

El tiempo de espera que se publica es mentira, hay un tiempo no cuantificado que llega a superar el año y medio, desde que el médico de cabecera envía al especialista de referencia, se hace las pruebas, se programa la operación, y se incorpora a la lista de espera estando en ella 3 meses los más graves hasta año y medio.

Las personas con recursos se van a la privada para no seguir padeciendo sus problemas, los centros privados son los beneficiados, creciendo de manera considerable en los últimos años, casi un tercio de la población ha contratado un seguro privado.

El Conseller Comín hasta poco conseller de sanidad, se ha dedicado a hacer publicidad con sus planes para el futuro, si no ponemos remedio la situación seguirá igual el sector privado haciendo negocio y los trabajadores pagando las consecuencias de ser usuarios de lo público, las políticas siguen siendo la mismas, sin listas de espera habría ahorro en la sanidad pública, y cientos de miles de personas dejarían de sufrir esperando una operación, pero los intereses de la sanidad privada prevalecen sobre los derechos de las personas.

Fuente: Blog de Juan Guil  Sabadell 8 nov 2017

Guardar

Publicado en sanidad pública | Etiquetado | 1 Comentario

Presentación de la Plataforma Que No Pase Más en Madrid


NOTA PRESENTACIÓN Q.N.P. + en Madrid. 17 noviembre 2017

Con demasiada frecuencia nos llegan noticias, en proximidad, de algún tipo de accidente derivado de alguna acción u omisión relacionada con la sanidad, y su entorno. Son los llamados, genéricamente, “accidentes médicos”. Hay casos de todo tipo. Desde errores lamentables a insuficiencias materiales, fallos humanos, pérdidas de oportunidad y hasta auténticos horrores por mala praxis o negligencias estrictas.

En los tiempos que corren una serie de factores han provocado un incremento de estos casos: masificación asistencial, restricción de medios y cierre de equipos, empeoramiento de las condiciones de trabajo, listas de espera insoportables, híper-medicamentalización o co- REpagos que comprometen la adhesión a tratamientos, infrafinanciación pública en general y especialmente de la Atención Primaria, iatrogenias del propio sistema, y en definitiva recortes y privatizaciones en una evidente escalada de mercantilización de la salud y la sanidad.

Las víctimas directas o allegados de estas penalidades, padecen un doble desamparo.
El producido por el sistema sanitario y del judicial, en el caso de denunciar su caso concreto.

Hace unos años surgió en Barcelona un colectivo de afectados, familiares y personas solidarias, en casos de accidentes médicos; que no son un grupo de ayuda mutua (que también), ni un colectivo dedicado a hostigar ni enfrentarse a los trabajadores del sector sanitario. Al contrario sostienen que hay que separar y denunciar aquellos malos profesionales que desprestigian a la gran mayoría de trabajadores /as, quienes hacen su trabajo de manera ejemplar y en ocasiones casi heroica.

La plataforma afronta de forma organizada, empática y fraternal las consecuencias diversas provocadas por circunstancias a menudo muy penosas. Se llamaron Que No Pase más (QNP+) porque su mayor objetivo es ese. Evitar, tanto como sea posible, que se sigan repitiendo estos incidentes dramáticos. Para esa finalidad trabajan en el ámbito sanitario, jurídico- legal y en el social. Así proponen una serie de cambios en el tratamiento legislativo y la gestión de casos.

En este tiempo QNP+ ha realizado multitud de presentaciones, materiales, conferencias, actos. Han participado en organizaciones ciudadanas del sector. Han
obtenido muchas adhesiones de Administraciones, como ayuntamientos, y se han entrevistado con responsables profesionales, sociales y políticos.

Este 17 de Noviembre 2017, QNP+, se presenta en Madrid, de la mano de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, MEDSAP – Marea Blanca. No se trata de
exponer una experiencia, solo. Se trata de animar a esta lucha justa también en esta ciudad y esta comunidad hermana, que defiende la dignidad y los derechos sociales y democráticos con decisión gobierne quien gobierne.

Publicado en Convocatorias, Salud pública, sanidad pública, Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario

La medicina es política y la salud un movimiento social: la primaria revolución


Reproducimos el extraordinario Editorial en la revista AMF, “Nuevas formas organizativas para defender una atención Primaria que va camino de “no ser”” de Nani Vall-llosera (presidenta del Fòrum Catalá dÁtenció Primaria) y Pablo Simón (presidente del Foro Andaluz de Atención Primaria).

El bioeticista Ezekiel J. Emmanuel escribía hace poco la necesidad de ampliar el compromiso profesional al ámbito Político (con mayúsculas):

“La responsabilidad del médico de promover el bienestar de los pacientes se hace más compleja por el reconocimiento de que existen factores importantes fuera de la atención sanitaria que influyen significativamente en la salud de los enfermos y los resultados de la propia asistencia sanitaria. El médico ideal no puede preocuparse solo de lo que ocurre en los confines del hospital o el centro de salud, sino que tiene la obligación de fomentar la salud con una visión mucho más amplia. Por eso, las obligaciones de los profesionales van más allá del encuentro clínico“

La defensa de la equidad social a través de la promoción y la reivindicación pública de políticas no sanitarias que aborden los determinantes sociales de la salud, la lucha contra la medicalización y la imposición de un discurso hegemónico tecnocientífico o la protección de la atención primaria, son parte de esas obligaciones que todo médico (trabaje en el ámbito que trabaje) debería considerar como integradas en su compromiso profesional y ético con la salud de las personas y el progreso de las sociedades.

Este Editorial es una imprescindible sacudida, un vital aguijonazo, una necesaria llamada a una revolución de la conciencia de la adormecida clase sanitaria, las ensimismadas instituciones profesionales y la anestesiada ciudadanía, así como el enésimo (y probablemente vano) intento de iluminar a nuestra más que ciega clase política.

La Medicina es Política; la salud, un movimiento social.  

Nuevas formas organizativas para defender una Atención Primaria que va camino de «no ser»

Nani Vall-llossera Moll de Alba

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Presidenta del Fòrum Català d’Atenció Primaria (FoCAP). Barcelona

Pablo Simón Lorda

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Presidente del Foro Andaluz de Atención Primaria (FoAAP). Granada

La llamada «crisis» desatada en 2008 ha sido más bien un proceso de reajuste político, social y económico, dirigido por los poderes financieros del capitalismo neoliberal, con el objeto de recortar los derechos conquistados en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Este proceso ha tenido como puntas de lanza la destrucción del empleo y los derechos laborales y, de forma simultánea, el debilitamiento de los tres pilares de los sistemas públicos de bienestar: protección social (paro, pensiones, dependencia), educación pública y, claro está, sanidad pública.

Dado que la columna vertebral de un sistema sanitario público fuerte es una Atención Primaria (AP) fuerte, no es de extrañar que los procesos de desfinanciación se hayan cebado de forma muy especial en ella. En España esta quiebra ha sido relativamente sencilla por la disonancia que existe entre las grandilocuentes declaraciones de la clase política sobre la «prioridad» de la AP (que en realidad ni conocen ni utilizan) y la realidad de unos presupuestos claramente «hospitalocéntricos». Si a ello se añade la propaganda incentivada en los medios de comunicación sobre los milagros de la atención hospitalaria (AH), con su tecnología espacial, sus éxitos quirúrgicos y sus tratamientos casi de ciencia-ficción, resulta sencillo entender lo fácil que ha sido desguazar la AP sin que la ciudadanía, anestesiada, se haya echado a las calles. Este es el «paretiano» resultado: la AP atiende hoy a más del 80% de los pacientes con mucho menos del 20% del presupuesto, mientras que la AH atiende a menos del 20% de los pacientes con casi el 80% del presupuesto sanitario público.

Pero quizás este proceso de pauperización hubiera sido más difícil de lograr si los profesionales de la AP y, especialmente, sus organizaciones profesionales, hubieran estado dispuestas a pelear más. En efecto, en esta década ha sido llamativo el relativo abandono de la defensa combativa de la AP por parte de las sociedades científicas, los colegios profesionales y los sindicatos. Las sociedades científicas parecen haber decidido regresar a la pura «ciencia», quedando con demasiada frecuencia maniatadas por las subvenciones de las administraciones autonómicas o los favores de la industria farmacéutica. Los colegios profesionales, a pesar de la notable afluencia de profesionales de AP a sus directivas, han seguido ensimismados en sus tradicionales cuestiones corporativas, con gran resabio hospitalario. Los sindicatos, de clase o profesionales, han plegado sus estrategias a las de los grupos políticos a los que han servido como correa de transmisión y para los que la AP es una menudencia sin importancia. Todo ello ha hecho cundir entre muchos profesionales de AP, antaño muy reivindicativos, la tremenda sensación de que «no hay nada que hacer» y que el «apoliticismo» y el cultivo de la propia consulta, cual jardín privado, es lo único que queda.

Pero «apoliticismo» y «Atención Primaria» son palabras que casan mal. Los grandes referentes de la AP, como Barbara Starfield, Tudor Hart o Iona Heath, lo han tenido o lo tienen muy claro. La mirada típica de la AP al territorio de la salud es política por definición. Y es que la realización concreta del derecho humano a la salud y la atención sanitaria exige el desarrollo de sistemas públicos de salud, que solo son efectivos y eficientes cuando su eje principal es una AP fuerte. Por eso, cuando esto está amenazado, como lo está actualmente en España, es una obligación ética estricta de todo profesional salir a defenderlo activamente. Las éticas profesionales, si quieren ser coherentes, han de ser necesariamente éticas políticas.

Esta es la mirada desde la que en esta pasada década han comenzado a construirse en AP organizaciones profesionales distintas a las clásicas sociedades científicas, colegios profesionales o sindicatos. Entre estas organizaciones alternativas, cabe señalar el Fòrum Català d’Atenció Primaria (FoCAP, 2009) y el más reciente Foro Andaluz de Atención Primaria (FoAAP, 2017). En esta misma tendencia hay que enmarcar también los congresos alternativos a los de las sociedades científicas, con visión poliédrica de la AP e independencia de la industria farmacéutica, como los Seminarios de Innovación en Atención Primaria (SIAP) organizados por el Equipo Cesca o el congreso de La Cabecera. Iniciativas como la Plataforma Nogracias o los vídeos de “1 cada 8 horas” también beben de la misma filosofía.

Centrándonos ya en los mencionados foros, FoCAP y FoAAP, aunque cada uno de ellos tenga sus propias trayectorias y peculiaridades, es posible detectar algunos rasgos comunes que los caracterizan:

1. Tienen un discurso centrado en la reivindicación de la AP como eje vertebrador de la defensa de la sanidad pública. Aspiran a convertir este axioma en hegemónico en el discurso general sobre los sistemas sanitarios públicos. Es decir, pretenden que todos los actores implicados en la defensa del sistema sanitario público asuman como postulado central que no hay sanidad pública justa si su eje vertebrador no es una AP fuerte. Para estos foros, la AH debe ser complementaria de la AP, y no al revés. Es la AH la que está al servicio de la AP y no al contrario.

2. Defienden una mirada integral de la salud, muy atenta a los determinantes sociales y a la equidad, radicalmente contraria a los procesos de medicalización de la vida, compresiva con la longitudinalidad de los procesos biográficos de los pacientes y con honda aspiración comunitaria. Esta mirada es claramente contracultural, pues es muy crítica con las propuestas hipermedicalizadoras, tecnológicas, hospitalocéntricas, biologicistas e individualistas que hegemonizan actualmente el discurso sobre la salud.

3. Poseen un carácter multidisciplinar, no solo «médico». Los foros son espacios abiertos a todas las profesiones sanitarias del ámbito de la AP. Además, buscan la cooperación con las organizaciones que defienden similares postulados, sean ciudadanas o profesionales de carácter general, como las Mareas, o más específicas de los profesionales de AP, como Rebel·lió d’Atenció Primària o Basta Ya Málaga. Los foros no pretenden, pues, ocupar todo el espacio de la lucha por la defensa de la AP, sino que impulsan, apoyan y tratan de coordinarse con quienes persiguen sus mismos fines.

4. Tienen un modelo de organización abierto y participativo, sin cargos fijos, ni estructuras muy rígidas. Buscan más la horizontalización y el trabajo cooperativo. Autofinancian sus actividades mediante aportaciones de sus integrantes y rechazan de plano la financiación por la industria farmacéutica o la administración sanitaria.

5. Hacen un uso intenso y extenso de las redes sociales como herramienta de reivindicación y lucha. Saben que la comunicación interna y externa potente y bien articulada genera poder de transformación. Los foros quieren tener ese poder.

6. Cuestiones científicas, clínicas, laborales, financieras, éticas, legales, organizativas, de política y gestión sanitaria relacionadas con la AP: todo entra en el campo de visión de los foros, que tienen una mirada integral de la realidad.

7. Mantienen una actitud muy combativa con las administraciones sanitarias. En su opinión, las estrategias de «prudencia» y «colaboración» practicadas por los otros actores (sociedades, colegios, sindicatos) en los últimos años no han tenido el resultado esperado, antes al contrario. Piensan que a las administraciones hay que forzarlas a cambiar y que no lo harán por propia iniciativa y sin presión externa.

8. Asumen una posición crítica, pero de mano tendida, hacia sociedades, colegios y sindicatos para lograr que salgan de la zona de confort en la que estas organizaciones han quedado aparentemente atrapadas en la última década. Generar un frente común de todos en la defensa hegemónica de la AP, junto con otras organizaciones profesionales y ciudadanas, incluidos partidos políticos, es la gran aspiración de los foros.

9. Reconocen que su propia mirada sobre la AP no es en estos momentos la mayoritaria entre los profesionales de AP, víctimas del proceso de descapitalización, desmotivación y vaciamiento profesional que han sufrido en la última década. Por eso apuestan por intensos procesos de reestructuración cognitiva, emotiva y volitiva de los profesionales, especialmente de los que pertenecen a las generaciones más jóvenes, que quizás solo han llegado a conocer la degradada AP actual. Este proceso debería vacunar a los profesionales contra la pasividad irresponsable que acaba en el nihilismo y el cinismo. Pero también contra la hiperresponsabilidad que termina en un estoicismo desmedido que acepta resignado cualquier marco de trabajo por deteriorado que esté, cosa que ha sido ampliamente utilizada por las administraciones sanitarias como estrategia de control y sometimiento en esta década pasada.

Es pronto para saber si estas nuevas formas organizativas tendrán un resultado mejor que las organizaciones clásicas para reconstruir una AP que está en una situación de emergencia vital. Lo que sí es claro es que, sea en unas, en otras o en ambas, si los profesionales no se levantan para defender la AP, nadie va a hacerlo por ellos. Y si la AP muere, morirá todo el sistema sanitario público y, con él, el derecho humano a la protección de la salud.

Fuente: nogracias

Publicado en Salud pública, sanidad pública | Etiquetado , , | Deja un comentario

Así me destrozó la vida el amianto


Seis afectados por las partículas cancerígenas cuentan cómo han enfermado o visto morir a familiares en la fábrica, en el barrio o por lavar ropa

Algunos de los afectados sostienen los estatutos de Avida. / Jesús Barrera

Un grupo de afectados por las microscópicas partículas del amianto, todavía relativamente sanos, de la Asociación De Víctimas del Amianto-Andalucía (Avida) –los más graves, con cáncer, declinan hablar ya con los medios de comunicación– citan a este periódico y a El Correo TV en el Hogar del Pensionista de Bellavista, no lejos de donde se levantaba la fábrica de Uralita que envenenó a no pocos de ellos.

«Cada año mueren entre cinco o seis afectados», explica el presidente de Avida, Antonio Delgado. Muchos de estos afectados han pasado décadas en contacto con las microscópicas partículas, pero ya han fallecido de cáncer fulminante otros que apenas prestaron servicio durante seis meses. Y en la conversación flota la sombra de quienes van quedando por el camino y ya no pueden prestar su testimonio. El último, «Rueda», apellido de un afectado por cáncer de laringe, que algunos de los asistentes a la cita todavía daban por vivo.

Una cuenta de trabajadores muertos que comenzó hace muchos años, cuando todos los reunidos trabajaban, pero notaban que algo pasaba. Que personas reclutadas sanas tras un riguroso examen que descartaba a enfermos pulmonares enfermaban a los pocos años y acababan muriendo.

Las partículas de Uralita afectaron tanto a quienes las cogían con las manos desnudas y sin mascarillas como a quienes trabajaban en la oficina. Mataron –de cáncer, en este caso concreto– hasta al médico de empresa que echaba la culpa al tabaco que fumaban los operarios y enmascaraba como bronquitis sus asfixias por asbestosis

Delgado teme que con el cierre de Uralita el problema no haya quedado resuelto y quede tela que cortar en el futuro: «Los trabajos de desamiantado los hacen pequeñas empresas. Faltan medidas de protección, revisiones médicas o la supervisión del Estado». También critica que Uralita, filial de un grupo europeo que antes de los 70 conocía los efectos nocivos del amianto, tardó muchos años en tomar medidas en España «a sabiendas». Y que, una vez cerrada la fábrica en Bellavista, el negocio del amianto siga en Suramérica y África.


MANUEL CASTILLEJA
«Me sacaba el polvo venenoso de la boca»

«Entré en Uralita en 1965. Tengo 77 años. He trabajado allí durante 29 años, desde el primer día al último allí donde más polvo de amianto había. Lo he llegado a coger con las manos durante 14 años, y durante otros seis estuve descargando camiones de amianto en las horas extras. Me he llegado a quitar ese polvo de la boca, y en los últimos años comencé a ver cómo iban muriendo compañeros, sobre todo los que estaban empleados en los molinos, que iban falleciendo de asbestosis con 40 o con 50 años. Yo estoy entre los que peor estado de salud tiene ahora entre los que quedamos vivos: me ahogo y no puedo hablar. Vivo en un segundo piso y no puedo subir las escaleras. Los vecinos me ven arrastrarme. Tengo asbestosis y me ven cada seis meses en el hospital. Cada día voy a peor. Además el amianto me ha afectado la bolsa que rodea el corazón, y no lo deja latir. Pese a todo esto, no me prejubiló a los 53 años el amianto, sino que lo hicieron dos hernias discales. Los síntomas comenzaron dos años después de que dejara Uralita. Me acompañó un día mi mujer al médico, y el doctor me dio dos años y medio de vida si no dejaba el tabaco. Así que cogí el paquete que llevaba, con todo lo que me gustaba fumar, y lo tiré a la papelera. Eso pasó hace ya 23 años», explica entre toses este antiguo empleado en el Hogar del Pensionista de Bellavista.



MIGUEL ALONSO PÉREZ
«Llegábamos sanos y revisados, pero nos iban enfermando año a año»

«Antes de hablar de cómo me afectó el amianto a mí tengo que recordar que se llevó a dos seres queridos: a mi padre y a mi tío apenas pasaron de los 50 años, a causa de sendos mesoteliomas (un tipo de cáncer). Yo llegué en 1968, recién salido de la mili. Entonces en Uralita no entraba cualquiera. Se hacía un reconocimiento médico exhaustivo para descartar cualquier candidato con problemas respiratorios, así que si te colocabas allí estabas muy sano. Sin embargo todos enfermamos. Yo he visto en 30 años cómo se iba deteriorando mi salud. El médico de empresa se limitaba a decirme: ‘Miguel, deja el tabaco’. Y como le contestaba que no fumaba, primero hacía un gesto y después me iba diagnosticando que lo que tenía eran sucesivas bronquitis. Mi puesto era de tornero, fabricaba los tubos de uralita, e inhalaba mucho polvo. Solo cuando la fábrica cierra me dicen que lo que tengo es profesional… para que se ocupe de mí la Seguridad Social después de que la empresa se haya estado ahorrando los costes al ocultar mi diagnóstico», explica Miguel después de volver a la sala del Hogar del Pensionista. Mientras este periódico entrevistaba a otro de sus compañeros tuvo que salir, dando bandazos, por una súbita molestia. Pero al poco regresó para poder ofrecer su testimonio. Avida asegura que la Seguridad Social no tiene calculado cuántos enfermos hay de asbestosis u otras enfermedades relacionadas con la inhalación de amianto, un cálculo difícil por todos los extrabajadores que se han ido a sus pueblos a enfermar en silencio. Ya desde los años 70, los estudios europeos que no se tenían en cuenta en España calculaban que si lo habitual en cualquier industria era un 40% de enfermedades profesionales, en el ramo del amianto la cifra se elevaba al 70%. Por Uralita han pasado unas 2.000 personas a lo largo de toda su historia, según cálculos de Avida, y la enfermedad puede recrudecerse en pocos días. «A lo mejor dentro de un mes alguno de nosotros está en la lista [de fallecidos]», tercia en la conversación Antonio Delgado. «La legislación está muy por detrás de la realidad, pero también la formación de los médicos. Cada vez que llega un neumólogo nuevo a Valme temblamos».



JOSÉ BOHÓRQUEZ
«A mi hija le operaron un pulmón con atel
actasia»

«Entré en Uralita en 1962 con 15 años y he estado allí 37 años como electricista y mecánico, hasta 1999. Me metía en todas las máquinas averiadas, por supuesto con polvo de amianto hasta donde no te lo crees. Es que llegábamos a trabajar a las seis de la mañana y el patio de la fábrica estaba como nevado de amianto, hasta la bola de polvo… tal es así que una de mis hijas, que iba al colegio de monjas pegado a la empresa, se ha tenido que operar de un pulmón con los años, por culpa de una atelactasia, que solo produce el amianto. Ha tenido suerte y lo han pillado a tiempo, pero ya tiene un trozo de pulmón menos. Yo me reviso en [el Hospital de] Valme todos los años. Tengo EPOC, vivo en un tercero y no subo ni un piso sin descansar. Creo que el médico se equivoca y que tengo asbestosis. Pese a que fumaba, lo que me pasa dudo que sea por culpa del tabaco.



JUAN CARLOS ATIENZA
«Me tuve que prejubilar a los 50: me ahogaba»

«Entré en la fábrica en 1963 y después de trabajar me dedicaba a descargar camiones de amianto durante cuatro o cinco horas más, hasta que me prejubilé porque me asfixiaba, me ahogaba. Tenía 50 años y en un reconocimiento médico me dijeron que tenía asbestosis y que era mejor que dejara el trabajo. Ahora estoy relativamente bien a mis 77 años: no puedo subir escaleras, no tengo capacidad pulmonar, pero no es una asbestosis severa y todos los años paso un reconocimiento hospitalario». Avida reclama una solución como las de Francia y otros países: crear un fondo de indemnizaciones a cargo del Estado y las empresas fabricantes al 50 por ciento. Porque las jubilaciones de los extrabajadores se limitan, expone la asociación, a lo que perciben como afectados por enfermedad profesional, sin ninguna compensación por haberse dejado la salud al trabajar con altas concentraciones de amianto.



ANTONIO DELGADO
«Dependo del ventolín, que causa adicción»

«Entré a trabajar en Uralita con la misma edad y el mismo día que José Bohórquez. Las medidas de protección llegaron a Uralita tarde y además, no para todo el mundo. A mí no me las dieron y acabé prejubilado en 1993 con asbestosis, esta enfermedad lenta, progresiva e irreversible: mi capacidad torácica disminuye cada día y siempre llevo a mano el ventolín [un inhalador]. Pero claro, no lo puedo usar cada vez que me asfixio porque crea adicción y entonces deja de servir. Solo está para situaciones límite, cuando, como decimos nosotros, me quedo pillado, sin romper ni para fuera ni para dentro, al borde de la muerte por asfixia. Uno de los directores de Uralita también murió de cáncer. El médico de empresa también. Además, la asbestosis tiene una fuerte carga psicológica: como afecta a todos los aspectos de tu vida, es duro y tiene consecuencias ver que no tienes aliento para completar tareas normales».



RAFAEL VELÁZQUEZ
«Mi mujer murió por haber jugado de niña
con el amianto»

«Me pregunta por mi contacto con el amianto y no tengo ninguno. Quien lo tuvo fue mi señora, Ana. Hace ocho años comenzó a sentir molestias. Trabajaba en el Hospital Virgen del Rocío y comenzó que se asfixiaba a un médico. Cuando le hacen una radiografía al doctor se le cambió la cara. Se alarmó. Aparecían síntomas de cáncer en forma de una mancha negra en uno de los pulmones, y le hicieron una biopsia sobre la marcha. Y le preguntó: ‘Ana ¿qué relación tienes con el amianto?’. Ella recordó: ‘Siendo niña, junto a mi barrio [Fuente del Rey, Dos Hermanas] había un vertedero de amianto. Los niños de en torno a los 10 años pisábamos el polvo para compactarlo cuando lo descargaban los camiones y se quedaban las calles cubiertas. Salíamos cubiertos enteros de ese polvo blanco’. A los 15 días de la radiografía ya le estaban dando quimioterapia, pero ella no aguantó el tratamiento. Tenía un mesotelioma que no era ni operable ni curable. Pasó cuatro años de padecimientos. Figúrese soportar eso. Al final, después de cambiarle el tratamiento por pastillas porque no podía mas, la quisieron llevar a la unidad de cuidados paliativos, tras tener encharcados los dos pulmones y afectada la membrana del corazón. En ese momento nos la llevamos a casa. Duró 20 días y le pudimos dar la calidad de vida que pudimos, explica este viudo, desconsolado, y asombrado de que no hace tanto los críos de la periferia de Sevilla jugaran con los desechos del letal polvo blanco. Los afectados se quejan de que los médicos de familia no están entrenados para detectar estos cánceres, que comienzan con un dolor en un costado con apariencia de molestia muscular o luxación. Cuando llegan los segundos síntomas los médicos ya no pueden hacer nada y los pacientes se van en 15 días.

Fuente: el correo

Publicado en Amianto, Cáncer, Salud pública | Etiquetado , , | 1 Comentario