Miserias de la sanidad pública


La situación actual de la Atención Primaria, puerta de entrada a la sanidad y encarnizada por los recortes iniciados durante el gobierno de Artur Mas, nos afecta a todos: en primer lugar a los ciudadanos que con sus impuestos pagan unos servicios que no ofrecen respuesta, y a los trabajadores que, tras años de sufrir una gestión de la miseria, han despertado.

Ser médico de Familia, especialista de la incertidumbre, es luchar contra el tiempo. En una consulta de siete minutos se atiende a personas que piden ayuda, que sufren, que pueden tener una enfermedad grave, que necesitan ser escuchadas, pero la lista de pacientes es interminable, no hay límite, falta personal y debes decidir, escribir en un ordenador que se cuelga, solicitar pruebas complementarias que tardan meses en realizarse, radiografías que no se valoran por radiólogo (en servicios que se han privatizado). Si quieres consultar con un especialista da igual que hagas una derivación urgente, no se valora nuestra opinión, y el usuario espera meses para ser atendido por un problema que puede ser grave. No es que haya lista de espera para una intervención quirúrgica, hay lista de espera incluso para entrar en las listas de espera.

‘Conseller’ Comín, responda al manifiesto que ya hemos firmado más de 40 centros de Atención Primaria. Los profesionales queremos atender dignamente a nuestra población, queremos tiempo, queremos ser resolutivos y queremos que se deje de castigar a la ciudadanía que usted, con su cargo, es el último responsable. No queremos limosnas que no van a solucionar los graves problemas que sufrimos tanto usuarios como trabajadores de la Atención Primaria.

No se solucionará el problema con comisiones de expertos, con planes filosóficos, con unos cuantos euros ni con palabras fútiles, la Atención Primaria es un paciente crónico complicado que ha llegado a este estado por la falta de recursos y planificación, y necesita urgentemente una inyección que consiste en escuchar a los que trabajamos en las trincheras, a los que vivimos el día a día con el paciente que nos entra en la consulta. Nosotros sabemos dónde está el origen de esta enfermedad.

‘Rebelión Atención Primaria’ somos médicos, odontólogos, enfermería, personal de gestión, informáticos, trabajadores sociales y tenemos el apoyo de los usuarios, entidades científicas y asociaciones que defienden la sanidad pública. Queremos seguir ofreciendo esa excelencia de la que tanto se habla y que acabará en un “necesita mejorar” si no se toman medidas urgentes y reales.

Griselda Martín y otras 55 personas firman la carta.

Fuente: el periódico

Anuncios

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miserias de la sanidad pública

  1. Pingback: Miserias de la sanidad pública – Boletín Informativo de la Sanidad Pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s