UE: los ajustes económicos incrementan el riesgo de resurgimiento de la tuberculosis


Hospital para tuberculosos de San Rafael (Segovia) en 1943. / vidal (efe)

El control de la tuberculosis requiere un fuerte infraestura en salud pública
para detectar y tratar a las personas infectadas.  La Organización Mundial de la Salud  (OMS) ha identificado que una mejor detección de casos y un tratamiento exitoso son  acciones prioritarias para orientar en la obligación de cumplir los niveles de prevención y control de la tuberculosis en 2015. Tales mejoras requerirán la expansión de la vigilancia y los servicios de diagnóstico – especialmente entre los grupos más vulnerables. Durante las últimas dos décadas, las tasas globales de detección de casos y tratamientos con éxito para la tuberculosis han aumentado de manera constante. Sin embargo, la detección y el tratamiento siguen siendo deficientes en varios países, principalmente en la Europa del este y al sur del Sahara en África.

La Europa occidental tiene altas tasas de detección de casos activos y de éxito del tratamiento.  No obstante, del 2008 al 2011 la recesión económica y los resultantes recortes en los presupuestos de salud pueden haber debilitado el control de la tuberculosis y los programas de prevención.  Las recesiones económicas suelen ir acompañados de aumentos en el consumo de drogas, falta de vivienda, migración de los grupos vulnerables y otros factores que afectan a la transmisión de la tuberculosis.  En un estudio de gran alcance, 27 expertos en enfermedades infecciosas predijeron que la falta de personal, la congelación de las contrataciones y la reducción de la fuerza de trabajo durante la recesión en Europa, que comenzó en 2008, tendrían un impacto regional negativo en el control y tratamiento de diversas enfermedades transmisibles. La tuberculosis era la enfermedad más comúnmente citada como una causa de preocupación. A pesar de estas preocupaciones, varios Estados miembros de la Unión Europea han introducido cuotas de usuarios o recortes presupuestarios a los programas de enfermedades infecciosas desde el inicio de la recesión. Entre 2008 y 2010, por ejemplo, Letonia redujo aproximadamente el 50% de los gastos de las pruebas de diagnóstico para los pacientes. No todos los países europeos redujeron los fondos para  programas de enfermedades transmisibles. Estonia redujo el gasto de salud después de que comenzó la recesión, pero ptotegió el gasto en la detección de enfermedades transmisibles. Croacia redujo el 33% los gastos de medicamentos recetados para usuarios y tanto Austria como Alemania aumentaron sus presupuestos para la prevención y control de las enfermedades infecciosas.

En este estudio se pone a prueba la hipótesis de que la reciente recesión económica y las asociadas reducciones en el gasto de salud pública resultó en una disminución de las tasas de detección y tratamiento de casos de éxito de la tuberculosis en la Unión Europea. A continuación, utilizamos modelos matemáticos que explican la dínama no lineal de la tuberculosis, para simular las consecuencias de cambios en las tendencias futuras de la economía en la incidencia de tuberculosis, prevalencia y la mortalidad.

Acceder al estudio completo en inglés aquí. Ver también el artículo Europa se enfrenta a un repunte de la tuberculosis, publicado en El País en agosto del 2013.

Abstract en castellano del estudio.

Control de la tuberculosis y recesión económica: estudio longitudinal de datos de 21 países europeos.

Objetivo:Investigar si la recesión económica ha afectado al control de la tuberculosis en la Unión Europea.

Métodos: Se utilizaron modelos de regresión multivariados para cuantificar la asociación entre el producto interior bruto, el gasto en salud pública y las tasas de detección de casos de tuberculosis a partir de los datos de 21 estados miembro de la Unión Europea (1991 – 2012). Los cambios estimados en la detección de casos atribuibles a la recesión se combinaron con modelos matemáticos de transmisión de la tuberculosis para proyectar la influencia potencial de la recesión en la epidemiología de la tuberculosis hasta el 2030.

Resultados: Entre 1991 y 2007, las tasas de detección de la tuberculosis  con resultado positivo en el análisis de esputo en la Unión Europea se mantuvieron estables en torno al 85%. Durante la recesión económica (2008-2011), las tasas de detección se redujeron en un promedio del 5,22% (intervalo de confianza, IC, del 95%: 2,54-7,90), pero las tasas de éxito en el tratamiento no mostraron ningún cambio significativo (P = 0,62). Una caída en los resultados económicos de 100 dólares estadounidenses per cápita fue asociada a una reducción media del 0,22% (IC del 95%: 0,05-0,39) en la tasa de detección de casos de tuberculosis. Una caída equivalente en el gasto en los servicios de salud pública se asoció a una reducción media del 2,74% (IC del 95%: 0,31-5,16) en la tasa de detección. Los modelos matemáticos sugieren que la recesión y las políticas de austeridad consiguientes conducirán a un aumento de la prevalencia de la tuberculosis y de la mortalidad atribuible a esta enfermedad que se espera que persista durante más de una década.

Conclusión: En la Unión Europea, los recortes en el gasto en servicios de salud pública parecen haber reducido la detección de casos de tuberculosis y haber incrementado el riesgo a largo plazo de un resurgimiento de la enfermedad.

Visto en: Cas Madrid.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Salud pública, sanidad pública y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s