Aportación de Dempeus al Foro del Sur de Europa


Intervención de Toni Barbarà en el 3er Panel del Foro del Sur de Europa celebrado en Barcelona los días 23 y 24 de enero de 2015.

Taller de Políticas sociales y medioambientales, Desigualdad de género y clase, Servicios Públicos y recursos básicos, Ecología y cambio climático. Moderada por Ernest Urtasun

(Dempeus per la Salut Pública- Toni Barbarà)

Permítanme dedicar unos breves minutos a aportar un soplo de aire saludable a esta interesante reflexión.

Para quienes no conozcan “Dempeus”, tal solo una pincelada diciendo que se trata de una organización social de ciudadanía insurrecta. Soberana, empoderada, democrática, plural y “en pie”. Renuncio desde ya a traer aquí cifras, estadísticas u otros materiales por falta de tiempo y espacio y en todo caso dejen que les recomiende acceder a todo ello, ordenado y editado en nuestra página Web  https://dempeusperlasalut.wordpress.com/

Estamos confeccionando, aquí y entre tod@s, un magnífico diagnóstico de la situación en nuestros países de este sur europeo. Un diagnóstico abundante, completo, riguroso y pluridisciplinario.

El diagnóstico no puede ser más preocupante. Reconocido por firmas de prestigio, en absoluto sospechosas de izquierdismo, por British Medical Journal cuando afirma (junio 2013) que las medidas políticas de austeridad son malas para la salud. Por The Lancet cuando publica (nov 2012) que la salud de la próxima generación será peor que la de la actual. O si atendemos al profesor Mikel Marmot que lidera el grupo de trabajo sobre desigualdades en salud de la OMS que dice textualmente que el alto desempleo, sobretodo el juvenil, es una auténtica emergencia sanitaria.

En nuestro caso optamos por hablar de SALUD, más si cabe que de Sanidad. Salud entendida como aquella manera de vivir autónoma, solidaria y gratificante…. De salud como aspiración y derecho legítimo a la felicidad.  De la salud de una sociedad que viene determinada, por el trabajo, o no, sus condiciones y estabilidad, la vivienda, el medio ambiente, la educación, la alimentación…el urbanismo, la cultura…

Y por supuesto  de una salud que requiere de la sanidad, de la actuación del sistema sanitario para protegerla y recuperarla cuando se pierde, aunque no es cosa exclusiva de los profesionales, de “las batas blancas”, que también,  sino de toda la ciudadanía.

Así hablamos de Sistemas  Públicos y Nacionales de Salud en nuestros respectivos países.  Para ser considerados como tales deben inexcusablemente ser Universales y sin exclusiones, Públicos con financiación suficiente y pública – que no “gratuitos” ya que vienen sostenidos por nuestro trabajo y nuestros impuestos – , Integral,  Equitativa y de Calidad.

Ni siquiera entro en la descripción de tantos y tan graves errores en nuestras realidades nacionales cotidianas, Verdadero ranking vergonzante de los Horrores que padece la población y en especial los sectores más vulnerables y necesitados. Dramática la situación en salud laboral, salud pública, en parámetros de todo tipo (esperanza de vida, mortalidad, listas de espera, recortes, privatizaciones, cierres, exclusiones… Trágica en salud mental con un índice de suicidios en continuo ascenso. Eso con datos contrastados en la mano, en Grecia, en España y en toda Europa, especialmente en  los países del Sur.

A pesar de los eufemismos de lenguaje usados por el neoliberalismo que pretende culpabilizarnos, resignarnos, atemorizarnos y nos pretende confundir con un leguaje adulterado: Co-pago (para decir – RE- Pagar otra vez más), colaboración publico –privada (para decir apropiación para el negocio de recursos públicos), ingeniería financiera (para decir privatización y parasitación)… Se impone reactivar la batalla del lenguaje para recuperar la defensa de los conceptos.

Proponemos un estudio y evaluación sostenidos en el tiempo y en todos nuestros territorios para poder seguir la situación de esta realidad en salud, así como la de otros servicios públicos y muy en particular la educación, a partir del presente mecanismo de confluencia en este Foro

Una mención muy candente en estos momentos para la tragedia que afecta a personas enfermas por el virus de la Hepatitis C.  Mientras pasa el tiempo con mesas de expertos discutiendo sobre criterios y por supuesto sobre el precio y el mercado, cada día mueren 12 personas en este país por esta patología que hoy dispone de un tratamiento eficaz para un gran porcentaje de casos. Si un gobierno decide declarar la situación de emergencia sanitaria al respecto puede acceder a compra de genéricos producidos en la India u otros países fuera de patente de multinacional a precios de  110 €uros frente a los 20.00 a 65.000 en otros territorios.

La otra “epidemia”, más letal que el mismo Ebola,  que nos acecha actualmente es la imposición de TTIP. Si ese tratado transatlántico de Europa con USA finalmente progresa la salud y la sanidad públicas quedarán tocadas de muerte a manos de la desprotección, la i-lógica mercantil y el negocio por encima de cualquier derecho.

Una propuesta también de ámbito en la reflexión: debemos abrir el diafragma y contemplar la globalidad del planeta especialmente en cuestiones como la salud donde no hay fronteras en el sentido más literal de la expresión y donde la única opción inteligente y eficiente es la actuación global.

Acabando, una prescripción, una receta inevitable para un médico.  El Tratamiento de toda esta grave enfermedad social pasa necesariamente por el Empoderamiento, la Movilización, la Reversión a público de lo que fue privatizado, la Financiación pública suficiente y garantizada por los Sistemas Nacionales de Salud, la prioridad de la Salud por encima del mercado, la Prevención, promoción, atención primaria, condiciones salubres socio- económicas, laborales y culturales

¡Porque luchar es Salud, porque la Salud es la lucha!   

Aquí la DECLARACIÓN DE BARCELONA aprobada el 24 de enero de 2015

I FORO EUROPEO DEL SUR

DECLARACIÓN DE BARCELONA

Son tiempos para acabar con la Austeridad y la Desigualdad! Es tiempo para la Democracia y la Solidaridad! Es el momento para cambiar Europa!

La batalla por el cambio en Europa ya ha comenzado

La caída del Gobierno del Memorando en Grecia será un importante paso que se completará el próximo 25 de enero con la inminente gran victoria electoral de SYRIZA.

Esta victoria no supondrá sólo la restauración de la democracia en Grecia, sino que frenará la catástrofe humanitaria que está sufriendo el pueblo griego.

Será una señal fuerte y clara a todos los pueblos de Europa, especialmente a los del Sur, con el siguiente mensaje: “El Merkelismo no es invencible. Se puede parar la austeridad. Cambiar Europa es posible”

Nosotras/os, representantes de partidos políticos, movimientos sociales, sindicatos y otros activistas sociales del sur de Europa reunidos en Barcelona, en el I Foro europeo del sur, expresamos de forma conjunta nuestra determinación de trabajar juntos, con el objetivo de combatir la estrategia neoliberal de la austeridad que ha sido brutalmente impuesta en nuestros países mediante Memorandums de la Troika, los programas nacionales de extrema austeridad y las contra-reformas estructurales. Juntos y juntas promovemos una alternativa colectiva y concreta para una salida progresiva de la crisis, en la dirección de una Refundación de Europa sobre unas bases de democracia, solidaridad, y sostenibilidad social y medioambiental.

No nos enfrentamos a la actual crisis como si se tratase de una serie de “anomalías estatales-nacionales” ni como un conflicto entre el Norte y el Sur de Europa. Por contra, empezando desde el sur, nuestra prioridad es ampliar el frente europeo de resistencia contra el neoliberalismo e impulsar soluciones europeas que harán más fuerte la unidad de los pueblos de Europa, frente el actual resurgimiento de proyectos austericidas y fuerzas reaccionarias, chovinistas y de extrema derecha.

El futuro de la eurozona no se ve comprometido por nuestro plan de una inmediata ruptura con la austeridad y una estrategia alternativa para el desarrollo económico y social. Al contrario, se ve comprometido por la austeridad destructiva que ha sido impuesta por la clase dirigente neoliberal, bajo la dirección de la actual mayoría conservadora en Europa.

Por lo tanto, con el objetivo de poner inmediatamente fin a la crisis europea y rescatar la idea de la unidad de los pueblos y de la ciudadanía europea, necesitamos urgentemente un cambio de políticas:

Un Green New Deal para Europa. La economía europea lleva sufriendo 6 años de crisis, con una media de paro sobre el 12%. Tenemos a las puertas el peligro de una deflación al estilo de la de 1930. Europa podría y debería prestar colectivamente a tipos de bajo interés para financiar un programa de reconstrucción económica, transición ecológica y desarrollo sostenible y social, haciendo énfasis en invertir en las personas, en protección social, en servicios públicos, en energía, en tecnología e infraestructuras realmente necesarias. El programa ayudaría a las economías afectadas por la crisis a liberarse del círculo vicioso de recesión y ratios crecientes de deuda, y fomentaría la creación de empleo y la recuperación sostenible.

Acabar con el desempleo. La media europea de desempleo es la más alta desde que empezaron los registros oficiales. A día de hoy, casi 27 millones de personas carecen de empleo en la Unión Europa de los cuales más de 19 millones en la Eurozona. El paro oficial medio de la eurozona ha subido de 7´8% en 2008 a 11´5% en agosto del 2014. Para Grecia, de 7´7% a 26´4% y para España de 11´3% a 24´4% durante el mismo período.

Necesitamos urgentemente un plan principal de creación de empleo, el cual creará -a través de inversiones públicas focalizadas estatales y europeas, apoyadas por el BCE-  empleo seguro digno, y estable y proyectos de vida viable para millones de europeos, especialmente jóvenes, mujeres e inmigrantes que han sido brutalmente victimizados y sentenciados a exclusión social.

Expansión del crédito a pequeñas y medianas empresas y cooperativas. El crédito en Europa se ha deteriorado profundamente. Pequeñas y medianas empresas han sido especialmente golpeadas. Miles de ellas, particularmente en las economías afectadas por la crisis de los países del Sur de Europa, se han visto obligadas a cerrar, no porque no fueran viables. Sino por dos factores: la ausencia de fluidez del crédito y la falta de demanda. Las consecuencias para el trabajo han sido nefastas. Tiempos extraordinarios requieren acciones no convencionales: el Banco Central Europeo debería seguir el ejemplo de otros bancos centrales de todo el mundo y proveer de créditos baratos a los bancos, con la estricta condición previa de que esos mismos bancos incrementen sus préstamos a las pequeñas y medianas empresas con un valor correspondiente.

Suspensión del nuevo marco fiscal europeo, como condición previa para el ejercicio de una política fiscal verdaderamente sostenible y de desarrollo.

Un genuino Banco Central Europeo- prestador de última instancia a los estados miembros, no sólo para los bancos. El compromiso de actuar como prestador de última instancia debería ser sin condiciones y no debe depender del sometimiento o condición de un estado miembro a un programa de reformas con el Mecanismo de Estabilidad Europeo.

Reajuste macroeconómico y social: los países con superávit deberían hacer tanto como los países con déficit para corregir los desequilibrios dentro de Europa. Europa debería monitorear, evaluar y pedir acciones a los actuales países con excedentes, como forma de estímulo, con el objetivo de aliviar la presión unilateral de los países con déficit. La actual asimetría en el ajuste entre países deficitarios y los países con superávit no daña sólo a los países en déficit. Daña a Europa en su conjunto.

Un Acta Europea Glass-Steagall. El objetivo es el de separar las actividades bancarias comerciales y las de inversión, y prevenir esa peligrosa mezcla de riesgo en una entidad sin control.

Legislación europea efectiva para gravar actividades económicas y empresariales extraterritoriales.

Una Conferencia Europea sobre la Deuda, donde participen todos los actores públicos implicados, a nivel estatal, europeo e internacional. Inspirada en el Acuerdo de Londres sobre la Deuda de 1953, que aliviaba a Alemania de la carga económica acumulada para así poder asistir a la reconstrucción del país de postguerra. Esta conferencia debe concluir con una solución negociada y adaptada para cada país, para cada acreedor, y para cada tenedor de bonos que pueda incluir: la reestructuración parcial en plazos y tipos de interés; la introducción de una “cláusula de crecimiento” para el reembolso; así como la abolición de una parte de esta deuda. En este contexto, deberían emplearse todos los instrumentos de política disponibles, incluso el Banco Central Europeo, en calidad de prestamista de última instancia para emitir eurobonos especiales que o bien reemplacen la deuda nacional o bien conduzcan a una condonación de la significativa deuda.

Una lucha decidida contra el fraude y la corrupción, y el capitalismo clientelar que sufren nuestros países.

Todo ello unido a una lucha irrenunciable contra el patriarcado, las desigualdades y contra el racismo y la xenofobia.

Antes y después del estallido de la crisis, ideas como éstas que acabamos de exponer, han sido tratadas por la clase política neoliberal como “ilusorias” y “populistas”. Hoy, estas ideas que formulan una alternativa concreta contra la austeridad están siendo cada vez más  asumidas y defendidas por nuestros pueblos y compiten por mayorías sociales y políticas en varios países europeos. Ya es hora de que transformemos el descontento popular y la aspiración de una masiva ola de cambio político, para impulsar el establecimiento de democracia económica, soberanía popular y sostenibilidad medioambiental. El año 2015 puede señalar un nuevo ciclo histórico de progreso para nuestros países y para Europa.

Es hora de que paguen los mercados! La senda del aumento de la desigualdad y de la precariedad laboral no es una opción real para los trabajadores en Europa. Las estructuras de mercado afectan a las medidas de protección institucionales (los Estados del bienestar, las reglas de las relaciones industriales, los sistemas políticos, y otros acuerdos sociales) de forma que Europa está retrocediendo en materia de derechos humanos y la carga del ajuste económico no está siendo compartida de forma igualitaria entre las sociedades europeas.

Por todo ello, las fuerzas y organizaciones aquí reunidas nos comprometemos a:

  • Trabajar coordinadamente y dar el impulso político y social necesario para lograr estos cambios;
  • Monitorizar la evolución social y económica en nuestros países y en nuestro continente;
  • Implicarnos en el impulso de esta Conferencia Europea sobre la Deuda; y
  • Dar continuidad al trabajo de este Foro. Y desde este núcleo impulsor, con la incorporación de los partidos y organizaciones aquí presentes y más que faltan, promover nuevas y futuras ediciones.

Nos vemos en el próximo Foro, que os proponemos que sea en Atenas!

Barcelona, 24 de enero de 2015

Fuente: La Ratera

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Salud pública y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s