700 personas protestan en Tarragona por el horario de hemodinámica


700 personas protestan en Tarragona por el horario de hemodinámica. / JOSEP LLUÍS SELLART

Alrededor de 700 personas se han congregado este sábado por la tarde en Tarragona para exigir la ampliación horaria de la unidad de hemodinámica del Hospital Joan XXIII. Pacientes, personal médico, afectados, entidades y sindicatos piden que este servicio, que atiende a infartados de toda la provincia, abra las 24 horas del día para que el enfermo no sea trasladado de urgencia en ambulancia más de cien kilómetros hasta el Hospital de Bellvitge.

La marcha, convocada por el Grupo de Trabajo en Defensa de la Sanidad Pública, ha finalizado en los alrededores del hospital tarraconense. “Es inadmisible que la vida de las personas dependa de a qué hora te coge un infarto”, han afirmado en un manifiesto los organizadores de la marcha, que llevan dos años realizando acciones de protesta para que el servicio de hemodinámica amplíe el horario. En el texto los manifestantes también han denunciado el “desmantelamiento” del hospital y han acusado a CiU de llevar a cabo “una política criminal” para favorecer a la sanidad privada.

Este viernes un centenar de personas también se concentró frente a la delegación de la Generalitat en Tarragona pidiendo que el servicio de hemodinámica esté disponible todas las horas del día. A esta marcha asistieron los diputados en el Parlament Xavier Sabaté (PSC), Hortènsia Grau (ICV-EUiA), Jordi Roca (PP) y Matías Alonso (Ciudadanos). En paralelo, desde el jueves una decena de personas del sindicato CGT permanecen encerradas en los servicios territoriales de Salud solicitando conocer en qué fecha se implementará la medida. El consejero de Salud, Boi Ruiz, tiene previsto desplazarse a finales de mes a la ciudad para anunciar el día exacto.

Las manifestaciones por este motivo llevan sucediéndose en Tarragona desde 2012. A finales de ese año un paciente denunció que casi pierde la vida durante un traslado de urgencia hasta Barcelona debido a un infarto por el que no pudieron atenderle en el Joan XXIII al estar cerrada la unidad de hemodinámica. Este 2015 las protestas se han recrudecido al trascender que un farmacéutico, muy conocido en la ciudad, murió cuando era llevado hasta Barcelona por un infarto. Este sábado su viuda portaba la pancarta de la manifestación junto a pacientes que sobrevivieron al traslado.

Fuente: El País

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s