GILEAD, SOVALDI y Hepatitis C: La Bolsa o la Vida


GILEAD es una multinacional farmacéutica en manos de los principales fondos de inversión globales, con ramificaciones en la banca y las principales empresas multinacionales.

La empresa, con algunos de los directivos mejor pagados del sector, tiene fuertes conexiones con la administración norteamericana, y los principales think-tank y grupos de presión internacionales, entre los que se encuentran Donald Rumsfeld y George Schultz, secretarios de estado de tres adminsitraciones republicanas norteamericanas.

Las expectativas de ventas de los nuevos tratamientos contra la hepatitis C a altos precios, ha generado una importante revalorización de acciones en una nueva burbuja especulativa que está beneficiando a inversores y directivos a costa del acceso a los tratamientos por los afectados.

En las últimas semanas, los medios de comunicación han abordado la situación creada por las restricciones en la aplicación de los nuevos tratamientos contra la Hepatitis C, debido en buena medida a las movilizaciones y encierros de las asociaciones de afectados. Así, hemos sabido cómo los responsables sanitarios del Ministerio y de las Comunidades Autónomas restringían el acceso a los nuevos tratamientos contra el VHC a los casos más graves, basándose en motivos presupuestarios y no en criterios médicos. El motivo no es otro que el alto precio con el que GILEAD, la multinacional farmacéutica propietaria de la patente, pretende comercializar el medicamento, denominado sofosbuvir, y comercializado por GILEAD como SOVALDI. Un nuevo tratamiento que permite tratar la Hepatitis C con un porcentaje de éxito mayor, superior al 90% en algunos casos, según los ensayos clínicos1 2, que  dura menos tiempo y con menos efectos secundarios que los tratamientos anteriores.

Es necesario indicar que no se ha hecho aún una evaluación de la aplicación de estos tratamientos en el sistema sanitario público que permita contrastar estos datos de curación del VHC.

GILEAD comenzó ofreciendo el tratamiento, de 12 semanas, a algo más de 60.000 €, y finalmente, parece haber alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Sanidad para suministrarlo a 25.000 €/tratamiento, aunque es difícil encontrar información transparente al respecto por parte del Ministerio de Sanidad.

A pesar de esto, el precio continúa siendo abusivo y desproporcionado, si tenemos en cuenta que el tratamiento tiene un precio que es un 1100 % más alto que el medicamento más caro de la misma empresa contra el VIH, STRIBILD. Los cálculos de coste real de producción del medicamento oscilan entre los 50 y 100 € por paciente según estudios publicados3.

Estos son algunos de los datos del estudio con los precios de coste de los distintas sustancias y su combinación en tratamientos:

Coste potencial

Agente

Dosis

Coste estimado tratamiento 12 semanas

Ribavirin

1000mg

$21-63

Ribavirin

1200mg

$25-76

Daclatasvir

NS5a inhibitor

$10-30

Sofosbuvir

Nucleotide analogue, complex synthesis

$68-136

Faldaprevir

Protease inhibitor

$100-210

Simeprevir

Protease inhibitor: more complex structure

Coste Potencial Tratamientos combinados

Regimen

Duracion

Coste Estimado

Daclatasvir & sofosbuvir

12 weeks

$78-166

Daclatasvir & sofosbuvir

24 weeks

$156-332

Sofosbuvir & ribavirin

12 weeks

$89-199

Sofosbuvir & ribavirin

16 weeks

$119-265

Sofosbuvir & simeprevir & ribavirin

12 weeks

$219-469

Sofosbuvir & simeprevir

12 weeks

$198-406

Sovalde-BBLlama también la atención, la variación del precio que GILEAD aplica en distintos países, oscilando entre los 69.000 € por tratamiento en EEUU, el país dónde el producto es más caro,  a los 750 € en India4 5 y Egipto6. En Europa, distintos gobiernos están negociando precios por debajo de los 60.000 €, aunque de forma descoordinada y poco transparente, después de que se viera rechazada, en julio de 2014, la propuesta del gobierno francés para que la UE creara una plataforma específica  para combatir el elevado precio de estos medicamentos. El gobierno español se opuso por entender que no es necesario un instrumento específico para abaratar ese medicamento7.

Incluso en EEUU, un comité del Senado está investigando la fijación de precios para el medicamento por parte de GILEAD, y su acuerdo de adquisición de Pharmasset, la empresa que desarrolló originalmente el medicamento.8

A este respecto, y según podemos leer en la carta que el Comitte on Finance del Senado estadounidense ha dirigido a GILEAD reclamándole abundante documentación, Pharmasset declaró, antes de ser comprada por GILEAD, que sus costes totales de desarrollo para los años 2009, 2010 y 2011 fue de 176.7 millones de $, años en los que desarrolló la patente PSI-7977correspondiente al sofosbuvir. La propia Pharmasset atribuyó un coste de 62,4 millones de $ al desarrollo de este producto9.

Hasta el momento, el gobierno español ha anunciado la aprobación de un techo de gasto de este medicamento de 125 millones para 2015, lo que supone, al precio que dicen haber negociado (25.000 €) el suministro del medicamento, tratamientos para unas 5000 personas como máximo.

Sin embargo, la Asociación Española de Estudios del Higado (AEEH), ya ha establecido, que deberían ser tratados con los nuevos tratamientos y de manera inmediata unos 30.000 enfermos10, lo que supondría un gasto mínimo de 750-800 millones de €, más de 6 veces lo presupuestado inicialmente por el Gobierno.

Si además tenemos en cuenta que se calcula una población infectada por el VHC en España que puede llegar a las 900.000 personas10 , el 2% de la población, de los cuales alrededor de 650.000 desarrollarán en algún momento una hepatitis crónica, se hace evidente que la política de precios de GILEAD, unida al sistema internacional de patentes, impide abordar la erradicación de la hepatitis C en la población afectada, sino es a costa de un enorme atraco a los fondos públicos a favor de GILEAD y otras multinacionales del sector.

A nivel mundial, con alrededor de 150 millones de personas infectadas por VHC11, con los precios marcados por GILEAD, tratar a toda la población afectada por hepatitis C necesitaría de cerca de 9 billones de €, o lo que es lo mismo del PIB conjunto de Alemania, Francia, España, Reino Unido e Italia.

Esta política de precios no es comprensible sin tener en cuenta que desde que GILEAD adquirió la empresa que poseía la patente del Sofosbuvir en 2011, por 11.000 millones de $, es una de las empresas que mayor revalorización en bolsa ha experimentado, debido en buena medida a las expectativas de venta de SOVALDI, con una revalorización en bolsa desde 2013 del 185% 12.

Los analistas bursátiles esperan que los beneficios de GILEAD suban un 457% en los próximos años en base a los beneficios de la venta de SOVALDI y HARVONI, otro medicamento contra la Hepatitis C de la compañía y aún más caro que SOVALDI 13.

GILEAD espera unas ventas de 21-23 mil millones de $ en 2014, doblando sus expectativas iniciales en buena medida debido a los 11 mil millones de $ en ventas de SOVALDI que GILEAD espera para 2014 14.

A esto hay que sumar que hace poco más de 2 meses que GILEAD inició la comercialización en EEUU de otra combinación de sofosbuvir y ledispavir, comercializado por GILEAD como HARVONI, medicamento que permite evitar las inyecciones de interferón y permite en algunos casos tratamientos aún más cortos, de 8 semanas 15.  El nivel al que se está recetando este tratamiento en EEUU es 2.5 veces la de SOVALDI en el mismo período 16,  estando pendientes de conocer la cifra de ventas de este producto en el último trimestre de 2014 18. HARVONI ha sido ya aprobada en Europa y comenzará en breve su comercialización en España.

Pero, ¿quién es GILEAD, quién está al frente de la farmacéutica que pretende extorsionar a los afectados por Hepatitis C y a toda la sociedad? ¿Quienes son los que están ganando miles de millones de € con la enfermedad, sufrimiento y la muerte de millones de personas en todo el mundo?

Puedes seguir leyendo este artículo de Pablo Martínez Romero, Militante de CNT Córdoba aquí

Fuente: CNT

Y recuerda, el día 10 de enero todos a Madrid a exigir el tratamiento para todos los afectados.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Medicamentos, sanidad pública y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s