El Parlament pide que no se privatice la gestión de más ambulatorios


La Cámara aprueba revisar los concursos públicos abiertos en Alcover y L’Escala. En otro sentido, Boi Ruiz prepara la legalización de las puertasgiratorias.
.

El CAP de Alcover (Alt Camp), en Tarragona / Josep Lluis Sellart

Las alarmas que se encendieron hace unas semanas por la privatización de la atención primaria después de que el Departamento de Salud sacase a concurso público la gestión de cuatro áreas básicas de Salud (ABS) ya han llegado al Parlament. De la mano de una moción presentada por la diputada del PSC Núria Segú, la Cámara rechazó ayer que se adjudique a través de concursos la gestión de más ambulatorios de la red pública.

De los 369 centros de atención primaria (CAP) que hay en Cataluña, el 80% están gestionados por el Instituto Catalán de la Salud (ICS). El otro 20% está controlado por entes como fundaciones, consorcios o entidades profesionales, y es, por tanto, susceptible de salir a concurso público en cuanto finalicen las concesiones actuales. El Parlament instó ayer al Ejecutivo catalán a no abrir más licitaciones para evitar que concurran al proceso empresas privadas ajenas al sector sanitario. La moción fue aprobada por todos los grupos excepto CiU, que se abstuvo.

“¿Por qué no salen a concurso los hospitales o los centros de salud mental? No queremos que salgan ninguno de los centros asistenciales de salud, sean del tipo que sean”, sentenció Segú para defender su moción, más descafeinada de lo que se preveía después de aceptar varias enmiendas y transacciones de otros grupos políticos. Por su parte, la portavoz de CiU, Assumpció Laïlla, defendió su abstención alegando que la propuesta implicaba una “ilegalidad administrativa: No nos pueden pedir vía moción que hagamos una ilegalidad administrativa poniendo en riesgo a los otros proveedores que están dando un servicio público en este sentido”.

La diputada socialista aprovechó también para poner sobre la mesa la controvertida licitación de dos de las ABS que salieron el mes pasado a concurso: la de Alcover (Alt Camp) y la de L’Escala (Alt Empordà), hasta ahora gestionadas por una entidad de base asociativa (EBA) formada por profesionales médicos y por la fundación de un consorcio sanitario, respectivamente. Además de los actuales gestores, en ambos casos han acabado concurriendo a los concursos empresas ajenas a la atención sanitaria directa, como es el caso de Eulen, una multinacional de servicios generales. De hecho, Salud ya había adjudicado a esta misma compañía la gestión del ABS de L’Escala en el concurso que sacó en 2012 pero el rechazo en bloque de ayuntamientos y profesionales sanitarios de la zona, así como las alegaciones de la Fundación Salut L’Empordà, que controlaba el ABS, obligaron a la Generalitat a dar un paso atrás y declarar nulo el concurso.

La moción también se posicionó en este aspecto y, aunque con menos apoyos de los que tuvo en el punto principal, Segú sacó adelante otra propuesta para revisar los pliegos de los concursos de L’Escala y Alcover “con el objetivo de que los licitadores que opten a él tengan experiencia reconocida en la gestión de la atención primaria”. Sólo PPC y ERC apoyaron a los socialistas en este punto, que contó con la abstención del resto de grupos parlamentarios.

Las transacciones aceptadas por el PSC pasaron factura y tanto ICV como Ciutadans y la CUP encontraron la intención inicial de la moción demasiado diluida. “No se pide parar el concurso, sino valorar los pliegos. Y esto puede servir para pararlos o para todo lo contrario. Ha caído que se blinde la atención primaria contra empresas privadas”, advirtió la diputada de ICV Marta Ribas.

La portavoz de la CUP, Isabel Vallet, fue un paso más allá al apuntar que, con la revisión de los pliegos, “queda mal resuelto” el problema de la gestión de los CAP. “No se trata de un problema de criterios de adjudicación, que hoy pasen de ser económicos a ser de otro tipo. La solución es que se busque la situación que sea para integrar dentro del ICS a ese 20% que está fuera”, concluyó.

El Parlament también aprobó otra parte de la moción en la que se insta a “garantizar” los servicios esenciales que se prestan a los usuarios en la atención primaria.

Fuente : El País por Jessica Mouzo Quintáns

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Privatización, sanidad pública y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s