La Plataforma de Afectados por la hepatitis C presentará una querella contra Mato y Rajoy


La asociación de enfermos se concentró ayer en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid para exigir que se trate a todos los diagnosticados. Cada día mueren once personas en España a causa de esta enfermedad a pesar de que tiene cura

La Plataforma de Afectados por la hepatitis C se manifiesta frente al Hospital Ramon y Cajal- DMS

La Plataforma de Afectados por la hepatitis C está ultimando los trámites para presentar una querella criminal contra Ana Mato, Ministra de Sanidad, y Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno. La asociación apunta directamente a estos dos miembros del Gobierno como los máximos responsables de que se les niegue el tratamiento contra una patología que causa 11 muertos cada día en España. Fuentes de la plataforma de afectados apuntan que la querella no será presentada hasta que la asociación no esté formalmente instituida. Por tanto, no harán público el contenido de la misma hasta enconces para no “destapar” su estrategia legal.

La agrupación ciudadana fundada por los enfermos de hepatitis C se ha concentrado hoy en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid para exigir que todos los afectados tengan su tratamiento. Sanidad pretende atender solo al 1% de los 300.000 diagnosticados.

Este centro sanitario es de momento el único de la Comunidad de Madrid en dar el sofosbuvir, comercializado bajo el nombre de Sovaldi, que tiene una tasa de curación cercana al 90%. Saturnino Cobo recibió el tratamiento después de que su mujer hiciera una huelga de hambre frente al hospital durante cuatro días. “Han dado uno, faltan 300.000″ exclamaron los cerca de cincuenta de manifestantes de la asociación ciudadana. Varios empleados del centro médico se sumaron a la protesta.

A ojos de Mario Cortés, portavoz de la plataforma, el caso de Saturnino demuestra lo frágiles que son los gobernantes. “La lucha de una familia ha doblegado al Consejero de Sanidad y al Presidente de la Comunidad de Madrid, ahora nos toca a los demás”, declaró en rueda de prensa.

Los manifestantes gritaron proclamas como “no son muertes, son asesinatos”, “Mato, asesina”, “menos armamento y más medicamento” o “no al genocidio de la hepatitis C”. También pidieron la dimisión de la Ministra de Sanidad y del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Gonzalez. Varias personalidades del mundo del cine y la política se personaron en el acto para adherirse a la protesta.

Shangay Lily, escritor, actor y artivista, destacó que el problema de fondo del caso de los pacientes de hepatitis C, el desmantelamiento de la sanidad, afecta a toda la sociedad en su conjunto. “Se quedan el dinero de nuestros impuestos, privatizan la Sanidad, dan 1.350 millones de euros a Florentino Pérez y luego dicen que no hay para medicamento”.

El actor Carlos Bardem también asistió al acto para mostrar su apoyo a los enfermos de hepatitis C. Asegura que su caso “es la demostración de que los recortes matan” y califica de “asesinato y canallada” la acción del Gobierno, por eso, continuó, “hay que echar a esta gente en las próximas elecciones y recuperar el país para la gente trabajadora”.

Rubén Bejarano, diputado en la Asamblea de Madrid por Izquierda Unida aprovechó la ocasión para denunciar que “no hay sanidad universal en España” y que el sistema sanitario está más para ayudar a la privatización que para ayudar a los ciudadanos. Rafa Mayoral, exabogado de la PAH que actualmente milita en Podemos, se manifestó en favor de plataforma y denunció la “flagrante violación de derechos humanos” que se está cometiendo con los enfermos de hepatitis C.

El Partido Popular rechaza asegurar el acceso a los fármacos en el congreso

La Comisión de Sanidad del Congreso ha rechazado con los votos del PP una iniciativa del grupo mixto para instar al Gobierno a asegurar el acceso a la nueva generación de fármacos a todas las personas afectadas por hepatitis C que tengan indicados estos tratamientos. En defensa de la proposición no de ley, que se ha sometido a votación con un texto consensuado por el grupo mixto, la Izquierda Plural y el PSOE, la diputada del BNG Rosana Pérez ha recordado que la hepatitis C afecta a entre el 2 y el 3% de la población española.

Actualmente, alrededor de 900.000 personas pueden ser portadoras de hepatitis C y en torno a 600.000 ni siquiera son conocedoras de que tienen el virus, lo que las convierte en transmisoras potenciales de la enfermedad y las pone en riesgo de desarrollar cirrosis o cáncer de hígado.

La parlamentaria del grupo mixto ha resaltado que las infecciones por el virus de la hepatitis C se pueden prevenir y curar, ya que hoy existen tratamientos eficaces que podrían reducir el número de potenciales afectados.

Sin embargo, ha subrayado que el problema es la gran restricción del acceso a los tratamientos, al tiempo que ha admitido el coste importante de estos medicamentos, en los que, a su juicio, no se puede escatimar por tratarse de casos graves y de vidas humanas que están en juego.

Fuente: Público

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Medicamentos, sanidad pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s