Sobre los acontecimientos de Bellvitge


 
Por Roger Bernat Landoni. La progresiva depauperación de recursos humanos y materiales ha culminado esta semana en la rebelión de pacientes y familiares.
Como transfondo Jessica Mouzo Quintáns revela que el hospital adjudicó 940 intervenciones con tiempo máximo garantizado al Sagrat Cor, de titularidad privada.  También Vall d’Hebron deriva al Sagrat Cor 475 intervenciones.
Según CGT de Bellvitge entre 2010 y 2012, el grupo IDCSalut al que pertenecen centros privados como el Sagrat Cor, el Hospital Moisès Broggi o el Hospital de Sant Boi, han incrementaron un 100% el importe de los convenios firmados con la Generalitat. Los pacientes de Bellvitge se derivan a IDCSalut a precio de oro .

Los pacientes de Bellvitge se derivan a IDCSalut a precio de oro

Sobre los acontecimientos de Bellvitge

Por Roger Bernat Landoni de la Asociacion Catalana para la Defensa de la Sanidad Publica.

La progresiva depauperación de recursos humanos y materiales en el HUB gestionado conjuntamente desde el Departamento de Salud, el Instituto Catalán y el Equipo Directivo del hospital ha culminado esta semana en la rebelión de pacientes y familiares que se han opuesto activamente al cierre de las plantas de atención pacientes ingresados de diversa gravedad al tiempo que se masifica la atención en Urgencias por “no disponer de camas de hospitalización”. A esta confusión se suma la indignidad de amenazar a uno de los pacientes “rebeldes” en la Planta 10, de quedar sin atención higiénico-dietética ni vigilancia. Al día siguiente, 23 de julio a las 13 horas, coincidieron frente al hospital pacientes, familiares, vecinos de diferentes poblaciones circundantes al HUB y personal sanitario. Se denunció a la prensa, radio y televisión presentes el cumulo de irregularidades con repercusión asistencia que han tenido en los últimos dos años.

Esta situación es injustificable desde el punto de vista asistencial y económico y puede considerarse una amenaza al sistema sanitario público del que, Bellvitge, es un ejemplo. En este centro hospitalario durante años uno de los mas eficientes se están reduciendo tanto espacio de actividad asistencial y personal que atiende a pacientes y aumentando la precariedad de los nuevos contratos. No son creíbles dirigentes que justifican los últimos recortes con “la habitual reducción veraniega”.

Gestores incapaces de gestionar la sensación de falta de seguridad para los pacientes que se apilan en Urgencias. Confian que sean los propios profesionales agobiados, por la falta de recursos, tranquilicen a pacientes y frenen protestas de familiares, día y noche. ¿Que representa en términos de des-incentivo profesional y estimación para el trabajo realizado por unos sanitarios que trabajan habitualmente en tensión? Las profesionales no protestan convencidos de que sus gestores no pueden hacer nada porque “no hay dinero en la caja”. Otros callan porque su contrato en precario. Algunos sindicatos arrastran el complejo de haber cedido poco a poco y en aras del pragmatismo la sustancia misma que les dio vida. El argumento económico de los gestores (“no hay dinero para todo”) también hipnotiza a pacientes y familiares. Muchos saben lo que representa tener gastos y no tener ingresos. Por lo tanto la buena fe por parte de los dirigentes políticos se da por descontada. Pero hay que saber que en el mundo de la economía que nos domina, la macroeconomía no se rige por el criterio de la buena madre de familia. Por ejemplo, cada día la administración pública ingresa millones de euros por IVA, aunque no son tantos como los que necesitan para que la codicia no tiene límites, son mucho dinero. La pregunta a hacerse es si los que los administran lo hacen en criterios de eficacia social o sólo en criterios de eficacia política relacional. Ejemplo, sabemos que en Cataluña la reducción de inversión pública en Sanidad ha sido del 16% mientras solo el 2’6% para el resto.

Paralelamente esta política incrementa del beneficio privado ligado a la salud (seguros, medicamentos, pruebas diagnósticas, instrumental. Porque de las 15.000 camas que se cerrarán en verano en toda España, la comunidad que más cerrara, 3.000, es Cataluña.

¿Cuántas personas no salen del caos del HUB (y del Valle de Hebrón y del Hospital Clínico) pensando en qué Mutua apuntaré a mi familia, en cuanto pueda?

Cuando decimos que esta política de reducción de recursos es inaceptable por su ineficiencia social y económica pensamos en que fueron elegidos para la gestión ya un ex-presidente de la patronal sanitaria privada como Consejero y un patrón de la sanidad privada como director del ICS. Pedimos a quien corresponda que sea despedida la cúpula gestora de la Sanidad Catalana que, reiteradamente diagnostica y gestiona de forma tan confusa obteniendo resultados inciertos, opacos y cuando no, catastróficos.


Bellvitge planea derivar 1.140 operaciones durante 2014

Por Jessica Mouzo Quintáns en El País de hoy.

Dani Sierra, el último resistente, el pasado viernes en su habitación de Bellvitge. / MASSIMILIANO MINOCRI

El hospital de Bellvitge —uno de los ocho centros públicos del Instituto Catalán de la Salud (ICS)— planea derivar al menos 1.140 intervenciones de los 14 procedimientos con tiempo máximo garantizado por ley, a otros centros de la red pública durante 2014. Según documentos internos a los que ha tenido acceso EL PAÍS, Bellvitge envío al ICS en febrero un “plan de necesidades” para este año en el que se planea derivar pacientes de 10 de los 14 procedimientos que tienen un tiempo máximo de espera de seis meses.

El documento revela que el hospital derivará a lo largo del año 110 intervenciones de prótesis de cadera, 250 de cataratas, 60 de hernias, 25 de varices, 40 de colecistectomias, 50 de artroscopias, 40 de circuncisiones, 250 de prótesis de rodilla, 15 de histerectomías y 300 de juanetes.

Sin embargo, las intervenciones derivadas a otros centros podrían ser más de las que se planearon a principios de año. De hecho, otros documentos internos certifican que el hospital adjudicó en junio unas 940 operaciones solo al Sagrat Cor, un centro que, a pesar de estar dentro del Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT), es de titularidad privada —está en manos de la multinacional IDC Salud, antigua CAPIO. En el documento, en el que el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) confirma que está al tanto del acuerdo entre Bellvitge y el Sagrat Cor, se contabiliza un procedimiento que no consta en el “plan de necesidades” inicial: Bellvitge adjudicó al centro privado 15 intervenciones de quiste pilonidal, que a junio tenía una lista de espera en el hospital de 39 personas.

El centro del ICS derivará al Sagrat Cor 250 procedimientos de cataratas más de los que planteó en febrero —en total 500 pacientes—. La lista de espera en Bellvitge para esta intervención era, en junio, de 1.459 personas y el 37% de ellas superaba los seis meses de espera. Además, el hospital también adjudicó al centro privado 120 hernias y 120 colecistectomías más de las que preveía a principios de año. En total, Bellvitge derivará, además de las 500 operaciones de cataratas y las 15 de quiste pilonidal, 180 de hernias, 160 de colecistectomías, 25 de circuncisión y 60 de juanetes.

A pesar de que el Departamento de Salud admitió que los hospitales tendrían que desviar pacientes a otros centros para cumplir el compromiso de llegar a fin de año respetando los plazos garantizados en los 14 procedimientos monitorizados, el hospital de Bellvitge guardó ayer silencio. El departamento sí confirmó que Bellvitge “ha derivado un total de 890 pacientes a determinados hospitales de perfil más quirúrgico”, aunque no entró a especificar cuáles.Con todo, Salud insiste en que no se trata, tal y como acusan trabajadores y usuarios de los centros públicos, de derivar actividad a hospitales privados. El departamento se ampara en que, tengan o no ánimo de lucro, los centros a donde se derivan los pacientes están dentro de la red pública.

“Se llevan las operaciones más sencillas y rentables y luego, las complicaciones que puedan surgir o las curas se las hacemos en el hospital de referencia. Además, mandan compañeros a operar a la privada y les pagan más, y ese dinero tiene que salir de algún lado”, apunta un sanitario. Salud insiste en que las derivaciones no suponen ningún gasto a mayores para el CatSalut.

Con todo, Salud insiste en que no se trata, tal y como acusan trabajadores y usuarios de los centros públicos, de derivar actividad a hospitales privados. El departamento se ampara en que, tengan o no ánimo de lucro, los centros a donde se derivan los pacientes están dentro de la red pública.

Fuente: El País

más información

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Privatización, sanidad pública y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s