Cataluña quiere implantar el cobro de 25 euros por urgencia hospitalaria


Dempeus per la salut pública, se ha manifestado siempre en contra de los REPAGOS en la sanidad. Esta medida es si cabe mucho más injusta que las anteriores. ¿Cuántas personas van a morir a las puertas de urgencias por no disponer de 25 €? ¿Quién se va a responsabilizar de estas muertes?

Hoy en La Sexta nos entrevistan en las noticias del mediodía.
.

La Generalitat de Cataluña ha iniciado una ronda de contactos entre las comunidades autónomas españolas para lograr apoyos a su propuesta de implantar el pago en las urgencias hospitalarias. Según fuentes solventes, la administración catalana tiene muy avanzado un proyecto que contempla el pago de entre 15 y 25 euros a todos los usuarios que acudan a las urgencia hospitalarias.

Igual que ocurría con el euro por receta, el objetivo de la Generalitat con esta propuesta es doble. Por un lado, tiene una vertiente claramente recaudatoria, pero por el otro trata de desincentivar que las personas acudan a las urgencias de los hospitales y sean asistidas en los centros de atención primaria de la red pública. La Administración considera que en determinados momentos (por ejemplo, los episodios de gripe) se produce un abuso de las urgencias hospitalarias que además quedan colapsadas.Aunque la Consellería de Salud no ha querido hacer ningún comentario sobre el asunto, remitiendo al Consejo de Política Fiscal y Financiera del día 31, elEconomista ha podido saber que el objetivo de este sistema de copago sería que este tipo de pacientes acudan a la atención ambulatoria donde, además, tiene un coste mucho menor. Según los últimos datos disponibles, una urgencia hospitalaria tendría un coste medio de 140 euros frente a 80 en los centros de atención primaria.

Todas las urgencias

Uno de los aspectos más problemáticos de la propuesta es discernir qué pacientes acuden a una urgencia hospitalaria de forma justificada y quién lo hace de forma abusiva. Por el momento, el modelo contempla aplicar el pago a todas las urgencias en hospitales, para ser lo más objetivo posible y evitar que sea un médico quien tenga que hacer una selección.

La medida es una propuesta diseñada por la Generalitat, pero la administración sanitaria catalana ya ha mantenido conversaciones con algunas comunidades autónomas dirigidas por el PP y con la Junta de Andalucía, en manos del PSOE. El objetivo de estos contactos es consensuarla y que no ocurra lo que sucedió con el euro por receta que fue aplicado primero en Cataluña y luego en la Comunidad de Madrid, pero el Gobierno lo recurrió ante el Tribunal Constitucional y suspendió su aplicación.

Ésta es una de las propuestas más polémicas que presumiblemente se debatirán en el próximo pleno del Consejo de Política Fiscal y Financiera previsto para el próximo día 31 de julio. En esa reunión está previsto discutir sobre un documento de trabajo con 255 medidas para reducir el gasto público en 2015.

Según el Ministerio de Hacienda, el texto es un listado de propuestas remitidas por las propias comunidades autónomas y que ha sido unificado por el Gobierno. De hecho, ha sido el ministerio quien ha remitido el documento final a las autonomías para que tengan oportunidad de analizarlo antes de la próxima semana.

Entre ellas, se encuentran el cobro por asistencia médica y urgencias; establecer tasas hoteleras en los hospitales; cobrar por faltar a citas programadas o no retirar las pruebas diagnósticas realizadas, e incluso recuperar el polémico euro por receta con el cobro de una cuantía mínima por la expedición de recetas a los pacientes.

Ajuste por vía de los ingresos

El cobro de 25 euros por urgencia hospitalaria se encuentra dentro de los nuevos ajustes que estudia la Generalitat de Cataluña para incluirlos en los presupuestos de 2015. El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ya anunció que no piensa realizar más recortes en los servicios públicos y que los ajustes vendrán por la vía de los ingresos, es decir, nuevas tasas que deberán pagar los ciudadanos.

La medida también figura dentro del programa de actuaciones del departamento de Salud que dirige el conseller Boi Ruiz. Uno de los objetivos fijado en el Plan de Salud de Cataluña 2011-2015 es la reducción de las urgencias hospitalarias en un 10 por ciento en el ejercicio 2015.

Este plan se fija como meta “transformar el modelo de atención en urgencias para dar respuestas más adecuadas a las demandas de atención inmediata, con el objetivo de reducir el 10% de la frecuentación de urgencias hospitalarias dirigiendo las demandas de atención a niveles más adecuados y reduciendo la variabilidad en la utilización”.

De igual modo el departamento aspira a recortar costes y situarse en niveles de servicio del resto de España: “A pesar de la disminución, si se analiza el conjunto de urgencias hospitalarias tanto a cargo del sistema público como privado, Cataluña está por encima de la media del Estado con 635 visitas por cada 1.000 habitantes en comparación con las 586 visitas por cada 1.000 habitantes por término medio en el conjunto de España”.

Fuente: El Ecom

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Copago, Salud pública. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s