Los hospitales catalanes claman contra el cierre de camas #ObrintLlitsiPlantes


La jornada de lucha de ayer por una sanidad pública y universal fue un alarido contra el cierre de camas que acabó con la ocupación de plantas para evitar las clausuras.
Así lo cuenta Jessica Mouzo Quintáns en el País y lo comenta Àngels Martínez Castells en Punts de Vista: Por la sanidad pública y universal #Obrimplantesillits
 
.

Concentración de trabajadores y usuarios del Hospital de la Vall d’Hebron. / ALBERT GARCIA

Un nuevo alarido en defensa de la sanidad pública ha retumbado la mañana de este viernes entre los muros de varios hospitales catalanes. Centenares de trabajadores y pacientes han secundado con concentraciones y paros a las puertas de los centros sanitarios una retahíla de demandas para resarcir la empobrecida situación de la sanidad pública. El cierre de camas y las largas listas de espera a consecuencia de la política de recortes que ha aplicado el Departamento de Salud desde 2011 centraron las denuncias de los afectados.

Auspiciados por las plataformas en defensa de la sanidad pública, entidades sociales y asociaciones de vecinos, cuatro hospitales catalanes capitanearon la jornada de protestas. Usuarios y empleados del hospital Arnau de Vilanova de Lleida, del Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona), del Hospital de Mataró y del Vall d’Hebron de Barcelona coparon las respectivas entradas de sus centros sanitarios y exigieron la reapertura de las plantas cerradas de los hospitales. Además, una quincena de personas ocuparon la quinta planta de traumatología del Vall d’Hebron, cerrada desde hace dos años. “Se trata de una acción simbólica y silenciosa porque estamos dentro de un hospital y no queremos molestar a los pacientes”, explicó Josep Martí, ex director médico asistencial del centro y activista de las plataformas en defensa de la sanidad pública.

También en el hospital de Bellvitge se encerraron por la tarde una veintena de personas. El área de infecciosos, en la planta 12, fue tomada por los trabajadores y de acuerdo con la veintena de pacientes ingresados, para evitar el cierre de las 24 camas que el hospital tenía previsto clausurar hasta el final del verano. “En Bellvitge hay plantas cerradas y derivamos a los pacientes a hospitales como el Moisès Broggi de Sant Joan Despí o a centros 100% privados, que es el objetivo final de la Generalitat”, apuntó Manuel de los Riscos, delegado sindical de CGT en el hospital.

Los trabajadores del hospital Doctor Josep Trueta de Girona y del Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona participaron en la jornada de protestas empapelando sus respectivos centros sanitarios con octavillas y carteles que denuncian los recortes en la sanidad catalana.

Las plataformas y entidades en defensa de la sanidad pública denunciaron que el presupuesto de Salud ha pasado de 9.874 millones de euros en 2010 a 8.289 millones en 2013, un 16% menos. Este recorte, explicaron los convocantes de las protestas, ha provocado “un aumento del 60% en las listas de espera quirúrgicas de los 14 procedimientos en garantía” y más precariedad laboral en el sistema sanitario. “Abriendo las camas cerradas en Bellvitge, Can Ruti y Vall d’Hebron, que son 500, con una estancia media de siete días, y cerrándolas en agosto, se podrían ingresar 23.500 pacientes más al año”, ha apostillado Martí. Según los convocantes de las protestas, en tres años, el Clínic ha cerrado 74 camas; Bellitge, 260; Vall d’Hebron, 130; Can Ruti, 115; y el Sant Pau, 106.

Las plataformas en defensa de la salud pública aprovecharon para denunciar también que, mientras a los hospitales públicos se les recortan los presupuestos en los últimos tres años “entre un 10% y un 15%”, los centros privados con afán de lucro “como el IDC/CAPIO, del que forman parte el General de Catalunya, el Sagrat Cor y la Clínica de Sabadell, se les ha aumentado el concierto de 71,1 millones a 127 millones, es decir, un aumento del 78,6%”.

Fuente: El País ….. y leemos en El Mundo:
.

Motín en la planta 12 de Bellvitge

Usuarios hacinados en los pasillos de urgencias y la orden es cerrar la planta 12. (Hospital de Bellvitge) (Barcelona)

Un grupo de unos 50 profesionales y pacientes se ha amotinado este viernes por la tarde en la planta 12 del Hospital de Bellvitge, ubicado en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Enfermos y enfermeros se han aliado para lograr evitar el cierre de una unidad, previsto para este viernes por la dirección del centro, de acuerdo con el plan de recortes previsto para este verano.

Personal del principal hospital público catalán se ha amotinado, junto a algunos usuarios, para oponerse a que los recortes públicos provoquen el cierre de la unidad de infecciosos, radicada en la planta 12.1 del hospital perteneciente al Institut Català de Salut, considerado uno de los cinco mayores hospitales públicos catalanes y entre los 20 mejores de España.

La protesta de los profesionales y los usuarios, que pretende evitar el cierre de la unidad de infecciosos, llega después del anuncio de que el hospital perderá este verano 203 camas de las 606 que conserva. Hace unos pocos años, Belvitge contaba con 800 camas.

En estos momentos, en torno a 20 pacientes están ingresados en la unidad 12.1. Toda vez que la intención de la dirección era que quedase cerrada este viernes, debían ser recolocados en camas de otras plantas.

Como consecuencia de la protesta de profesionales y usuarios, algunos responsables del hospital han acudido a la planta 12 para asegurarles que finalmente la unidad no va a ser clausurada este viernes, a diferencia de lo que estaba planificado. La dirección se ha comprometido a no cerrar la unidad este viernes.

A la vez, los representantes sindicales de los trabajadores han explicado a los enfermos y a sus familiares que tienen derecho a no ser trasladados y a presentar reclamaciones.

Fuentes sindicales han explicado a EL MUNDO que “no hay una hora prevista para el cierre de la unidad”, ya que estaba previsto que éste fuese progresivo, a medida que vayan dándose altas en el hospital, “dando preferencia a las de la unidad 12”.

Estas fuentes han augurado que “puede que la dirección vuelva a intentarlo durante el fin de semana, o puede que el lunes, cuando hay puente”, pero los representantes sindicales han ofrecido a la dirección del centro la celebración de una reunión “de máximos” el próximo miércoles a cambio de que no cierren ninguna unidad hasta esa fecha.

“Situación insostenible”

“Perdemos camas y derivamos a pacientes a otros hospitales. La situación es insostenible. La seguridad de los enfermos está en peligro. A los profesionales nos obligan a hacer más actividad con menos presupuesto”, ha explicado el delegado de Satse y presidente de la Junta de Personal del hospital, Ramón Montoya.

Esta tarde, en el mismo barrio de Bellvitge, se ha celebrado una asamblea de La Marea Pensionista. Algunos de sus integrantes, al conocer el motín de la planta 12 de Bellvitge, han decidido acudir al hospital a sumarse a la protesta. Entre ellos se encontraba Toni Barberà, secretario de Dempeus per la salut pública.

La lluita continua …

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los hospitales catalanes claman contra el cierre de camas #ObrintLlitsiPlantes

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s