Políticas de austeridad, salud mental y renta básica


El pasado 31 de enero y 1 de febrero se realizó en San Sebastián el XIII simposio sobra la Renta Básica (una propuesta de prestación incondicional y universal para toda persona sin necesidad de demostrar su pobreza). Este simposio fue organizado por la Diputación de Guipúzcoa y la Red Renta Básica y se trataron diversos asuntos relacionados con la Renta Básica: sobre su posible financiación, la relación con la ecología y el feminismo y finalmente también se llevó a cabo una mesa sobre salud pública y renta básica en la que participaron Alex Boso, sociólogo y profesor de salud pública en la Universidad de Vic y Sergi Raventós, trabajador de una Fundación de salud mental de Catalunya, sociólogo y miembro de Dempeus per la salut pública y de la Red Renta Básica (www.redrentabasica.org ). La intervención de Sergi Raventós en el simposio se reproduce a continuación.

Salud mental y RB. XIII Simposio de la Renta Básica. Donostia, 1 de febrero del 2014 Sergi Raventós www.redrentabasica.org

XIII Simposio de la Renta Básica. Donostia, 1 de febrero del 2014

Políticas de austeridad, salud mental y renta básica

Introducción:

La crisis económica y las medidas de austeridad que están aplicando la mayoría de gobiernos en nuestro entorno están agudizando e incrementando unos altos niveles de desempleo, inseguridad laboral, precariedad, falta de vivienda, deterioro de los sistemas de bienestar y protección social, etc. que están dando lugar a un serio agravamiento de muchos problemas de salud mental entre la población y que en algunos casos se han expresado de forma dramática en algunos casos de suicidios y en muchos intentos pero en la mayoría de casos lo que van emergiendo son síntomas de ansiedad y depresión. El aumento de estos síntomas entre la población ha sido muy considerable y las consecuencias de todo ello están por ver en los próximos años. Una renta básica podría ser un buen elemento de protección social para combatir esta situación.

1) Grandes desigualdades sociales y de salud en el mundo

Esta crisis está aumentando las desigualdades sociales. Es un hecho cada vez más innegable que la gran crisis capitalista del 2008 ha servido para que las elites económicas europeas y los políticos que las representan puedan poner fin al Estado Social y Democrático de Derecho, el mayor logro del antifascismo de posguerra, como ya se ha puesto de manifiesto a través de políticas económicas pro cíclicas de consolidación fiscal que, impulsadas por el Consejo Europeo, han hundido al continente en una segunda recesión provocando en la periferia (Grecia, Portugal, Reino de España) una devastadora depresión económica, social y moral sin ejemplo histórico

Es conocido que mientras aumenta la pobreza (más de 9 millones en el Reino de España) y las cifras de paro, mientras miles de familias son desahuciadas, a la vez hay individuos mucho más ricos. La lista Forbes (la lista de los millonarios que poseen más de 1000 millones de dólares que publican cada año) anunciaba que en 2012 había aumentado un 17% respecto el año anterior. Hay 1426 tipos en el mundo que superan esta cifra que encabeza el multimillonario mexicano Carlos Slim, con más de 73.000 millones de dólares que se ha estimado que podría pagar más de 440.000 salarios anuales sólo con los ingresos que genera su riqueza. La riqueza del 1% de las familias del mundo posee casi la mitad (46%) de la riqueza mundial. Este 1% ha acaparado el 95% del crecimiento económico posterior a la crisis financiera. Las diez personas más ricas de Europa tienen una fortuna conjunta que supera el coste de las medidas de estímulo aplicadas a la Unión Europea entre 2008 y 2010 (más de 200.000 millones de euros). Y aunque ya hablaremos luego de ello, es evidente que las políticas de austeridad están perjudicando a las pobres y favoreciendo a las ricas.

Pero sin ir tampoco muy lejos, según los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) en su informe “La desigualdad en crisis: hombre rico, hombre pobre” ponen de manifiesto que la desigualdad aumentó un 10,8% con la crisis, sobre todo en Madrid y Catalunya que son las zonas que concentran las mayores brechas, al concentrar el mayor número de grandes fortunas. Tal vez también es poco conocido que sólo 22 milmillonarios en el Reino de España acumulan una riqueza de más de 55.000 millones de euros, lo que equivale a poseer más del 5% del Producto Interior Bruto (UBS Wealth-X and UBS Billionaire Census 2013) o que 30 familias se reparten gran parte del capital en España según la revista Forbes.

Paralelamente a esto, una cifra escandalosa que apareció hace unos meses en The Guardian que me impactó: el número de esclavos en 1860 era de 25 millones y en el 2013 era de más de 27 millones. Hay más esclavos ahora que hace 150 años.

He puesto los dos extremos pero que actualmente menos del 1% más rico de la población mundial acumula tanta riqueza como la mitad de la población más pobre del planeta nos muestra las grandes desigualdades existentes.

2) Repercusiones en la salud

Estas desigualdades sociales afectan a la salud y al bienestar, puesto que la mayor parte de la población no posee los recursos suficientes para disfrutar de una vida sana y en condiciones. La esperanza de vida media mundial está en unos 68 años pero alcanza a los 80 en los países ricos y es de menos de 40 en Zambia. Un ejemplo muy ilustrativo de las grandes desigualdades sociales existentes lo podemos encontrar en la ciudad de Barcelona observando el mapa de la renta media familiar de los diferentes barrios de la ciudad. Si tomamos una media de 100 de renta para toda Barcelona encontramos que en el barrio alto de Pedralbes esta renta se sitúa en torno a 198, en el de Tres Torres llega hasta 222 y en los barrios populares de Poble Sec es de 68, en Roquetes de 55 o en Baró de Viver de
44.

Si nos referimos a la esperanza de vida podemos observar que los residentes en Sant Gervasi, barrio de la zona rica de Barcelona, tienen una esperanza de vida al nacer de 81 años, mientras en el barrio del Raval es de 73. 8 años menos.

Es bien sabido que los problemas sociales y de salud son más frecuentes entre los sectores menos favorecidos de cada sociedad y sabemos que ese peso es mayor en las sociedades más desiguales. También sabemos que la desigualdad se mete bajo la piel. Explicar la desigualdad y sus consecuencias pasa por mostrar cómo las estructuras sociales afectan a las personas según Richard Wilkinson i Kate Pickett.

Continuar leyendo en http://www.nodo50.org/redrentabasica/descargas/smsergi.pdf
También podéis acceder al documento en Google docs: https://drive.google.com/file/d/0B6lhClp-FpahVFpkdUNhcjFTdmM/edit?usp=sharing

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Desigualdades sociales, Salud Mental, Salud pública y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Políticas de austeridad, salud mental y renta básica

  1. Pingback: Políticas de austeridad, salud mental y renta básica | Boletín Informativo de la Sanidad Pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s