¿Está España al borde de una crisis de la salud pública?


Este artículo de El Economist sobre la sanidad en España, pone de manifiesto la precaria situación a la que están llevando los gobernantes de este país la sanidad. Desde lejos y con mejor perspectiva nos muestran un panorama que aquí muchos no quieren aún ver.

A principios de este año , en España, un inmigrante no se encontraba bien y fue al hospital con síntomas de tuberculosis (TB). Se le negaron las pruebas y fue enviado a casa. No mucho más tarde que se encontraba tan mal que él se apresuró a ir a urgencias, donde de nuevo se le dio la espalda. Más tarde murió.

Como muchos inmigrantes ilegales, el hombre vivía en un pequeño espacio con otras diez personas. Como la tuberculosis es una enfermedad contagiosa, los diez se encuentran ahora también están en riesgo. Es poco probable que puedan  obtener cualquier ayuda en España: tras las medidas de austeridad y un cambio legislativo en 2012, el gobierno no va a proporcionar a ninguno de los cerca de 873.000 inmigrantes no registrados de atención de salud que no sea de emergencia. Esto podría crear una gran crisis de salud pública en un futuro muy cercano, advierten los investigadores de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical (LSHTM).

Un artículo publicado el 14 de diciembre en la revista médica The Lancet,  hizo sonar una alarma sobre el estado de la atención de salud en España. Hasta ahora la atención mediática europea se ha centrado en el impacto de la austeridad en el cuidado de la salud en Grecia, con informes de un aumento espectacular en el VIH, las enfermedades mentales, la tuberculosis y el regreso de la malaria. Grecia hizo sus recortes dos años antes que España, por lo que su impacto se hizo evidente antes. Pero la situación en España es igual de preocupante, advierte Helena Legido-Quigley de la LSHTM, quien teme que si el Gobierno no cambia de rumbo pronto, brotes similares podrían muy bien aparecer en España.

Al medida que la crisis golpeaba, el gobierno español recortó el gasto en un sistema de atención de salud ya relativamente corto. (El gasto de atención de salud pública es del 7% del PIB frente a una media del 7,6% en toda la Unión Europea, el 8,4% en Alemania y el 9,5 % en Dinamarca.) El gasto se redujo un 13,7 % en 2012 y un 16,2 % en 2013 (incluyendo los servicios sociales). Algunas regiones imponen recortes adicionales de hasta un 10%. Como resultado, una parte significativa de la población española está excluida de la atención básica de la salud, que a su vez podría conducir a problemas de salud pública para toda la población.

Elena Urdaneta, de Médicos del Mundo, una organización sin fines de lucro, dice que esta política no sólo es injusta, sino también extremadamente peligrosa para la salud pública. “Se puede excluir a las personas, pero no se puede excluir a las enfermedades. “No vacunar a los hijos de los emigrantes, por ejemplo, no es sólo decir mezquino, sino también ineficiente. Es mucho más barato vacunar que lidiar con el brote de una enfermedad contagiosa. Y sin embargo, esto está empezando a ocurrir en varias regiones.

Incluso para aquellos que todavía tienen derecho a la atención médica, ahora requieren que el paciente pague parte de la medicación de más tratamientos, incluidos los necesarios para la hepatitis C y algunos tipos de cáncer. Esto ha llevado a que haya más personas que no toman los medicamentos que necesitan, porque no se lo pueden permitir.

Dado que el impacto de estas políticas en la salud tarda un par de años en notarse, la crisis de salud pública real sólo se hace evidente cuando ya es demasiado tarde, advierte la Sra. Legido-Quigley. Profesionales de la salud temen que si no se hace nada para revertir estas políticas, España está en la cumbre de una pronunciada pendiente.

El controlar un brote de tuberculosis en la ciudad de Nueva York en la década de 1990, costó la friolera de $ 1,2 mil millones, y demostró el valor de la prevención, que se estima habría costado una décima parte, y hubiera salvado mucha miseria en el proceso. Los recientes recortes de los servicios de salud de España socavan los esfuerzos de prevención. Corren el riesgo de desmantelar un sistema que hasta hace muy poco era uno de los mejores de Europa, en términos de coste beneficio.

Fuente: The economist
Ver también : La historia de Alpha Pam

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Real Decreto-Ley 16/2012, Salud pública, sanidad pública y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Está España al borde de una crisis de la salud pública?

  1. Pingback: ¿Está España al borde de una crisis de la salud pública? | Boletín Informativo de la Sanidad Pública

  2. GallardeteWord dijo:

    Reblogueó esto en GallardeteWord.

  3. ipatiev dijo:

    todos los responsables de la sanidad publica son unos hijos de puta y se merecen un tiro en la nuca y la ana mato abria que apuñalar el utero de su puta madre como a la madre de neron VIVA EL ESTALINISMO es preferible ser gobernado por un leon bien nacido que por cien mil ratas de mi especie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s