Los suicidios aumentaron un 7,2% más de lo previsto en 2009 debido a la crisis


Protesta ante la sede de la EMVS tras el suicidio de Amparo. \ S.P.

En la madrugada del lunes se suicidó una mujer en el barrio madrileño de Carabanchel, tras recibir una orden de desahucio. Es la última víctima de un problema que los psicólogos llevan advirtiendo mucho tiempo: los trastornos mentales provocados por la crisis, principalmente debido al elevado aumento del desempleo, podían acabar elevando las tasas de suicidio. Pero, a pesar de que se han publicado numerosos estudios que relacionan trastornos mentales y crisis, nadie había mostrado evidencias concluyentes que soportaran una relación entre suicidios y recesión. Hasta ahora.

La crisis ha hecho que la tasa de suicidios aumente notablemente en todo el mundo. (Corbis)

Un nuevo estudio publicado hoy en el British Medical Journal asegura que en 2009, un año después de iniciarse la crisis económica mundial, la tasa global de suicidios en hombres aumentó un 3,3%, con un incremento de aproximadamente 5.000 suicidios en todos los países analizados, respecto a la tendencia prevista. En España, tal como ha confirmado a El Confidencial uno de los autores del estudio, el profesor de epidemiología de la Universidad de Bristol David Gunnell, los suicidios crecieron un 7,2% más de lo esperado, aunque sólo entre los hombres.

En los 20 países europeos que ya disponen de datos de 2010, su análisis indica un incremento aún mayor en el suicidio masculino, un 10,8% más que en 2009Los autores, investigadores de las universidades de Hong Kong, Oxford y Bristol, se han servido de los últimos datos disponibles, procedentes de 54 países y facilitados, principalmente, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para evaluar los cambios en las tasas de suicidio tras la crisis de 2008, así como la influencia del sexo, la edad, el país y el cambio de empleo. El estudio, pionero en el análisis de las tendencias internacionales del suicidio, apunta a que el incremento en el número de muertes se observó principalmente en los 27 países europeos estudiados (con un aumento del 4,2%) y en 18 países del continente americano (6,4%).

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores calcularon el número esperado de suicidios para 2009 con respecto a las tendencias anteriores y los compararon con el número real de muertes autoinducidas. Para los autores, la relación entre el aumento en el número de suicidios y el impacto de la crisis es evidente: en 2009 creció un 37% el desempleo y el PIB per cápita cayó un 3% en el conjunto de los países estudiados.

Los autores subrayan, además, que sus hallazgos son “probablemente una subestimación del verdadero impacto global de la crisis económica sobre el suicidio”, ya que los datos de algunos países aún no estaban disponibles. De hecho, en los 20 estados europeos que ya disponen de información de 2010, su análisis indica un incremento aún mayor en el suicidio masculino, un 10,8% más que en 2009.

Aumento de la tasa de suicidios desde 2007 en las distintas regiones europeas. (BMJ)

El paro, culpable directo de los suicidios

La Organización Internacional del Trabajo aseguró en un informe que en 2009 el desempleo alcanzó a 212 millones de personas, lo que supuso un incremento de 34 millones respecto a 2007. Para los autores del estudio del BMJ no hay duda de la relación entre crisis, paro y suicidios: “Existía una preocupación generalizada de que las tasas de suicidio podrían aumentar en los países afectados por la crisis económica mundial, en vista de la evidencia de que las crisis económicas y las subidas consecuentes en las tasas de desempleo están asociadas a un aumento de los suicidios”.

El incremento de la tasa de suicidios es especialmente elevado en los países donde el nivel de paro anterior a la crisis era bajoNumerosos estudios documentaron el importante aumento en la ratio de este tipo de muertes que vivieron Japón, Corea del Sur y Hong Kong en la crisis de 2007, que dejó un incremento de 10.000 suicidios, y son múltiples los estudios recientes que han asociado las medidas de austeridad con un incremento de los problemas de salud mental lo que, a su vez, provoca su aumento. Ahora no hay excusa para negar la evidencia.

El incremento de la tasa de suicidios es especialmente elevado entre los hombres de países donde el nivel de paro anterior a la crisis, en 2007, era relativamente bajo (en España era del 8,26%). Según los investigadores, esto se explica dado que “la crisis económica y el aumento del desempleo han provocado mayor miedo y ansiedad en los países donde el paro era bajo, lo que a su vez ha hecho que aumenten los suicidios”. Además, los autores creen que en los países donde el paro ya era alto, el estigma del desempleo era menor, por lo que el impacto de la crisis, en el plano psicológico, no se ha notado tanto.

Los suicidios crecen más entre los hombres jóvenes

La crisis ha tenido un impacto muy dispar en los distintos grupos de edad y sexos. Por edades, el mayor incremento en Europa se ha observado en los hombres de entre 15 y 24 años de edad (11,7%). En América, sin embargo, las consecuencias han sido mayores entre los hombres de 45 a 64 años (5,2%). Los investigadores creen que esta crisis ha afectado más que nunca a la juventud europea, dado que el desempleo se ha cebado especialmente con los menores de 25, algo que no había ocurrido en anteriores crisis. El impacto en los hombres de mediana edad americanos, sin embargo, resulta más difícil de explicar y necesitará de nuevas investigaciones.

Los hombres suelen experimentar un mayor sentimiento de vergüenza al enfrentarse al desempleo y le cuesta más pedir ayudaCon respecto al sexo, no hubo ningún cambio en la tasa de suicidio en las mujeres europeas y el incremento entre las mujeres americanas fue relativamente pequeño (2,3%). Esta diferencia entre hombres y mujeres se explica, según los autores del estudio, puesto que “el hombre suele ser el que más dinero trae a la familia y se ve más afectado por la recesión que la mujer”. Además, explican los investigadores, “suele experimentar un mayor sentimiento de vergüenza al enfrentarse al desempleo y le cuesta más pedir ayuda”.

Ratio total de suicidios en los países participantes en el estudio en 2009. (bmj)

La punta del iceberg

Para los científicos, el aumento en la tasa de suicidios suele ser la punta del iceberg de la angustia emocional relacionada con la recesión. Según las estadísticas, por cada persona que se quita la vida, aproximadamente de 30 a 40 lo intentan; y por cada intento de suicidio una decena de personas experimentan pensamientos suicidas.

El  impacto de la crisis económica en la salud mental de los españoles ya fue investigado por un equipo de científicos de la Universidad de las Islas Baleares, liderado por la doctora Margalida Gili, que publicó sus conclusiones el año pasado en la revista European Journal of Public Health. Según los médicos baleares, entre 2006 y 2010, los trastornos mentales atendidos por los médicos de atención primaria españoles crecieron de forma significativa. En este periodo, aumentaron en un 19,4% los diagnósticos de depresión, un 8,4% los de ansiedad, un 7,3% los de trastorno somatoformo y un 4,6% de alcoholismo.

La austeridad gubernamental está provocando una mayor pérdida de empleos, lo que hará que aumente el riesgo de suicidioLos autores del estudio publicado hoy, no obstante, se muestran moderadamente esperanzados, pues insisten en que el problema tiene solución: “Nuestros hallazgos muestran que la crisis económica provoca un aumento considerable de los suicidios, pero investigaciones anteriores muestran que este riesgo no es inevitable. Los programas para dinamizar el mercado de trabajo pueden ayudar a compensar el impacto de la recesión sobre el suicidio, ya que una recolocación exitosa de los parados reduce significativamente, o elimina, los riesgos sobre la salud mental que provoca el desempleo. En tiempos de recortes, los países con recursos limitados pueden centrar sus ayudas en los jóvenes varones en edad de trabajar. En muchos países, sin embargo, la austeridad gubernamental está provocando una mayor pérdida de empleos, lo que hará que aumente el riesgo de suicidio. Es necesario tomar medidas urgentes antes de que la crisis económica provoque un aumento aún mayor”.

Fuente: El Confidencial

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Salud pública y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los suicidios aumentaron un 7,2% más de lo previsto en 2009 debido a la crisis

  1. Pingback: Los suicidios aumentaron un 7,2% más de lo previsto en 2009 debido a la crisis | Boletín Informativo de la Sanidad Pública

  2. Zana Lord dijo:

    Magnífico artículo. No, no son suicidios, son asesinatos. Y sí, tristemente, esto va a ir a peor.
    Yo creo que, visto lo visto, no hay tratamiento para la “rabia capitalista”, así que la única salida, para evitar que las víctimas de este genocidio encubierto sigan aumentando, es matar el perro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s