El TSJ anula el plan de jubilación forzosa de médicos de Castilla-La Mancha


Los hospitales de Castilla-La Mancha tendrán que readmitir a los médicos mayores de 65 años que habían sido jubilados forzosamente a pesar de querer seguir trabajando. El TSJ de esta comunidad les ha dado la razón a los facultativos, que podrán reincorporarse en breve a su trabajo, lo que podría sentar precedente para Madrid y la Comunidad Valenciana. 
Una vez más los jueces están parando los pies a los políticos en su afán de desmembrar la sanidad pública.
Estas jubilaciones forzosas benefician a la sanidad privada, al subir las listas de espera de la pública y poder disponer la privada de profesionales formados. Mientras, la pública se queda sin cientos de médicos con gran experiencia y sin la posibilidad de ir formando a los nuevos médicos. Otro sinsentido de nuestros gobernantes.
.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha estima el recurso contencioso administrativo interpuesto por el Sindicato Médico de Castilla-La Mancha (CESM)

Los esfuerzos de las autonomías por jubilar a sus médicos más experimentados han vuelto a tropezar con los jueces. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha tumbado el plan de despido diseñado por las autoridades de la región. En una sentencia, los magistrados han anulado el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio de Salud (Sescam) en lo referente a la jubilación forzosa de los médicos de la sanidad pública a los 65 años y que afectaría a más de 500 facultativos hasta 2014.

Esta decisión se produce días después de que otro TSJ, en este caso, el de la Comunidad Valenciana, paralizara de forma cautelar el despido de 600 facultativos de los que la Generalitat valenciana quería prescindir después de haberles concedido una prórroga para trabajar hasta los 70 años. En este caso, los jueces anularon tanto una disposición de la orden que regula la jubilación forzosa del personal valenciano como el artículo del Plan de Ordenación de Recursos Humanos que contemplaba los despidos.

Respecto a Castilla-La Mancha, el tribunal señala en sentencia firme y en respuesta a una demanda del sindicato médico CESM, que en el plan de ordenación de los recursos humanos no se concretan las necesidades de personal reales en función de la asistencia sanitaria y de los objetivos que buscan los servicios de salud, más allá de prever una “fácil sustitución de los jubilados”.

Además, la normativa del Sescam, argumenta la sala, aplica una retroactividad a los profesionales que ya tenían concedida la prórroga de la jubilación en el momento de la publicación de dicho plan, “anulando un derecho ya concedido por la propia administración”, lo que restringe derechos individuales reconocidos.

El Sindicato Médico de Castilla-La Mancha considera esta sentencia un “gran éxito”, ya que consideran que el plan de jubilaciones suponía un “derroche de capital humano de calidad y experiencia profesional”. Esta medida no impide que los profesionales que deseen dejar su puesto a los 65 años lo puedan hacer.

El Sescam tiene la intención de presentar un “recurso extraordinario” contra la sentencia por entender que la medida anulada está amparada legalmente, en concreto en la ley 6/2012, que permite la no renovación o ampliación del servicio de los médicos que han cumplido 65 años durante los dos años siguientes a la entrada en vigor de la norma.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s