Agustí Colom: “El pacto de silencio entre CiU y PSC en la Sindicatura es inaceptable”


Agustí Colom, en la facultad de Economía de la UB. / Massimiliano Minocri

Agustí Colom (Barcelona, 1961) fue vetado hace unos días por CiU, PSC y Esquerra para ocupar una plaza en la Sindicatura de Cuentas, en lo que se antoja un castigo por elaborar el llamado informe Crespo sobre irregularidades en la sanidad catalana y que acabó en un cajón.

Pregunta. ¿Qué le parece la votación del Parlament?

Respuesta. Lo que hizo CiU es inaceptable, porque en democracia no se puede vetar a una persona. El mensaje que transmiten es que se castiga al que no se comporta como ellos quieren. Y la postura del PSC me parece decepcionante por dar cobertura a CiU y proponer un candidato que no les tocaba. Eso bloqueó la posibilidad de una salida distinta, porque si yo hubiera sido rechazado, Iniciativa podría haber propuesto otro nombre.

P. ¿Y no debería haber actuado así ICV de entrada?

R. Lo que Iniciativa no quería era aceptar el veto por razones ideológicas, de castigo o de otro motivo que no sea el de capacidad, porque CiU anunció hacía meses que me vetaba. En democracia existe un proceso (hearings) en el que se valora la idoneidad de los candidatos y yo pasé ese trámite en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament. Que expliquen sus razones, que deben ser técnicas, no de otro tipo, porque allí no pusieron ninguna objeción.

“El mensaje es que se castiga al que no se comporta como ellos quieren”

P. ¿Por qué cree entonces que le vetó CiU?

R. Supongo que porque redacté el informe Crespo en el que ponía en cuestión la actuación de determinadas personas y eso no gustó ni a CiU y ni a otros. Nadie ha cuestionado nunca la veracidad de los hechos descritos allí. Yo discrepé del resto de síndicos y formulé un voto particular para que ese informe se enviara al Tribunal de Cuentas, porque pensaba que podría haber responsabilidades contables y al final no sucedió nada de eso. Lo que se envió fue el informe de la intervención de la Generalitat, sin las auditorías independientes. Yo hice lo que tenía que hacer

P. El informe fiscalizador sobre el Hospital Moisés Broggi parece que tampoco gustó al PSC.

R. La ley nos obliga a fiscalizar las cuentas y si vemos deficiencias la hemos de señalar. En aquel caso creo recordar que había 10 millones de euros que no estaban justificados.

P. ¿Ha habido sociovergencia en la Sindicatura?

R. El pacto de silencio de CiU y PSC es inaceptable desde un punto de vista democrático y me parece que no han aprendido nada. En los actuales niveles de corrupción, que son insoportables, la única manera de que los partidos muestren su compromiso es implicarse para resultar creibles, con transparencia total y haciendo limpieza.

P. Desde la izquierda política en la que usted milita cuesta entender lo que ha hecho el PSC.

R. El PSC no ha valorado las consecuencias políticas de su actuación porque ha ayudado a que una actuación caciquil y antidemocrática de CiU tomase cuerpo. Han dado valor a que se pueda prejuzgar el nombre de alguien porque le guste o no al amo y están dando pábulo a la idea de que son cómplices de los procesos de corrupción que pueda haber en este país.

“Es extraño que solo yo haya encontrado un comisionista”

P. ¿La Sindicatura pierde eficacia con su ausencia?

R. No porque esté yo ha de haber más transparencia, pero no hemos de ser ingenuos. Si se examinan los informes de la Sindicatura se aprecia dónde se mira o se deja de mirar. También es un poco extraño que solo yo haya encontrado irregularidades en las adjudicaciones de obras. O que detectase un comisionista, o pagos de trabajos no realizados. Con un candidato propuesto por ICV la fiscalización podría ser diferente.

P. Algunos síndicos le acusan en privado de ser un hombre inflexible para trabajar.

R. En los siete años que estuve, de 2004 a 2011, se aprobaron unos 300 informes por unanimidad y solo emití tres votos particulares. Esos argumentos no tienen base real y aunque la tuvieran, los síndicos no estamos para hacer amigos, sino para hacer nuestro trabajo y que la Sindicatura funcione. Y aquellos años funcionó mucho mejor que en épocas anteriores, marcadas por los continuos conflictos. Que busquen otros argumentos.

P. El mensaje que queda es que los órganos fiscalizadores pueden acabar siendo un escaparte sin demasiada eficacia.

R. El trabajo de la Sindicatura tiene un prestigio y lo han puesto en entredicho. Se puede estar dando la idea de que no hay que ir más allá de redactar un informe fiscalizador y que se veta a alguien porque ha hecho su trabajo.

Fuente: El País

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Agustí Colom: “El pacto de silencio entre CiU y PSC en la Sindicatura es inaceptable”

  1. Alternatives dijo:

    Reblogged this on altreseccionsindicals and commented:
    Añade tus pensamientos aquí… (opcional)

  2. concepcion dijo:

    No hay que desistir, hay que seguir denunciando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s