“Un servicio para pobres será siempre un pobre servicio”


Rajoy recortará 10.000 millones extra en sanidad y educación

Rajoy anuncia un recorte no contemplado en los Presupuestos mediante una nota de prensa, un día festivo en seis comunidades y sin comparecencia por parte de ningún miembro del Ejecutivo.

«Para que un servicio público tenga calidad, es preciso que atienda a toda la población»

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública critica la propuesta de De Guindos de implantar el copago para las rentas superiores a 100.000 euros  (ver más abajo el comunicado de la FADSP). Los pacientes confían en que el recorte de 10.000 millones anunciado hoy sea sólo un «globo sonda»

Manifestación en Badalona contra los recortes de la Generalitat en Sanidad. EFE.

“No tiene ningún sentido que las personas que pagan impuestos dejen de tener derecho a las prestaciones sanitarias”. Así ha reaccionado hoy la Plataforma de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) ante las declaraciones del ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, en las que planteaba una reforma del sistema sanitario para implantar el copago a las rentas superiores a 100.000 euros.

«El copago no es la panacea en absoluto, pero debemos abrir el debate entre las administraciones para analizar si hay que dar servicios gratuitos a una persona que gane más de 100.000 euros, por ejemplo», manifestó De Guindos en una entrevista en la cadena Ser. “El ministro parece desconocer que la financiación actual de la Sanidad se realiza a través de los impuestos y [los que ganan más de 100.000 euros], si lo hacen legalmente, pagan más”, le contestaron desde la Fadsp. Además, “el colectivo de personas que ganan más de 100.000 euros es reducido en este país, por lo que el gasto sanitario que producen también lo es”, añadieron.

De Guindos, por su parte, se excusó en la deuda de 15.000 millones de euros que acumula el sistema sanitario para apostar por “eliminar gastos improductivos y racionalizar cuestiones que no están funcionando bien”. Aunque el ministro no especificó los detalles de su propuesta, la plataforma en defensa de la sanidad pública también ha echado por tierra algunos de los argumentos utilizados a favor del copago. “La situación de bancarrota del sistema sanitario público es consecuencia del enorme endeudamiento en el que han incurrido por financiar y gestionar sus infraestructuras sanitarias recurriendo al sector privado, que ha multiplicado por siete el coste de los nuevos centros”, reza un informe de la Fadsp sobre el copago en el SNS (Sistema Nacional de Salud) español.

Asimismo, la plataforma ha recordado sus propuestas para mejorar la situación financiera del sistema sin instaurar esta medida. Promover el uso racional de medicamentos, utilizar genéricos, reducir “el excesivo uso” de las tecnologías sanitarias y asignar los recursos basándose en criterios científicamente probados son algunas de sus recomendaciones. “Existen otras medidas”, aseguran, y recuerdan que “el copago contribuye a incrementar el gasto sanitario total en lugar de reducirlo”.

Consecuencias del copago

“La reducción del consumo de fármacos esenciales eleva los costes del sistema ya que las personas con menor renta realizan un 78% más de visitas a urgencias como consecuencia de esa reducción”, especificaron. Además, los copagos “tienen efecto sobre el consumo de las personas con pocos recursos y con mayores problemas de salud, que como consecuencia del cobro de los servicios abandonan o retrasan las demandas de atención sanitaria, incluso cuando son necesarias”, añade la Fadsp denunciando la situación de “inequidad” que se produciría si se instaura la medida propuesta por De Guindos.

Para la Fadsp, mientras la ministra del ramo, Ana Mato, y el PP reiteran continuamente que el sistema sanitario nunca dejará de ser “universal y gratuito”, De Guindos “propone una fómula que cambiaría el modelo sanitario hacia el norteamericano, en el que más de 50 millones de personas no tienen derecho a la asistencia sanitaria y otras tantas la tienen con prestaciones muy limitadas”, denunciaron. “Para que un servicio público tenga calidad, es preciso que atienda a toda la población” porque “un servicio para pobres será siempre un pobre servicio”, concluyó la Fadsp.

«Globo sonda para calmar a los mercados»

Después de las declaraciones de De Guindos, las reacciones al anuncio del Gobierno de que recortará otros 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación no se han hecho esperar.

Lejos de asustarse por las previsiones del equipo de Mariano Rajoy, el Foro Español de Pacientes confía en que la cifra no afecte a las prestaciones. Por el contrario, cree que la noticia se trata sólo de un “globo sonda para calmar a los mercados europeos”, según declaró a Europa Press el presidente de esta plataforma, Albert Jovell.

Asimismo, Jovell espera que el ahorro previsto por el Ejecutivo se consiga a través de “una gestión más eficiente” y no por un tijeretazo en la calidad del sistema sanitario. “Ya no hay margen de recorte”, sentenció, “donde si lo hay es en hacer las cosas un poco mejor”, añadió.

Fuente: Público
.

Comunicado de la FADSP ante las declaraciones del ministro de Economía

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica ante las declaraciones del ministro de economía sobre excluir a las personas de mayor renta de la Sanidad Pública tiene que señalar:

1) El ministro parece desconocer que la financión actual de la Sanidad se realiza a traves de los impuestos (IRPF,IVA, impuestos especiales) y que por lo tanto no tiene ningun sentido que las personas que pagan impuestos, y si lo hacen legalmente pagan mas, dejen de tener derecho a las prestaciones sanitarias, salvo claro esta que lo que se pretenda es que dejen de pagar impuestos o una parte de ellos. Un buen servicio público necesita una financiación suficiente y esta solo puede venir de un sistema fiscal progresivo donde pagan mas los que mas tienen.

2) El colectivo de personas que ganan mas de 100.000€ es reducido en este país, probablemente no entre el circulo de amistades del Sr Guindos, por lo que el gasto sanitario que producen tambien lo es y su exclusion de las prestaciones sanitarias supondria cambios minimos en la presion asistencial del sistema sanitario.

3) Por otro lado es bien conocido que para que un servicio público tenga calidad es preciso que atienda a toda la población, sin discriminación de renta ni de grupo social. Como ya se ha señalado «un servicio para pobres sera siempre un pobre servicio» y significaria volver al modelo de beneficencia con prestaciones escasas y de baja calidad para la mayoría de la población, la que tiene menos recursos.

El Sr Guindos nos propone una formula a lo Lethman Brothers que cambiaria el modelo sanitario hacia el norteamericano donde con el mayor gasto sanitario del mundo (3 veces el español per capita) mas de 50 millones de personas no tienen derecho a la atención sanitaria y otras tantas tienen una asistencia sanitaria con prestaciones muy limitadas.

FEDERACION DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA

9 de abril de 2012

 

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s