III Jornada Farmacriticxs en Madrid (UCM-UAM)


La actual situación de la Industria Farmaceútica veta el derecho a la salud a millones de personas y se ha convertido en una grave amenaza para la Salud Pública. Desde farmacríticxs, queremos expresar nuestra preocupación, promover la ética y la transparencia en las relaciones con la Industria Farmacéutica y luchar por una realidad diferente y justa.

La industria farmacéutica, desde el punto de vista de volumen de dinero manejado, supone uno de los cuatro sectores más lucrativos del panorama económico actual, junto con el mercado del sexo, las armas y las drogas ilegales. Cuando se ponen cifras a los ingresos de estas empresas nos colocamos en las decenas de miles de millones de dólares, no habiendo supuesto la crisis económica un desplome de los beneficios de las grandes empresas farmacéuticas, sino que, en ciertos casos, ha sido al revés.

Para tener una visión general del asunto en nuestro país, en el año 2008 (cuando la crisis económica ya había asomado la cabeza) había en España 211 laboratorios farmacéuticos empleando a 40.385 personas y con unas ventas de 13.949 millones de euros, habiendo incrementado tan sólo un 3,4% el dinero destinado a I+D+i con respecto al año 2007.

De los diferentes sectores industriales, el de la industria farmacéutica es el que revierte una mayor parte de sus beneficios en I+D. A pesar de ello, esto sólo supone un 15 % de su facturación total, en comparación con el 30 % dedicado a mercadotecnia. (Fuente MS Health consulting). Es decir, se gasta más en marketing que en I+D.

Uno de los argumentos esgrimidos por la industria farmacéutica para defender una ley de patentes más restrictiva es el elevado coste de la investigación y comercialización de los medicamento, hablan de más de 1.000 millones de dólares, pero artículos como “Demythologizing the high costs of pharmaceutical research” rebajan dicho coste.

Los médicos que reciben publicidad de los medicamentos por parte de representantes farmacéuticos son más propensos a prescribir dichos medicamentos. El tiempo dedicado a recibir a los representantes farmacéuticos es un tiempo del horario laboral que se sustrae de la atención clínica, docente e investigadora. Es necesario que dicha relación sea regulada por instancias superiores que permiten que se generen vínculos vendedor-prescriptor que repercuten de forma negativa en pacientes , sistema sanitario e investigación científica.

La lectura crítica es una herramienta básica para cualquier profesional de la salud y, en concreto, para que como médicos podamos llevar a cabo nuestro trabajo de la manera más coherente posible. Ahora bien, si para poder publicar es necesario pagar, los filtros de los comités de expertos de las empresas están condicionados por confilctos de interés y se nos presentan los resultados de manera confusa, podemos entender lo que no es, creyendo que un fármaco o tratamiento es idóneo para una práctica clínica cuando, realmente, está supravalorado o, a veces incluso es perjudicial.

Más del 60% de los efectos adversos de un medicamento se notifican por primera vez en los primeros 5 años tras su comercialización. Los ensayos clínicos previos a la comercialización se realizan con gente “ideal” que en poco se parece a los pacientes que posteriormente tomarán el medicamento (ensayos con baja presencia de comorbilidad, polimedicación,…). Son ensayos con gran validez interna pero poca validez externa.

Además, en los últimos años han aparecido varios casos de datos que la industria farmacéutica conocía sobre sus medicamentos antes de sacarlos al mercado pero que había ocultado, como, por ejemplo, el caso de la rosiglitazona.

La influencia de la industria farmacéutica empieza a hacerse patente en las universidades, con las denominadas “cátedras de patrocinio mixto”, que pueden suponer un conflicto de interés entre el pensamiento crítico que debería encontrarse en la base de toda institución universitaria y los intereses comerciales de una gran empresa farmacéutica.

Si estás interesado te invitamos a participar el 8 y 9 de marzo en las Jornadas Farmacríticas

Gratis, sin inscripción. Como siempre, aunque esta vez mejor.

Anuncios

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Farmaindustria, Medicamentos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s