Les retallades a la sanitat pública arribaran al jutjat


Ahir ho recollia David Guerrero al diari Público: Una causa popular contra Ruiz a partir d’una entrevista a Toni Barbarà. Avui és el diari El Punt Avui+ qui es fa ressò de la iniciativa i entrevista a Àngels Martinez. El president de la Federació de Veïns de l’Hospitalet, Manuel Piñar va explicar la proposta al ple del municipi.
.
 

Una seixantena d’entitats impulsen una iniciativa penal popular per portar davant la justícia els responsables de les retallades en salut

Preparen un gran acte de presentació de la proposta

El president de la Federació de Veïns de l'Hospitalet, Manuel Piñar, durant la intervenció al ple del municipi Foto: EL PUNT AVUI.

Demanarem responsabilitats penals als que pensen i executen les polítiques de sanitat que lesionen els interessos de la gent”, assegura Àngels Martínez, presidenta de Dempeus per la Salut Pública, entitat que, amb el suport del món veïnal, sindical, professional i cívic, han posat en marxa una iniciativa penal popular per portar als jutjats els responsables de les retallades en salut.

Un article de l’exfiscal anticorrupció Carlos Jiménez Villarejo, que obria la porta a les accions judicials contra les retallades sobre la base de l’article 542 del Codi Penal, va remoure consciències i, segons el president de la Federació d’Associacions de Veïns de l’Hospitalet de Llobregat, Manuel Piñar, es va convertir en el germen de la iniciativa penal popular. Jiménez Villarejo, sorprès per l’abast de l’article, defuig definir-se com a assessor del col·lectiu, però apunta: “Els he suggerit algunes idees i els he animat. Ara són els advocats els que han de treballar per tirar-ho endavant.”

Presentaran la proposta el 10 de març en un acte que, segons Martínez, ja té el suport d’unes seixanta organitzacions, incloent-hi federacions veïnals com la FAVB i la FAVLH, sindicats com CCOO, UGT i CGT, l’Ateneu Roig de Gràcia i plataformes locals del 15-M. Per Martínez, la iniciativa penal popular és “una acció cívica de la ciutadania que porta davant dels tribunals els responsables de les polítiques sanitàries públiques perquè són contràries als drets, necessitats i interessos dels ciutadans”. Deixa clar, però, que “no es tracta d’anar contra Artur Mas sinó de la gent que té responsabilitats concretes en les retallades”.

Entre les línies d’actuació del col·lectiu –que s’ha reunit en dues ocasions–, hi ha personar-se com a acusació en casos de danys a la salut produïts com a conseqüències de les retallades, alhora que, en la línia de Villarejo, denunciar que els ajustos a la sanitat impedeixen l’exercici efectiu d’un dret cívic com és el de protegir la salut.

Estudien presentar al Síndic de Greuges un dossier informatiu que serveixi de denúncia pública de les retallades. No descarten, a més, buscar una condemna internacional de les polítiques “regressives” i es plantegen perseguir i denunciar els casos de corrupció. També hi haurà una recollida de signatures que es podria iniciar dissabte durant la manifestació contra les retallada, segons Piñar.

La presidenta de Dempeus per la Salut Pública té clar que no comencen de zero. Ja hi ha hagut accions penals contra les retallades –com la querella interposada per la família d’una pacient de Vall d’Hebron morta– i, a més, existeix un moviment veïnal i social que protesta amb recollides de firmes, tallades de trànsit setmanals i tancaments en diferents CAP. Volen que la iniciativa penal esdevingui una “acció encara més contundent“, en paraules de Martínez.

El 10 de març es convocarà a un gran acte inicial les entitats que volen portar Boi Ruiz als tribunals.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en IPP, Salud pública, sanidad pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Les retallades a la sanitat pública arribaran al jutjat

  1. Lluis Maset dijo:

    Muchos de los medicos de los Hospitales Públicos del ICS apoyamos las reinvindicaciones básicas de esta plataforma pero NO las formas que se están utilizando. La demanda penal como argumento sin verificar los hechos perjudican el buen nombre de muchos medicos y gestores que en su quehacer diario impiden que el daño iniciado por la Conselleria de Salut aumente. El «todo vale» si la causa es buena perjudica gravemente a la causa en si y tiene efectos colaterales perniciosos.
    El respetado ex-fiscal Anticorrupción (Jimenez Villarejo) deberia aserorar a los distintos abogados que iniciando causas penales con apoyos mediáticos, contribuyen sólo a sus propios fines, muy alejados de los que reinvidica esta plataforma. Los juicios paralelos no son una buena forma de defender la Sanidad Pública.

    • Gracias por si comentario, sr. Maset.. Como Dempeus quisiéramos dejar claro que de la lectura de los posts relacionados con la IPP, Iniciativa Penal Popular, (que Dempeus apoya y desarrolla junto y conjuntamente con una significativa lista de entidades de incuestionable caràcter social) no puede desprenderse que alentamos juicios paralelos. Precisamente Dempeus per la Salut Pública nació en gran medida para que la ciudadanía tuviera su palabra en relación a un «todo vale» que significaba repago, privatización y desigualdades en salud que nos preocupan en grado sumo.
      Dempeus son, y en Dempeus trabajan y participan muchos profesionales del sector sanitario. Sin duda Vd. ha podido leer y seguir que nuestra acción arranca desde la consideración de CIUDADANÍA. Confluimos en nuestras actividades PERSONAS de muy distinta condición, características y profesión, pero es evidente que, versando sobre temas de salud, la presencia de trabajadores/as del sector sanitario es muy notoria, y nuestra buena relación con colectivos progresistas de atención primaria, salud pública, o centros de análisis y estudio sobre la salud es pública y notoria. Dificilmente, por tanto, Dempeus puede apoyar o dar cobertura a ningún ataque al colectivo de profesionales de la salud. Al contrario, reconocemos la calidad y generosidad de su quehacer profesional y que ,salvando inevitables excepciones, son la base humana indispensable de un excelente Sistema Nacional Público de Salud
      Por todo ello, precisamente, venimos advirtiendo con preocupación, desde hace meses, el peligro de enfrentamiento entre usuarios, pacientes, y trabajadores/as y profesionales de la sanidad, en esta coyuntura de brutales recortes que además suponen una dificultad añadida en la atención personal y en la generación de un clima enrarecido y de tensión por la presión asistencial con creciente limitación de medios y de recursos. Los derechos laborales se quieren enfrentar con los derechos de ciudadanía: Dempeus se ha pronunciado repetidamente en contra de esta interesada maniobra, ajena a profesionales y usuarios de la sanidad, y la ha denunciado: Los recortes, las privatizaciones, la corrupción, vienen del lado de algunos altos gestores responsables de la administración de la sanidad.Dicho, esto, la Iniciativa Penal Popular (tal como se puede leer en nuestras páginas) consiste en una serie de acciones, diversas y que estamos evaluando, estudiando, proponiendo y preparando y que tienen como objeto común denunciar lo que a nuestro entender son presuntas ilegalidades, posibles figuras delictivas, conculcación de deberes, conflictos ilegítimos de intereses, transgresión de normas, obstrucción de derechos… No juzgamos porque esa no es nuestra misión, ni nuestra intención. tan solo ejerceremos la figura prevista de «acción popular» en determinados casos, porque es derecho de ciudadanía, y porque actuamos también en legítima defensa de aquellas personas que están siendo agredidas y perjudicadas (en ocasiones de gravedad) en términos de enfermedad, sufrimiento y pérdida de equidad y calidad del sistema. Estará usted de acuerdo con nosotros que no es aceptable la impunidad de esas responsabilidades, y que ya basta de actuaciones irresponsables en las que está en juego la salud y la vida de las personas. La justicia, en su forma y manera, verificará y determinará si son o no culpables y en que manera sancionarlos.

      No todo vale, y por tanto tampoco vamos a entrar en cualificaciones respecto del admirado fiscal y amigo Carlos Jímenez Villarejo por respeto y porque no proceden juicios de valor. Tan solo reconocemos su enorme autoridad profesional y moral, y agradecemos su generosidad y apoyo. Cordialmente,

      àngels martínez castells
      Dempeus per la salut Pública

  2. Pingback: Les retallades es portaran al jutjat « FoCAP

  3. Sara Ortiz dijo:

    Permítame dudar, Sr. Maset del buen hacer de gestores. Quieran o no, están aplicando ellos los recortes, a sabiendas de que son indiscriminados, en absoluto concebidos para racionalizar el gasto sin merma de la calidad, salvajes en definitiva. La absoluta falta de crítica, la práctica inexistencia de dimisiones antes de aplicar las salvajadas que se están aplicando. El SILENCIO escandaloso de dichos gestores (directores de ABS, Jefes de servicio, gerentes de hospitales, directores de SAP, etc), clamoroso silencio, les convierte en cómplices. No olvide que , sin juicios paralelos, los jueces, cuando tengan que juzgar, no culparán al político, sino al gerente que cerró quirófanos, al jefe de servicio que lo permitió, al médico de puertas que no hizo un análisis en urgencias «porque así se lo mandaron» (eso se llama negligencia y no se justifica delante de un juez por la «obediencia debida»).
    Ese «buen hacer» de decir amén a cualquier barbaridad «porque así lo mandan los de arriba» no nos justifica a los médicos, a cualquier nivel, ni como gerentes ni como simples médicos. Es negligencia y eso es castigado penalmente.
    Ese buen hacer es el que está permitiendo que el president de la Generalitat y su conseller logren su objetivo de hundir una sanidad publica eficiente y de calidad (tal como se refleja en el Pla de Salut recientemente presentado).
    Minimizar los daños no justifica a quien tiene el poder de IMPEDIRLO: sin gerentes, jefes de servicios, directores de SAP, de ABS, etc dispuestos a aplicarlos no se podrían llevar a cabo recortes.
    Yo, ilusa de mí, esperaba una dimisión masiva….no fue así, ni por asomo, lo cual me produce vergüenza de mi profesión.
    Pero no sólo es vergüenza, si hay denuncias penales con razón, el que esté implicado deberá responder ante el juez, no lo dude. Los médicos no somos «mandaos» nunca, no lo olvide.
    Pero, esta iniciativa pretende, precisamente, que se enjuicie a aquéllos que se saben inmunes: los políticos que han urdido semejante desastre. Me parece importantísimo que así se haga.
    Los sindicatos médicos y de enfermería deberían implicarse tambien. Somos también agredidos nosotros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s