Aprendamos de una vez por todas de Hiroshima, Nagasaki, Chernóbyl, Fukushima…antes que sea tarde


Artìculo de nuestro compañero Sergi Raventós, publicado en la Revista People First! Vol.3 No.3 de IHWPOP

por Sergi Raventós (Catalunya)

no nuclearEl mundo está conmocionado con el accidente nuclear de Fukushima.

Pero después de la parálisis que ha provocado éste horror y que aún está lejos de finalizar, hace falta que los gobiernos tomen medidas drásticas para preservar la salud y la vida de millones de personas y pongan coto a esta energía tan peligrosa.
No se puede esconder la cabeza bajo el ala en estos momentos. Nos jugamos demasiado como ponen de manifiesto numerosos expertos. Los niveles de radioactividad son elevadísimos en algunas zonas.
Hay muchas razones ambientales y de seguridad que se han dado sobradamente estos años para oponerse a la energía nuclear, pero ahora han adquirido mucha más fuerza después del accidente en Japón.
Lo que está ocurriendo en Japón representa lo que la industria nuclear afirmaba ser prácticamente imposible.

Se han dicho muchas mentiras y se ha ocultado información a la ciudadanía estas últimas semanas. También han aparecido datos de los beneficios económicos de los gestores de las centrales nucleares y sus grandes esfuerzos en maximizar beneficios, aún a costa de la seguridad de las centrales. El negocio está justamente en alargar las centrales a pesar de los grandes riesgos.

El anterior desastre nuclear de Chernóbyl no fue suficiente para desestimar la energía nuclear. ¿Cuántos accidentes hacen falta para dejar de producir esta energía tan peligrosa como se ha puesto de manifiesto una vez más en Fukushima? Es hora de acabar con esta energía extremadamente peligrosa. ¿A que hay que esperar?

nucleares-no-graciasHace falta una respuesta urgente en todo el mundo

Hay que volver a reproducir los grandes movimientos antinucleares de los años posteriores al bombardeo de Nagasaki i Hiroshima en el Japón. En Europa y Estados Unidos se dieron movimientos muy importantes en los años 70 y 80. No será de otro modo cómo se frene totalmente la energía nuclear. Hay poderosos intereses en juego para mantenerlas.

En Alemania, Austria y Suiza se están dando algunas noticias que invitan a la reflexión y pueden llevar a la paralización de diferentes proyectos de centrales nucleares.

En el Reino de España se tienen que cerrar la central de Garoña (Burgos) con 40 años de antigüedad, de la misma generación y tipo que la de Fukushima. Así lo prometió el presidente del gobierno Zapatero y así debe ser por la seguridad de la población. No hay intereses económicos que estén por encima de la salud pública de toda la población. Lo contrario es un crimen. Y quien lo cometa deberá responder ante los tribunales tarde o temprano. No se puede jugar con la salud y la vida de la gente.

Sergi Raventós – Trabaja en una Fundación sociosanitaria de salud mental y realiza el doctorando de Sociología por la UAB. Es miembro de la plataforma en defensa de la salud pública Dempeus y de International Health Workers for People Over Profit.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Salud pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s