Dempeus denuncia el estado crítico de la sanidad


Desde Dempeus per la Salut Pública denunciamos las actuaciones realizadas por el gobierno de CiU en los primeros 100 días de mandato y desgobierno que han estado preparando un terreno de resignada aceptación social. La campaña mediática que pretende la “legitimación” de los recortes es una verdadera máquina de conformación/deformación de la opinión pública, a través de elaborados publi-reportajes. El mecanismo de fondo está perfectamente estudiado y magistralmente aplicado: instalar el sentimiento de culpabilidad en la población usuaria de los servicios públicos en general, de la salud y la sanidad en este caso concreto.

El discurso oficial es un insulto a la dignidad:

healthcareVivimos muchos años (¿demasiados?) y esta factura es insoportable para el Estado. Abusamos de los servicios públicos porque son “gratis”, y vamos al médico de una manera insensata e insoportable. Las personas inmigrantes, las mayores y las que padecen enfermedades crónicas son las que más abusan. Hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades y ahora hay que apretarse el cinturón. Se acabaron las vacas gordas. Quien pueda que se haga con una cobertura privada y quien no que aguante y espere…. lo que también podría traducirse por la consigna que de hecho se aplica de que “La salud no es un derecho, sino una mercancía”.

En salud y sanidad, estamos al límite de la insuficiencia:

– Recorte del 10 % del presupuesto destinado a sanidad. Una amputación imposible sin poner en la picota el mismo Sistema de Salud que conocemos. Una reiterada decisión de recuperar 850 millones de euros de déficit del ejercicio anterior.

– Recorte salarial de los profesionales tras la rebaja del 5% de los trabajadores públicos. Incremento de horas, guardias y masificación de trabajo con el consiguiente deterioro de calidad pero también de seguridad asistencial.

– Recorte de plantillas. No se cubren bajas ni jubilaciones (salvo excepciones). No se contratan refuerzos, temporales ni substituciones. No se prolongan jornadas. Se fomentan centros de primaria con gestión privada y mercantil (EBAS).

– Recorte de servicios. Algunos hospitales (7) planificados no se construyen ni se abren. Se cierran plantas completas de hospitales, especialmente pensando en verano (?). Se cierran servicios fundamentales. Se cierran quirófanos y uso con horarios de tarde (públicos). Retraso y suspensión de Centros de Asistencia primaria planificados. Se ponen literalmente en venta al sector privado servicios de hospitales públicos  (Clínic). Cada gerencia hospitalaria tiene “libertad” para auto-aplicarse los tijeretazos donde considere hasta un abaratamiento del 10 %, ya que no recibirá esa dotación.

– Se dispararán (ya) las listas de espera, devenidas de desespero.
Y ocultando un hecho trascendental: mientras se espera una prueba diagnóstica o un tratamiento, el paciente no está en “pausa” de su enfermedad, sino que lógicamente se va a ir deteriorando con el tiempo, y eso supone un empeoramiento del pronóstico que puede incluso resultar fatal. Además es un encarecimiento y una mala práctica. Asistimos a un despropósito de calificaciones pseudo- médicas sobre “lo urgente” o lo demorable, en función de la prioridad económica.

– Carga y abuso de todos los sofisticados y variopintos mecanismos de privatización, concertaciones externalizaciones, subcontrataciones, co-REpagos, tasas suplementarias, exclusiones en las carteras de servicios, bonificaciones fiscales para quienes subscriban pólizas de seguro privadas pagándoles por esta vía sus inversiones, y en definitiva toda la jerga de “colaboraciones-complementariedades de lo privado con lo público” en esa laudo de lo “mixto”, que al final acaba sistemáticamente en derivación de recursos de tod@s , públicos, a las cuentas de beneficio de las grandes mutuas y empresas privadas, ya sean de asistencia, de tecnología, capital financiero, o farmacia.

SANIDAD MASIFICADAUna situación de alto riesgo y que denunciamos por su explosividad.-Todo este panorama, a pesar de ser reiteradamente anunciado (en “Dempeus per la salut Pública” llevamos meses en ello) no había calado en la cotidianidad de las gentes más sencillas y más desinformadas, pero en pocos días el encontronazo con la cruda realidad está suponiendo muy serios contratiempos.

La situación se enrarece por días. En casos de atenciones que comportan una mayor tensión, urgencias, cirugía programada, diagnósticos severos, masificaciones intolerables, se empieza a detectar un atmósfera de carga ambiental que enfrenta a usuarios indignados con profesionales sometidos al límite de sus in/capacidades. No pretendemos hacer alarmismo gratuito pero la amenaza de incidentes, luego lamentables, es cada vez más verosímil y se trata, ya ahora, de evitarlos. Los culpables no son los enfrentados sino las causas causantes del conflicto: las políticas irresponsables y sus responsables políticos.

Así las cosas se empiezan a conocer llamadas a movilizaciones. Ya convocada para el 14 de abril desde los sindicatos médicos y organizaciones de usuarios. Una  manifestación macro para el 14 de mayo en Barcelona  desde toda la Red de Entidades Sociales y sindicatos de clase…

Una respuesta lógica, sustentada y saludable para reivindicar el carácter público del servicio de salud. Se trata de responder de forma clara y explícita: NO vamos a tolerar el descalabro del sistema público de salud. Está en juego la pervivencia misma de los servicios públicos como hemos conocido en el que llamaban estado del “bienestar”, hoy apenas del “medioestar”, pero avanzando al precipicio del “malestar”. Y una Convención por una nueva cultura de la salud para el 22 de junio, donde argumentos y convicción planteen una alternativa distinta y al servicio de la inmensa mayoría de la población.

  • NO ES CIERTO QUE GASTAMOS DEMASIADO EN SALUD NI EN SANIDAD.- EN CATALUÑA SE INVIERTE MENOS RECURSOS PÚBLICOS QUE EN ESPAÑA Y MENOS QUE EN LA UNIÓN EUROPEA
  • CON LO QUE SE INVIERTE (GASTA) TENEMOS UN SISTEMA PÚBLICO DE SALUD MUY EFICIENTE Y QUE QUEREMOS PRESERVAR, CONSERVAR, MEJORAR Y DEFENDER.
  • LA SALUD NO ES UN NEGOCIO NI UNA MERCANCIA. LA SALUD ES UN DERECHO Y LA CIUDADANÍA ES SU PROTAGONISTA Y QUIEN DEBE PARTICIPAR Y DECIDIR
  • LOS SERVICIOS PÚBLICOS COMO LA SANIDAD NO SON “GRATUITOS” , PUESTO QUE YA LOS HEMOS PRE- PAGADO CON NUESTRO TRABAJO Y NUESTROS IMPUESTOS.
  • NO ACEPTAMOS CO-PAGAR UN SERVICIO PÚBLICO, PORQUE ESO SERÍA RE-PAGAR, VOLVER A PAGAR LO QUE YA HICIMOS CON LOS IMPUESTOS
  • LO QUE LLAMAN SISTEMA DE COLABORACIÓN PÚBLICO –PRIVADO CONSISTE Y ACABA EN DESVIAR DINERO Y RECURSOS PÚBLICOS A BENEFICIOS PRIVADOS
  • LA SANIDAD PUEDE SER PÚBLICA (DERECHO SOCIAL), O PRIVADA (NEGOCO Y MERCADO), PERO LA SALUD SIEMPRE ES PÚBLICA.
  • NO NOS ENFRENTAREMOS ENTRE USUARIOS Y TRABAJADORES DE LA SALUD, PORQUE FINALMENTE SOMOS TOD@S TRABAJADORES Y USUARIOS. LOS CULPABLES SON LOS ESPECULADORES ECONÓMICOS Y GRANDES EMPRESAS EMPEZANDO POR LAS MUTUAS ASEGURADORAS PRIVADAS Y LAS FARMACÉUTICAS
  • LAS PERSONAS ENFERMAS QUE REQUIEREN ATENCIÓN SANITARIA NO SE PUEDEN DISCRIMINAR POR PAPELES NI POR PROCEDENCIAS. LAS BACTERIAS ATACAN PERSONAS MÁS FRÁGILES Y MENOS PROTEGIDAS, NO A REGULARES O IRREGULARES
  • NO EXISTEN PASTILLAS QUE RESUELVAN TODO EN LA VIDA. LAS COSAS FUNDAMENTALES NO SIEMPRE ESTAN EN LA FARMACIA SINO EN LA VIDA DE CADA DÍA.
  • EL TRABAJO, O UNA PENSIÓN DIGNA, SON LOS MEJORES TRATAMIENTOS DE UNA PERSONA ACTIVA, O DE UN JUBILADO.
  • LAS COSAS QUE REALMENTE DETEEMINAN EL ESTADO DE SALUD DE UNA SOCIEDAD NO SON MÉDICAS SINO SOCIALES: TRABAJO, PRECARIEDAD, MEDIO-AMBIENTE, EDUCACIÓN, VIVIENDA, SERVICIOS SOCIALES, URBANISMO, …
  • LA EQUIDAD EN SALUD ES LA MEJOR MANERA DE MEDIR LA JUSTICIA SOCIAL
  • LAS INVERSIONES SOCIALES, O NO, LAS POLÍTCAS PÚBLICAS, O NO, TIENEN SIEMPRE UN IMPACTO MEDIBLE EN TÉRMINOS DE SALUD
  • NO ACEPTAMOS QUE SE CIERREN CONSULTAS, NI URGÉNCIAS, NI CAMAS DE HOSPITAL, NI QUIRÓFANOS. SI QUIEREN HACER AHORROS QUE TRAIGAN LAS TROPAS DEL EXTERIOR Y RECORTEN GASTOS MILITARES, ALTOS FUNCIONARIOS, BONOS MILLONARIOS DE EJCUTIVOS, O LUJOS Y PROTOCOLOS, EMPEZANDO POR LA CASA REAL.
  • SI QUIEREN RECURSOS PARA LA SANIDAD QUE CONTROLEN Y GRAVEN LOS PARAISOS FISCALES, EL MERCADO NEGRO, EL FRAUDE FISCAL, Y QUE AUMENTEN LOS IMPUESTOS DE LOS MÁS RICOS.
  • ¡ NI UN EURO MENOS DE RECORTE SANITARIO ! NO A REPAGAR, NO A COPAGAR, LO QUE YA HEMOS PAGADO.
  • LOS SERVICIOS PÚBLICOS DEBEN SER PRIORITARIOS Y DEBEN QUEDAR PRESERVADOS DEL MERCADEO, EL NEGOCIO Y LOS RECORTES PRESUPUESTARIOS

Mientras están recortando los servicios sociales y culpabilizando a los enfermos diciendo que se ha malgastado, que no queda dinero, … eliminan el impuesto de sucesiones que aporta millones de euros a las arcas públicas y cuya eliminación beneficiará sólo a los más ricos.

Ver también: La política de CIU: regals als rics, retallades per a la majoria y el textpo completo de Toni Barbarà de “La salud de la sanidad en estado crítico”.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Copago, Privatización, Salud pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dempeus denuncia el estado crítico de la sanidad

  1. Thankfully some bloggers can write. Thank you for this piece of writing…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s