El Clínico de Barcelona quiere privatizarse


LA DIRECCIÓN AUGURA UN FUERTE AUMENTO DE LAS LISTAS DE ESPERA

Miembros del equipo médico que operó al Rey en el Clínico de Barcelona (EFE)

El Clínico de Barcelona quiere privatizarse@Antonio Fernández.- 13/03/2011

Las alarmas han saltado en el sector sanitario catalán. El Hospital Clínic, un referente del ámbito público, el hospital donde se operó el año pasado el Rey Juan Carlos, cambiará sus estatutos y eliminará su estatuto jurídico para ser “más autogestionado”, según expuso ayer su director general, Josep Maria Piqué. hasta en cuatro ocasiones en otras tantas reuniones con representantes de los trabajadores. Lo que pretende la emblemática institución es “no depender tanto de los políticos y poner a su frente a profesionales de la sanidad que lo dirijan”. En este contexto, una de las medidas que denotan por dónde van los tiros es la intención de suprimir el Patronato del hospital, lo que dejaría a la Administración sin representantes en su seno.

“Si quiere suprimir el Patronato, eliminar la dependencia de la Generalitat y cambiar el estatuto jurídico, es una privatización en toda regla”, manifestó a El Confidencial Carme Navarro, secretaria general de Sanidad de Comisiones Obreras. Fuentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) se manifestaron en términos similares. “Esta reestructuración sólo puede significar la primera privatización de un hospital público, a la que luego pueden seguir otras”, señaló a este diario una fuente oficial de la CGT. Desde la dirección y desde otras instancias oficiales, se guarda un prudente silencio sobre las intenciones de Josep Maria Piqué. Es decir, no existe versión oficial del asunto.

El pasado 28 de febrero, en el Consejo de Salud, formado por administración, patronales y sindicatos, se presentaron algunas de las líneas estratégicas a seguir en el ámbito sanitario. Y uno de los puntos hacía mención a una mayor autonomía de las empresas públicas y de los consorcios, pero sin especificar más. De hecho, el Hospital Clínico es un centro extraño en su relación con la Administración. En los presupuestos de la Generalitat se le asigna un presupuesto como Consorcio, pero en realidad nunca se desarrolló la norma para convertirlo en un verdadero consorcio. Por tanto, sigue siendo una “entidad de beneficiencia”, tal y como reconocen sus estatutos de 1956. Es decir, sigue funcionando con una norma preconstitucional.

Ahora, los representantes de los trabajadores esperan que les faciliten documentación sobre las intenciones de los gestores. “Siempre se había dicho que este Gobierno entraba con ansias de privatización, pero ha sido una sorpresa que ya tengan decidido qué hacer con el hospital. Se ve que han entrado a saco. Parece que quieren aprovechar el momento de clima catastrófico para plantear el tema, con la gente en estado de shock y sin discutir con nadie sus intenciones”, subraya Carme Navarro. No es extraño, porque el sector público catalán hace semanas que ya ha comenzado movilizaciones y tiene previsto un acto para la próxima semana en protesta por los recortes anunciados por Artur Mas, el presidente catalán.

Piqué, que durante los próximos días proseguirá con reuniones para explicar sus intenciones, ya tiene confeccionado un plan de viabilidad donde encajará la reestructuración que pretende. No obstante, señaló a sus interlocutores que “no habrá, de momento, despidos”, aunque subrayó en varias ocasiones que “es prioritario optimizar recursos” y que los empleados deberán trabajar más.

También mostró su convencimiento de que “las listas de espera van a aumentar mucho”. Una de las intenciones que tiene es la de evitar las visitas reincidentes, es decir, espaciar en el tiempo las visitas periódicas que realizan los pacientes. “¿Qué quiere decir esto? Todavía no lo sabemos, pero suponemos que es alargar los plazos de revisiones que tienen los usuarios”, señalan desde la CGT.

En CCOO están expectantes. “No sabemos el amrgen de maniobra que tenemos e intentaremos en los próximos días que nos pasen papeles para ver exactamente qué es lo que quieren hacer”, dice Carme Navarro. En este sentido, la dirigente sindical también sospecha que la misma estrategia puede pasar en más hospitales públicos, aunque hasta el momento ninguno ha movido ficha. El Clínico, una vez más, abandera la nueva etapa que ahora comienza en la sanidad pública.

Fuente: El Confidencial

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Privatización y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s