Capio negocia la venta de sus 25 hospitales en España al fondo británico de capital riesgo CVC


No nos cansaremos de decir que la salud no es negocio sino un derecho fundamental de los seres humanos, como se recoge en el Artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  Aunque la tendencia creciente a la privatización del sector está poniendo en riesgo este derecho fundamental.

Mientras el gobierno chileno confirma la privatización del sector sanitario, en España el grupo Capio está negociando la venta de sus 25 hospitales a una compañía británica especializada en los fondos de inversión de capital-riesgo.      

CVC negocia la compra de 25 hospitales en España por 900 millones

El gestor sueco de hospitales, que dirige la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, quiere desinvertir en el mercado nacional, donde es el primer operador privado, y planea su relevo por el fondo británico.

Capio en España

El fondo de capital riesgo CVC refuerza su apuesta por España en medio de la crisis. Tras la entrada en el capital de la concesionaria Abertis en verano, la firma negocia ahora la que sería la operación hospitalaria del año: la compra del negocio español del grupo de origen sueco Capio. La operación está valorada en 900 millones de euros, lo que supone multiplicar por diez el resultado bruto de explotación (ebitda) de Capio España, según fuentes próximas a la operación.

La relación de Capio y CVC viene de lejos. El grupo hospitalario entró en España en 2005 mediante la compra de Grupo Sanitario IDC, que entonces estaba participada por CVC. Según las fuentes consultadas, la estrecha relación entre Víctor Madera, primer ejecutivo de Capio España, y Javier de Jaime, consejero delegado de CVC en España, ha llevado a ambas firmas a retomar ahora los contactos.

Controlado por Apax Partners y Nordic Capital, Capio gestiona 25 hospitales en España, entre los que se encuentran la Fundación Jiménez Díaz, el Hospital Infanta Elena y el Hospital General de Cataluña, con una cifra de negocio de 556 millones de euros. Recientemente, el grupo ha multiplicado su presencia en Cataluña al hacerse con la gestión de la Clínica del Vallès y el Hospital Sagrat Cor de Barcelona, propiedad de L’Aliança, por 200 millones de euros.

Las fuentes consultadas indicaron que la crisis económica en España ha recortado el margen de maniobra financiero de la filial española de Capio. Así, la firma sueca no estaría dispuesta a asumir en solitario las inversiones necesarias para continuar con el crecimiento en España, por lo que ha recurrido a buscar un nuevo socio financiero.

“Capio no está en una situación cómoda y el grupo empieza a ver riesgo en España”, indicaron las fuentes consultadas. La participación que podría tomar CVC en el capital sería mayoritaria, pero no se ha concretado. El fondo no ha querido hacer declaraciones.

Refinanciación

Según la compañía, Capio está dispuesta a explorar todas las posibilidades, incluida una refinanciación de deuda. El grupo indica que todavía no existe una decisión en firme sobre la venta a CVC y añade que, en cualquier caso, el negocio en España seguirá pilotado por Víctor Madera.

Este directivo fundó IDC hace doce años con la gestión de dos clínicas. En 2004, dio entrada a CVC, lo que permitió alcanzar los recursos necesarios para incorporar el Hospital General de Cataluña y la Jiménez Díaz de Madrid.
Ahora, encara una nueva etapa de crecimiento a partir de adquisiciones. Los planes de USP de desprenderse de algunos de sus activos no estratégicos podrían resultar interesantes para Capio.

Una firma con una actividad frenética

CVC Capital Partners dio un golpe de mano en España en verano con el anuncio de la compra de un 15,5% del capital de la concesionaria de autopistas catalana Abertis por 1.723 millones de euros. En medio de los rumores de que el fondo británico estuviera planeando una opa sobre el 100% del grupo participado por La Caixa y ACS, la firma ha seguido atenta estos meses a multitud de operaciones. Entre otras, a la compra de los activos de Capio en España, un grupo en el que ya participó.

Fruto de su actividad como inversor financiero, con fondos de pensiones y compañías aseguradoras entre sus inversores, CVC ha puesto en marcha también algunas desinversiones, dentro de su filosofía de rotación de activos maduros. Uno de ellos es Mivisa, el líder español en fabricación de envases metálicos para la industria alimentaria. Además del grupo murciano, CVC, que tiene un fondo de 10.500 millones en periodo de inversión, controla la cadena de tiendas de ropa Cortefiel, junto a los también fondos Permira y PAI Partners; el grupo de cosmética The Colomer Group, fabricante de Revlon; y el grupo de restauración Zena, segundo mayor del país tras Vips y primer franquiciado de Domino’s Pizza en España.

 C. Fontgivell / E. Calatrava

Noticias Relacionadas

Fuente: Expansión (22-10-2010)

Recomendamos el libro:

El negocio de la salud

El Negocio de la SaludLos intereses de las multinacionales y la privatización de un bien público

Meredith Fort

En este libro pionero, activistas y expertos internacionales revelan cómo los planes aplicados por el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio y otras instituciones del primer mundo limitan drásticamente el acceso a la atención sanitaria y condenan a millones de personas a la enfermedad y la muerte prematura.
Editado por miembros de Health Alliance International –una organización sin ánimo de lucro asociada con la Escuela de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Universidad de Washington–, El negocio de la salud ofrece el contexto histórico necesario para poder comprender la compleja interrelación entre salud, política y globalización capitalista.

Los autores también muestran cómo el modelo de salud corporativa se está exportando a los países pobres y describen las devastadoras consecuencias de la privatización y el recorte de los servicios sociales. Convincente y accesible, este libro documenta la labor pionera de activistas y organizaciones comprometidos con la convicción de que el derecho a la salud no está en venta.

Entre los autores que participan hay que destacar a Vandana Shiva, que expone los efectos de la agricultura industrial en la salud de los pobres; Patrick Bond, que documenta las raíces políticas de una reciente epidemia de cólera en Sudáfrica; Evelyne Hong, que explora el papel de organismos y corporaciones internacionales en la asistencia sanitaria; Steve Gloyd, que describe el impacto de los programas de ajuste estructural; y Seiji Yamada, que demuestra cómo el militarismo y la guerra son causa de enfermedades.


Fuente: Attac Murcia

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Privatización y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s