El derrame de petróleo de BP y sus efectos sobre la salud


Las lecciones para el Estudio de los Efectos en la Salud en los Vertidos de Petroleo que se extraen del estudio sobre el Prestige y las recomendaciones que se extraen del mencionado estudio, que hemos publicado anteriormente, pueden ser muy útiles en el caso del Deepwater-Horizon.

Expertos piden evaluar efectos sanitarios de derrame petróleo BP

Temas relacionados en MedlinePlus

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) – Los médicos de la región del Golfo de México deben estar alerta respecto a los efectos que el derrame de petróleo de BP tendrá a corto y largo plazo sobre la salud, dijeron el lunes expertos sanitarios estadounidenses.

Derrames previos de crudo han mostrado que el contacto con el petróleo y los químicos puede afectar a los pulmones, los riñones y el hígado, además de incrementar las tasas de ansiedad, depresión y estrés postraumático hasta seis años después.

derrame-de-petroleo-bpLa magnitud del derrame de BP es una preocupación bastante importante, dijo la doctora Gina Solomon, experta en medicina ambiental de la Universidad de California, en San Francisco, y destacada científica del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, un grupo de defensa medioambiental.

«El vertido de petróleo ha sido comentado detenidamente como un desastre ecológico. Las discusiones sobre los efectos para la salud han sido hasta ahora limitadas», dijo Solomon, quien escribió un comentario en Journal of the American Medical Association.

Sobre la base de una revisión de estudios del desastre del Exxon Valdez en Alaska, en 1989, y otros en España, Corea y otras partes, Solomon citó cuatro áreas principales de preocupación desde una perspectiva sanitaria.

«El número uno es la calidad del aire, que fue quizás la principal preocupación en un primer momento cuando el pozo aún tenía una fuga, pero afortunadamente está mejorando ahora que la salida de crudo se ha detenido», dijo Solomon en una entrevista telefónica.

«El segundo es el contacto del petróleo con la piel», añadió sobre un problema que afecta principalmente a los trabajadores de limpieza de las playas del Golfo de México.

Solomon apuntó que la contaminación del pescado también era una preocupación importante ya que la pesca ha sido reabierta. «Entre las principales capturas en el Golfo están la gamba y las ostras, que suelen ser muy difíciles de limpiar en vertidos relacionados con el petróleo», dijo.

oil_spillY los problemas de salud mental también se están volviendo una preocupación importante, ya que miles de pescadores del Golfo de México afrontan la ruina económica por el derrame.

«Esa zona estaba empezando a recuperarse del (huracán) Katrina. Se vieron afectados de nuevo por la crisis económica. Realmente es un triple mal de ojo», resaltó Solomon.

«Los problemas psicológicos se incrementarán», añadió.

Un sondeo entre 599 residentes locales realizado un año después del derrame del Exxon Valdez halló que las personas que habían quedado expuestas al mismo tenían 3,6 veces más posibilidades de sufrir trastornos de ansiedad, 2,9 veces más de desarrollar estrés postraumático y 2,1 veces más de mostrar signos de depresión.

Ninguno de esos problemas es nuevo, dijo Solomon.

«El objetivo es notificar a quienes proporcionen cuidados sanitarios y a los médicos del Golfo de México lo que deberían buscar», añadió.

La experta señaló que los médicos deberían centrarse principalmente en la piel, en el tracto respiratorio y en el sistema nervioso, siguiendo cualquier síntoma que pudiera estar relacionado con el derrame.

La investigación sobre los efectos sobre la salud de los derrames es muy irregular y son comunes las peticiones de una mayor indagación tras cada vertido importante, pero Solomon indicó que esta vez puede ser diferente.

El director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por sus siglas en inglés), Francis Collins, ha prometido al menos 10 millones de dólares para estudiar los potenciales efectos sobre la salud del vertido.

Y el martes, los NIH celebrarán su primera teleconferencia pública en la que se lanzará el «Estudio sobre el trabajador del Golfo», que echará un vistazo a los efectos sobre la salud a corto y largo plazo en los voluntarios y trabajadores de limpieza del vertido.

El estudio se centrará en la exposición al crudo y a productos dispersantes y en las consecuencias potenciales para la salud, como problemas respiratorios, de comportamiento, cancerígenos y condiciones inmunológicas. También examinará las preocupaciones de salud mental.

«Lo peor que podemos hacer ahora es dejar que ocurra este vertido y no aprender la lección», concluyó Solomon.

Reuters Health

© 2010 Thomson Reuters. Reservados todos los derechos. Los contenidos Reuters son propiedad intelectual de Thomson Reuters y/o de sus proveedores de contenido. El contenido de estas páginas no puede copiarse, publicarse ni redistribuirse parcial o totalmente, sin el previo consentimiento por escrito de Thomson Reuters. Thomson Reuters no sera responsable por errores o demoras en el contenido. «Reuters» y su logotipo son marcas registradas o marcas comerciales del grupo de empresas de Thomson Reuters en todo el mundo. Para mayor información sobre otros productos para Medios de Reuters favor visitar http://about.reuters.com/media/. © Thomson Reuters 2010.

Fuente Mediline: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_102268.html (*estas noticias no estarán disponibles después del 11/14/2010)

Traducido del inglés: Lunes, 16 de agosto, 2010
Logo de Reuters Health

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente, Salud pública y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s