El crecimiento económico no evita la desnutrición infantil


 ninas-india.jpgNo es oro todo lo que reluce, ni el crecimiento la panacea para todas las personas que vivien en los países emergentes. Un magnífico artículo que desmonta los mitos del crecimiento económico cuando no va acompañado por un mayor respeto hacia la vida de todas las personas –especialmente las más desprotegidas: mujeres y niños y niñas– y del medio. Patralekha Chatterjee  nos explica además, con toda claridad, cómo el bienestar de las futuras generaciones empieza por un trato más digno, más oportunidades de educación, pero sobre todo un buen sistema de salud público que se preocupe por las condiciones de salud y una mayor equidad en la atención y seguimiento de las mujeres.

Hemos traducido expresamente este artículo y lo difundimos en nuestro blog de Dempeus per la salut pública en el mismo sentido que nos hemos hecho eco, en otras ocasiones, de las palabras, propuestas y denuncias de Vandana Shiva,   filósofa y científica nacida en la India  fundó, juntamente con la alemana Maria Miers, el ecofeminismo.

La desnutrición infantil crece en la India a pesar del crecimiento económico

por Patralekha Chatterjee

El crecimiento económico de la India durante la pasada década  ha tenido poco efecto sobre el estado nutricional de sus ciudadanos más jóvenes. Incluso en los estados ricos, el porcentaje de niños con bajo peso menores de 3 años ha aumentado en los últimos 10 años.

Chandigarh, la capital conjunta de Haryana y Punjabdos de los más ricos estados de la India-  es una ciudad elegante, con la renta per cápita más alta del país. Los signos de la riqueza están en todas partes: centros comerciales ostentosos, coches de lujo, y una clase media de alto poder adquisitivo. Sin embargo, en las afueras de esta ciudad, la parte más vulnerable de la floreciente economía de la India es claramente visible.
En el barrio Azadpur, agachada en el suelo de su choza de una habitación, Krishna Devi, de poco más de veinte años y con un embarazo de 8 meses de su segundo hijo, mira con indiferencia por la puerta. Su marido, Hriday Ram, un emigrante, trabaja como jardinero en  hogares de clase media. La suya es una existencia muy precaria, pero el futuro es algo más prometedor que en su pueblo natal, sin apenas recursos, en el superpoblado  estado de Uttar Pradesh.

Krishna tiene anemia y su hijo Kiran,  de 2 años de edad, está gravemente desnutrido. Aunque la anemia puede tratarse con tabletas de hierro y ácido fólico, Krishna no es consciente de su importancia. Una lata de suplementos proteicos y los paquetes de tabletas de hierro y ácido fólico se encuentran en un estante en la esquina de la habitación, sin consumir. «No me gusta el sabor», dice.

Krishna  no recibió atenciones prenatales hasta hace muy poco. Un médico privado le ha recetado suplementos proteicos muy caros,  pero no le ha explicado la necesidad de una dieta rica en hierro durante el embarazo. Todas las mañanas, Krishna le da a su hijo un vaso de leche diluida en agua, junto con unas galletas. Como la mayoría de la gente en el barrio Azadpur, la atención que recibe Krishna  del sistema de salud pública es insignificante.

A pesar de tener una economía que crece cerca del 10% al año, la desnutrición generalizada y los problemas de salud asociados, como la anemia, siguen siendo uno de los grandes desafíos de la India.

nina-india.jpgEn febrero de este año, funcionarios de UNICEF armaron un revuelo considerable al comentar en una reunión de periodistas nacionales e internacionales en Delhi que un niño indio tiene más probabilidades de padecer desnutrición que un niño de Etiopía, la nación del Cuerno de África conocida por sus sequías periódicas,  hambrunas, un largo conflicto civil y en guerra con Eritrea.

El comentario surgió al presentar la «Encuesta Nacional India de Salud Familiar (NFHS) 2005-06», que revela que casi la mitad de los niños y niñas de la India menores de 3 años están por debajo del peso normal. Los resultados muestran que la crisis de la desnutrición no se limita a los inmigrantes apiñados en chabolas urbanas como Krishna y su familia. La anemia y la desnutrición de bebés y mujeres embarazadas es cada vez mayor, incluso en estados prósperos de la India como Haryana.

La vida en la aldea de Dundahera en el distrito de Gurgaon, Haryana, es un buen ejemplo de que el crecimiento económico no se traduce en una mejor salud materna e infantil en la India. En los últimos años, Gurgaon ha surgido como uno de los mejores centros de outsourcing de la India: centros comerciales, empresas multinacionales, y complejos industriales salpican el paisaje urbano.  Ansiosos por aprovechar las nuevas oportunidades comerciales, los agricultores de Dunadhera han vendido sus tierras a los constructores y se han construido casas nuevas  para dar cabida al  creciente número de familias emigrantes que deben  alimentar el auge económico de toda la zona. Muchas familias que han vendido sus tierras y se han hecho ricos de repente.  Pero en las familias de una  sociedad altamente patriarcal como es la India, la situación de la mujer apenas ha mejorado.

«El alcoholismo va en aumento en Dundahera. Los nuevos ricos gastan su dinero extra en embellecer su casa, en ropa, y en los últimos gadgets de la electrónica. La salud de la mujer no es una prioridad para la mayoría de las familias. Incluso si la familia es propietaria de ganado, prefieren vender la mayor parte de la leche que destinar una parte a alimentar a las mujeres. No hay manera de garantizar que una mujer embarazada coma bien. Más dinero en la mano no significa que las madres y niños estén sanos», denuncia Sharda, un trabajador social anganwadi  (que se ocupa del desarrollo y  nutrición de la infancia a nivel de pueblos y aldeas).

Los últimos datos del NFHS son resultados preliminares. Todavía no se ha publicado el análisis más pormenorizado,  pero lo descubierto hasta ahora ha generado una justificada preocupación:  el 41,9% de los niños menores de 3 años en Haryana dieron clínicamente un peso inferior al normal (demasiado delgados para su edad) en 2005-06,  en comparación con el 34,4% del periodo 1998 – 99. Durante el mismo período, el número de niños menores de 3 años demasiado delgados para su altura aumentó del 5,3% al 16,7%. Es preocupante que los nuevos datos también revelan que el 69,7% de las mujeres embarazadas en el grupo de 15-49 años de edad en Haryana tengan anemia, en comparación con el 55,7% de hace 7 años.

La discriminación contra las niñas y mujeres en buena posición económica en Haryana podría explicar parte del incremento del número de anemias detectadas. Las niñas siguen estando peor alimentadas que los varones en la mayoría de las familias, especialmente en las zonas rurales.

Los últimos datos del NFHS coinciden con otras encuestas. Un estudio basado en una comunidad de diez pueblos de Haryana en el período 2004-05 descubrió que 25 de cada 100 de los recién nacidos en la Haryana rural presentan  bajo peso al nacer (menos de 2,5 kg.). La prevalencia de bebés con bajo peso al nacer en zonas rurales de Haryana se ha mantenido casi constante durante las últimas dos décadas, a pesar del rápido progreso económico del estado.

mujeres-de-la-india.jpg«El problema del bajo peso al nacer se debe a la inadecuada  alimentación  y anemia de las madres. Las madres no saben muy bien  qué comer, cuánto comer, y no saben ver la relación que existe entre los alimentos que ingieren y su resultado. Si estamos descubriendo un bajo peso al nacer y desnutrición infantil, es preciso identificar la anemia materna como la gran culpable», dice Arun Aggarwal, uno de los investigadores del estudio del Instituto de Postgrado en Educación e Investigación Médica de Chandigarh.

«Las mujeres embarazadas reciben inyecciones de toxoides del tétanos para prevenir esta enfermedad. Por lo tanto, tienen contacto con el sistema de salud, pero esto no se traduce en concienciación sobre la anemia. El personal sanitario en los pueblos rara vez analiza los niveles de hemoglobina de las mujeres embarazadas. «

«Otro problema adicional es el suministro irregular de los reactivos necesarios para realizar las pruebas de hemoglobina. Se supone que el personal sanitario de la comundad  debe identificar a las mujeres anémicas en base a  parámetros clínicos de laboratorio y ofrecer doble dosis de tabletas de hierro y ácido fólico,  pero la oferta es limitada y no es nada fácil conseguirlas. Hay una necesidad urgente de hacer mucho más riguroso el sistema de seguimiento y evaluación de la anemia materna», declaró  Aggarwal para The Lancet. Por el momento, cuando se diagnostica una anemia a una mujer embarazada, suele ser demasiado tarde.

Sin embargo, hay señales de cambio. El gobierno de Haryana y la UNICEF han firmado un Memorando de Entendimiento para trabajar juntos en la  mejora de indicadores sociales para las mujeres y  niños. Recientemente, el gobierno de Haryana ha creado un comité de dirección a nivel estatal en materia de nutrición.  Por fin se realizan intentos para  abordar las causas fundamentales que afectan  la nutrición infantil. Y siguiendo el consejo de médicos de la comunidad,  y profesionales de la salud y la nutrición, han empezado centrándose en la salud de la adolescente.

«Si queremos luchar contra la desnutrición de los niños pequeños, tenemos que trabajar en las madres antes de que queden embarazadas. Hoy en día, estamos trabajando con  las jóvenes que están entre los  11 a los 18 años de edad, y que en pocos años pueden convertirse en  madres jóvenes. Lo hacemos a través de los ‘mandals Balika’ (grupos de apoyo de las niñas). Nosotros les aconsejamos en temas de salud e higiene, sobre la eliminación de parásitos, en cómo prepararse  para la maternidad y sensibilizarlas sobre la necesidad de tomar los comprimidos de hierro. Este trabajo se acompaña con el que realizamos continuamente con las mujeres embarazadas «, dice Chanchal Dhalwal, que está a cargo de los Servicios de Desarrollo de la Infancia en el distrito de  Gurgaon, un programa de salud y nutrición que atiende a millones de mujeres y niños.

El Gobierno de Haryana  ha descentralizado el régimen de nutrición suplementaria para mejorar la eficiencia. Ahora se da dinero en efectivo a  los grupos de autoayuda de mujeres para que compren las materias primas  locales y preparen con ellas sus propios alimentos.

abortos_selectivos_india1.PNGOtros intentos hechos para mejorar la salud materna y la nutrición son los  «concursos de las mejores madres». Las mejores madres son las que obtienen las mejores puntuaciones en un cuestionario sobre educación en salud.

«Los concursos, que comenzaron hace tres años, tienen por objeto mantener la vinculación de las madres con el sistema de salud. La iniciativa se está trasladando a otros distritos de Haryana. Es un proceso lento, pero las mujeres aprenden cada vez más sobre nutrición  en  el distrito de Gurgaon, y la desnutrición aguda entre los niños menores de 6 años está descendiendo «, añade Dhalwal.

—–

Un texto de Patralekha Chatterjee publicado originalmente en The Lancet y traducido para Dempeus per la Salut Pública.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Alimentación, Desigualdades sociales, Género y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El crecimiento económico no evita la desnutrición infantil

  1. Elena Alvarez dijo:

    El creixament econòmic en sí, no és garantia d’un millor repartiment de la riquesa, ans al contrari. I si el creixament econòmic es concentra en les capes més altes de la societat, les capes més desfavorides no sols no milloren la seva qualitat de vida, sino que s’empitjora.

  2. CCDH ESPAÑA dijo:

    La impactante exposición mundial “PSIQUIATRIA, ¿SALUD o MUERTE EN VIDA?” llega a Madrid
    Por el bien de sus hijos, es vital que los padres estén informados.
    Del 21 de Octubre al 5 de Noviembre 2010, de 10:00 a 21:00 h
    Avda. Felipe II, nº20 – 28009 Madrid
    (Distrito de Salamanca, a 20m del metro Goya, junto al Palacio de los Deportes)
    Advertencia: esta exposición incluye imágenes muy fuertes no aptas para niños.
    Más información: http://www.ccdh.es

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s