La OCU pide que se retiren las bayas de Goji


mahakala.jpgBuscamos solución y remedios milagrosos donde sea. La vida que llevamos nos enferma, el sistema sanitario no acaba de resolver nuestros problemas. Si se padece una enfermedad crónica, cualquier clavo ardiente con cierta dosis de exotismo puede parecer un buen asidero. Hace poco tiempo hablé con una amiga que padece Síndrome de Fatiga Crónica sobre las Bayas de Goji. Me habían hablado de ellas como una pequeña panacea y le pregunté si las conocía, y su opinión. Al poco rato me llamó y me dijo: ya las he comprado. No sé si funcionan, pero por probar que no quede. Confieso que también conseguí una bolsa, que durante un tiempo iba de un lado a otro de la casa y que finalmente y por precaución, he guardado en el frigorífico. Allí, en el frío compartido con verduras y frutas, ha entrado en un olvido intermitente… hasta hoy. Ahora, después de leer el informe de la OCU, ya sé que su próximo destino será el cubo de la basura. Y mientras tanto, ¿quién habrá ganado muchísimo dinero con nuestro legítimo deseo de encontrar alivio, mejora… a hallar en lo lejano y exótico una posible solución para unas enfermedades que, por lo menos de momento, no la tienen?

Yo también estoy harta de los mediocres abusos del «pensamiento positivo», sobre todo cuando son excusa para indocumentados. Pero también es de temer el «pensamiento mágico», sobre todo porque incluso los mismos conceptos que lo forman son términos contradictorios. Y porque no existen soluciones milagrosas, ni aunque procedan del Nepal y crezcan entre las nieves del Himalaya… ni aunque tengan nombres exóticos, ni aunque su sabor –dulce y amargo a la vez– se parezca tanto al de cada día de la nuestra vida.

àngels

Bayas de Goji: tienen tóxicos

bayas-de-goji.jpg

Las bayas de Goji se venden como un producto capaz de mejorar nuestra salud. Las hemos analizado y comprobamos que sus posibles efectos en el organismo distan mucho de ser positivos: las bayas de Goji analizadas contienen sustancias tóxicas, como metales pesados y pesticidas. La OCU ha pedido a la AESAN la retirada de estos productos.

La OCU ha comprado 10 muestras de bayas de Goji en distintos puntos de venta (tiendas de frutos secos, horchaterías, herbolarios y supermercados) de Madrid y Barcelona. ¿El objetivo? Analizar las bayas de Goji y comprobar si en estos famosos frutos rojos había sustancias tóxicas, como metales pesados, pesticidas… Los resultados de los análisis son desalentadores: las 10 muestras analizadas incumplen los requisitos para su comercialización y, entre otras cosas, contienen gran cantidad de pesticidas, algunos ilegales en Europa, y metales pesados como cadmio, cobre y plomo.

No debe cundir el pánico: la ingesta de las bayas de Goji no va a causar una intoxicación aguda (sería necesario ingerrir kilos de bayas para que esas sustancias hicieran efecto inmediato), pero su consumo puede tener efectos a largo plazo.

La OCU, con los resultados del análisis, se ha dirigido a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), solicitando que sean retiradas del mercado las bayas de Goji analizadas y que se ejerza un mayor control en estos productos, pues los problemas detectados, comunes a todas las muestras, no parecen ser un hecho aislado.

Al final, las pretendidas bondades de las bayas están lejos de ser tales…

Bayas de Goji: pretenden ser muy buenas….

Si nos fijamos en lo que indican en su etiquetado las bayas analizadas (originarias de la región del Tibet, si bien, en las etiquetas la mayor parte indican proceder de China), descubrimos que todos son efectos positivos para el organismo:

“ refuerzan el sistema inminológico, mejoran la salud…protegen las células contra los radicales libres, ayudan contra la fatiga y el agotamiento… la fruta de la longevidad y la salud… para mantenerse jóvenes, mejorar la vista, regular tanto el sueño como el apetito, cuidar los riñones y el hígado y para sentirse mejor en general y tener energía…. ayudan a la pérdida de peso,  reducen el apetito, con propiedades anti-edad, para tratar la presión arterial alta, lumbago, vértigo, quejas de la menopausia y la impotencia”

logo-ocu.jpg

Hace un tiempo la OCU ya avisó de que no existen evidencias científicas que avalen dichos efectos saludables de las bayas de Goji, y mucho menos pagar el precio tan alto que se pide por ellos (24 euros el kilo, de media), y que esas presuntas bondades eran las mismas que podrían conseguirse con cualquier otro fruto rojo equivalente.

…Y pueden ser peligrosas

Hemos verificado la presencia de metales pesados, concretamente de cadmio, mercurio, plomo y cobre.

  • Destaca la presencia de cadmio por encima de los niveles legales ( 0,05 mg/kg) en dos muestras de bayas de Goji, de las marcas Aperitivos Medina e Int Salim (ambas con niveles de 0.06 mg/kg).
  • Según el límite la ingesta máxima semanal para un hombre de 70 kg es de 0.17mg. Se deberían tomar 400 g diarios de bayas para superar la ingesta establecida, lo que descarta una intoxicación aguda. una ingesta aguda de cadmio provoca efectos gastrointestinales, vómitos y diarrea, mientras que una ingesta continuada puede ocasionar daños que afectan al riñón, (provocando aumento de cálculos renales y daños renales), por otra parte afecta directamente a la producción de hormonas sexuales interfiriendo en la reproducción, el cadmio esta asociado con una baja natalidad. Además está asociado la ingesta de cadmio y un mayor aumento de fracturas por perdida de mineralización ósea.
  • Encontramos presencia de plomo en 9 de las 10 muestras. No se supera en ningún caso el límite legal (0,2 mg/kg), pero  Bayas Ferrer Segarra de venta en Carrefour tiene 0,17mg/kg, y frutos secos DLV de venta en Eroski, 0,13 mg/kg.
  • Los análisis de la OCU detectan valores muy altos de cobre en las bayas de Goji, entre 7,55 mg/kg y 9,71 mg/kg. Se recomienda no superar la ingesta diaria de 10 mg de cobre en adultos y 5 en niños, lo que supone comerse 1 kg diario de bayas en adultos y 500 g en niños.
  • No se detectan restos de mercurio en ningún caso.

Bayas con pesticidas prohibidos

El análisis de pesticidas revela la existencia de 13 pesticidas en las muestras de bayas.

Llama la atención el gran número de pesticidas diferentes encontrados en las bayas: hay marcas que emplean hasta 10 pesticidas diferentes.

goji-splash41.jpg

Lo realmente grave es que, de las 13 sustancias empleadas como pesticidas 3 no se encuentran autorizadas en la Unión Europea: se trata de Cyhalotrin, presente en 8 de las 10 muestras, un disruptor endocrino o sustancias capaces de alterar el sistema reproductor y endocrino en general, irritante en la piel; Fenpropatrin, presente en 3 de las 10 muestras, irritante tracto respiratorio, y Fenvalerato presente en 8 de las 10 muestras (disruptor endocrino, irritante tracto respiratorio, irritante en la piel). Además, se usan sustancias autorizadas, pero a menudo por encima de los límites establecidos,  es el caso de Cipermetrina y Acetamiprid, sustancias con efecto irritante.

En resumen: todas las muestras tienen algún pesticida no autorizado en la Unión Europea.

La OCU pide que se retiren de la venta

Las Bayas de goji, consideradas como la fruta de la longevidad y la salud, pero los resultados del análisis de la OCU dicen más bien todo lo contrario.  Las cantidades encontradas de cadmio y pesticidas no hacen suponer una intoxicación aguda, pues las bayas son un producto que se toma en pequeñas cantidades (ciertos fabricantes recomiendan 20g al día), sin embargo un consumo prolongado puede tener efectos a largo plazo.

En vista de ello, la OCU se ha dirigido a la ASEAN exigiendo:

  • la retirada de los productos analizados del mercado,
  • un análisis exhaustivo del mercado e las bayas de Goji,
  • un mayor control en la importación de estos productos.

Los resultados del estudio de la OCU parecen a apuntar a un problema general asociado a este producto.

Visto en la web de la OCU.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Alimentación. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La OCU pide que se retiren las bayas de Goji

  1. Sergi dijo:

    Doncs estaria bé poder arribar a saber qui s’ha fotut ric (o encara més del que ja ho era) amb tota aquesta història. Perquè és clar que la difusió tan bestial que ha tingut aquest fruit en tan poc temps no ha estat només pel boca-orella. La bosseta que jo guardava (una mostra que regalaven en una parafarmàcia!), compartirà el mateix destí que la bossa de l’Àngels. Món de bandarres!

  2. Elena Alvarez dijo:

    Dons jo també vaig caure en el parany i el meu potet de baies també anirà a la brossa. Per sort només les vaig pendre tres dies, perque no ho acabava de veure-ho clar.
    El que hem demano ara és quin control dels aliments hi ha en aquest pais si es permet posar a la venda a tota mena d’establiments un producte sense haver-lo analitzat prèviament i que sigui la OCU (benaurada OCU) la que demani la retirada del producte després de comprovar que conté substàncies tòxiques. És responsabilitat del Ministeri de Sanitat i Consum, i de les corresponents CC.AA. oi consellera Geli?

  3. Silvia dijo:

    Bon dia,
    Si analitzessin i retiressin tots els aliments que contenen pesticides, quimics i metalls pesants del mercat ens quedarien ben poques coses per menjar. Fins i tot l’aire ens l’aurien de treure. Si tan els preocupa que els nostres organismes tinguin toxics, perque no aturen els chemtrails que, entre d’altres coses, ens tiren bari i alumini?
    I no dic que el goji que han analitzat no estigui contaminat, pero tambe es cert que volem el mes barat i les produccions intensives (i barates de cost per les coses que hi posen)son les que mes comprem. I amb els temps que corren encara mes.
    El que jo penso es que com en el cas de tots els productes que ens ofereix la natura que son saludables i milloren les malalties de la gent, doncs no interessa (mireu el cas de l’stevia), i busquen evidencies per retirar-lo del mercat. Fins i tot diuen que son perillosos (confonent la perillositat dels aditius amb la del fruit mateix). Estem immersos en un cercle de moda-desacreditacio dels productes. Potser hauriem de tornar a escoltar la nostra intuicio i no deixar que ens portin ni les modes a un extrem ni la desacreditacio a l’atre.
    Salutacions.
    Silvia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s