No Gracias: Por la transparencia en las relaciones de la industria farmacéutica con los profesionales y servicios sanitarios


Con un poco de retraso damos cuenta de la presentación de la Plataforma No Gracias en Valencia el jueves 10 de junio en un acto en la Facultad de Medicina de la Universitat de València (UV) “Por la transparencia en las relaciones de la industria farmacéutica con los profesionales y servicios sanitarios”. En el acto pàrticiparon el Dr. Joan-Ramon Laporte, catedrático de Farmacología de la Universitat Autónoma de Barcelona; y Carlos Ponte, jefe de Unidad de Medicina Intensiva del Hospital General de Asturias y Portavoz de la Plataforma No Gracias.NoGracias

El colectivo ‘No Gracias’ alerta sobre la publicidad indirecta de las farmacéuticas y piden una regulación

VALENCIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) –

   El jefe de Unidad de Medicina Intensiva del Hospital General de Asturias y presidente de la Plataforma ‘No Gracias’, Carlos Ponte, alertó hoy sobre la publicidad indirecta que difunden las empresas farmacéuticas sobre sus medicamentos y piden una regulación en este ámbito para conseguir “mayor transparencia” y un “uso racional” de los fármacos.

   Así lo explicó Ponte en declaraciones a Europa Press, antes de presentar, junto al catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (AUB) Joan Ramón Laporte, las actuaciones y funcionamiento de este colectivo en la Facultad de Medicina de la Universitat de València (UV), con el fin de que sirva como punto de partida para que esta plataforma se instale en la Comunitat, al igual que ha hecho en otras autonomías.

   El acto de la Plataforma ‘No Gracias. Por la transparencia en las relaciones de la industria farmacéutica con los profesionales y servicios sanitarios’ se realizó esta tarde en el Aula Magna de la Facultad. El evento estuvo organizado por el Grup del Medicament de la Societat Valenciana de Medicina Familiar i Comunitària (SVMFiC) y por la Associació Ciutadana per a la defensa de la Salut Pública (Acdesa).

   La plataforma se propone agrupar a profesionales y ciudadanos en una organización unitaria, interactiva y sin dependencias políticas o de otras organizaciones, que se sume a blogs, boletines farmacoterapéuticos y otras iniciativas ya existentes, con la vocación última de promover el debate profesional y social e intervenir en las políticas públicas que inciden sobre estos temas.

   En este sentido, Carlos Ponte criticó “la intradependencia que se crea entre la industria farmacéutica y los médicos“, que reciben de las empresas regalos, por lo que, de alguna forma, se sienten “obligados” a recetar sus medicamentos.

“LÓGICA COMERCIAL”

   Además, lamentó que las investigaciones farmacéuticas se guíen por “la lógica comercial“. De ahí, dijo, que existan numerosos fármacos para combatir el colesterol, que “apenas se diferencian el uno del otro, y no se investiguen las enfermedades del tercer mundo, si no existe algún mecenazgo“. Al respecto, mencionó la campaña actual para vender fármacos contra la eyaculación precoz, muchos de ellos, con efectos secundarios.    

   El movimiento ‘No Gracias’ nació en 2008 en Asturias con el propósito de sumarse a otros movimientos internacionales, como ‘No free lunch’ y ‘No grazie, pago io’ por la independencia, la transparencia y el uso de los medicamentos y las tecnologías sanitarias como un bien social y no comercial.

   El Grup del Medicament de la Societat Valenciana de Medicina Familiar recordó que estos movimientos surgieron como respuesta a la creciente influencia de la industria farmacéutica en la práctica diaria de los servicios y los profesionales de la salud.

   “Esta influencia está dirigida hacia los intereses de la propia industria farmacéutica. Se apoya en el papel que desempeña la industria en los objetivos y diseño de la investigación, en la publicación de sus resultados, en la formación continuada de los profesionales y en la información sobre medicamentos que les ofrece. En conjunto, el modelo de relación actual de la industria farmacéutica con los profesionales y los servicios de salud determina a menudo una relación de dependencia y conflictos de intereses en estos últimos“, apuntó esta entidad.

   Además, advirtió de que, pese a los límites legales existentes para la publicidad directa al público sobre medicamentos, “los medios de comunicación general recogen cada vez más informaciones difundidas por la propia industria farmacéutica por y para sus propios objetivos, sensibilizando al público sobre determinados problemas de salud, como medio para incrementar el uso de sus productos“.


Fuente: Europa Press

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Farmaindustria, Medicamentos, Salud pública y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No Gracias: Por la transparencia en las relaciones de la industria farmacéutica con los profesionales y servicios sanitarios

  1. Joaquín Caro Lobera dijo:

    I de qui és la culpa???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s