La sombra del copago es alargada


SanitatLa carta del copago la siguen teniendo en la manga, no se han descartado de ella, no, sino que la están guardando para una ocasión más propicia. De momento pretenden irnos concienciando con una medida subliminal: la factura que no hay que pagar, de momento. Y quien está detrás de esta idea, el archiconocido Dr. Miquel Vilardell (ver en este blog Clara Valverde: sobre l’informe Vilardell) que en 2005 abogó por el copago en el conocido como “Informe Vilardell” y que en 2009 ha vuelto a ser requerido por el Departament de Salut (ver La ‘Comisión Vilardell’ sigue). Nuestra postura está expresada en el post “DEMPEUS” FRENTE AL COPAGO/REPAGO, no tenemos que volver a pagar por lo que ya hemos pagado. Y frente a las insinuaciones de abuso del sistema de salud por parte de los usuarios en las que se basan para justificar el copago como un elemento regulador, hay que aclarar varios puntos:

  1. El número medio de vistas al médico de primaria es el más alto de Europa, cierto, pero en Europa no hay que ir a la visita del médico para que te firme el alta, la baja, y el seguimiento semanal.
  2. Los medicamentos que se tiran, porque el formato no es adecuado a la dolencia y sobran medicamentos en el envase. Ante esto hay varias soluciones, desde adecuar los formatos a las necesidades con varios formatos, hasta reciclar los medicamentos sobrantes en los centros de salud donde se recogen
  3. Los medicamentos que no se llegan a usar, aparte de reciclarlos como los anteriores, también se debe responsabilizar el médico de lo que receta y a quien se lo receta.
  4. Y otros muchos aspectos con los que se intenta injustamente de culpabilizar al paciente. 

        

CAMBIOS EN EL MODELO ASISTENCIAL.

Sanidad estudia fijar filtros de pago que reordenen el uso del sistema

Los responsables de salud españoles pactarán este año medidas que abaraten la red médica.Los expertos alertan de que un copago no se entenderá si no mejora la estructura sanitaria.

 

20/03/2010 ÀNGELS GALLARDO 

visita médicaLas enfermeras de un centro de salud de Cerdanyola del Vallés (Barcelona), que atiende a 27.500 personas, quisieron saber cuántos de los fármacos que recetan los médicos del centro acaban en la basura. Contaron los envases que los ciudadanos dejaron durante un año en el contenedor de residuos del centro y descartaron los tubos, jarabes, colirios o pomadas que habían sido usados en parte, los que estaban abiertos. Reunieron 5.228 envases sin desprecintar. Su coste ascendió a 67.500 euros. Este centro de salud destina cada año más de cinco millones de euros al consumo de medicamentos.

Los receptores de esa farmacopea, la mayoría personas de edad avanzada que la recibieron sin coste alguno, no se beneficiaron por ese mal uso del sistema sanitario. Los médicos, posiblemente, emplearon el talonario de recetas como colofón de una visita excesivamente corta. El resultado del episodio, en absoluto exclusivo de este centro de salud, fue económicamente nefasto, exponente de una situación que, aprovechando el empuje de la crisis económica, se han propuesto resolver de inmediato los consejeros de Salud de las 17 autonomías y la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

UNANIMIDAD En la reunión del Consejo Interterritorial de Salud del pasado jueves dichos responsables expresaron su deseo de salvar una red asistencial de calidad, cuyo futuro quedará cuestionado a medio plazo, dijeron, si no reorientan sus cimientos. La única condición que se han fijado es la de la unanimidad: o pactan medidas en ámbito estatal, o no habrá atajos unilaterales que salven al sistema. A ellos deberá unirse, además, la opinión de los médicos. Un grupo de consejeros quedó encargado de redactar la hoja de ruta en la que el mensaje “esfuerzo de todos” es el eje.

En ese “todos” se cita en primer lugar a los usuarios, que, indicaron, “deben entender que son corresponsables de su salud y tienen que implicarse en hacer buen uso de los servicios”. Médicos y enfermeras reciben idéntico mensaje.

CONCIENCIA SOCIAL “No existe suficiente conciencia social de los retos y dificultades de la sanidad española”, suscribieron todos los consejeros en un texto final. “La buena valoración de la sanidad pública ha contribuido a que no se perciba como un problema social –indican–. Esto, en una sociedad de consumo avanzada, ha dado lugar a una sobreutilización de los servicios, incluso para malestares menores”. El objetivo es dar con el punto que permita ajustar la asistencia a sus límites, sin culpar a los ciudadanos de un eventual mal uso de la misma.

“Revisar la aportación de los usuarios” fue el siguiente mensaje aceptado. Esto podría traducirse, antes de que acabe el año, en el establecimiento de algún filtro económico que ayude a reajustar la afluencia algo desordenada de ciudadanos a los centros.

Por ejemplo, a las urgencias de los hospitales. Antes, tendrán que fijar un circuito eficaz de asistencia rápida que se inicie en una adecuada red médica en los barrios. “Los ciudadanos no entenderán, ni aceptarán –explicó ayer Miquel Vilardell, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona–, que se les proponga algún tipo de copago si antes no se ha mejorado la estructura sanitaria. Nadie va a urgencias por gusto”.

El documento también alude a la necesidad de que los médicos reflexionen sobre el uso excesivo de técnicas injustificadamente caras. “En ocasiones, éstas se deciden sin buscar alternativas más eficientes y menos costosas”, indicaron.


Fuente: El Periódico de Aragón

Anuncios

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Copago y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La sombra del copago es alargada

  1. Toni Barbarà dijo:

    Uy que bien !! Muchas gracias por no hacernos Co-pagar, “de momento”…!!
    ¿ Quiere eso decir que despues de las elecciones volverán a la carga ?. Nos parecen bien las medidas de “ahorro” farmacéutico, osease de evitar el despilfarro prescriptot y las bolsas de basura llenas de medicamentos, pero no nos insistan con eso del RE-PAGO. Ya les hemos “explicado” que ni un euro, ni un céntimo, ni sentarnos a hablar…que la fisura acabaría cargándose el carácter público actual (ni mucho menos absoluto) del sistema PÚBLICO de salud. Nos encontrarán enfrente y enfrentados si insisten en mercantilizar más la salud, ya sea como Repago, o en cualquiera de sus fórmulas imaginativas neoliberales: reducción de cartera de servicios, paks de oferta optativa de atenciones, reducciones fiscales a contratación de aseguradoras privadas, etc, etc. Somos nosotr@s, la ciudadanía quienes vamos a “filtrar” a l@s mal@s polític@s que pretenden ser gestores de la modernidad y solo son peones del mercado.¡ Que nos conocemos el paño y por eso nos hemos puesto DEMPEUS !!! Salud !!! Toni Barbarà

  2. Y la ya famosa cita de Vicenç Navarro:
    “…si se decidiera establecer un euro por visita, debiera ponerse un límite (en cuanto al número de euros al año)” que tanto dio de sí este mes de enero.
    http://blogs.publico.es/dominiopublico/1759/el-copago-sanitario/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s