Gripe A: el bueno el feo y el malo


Tras la comparecencia de hoy en la Comisión de Salud del Consejo de Europa, el epidemiólogo y promotor de la moción Dr. Wolfgang Wodarg no ha conseguido que se produzca un debate urgente el jueves en la asamblea del Consejo de Europa sobre «las falsas pandemias». Aunque la mayoría de parlamentarios apoyó celebrar el debate (96 votos a favor y 82 en contra), no se alcanzó la requerida mayoría cualificada de dos tercios, por lo que el debate ha quedado aplazado hasta que concluya la investigación. Varios de los firmantes, como los parlamentarios españoles Fátima Aburto (PSOE) y Agustín Conde (PP), han mostrado su desacuerdo con la dureza de la moción y se desmarcaron de sus acusaciones.

Ver también la entrevista al Dr. Wolfgang Wodarg, la «defensa» de la OMS y las presiones de las farmacéuticas.

El siguiente artículo de Nueva Tribuna recoge los hitos fundamentales de este suceso calificado como «uno de los mayores escándalos médicos del siglo«.

«El bueno, el feo y el malo» o las mentiras de la OMS sobre gripe A

gripe ACuando a principios de marzo de 2009 se conocieron los primeros casos de gripe A, los gobiernos de todo el mundo se apresuraron a tomar medidas. En verano, hicieron acopio de vacunas para hacer frente a la pandemia que declaró la OMS. Y las farmacéuticas siguieron siendo uno de los valores más seguros en bolsa, a pesar de la crisis.

.
NUEVATRIBUNA.ES – 26.1.2010

A finales de 2009, cinco semanas después de que se hubiera iniciado la campaña de vacunación, el 16 de noviembre, se habían utilizado en España cerca de dos millones dosis de la vacuna contra la gripe A, de los 37 millones de dosis adquiridas. Calculando que al final de la campaña pueda haber tres millones de inmnizados, sobran el 90% de las vacunas que adquirió Sanidad. De hecho, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, acaba de decir que «ya no circula el virus de la gripe A», por lo que el riesgo del contagio puede considerarse extinguido.

España no ha sido el único país que se ha encontrado con esta ‘sobredosis’ de vacunas. En todo el mundo, los gobiernos se lanzaron a llenar su ‘carrito de la compra’ para hacer frente a la pandemia, anunciada durante meses por los voceros del Apocalipsis. A principios de enero, Francia decidió pone en venta las que le sobraban, de los 94 millones adquiridos, a través de sus embajadas y a precio de compra. El ministerio de Salud francés pretende recuperar de esta manera algo del dinero invertio para luchar contra la enfermedad infecciosa.

La iniciativa francesa no ha tenido eco, de momento, en otros lugares. El departamento que dirige Trinidad Jiménez dijo en su día que, en el peor de los casos, y de acuerdo con el contrato firmado con las farmacéuticas, devolvería las vacunas para que se vendieran en el canal privado, eso después de ampliar los llamados ‘grupos de riesgo’ y empezar a vacunar a diestra y siniestra para reducir las existencias. Otras dos alternativas son crear en la UE una «reserva virtual de vacunas» para los países miembros que aún no las tienen o para los países pobres, según el plan del presidente de EE UU, Barack Obama. Y, finalmente, también está dentro de lo posible que parte del stock se guarde pensando en la campaña de 2010. En cualquier caso, el gasto está hecho, 270 millones de euros de un crédito extraordinario en el caso español, y los beneficios han ido a parar a las arcas de la británica GlaxoSmithKline y la suiza Novartis, que han fabricado 400 millones de antivirales gracias a la alarma desatada en todo el mundo por la última mutación de la gripe.

Por este motivo, el Consejo de Europa ha decidido abir una investigación sobre si esa alarma fue innecesaria y, sobre todo y más importante, interesada, promovida por la industria farmacéutica para recaudar una ingente cantidad de millones. La iniciativa ha sido impulsada por el epidemiólogo alemán Wolfgang Wodarg, y pretende cuestionar la actitud alarmista adoptada por las agencias sanitarias internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que además de provocar el desembolso de cientos de millones de euros podría haber conducido a los ciudadanos a someterse a posibles efectos secundarios nocivos por estar las vacunas insuficientemente verificadas. Es más, el epidemiólogo sospecha que la vacuna podría contener una célula cancerígena.

Wodarg recuerda que con unas cifras muy bajas de personas afectadas, la OMS, con su directora Margaret Chan a la cabeza, declaró el nivel de alarma máximo: «Aún no había ni un millar de enfermos en Europa y ya se hablaba de la epidemia del siglo, cuando en realidad se trata de una gripe de lo más normal, que no provoca ni una décima parte de las muertes ocasionadas por la gripe clásica». El número de víctimas mortales de la gripe A en todo el mundo ascendía el viernes pasado a 14.142 personas, según la OMS.

CRUCE DE ACUSACIONES

El epidemiólogo denuncia que los especialistas de la OMS están asociados de manera «muy estrecha» a la industria farmacéutica, por lo que la organización se ha dejado manipular. A su juicio, un ejemplo sospechoso del comportamiento de la OMS es que inicialmente la organización recomendara a los gobiernos dos inyecciones para que la vacuna fuera efectiva, cuando siempre había sido suficiente con una dosis, y que recomendara usar únicamente las vacunas producidas por unos laboratorios determinados. Frente a estas acusaciones, la OMS emitió el lunes un comunicado en el que aseguraba que «no ha sufrido una influencia impropia por parte de la industria farmacéutica», con el argumento de que sus asesores presentan una declaración con sus intereses económicos y financieros.

«Las políticas de la OMS contra la pandemia de gripe y su respuesta no han sido influenciadas de forma irregular por la industria farmacéutica», recalca la organización en un comunicado donde, no obstante, reconoce «la cooperación global que mantiene con un amplio abanico de socios, entre ellos los del sector privado, para conseguir objetivos de salud pública hoy y en el futuro». Y especifica que «la información clínica, sobre todo la llegada desde México, indicaba que este virus podría incluso causar enfermedades graves y muerte. Al mismo tiempo, estos informes no aclaraban la situación pandémica, pero todos juntos daban un importante aviso para que la OMS y otras autoridades de salud pública estuvieran preparadas».

La OMS justifica la alarma creada porque la gripe A era «muy diferente» de los otras modalidades de gripe en circulación, desencadenando en algunos casos graves formas de neumonías virales. Pero para Wodarg no había grandes novedades, ya que cada año aparece un nuevo virus de tipo gripal. El epidemiólogo alemán, por el contrario, considera sospechoso que la OMS hubiera cambiado en mayo del 2009 su definición de pandemia, lo que hacía más fácil decretar esa alarma que en el pasado.

14.142 MUERTOS Y ¿CUÁNTOS GATOS?

El caso de la gripe A no es el primero en la historia que dispara las alarmas para luego quedar en un contagio mucho menos letal de lo que se había predicho. En 2005, los cálculos que se hacían respecto a la incipiente gripe aviar eran de siete millones de muertos en todo el mundo. George Bush, el entonces presidente de EE UU, lo cifraba en dos millones sólo para su país. «Al final murieron en todo el mundo 272 personas y un gato», señala Gerard Costa, profesor de marketing de Esade y ex directivo de una empresa farmacéutica. Con la gripe A, según diferentes expertos, organizaciones e informes que se van conociendo, ha ocurrido algo similar.

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), explicaba el pasado mes de septiembre que «en esta vida nada ocurre por casualidad. Siempre hay alguien que gana. No sólo la industria, también los medios de comunicación, que dan titulares explosivos e inquietantes, los intereses políticos o que, mientras, no se hable de otra cosa». Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, coincidía en estas consideraciones. Y lo cierto es que sólo unas cuantas firmas farmacéuticas fabrican las vacuna y de ellas, la OMS sólo ha recomendado que se adquiriera la de dos. Es lógico que los analistas de bolsa exclamen, cuando se les pregunta por las inversiones con menor riesgo, que «las farmacéuticas son siempre un valor seguro».

La denuncia de Wodarg es muy grave pero el paso del tiempo y la caída en el olvido de la enfermedad y sus consecuencias reales puede contribuir a desactivarla. El epidemiólogo alemán pretendía que, tras la comparecencia de hoy, se produjera un debate urgente el jueves en la asamblea del Consejo de Europa sobre «las falsas pandemias». Aunque la mayoría de parlamentarios apoyó celebrar el debate (96 votos a favor y 82 en contra), no se alcanzó la requerida mayoría cualificada de dos tercios, por lo que el debate ha quedado aplazado hasta que concluya la investigación. La Mesa de la Asamblea Parlamentaria tiene previsto encargar el próximo viernes a la comisión de salud y asuntos sociales la elaboración de un informe sobre cómo se ha gestionado la pandemia.

De haber algo de cierto en todo lo que asegura Wodarg, el papel de la OMS en todo este asunto ha sido algo más que «feo» y su credibilidad puede sufrir una merma muy peligrosa para el futuro. Las farmacéuticas han desempeñado el papel del villano que se aprovecha del miedo de los ciudadanos y de la buena predisposición de sus gobiernos a tomar todas las medidas preventivas a su alcance para protegerles. Como en la película, esta ha sido una función con tres protagonistas: el bueno, el feo y el malo.


Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Farmaindustria, Gripe A, Medicamentos, Salud pública, Vacunas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s