Farmacéuticas: Los nuevos caminos del beneficio


En el bloc de Àngels Punts de Vista podéis leer la traducción al catalán de este artículo de Yves Housson publicado hoy en l’Humanité,  sobre el negocio de los laboratorios farmacéuticos y sus nuevas formas de hacer dinero. Dada la afluencia de lectores mexicanos que está teniendo este blog, hemos traducido el artículo al castellano.

SANOFIAVENTIS-H1N1

Ante la pérdida de las patentes de los medicamentos, que constituían la parte del león en sus cifras de negocio, los laboratorios recortan la investigación, multiplican las OPAs y se vuelcan en las vacunas.
A pesar, después de años, de producir verdaderas innovaciones terapéuticas, los laboratorios farmacéuticos deben hacer frente a la expiración de las patentes de muchos de sus productos estrella, los famosos blockbusters (medicamentos cuya cifra de ingresos supera los mil millones de dólares), que van a pasar a la categoría de genéricos, y se van a vender más baratos. Según los estudios, no menos de una tercera parte de los ingresos de los grupos está amenazada de ahora a 2012. Por ejemplo, Sanofis-Aventis, el primer laboratorio europeo y el cuarto mundial, perderá en 2011 la patente de Plavix (utilizado para la prevención de accidentes cardiovasculares), el cuarto medicamento más vendido del mundo, que representa él sólo el 20% de sus ventas. Lo mismo pasa con Taxotere, utilizado en el tratamiento de algunos cánceres.

Sin embargo el director general Chris Viehbacher lo afirma: Sanofi-Aventis conseguirá en 2013 presentar los mismos resultados financieros que en 2008. Para lograrlo, la multinacional francesa, igual que la decena de grupos que dominan el mercado mundial está trabajando en la invención de un nuevo «modelo económico». Invirtiendo a su vez en los genéricos (Sanofi ha comprado empresas de genéricos en Chequia, Brasil y México), los laboratorios ejercen la máxima presión sobre sus costes. Las fábricas de producción se externalizan. Sobre todo, se presta una atención muy particular a la investigación, juzgada demasiado costosa. El vasto proyecto de reorganización, bautizado como « Transforming », lanzado el pasado junio por Sanofi-Aventis, con el objetivo de ahorrar dos mil millones de euros hasta 2013, congela la prioridad de la R+D. El acento se pone en la externalización, en la proliferación de estructuras públicas de investigación, con el fin evidente de transferir al sector público una parte de los riesgos financieros. «No hay comparación entre el coste de la investigación externa, que se beneficia de las ayudas públicas y gubernamentales, y el de la investigación interna, en la que asumimos todo el coste», dice crudamente el responsable de R+D de Sanofi-Aventis, quien, con este espíritu, trabajó hasta 2009, en un « acuerdo » con el Inserm.

Chris Viehbacher

La buena salud de sus márgenes comerciales, de su rentabilidad, los laboratorios la buscan también en nichos de mercado. Es el caso de las biotecnologías y también de las vacunas: siendo ya el líder mundial en este terreno, y especialmente en el de las vacunas contra la gripe, Sanofi cuenta doblar sus ingresos este año, con respecto a 2008 ( de 2,8 mil millones de euros a 4 mil millones). El grupo tiene muchas esperanzas en los países emergentes Brasil, India, China, México). Pero Sanofi divisa también otros horizontes. Ha anunciado, en diciembre, su intención de comprar la americana Chattem, líder en el mercado de medicamentos sin receta, los OTC (over the counter), un mercado en el que los grupos del sector salud no temen, y es cierto, las bajadas de precios … Antes ya había adquirido Œnobiol, número uno francés en complementos alimentarios.

Si encuentra la investigación interna demasiado cara, Sanofi, en cambio, no duda en utilizar su tesorería para multiplicar estas adquisiciones: 1,3 mil millones de euros sólo para Chattem, 8,5 mil millones para las operaciones realizadas después del nombramiento de Chris Viehbacher en 2008. El modo, sin duda, de dar confianza a los accionistas, quienes, mientras tanto, ya han recogido los frutos de esta estrategia, registrando un incremento del beneficio neto por acción de un 20% en 2009. La relegación a un segundo plano de los objetivos que deberían primar en este sector (dar respuesta a las expectativas terapéuticas, poner a disposición tratamientos a precios accesibles para todo el mundo) justifica la demanda interpuesta por los diputados comunistas de una comisión de investigación sobre el «papel y el lugar» de esta industria en la sociedad.

Yves Housson


Fuente: l’Humanité

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Farmaindustria, Medicamentos, Salud pública, Vacunas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s