Los médicos curan, no son policías ni burocrátas.


Vicente Baos, médico de familia, aboga por una reforma en profundidad del tratamiento de las bajas laborales por enfermedad y se manifiesta en contra de la burocracia que recae en los médicos de familia y por descontado, en contra de los «nuevos incentivos» a los médicos para reducir los tiempos de baja. Hace poco publicamos la postura de la FADSP (Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública) ante esta impopular medida. En Navarra están empezando a trabajar en serio en este tema.

Por una reforma en profundidad de la Incapacidad Temporal

La gestión de la Incapacidad Temporal (las bajas laborales, que era un nombre más claro) es una lacra para cualquier médico de familia del SNS, digo médico de familia ya que los médicos hospitalarios se han librado de ellas históricamente. Es una fuente de burocracia inmensa: impresión de dos hojas A4 para 4 impresos (ejemplar para el trabajador, la empresa, el INSS o Mutua y la Inspección de Servicios Sanitarios), al 4º día primer parte de confirmación (otros 4 impresos) que se renovará semanalmente, sea cuál sea la enfermedad o problema, hasta que se dé el Alta o pasen 12 meses y pase a ser gestionado por el INSS. La mayoría de las empresas quieren su parte de IT aunque sea por un día, incluida la gestión sanitaria del Servicio Regional de Salud correspondiente. Sea un proceso previsible de varios meses de duración como un fractura o algo imprevisible como que le avisen para un operación por un problema que le impide trabajar, siempre hay que cumplir escrupulosamente las fechas de emisión de los susodichos partes, ocupando tiempo de consulta y molestias a los pacientes y sus familias. Si buscas «fórmulas simplificadoras» corres el riesgo de ser amonestado por la Inspección. Si atiendo unas 2000 tarjetas sanitarias de mayores de 14 años y tengo entre 30 y 40 personas de baja laboral como media, debería dedicar casi un día de la semana laboral a la supervisión, evaluación y emisión de partes de baja, alta o confirmación. Algo muy adecuado y muy viable ¿verdad?

La gran mayoría de los pacientes son razonables respecto a sus necesidades de IT, pero hay condicionantes de la realidad social y laboral, junto a «jetas» profesionales que producen la sensación de «abuso». Al médico es muy fácil engañarle, ¿por qué no voy a creer que un paciente me diga que ha hecho 10 deposiciones en la mañana, ha tenido fiebre y se encuentra muy mal? ¿Y cuando el paciente de lumbalgia, insiste en que le duele mucho al coger cargas, a pesar de haber hecho el tratamiento correcto? ¿y cuándo una paciente refiere una intensa ansiedad porque dice ser víctima de acoso laboral y le da pavor ir a trabajar? Podríamos poner cientos de ejemplos.

La última decisión de darnos un aguinaldo navideño por la «buena gestión de las IT» ha sido el colmo. Sin saber que éramos evaluados ni las consecuencias de dicha evaluación, el aguinaldo solo sirve para crear suspicacias en la población y acusaciones de médicos comisionistas.
Los médicos, todos los médicos que trabajamos para el SNS podemos dar una opinión y una previsión de la duración de la IT por una enfermedad, pero la gestión debe ser diferente. El modelo inglés sirve de referencia europeo: ausencias de menos de 7 días las justifica el paciente. Si es mentira, que se las arreglen las empresas y los trabajadores. Si la duración es mayor se hace un informe recomendando la ausencia laboral durante un tiempo fijo o reevaluable. Y esto lo puede hacer el cirujano que ha operado a una persona o el traumatólogo que ha reducido una fractura y va a revisarle en un tiempo fijado, no el médico de familia que no es responsable de la actuación. Y ya está. El resto no es responsabilidad del médico, más que dar una recomendación como una parte de la terapia. Debemos forzar la apertura de una negociación amplia sobre estos temas para reducir una carga burocrática heredada de los tiempos franquistas. Por ejemplo, en Navarra empiezan a trabajar en ello.

Fuente: El Supositorio

Denuncias ya publicadas sobre el tema en este blog y en Punts de Vista: És el perill l’absentisme o el «presnetisme» punitiu»? o bé «L’injust tractament de les baixes laborals»

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Salud Laboral y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s