La privatización de los servicios de salud tiene sesgo de género


fichero_5179_20080625.jpgLa privatización de la salud tiene sesgo de género. ¡Cómo no había de tenerlo! Si la economía sabemos que lo tiene, la crisis y las políticas neoliberales habían de ser especialmente lesivas para la inmensa mayoría de las mujeres. Las enfermedades que las afectan en mucha mayor proporción, como la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica son desatendidas en el sector público de salud a mayor beneficio y ganancia de las consultas privadas… en tanto y mientras puedan pagarse. Pero de modo más general, los servicios y las políticas más «amigas de las mujeres» son las primeras en sufrir los recortes de un Estado anti-Bienestar, y así, hemos visto dilatar en el tiempo las prestaciones de prevención o la desaparición de servicios como los de la Unidad de Reproducción del Hospital de Móstoles, como denuncian los compañeros y compañeras de Cas.Madrid.

Se trata de una medida discriminadora que une el sesgo de inequidad de clase al de género: y se trata de una de aquellas medidas especialmente odiosas porque impone tener que pagar un precio (que puede ser excesivamente elevado en tiempos de crisis) a la posibilidad de encontrar algo que sólo debería tener valor: la ayuda de la ciencia a la posibilidad de ser madre, de ser más feliz.

Dempeus per la salut pública se une a la solidaridad y apoyo expresados por Cas.Madrid en su comunicado, que reproducimos a continuación:

Desde CAS-Madrid queremos hacer llegar nuestra solidaridad y apoyo a todas las mujeres afectadas por el cierre de la Unidad de Reproducción del Hospital de Móstoles, por falta de ginecólogos, y que han visto de esta forma aplazado sine die el tratamiento de inseminación artificial.

 

Este cierre es una consecuencia más del proceso de privatización que está sufriendo la Sanidad Pública. La apertura de 8 hospitales privados en la Comunidad de Madrid, siguiendo “la visión política y de mercado de Esperanza Aguirre” (según palabras de su Director General de Hospitales), en vez de contribuir a mejorar la asistencia sanitaria pública, ha servido para todo lo contrario. La introducción del “ánimo de lucro” en la Sanidad Pública supone el principio del fin de la calidad asistencial, por lo que la red pública, estará cada vez  más cerca de convertirse en un modelo sanitario de  beneficencia, donde sólo los que tengan mucho dinero podrán pagarse una asistencia adecuada.

 

El cierre de la Unidad de Reproducción supone de hecho que las mujeres afectadas tengan que recurrir a sanidad privada si quieren seguir con su tratamiento de inseminación artificial, es decir, esta es la política sanitaria del PP: quienes no tengan dinero suficiente no  tendrán acceso a esta prestación.

 

Por todo ello, exigimos a la Consejería de Sanidad, que no recorte las prestaciones sanitarias y tome las medidas oportunas para que las mujeres afectadas sigan su tratamiento en otros hospitales públicos a la mayor brevedad posible, o que se vuelva abrir inmediatamente esta unidad en el Hospital de Móstoles.

 

 

Madrid, 28 de octubre de 2009

Entrada relacionada en «punts de vista»: Serveis de salut i gènere.

y la noticia del cierre de la Unidad de Inseminación Artíficial del Hospital de Móstoles en terc3ra información.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Género, Privatización y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s