TRANSGÉNICOS


Una agencia de la UE autoriza el maíz Mon 810

SARA PLAZA – Jueves 23 de julio de 2009.  Número 107

maiz_mon810_apoyoA principios del mes de julio la Unión Europea tomaba otra controvertida decisión en torno a su política sobre Organismos Modificados Genéticamente (OMG). Así, la variedad de maíz transgénico Mon 810, prohibido en ocho países miembros, era autorizada de nuevo mediante un informe de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés), institución perteneciente a la UE que, tras revisar la documentación disponible y las pruebas científicas realizadas, ha concluido que el maíz Mon 810 es tan seguro como el tradicional, no existiendo indicio alguno sobre efectos adversos en la alimentación humana o en el medio ambiente.

Esta agencia ha sido ampliamente cuestionada por grupos ecologistas por su dudosa independencia y por su falta de capacidad para realizar un análisis continuado sobre los impactos de los transgénicos. “Como respuesta frente a esta decisión, 12 países comunitarios han publicado un escrito para cuestionar el informe de la EFSA, alegando que faltan aún puntos por resolver antes de autorizar el cultivo”.

Dudosa resolución
“La propia EFSA reconoció recientemente que no es capaz de evaluar los impactos de los transgénicos a largo plazo por que no tiene recursos suficientes”, declaraba a DIAGONAL Juan Felipe Carrasco, portavoz de la campaña sobre transgénicos de Greenpeace. Pese a todo, la Agencia ha renovado los permisos de comercialización del maíz transgénico, cuya autorización había expirado recientemente. Y lo ha realizado en un contexto de críticas generalizadas, tras la reciente prohibición alemana de cultivar este tipo de maíz a raíz de varios estudios que evidenciaban riesgos para el medio ambiente. “Este maíz está diseñado para resistir frente a un insecto. Pero existe un estudio que demuestra que este cultivo emite una toxina que además elimina a microorganismos del suelo que se encargan de fertilizar el sustrato.

75-59379-a-transgenicosPor tanto, el cultivo está dañando a la biodiversidad en general, y lo que se vende como la solución al hambre del mundo está contribuyendo a que empeore la situación en este sentido”, explicaba Carrasco. De hecho, fruto de los resultados de este estudio, en Francia se aplicó el principio de precaución y este país formalizó la prohibición de cultivar maíz Mon 810.


Fuente : Diagonal

no quiero transgenicos

geneticfood11_17

Enlaces relacioonados:

Carta abierta a la ministra Elena Espinosa contra autorización nuevos transgénicos

Para firmar la carta clica aquí

 

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s