Contrarrestando los mitos sobre la inmigración y la salud


The Lancet, Volume 374, Issue 9685, Page 176, 18 July 2009

The Lancet, Volume 374, Issue 9685, Page 176, 18 July 2009

El pasado 4 de junio se produjo un inquietante acontecimiento político en el Reino Unido: dos miembros del extremista y ultra-derechista Partido Nacional Británico (BNP) obtuvieron sendos escaños en el Parlamento Europeo. Las implicaciones son de largo alcance y afectan a la salud.

Como informa una carta que se ha publicado esta semana en la edición de The Lancet, antes de las elecciones europeas, el BNP lanzó una campaña enviando folletos a millones de hogares del Reino Unido, en los que se infiere que los médicos blancos piensan que la inmigración ha sido perjudicial para el National Health Service (NHS) (el Servicio Nacional de Salud Británico). El folleto mostraba una foto de un médico blanco al lado de la cita: «Voy a votar BNP porque veo lo que la inmigración ha hecho al NHS. Como médico quiero que se ponga fin al turismo de salud y asegurarme que las enfermeras inglesas están contratadas y pagadas de manera justa

Como declaran los autores de la carta, es dudoso que cualquier médico del Reino Unido crea que la inmigración realmente ha sido mala para el NHS. Hay pocas evidencias de que los inmigrantes y solicitantes de asilo hayan desbordado el servicio de salud. El turismo de salud es un mito que siempre ha sido esgrimido por los grupos anti-inmigración, incluido el BNP. Mientras tanto, los beneficios de la inmigración rara vez son comentados o proclamados por los políticos que prefieren convertir a los inmigrantes en chivos expiatorios de los problemas del NHS. En realidad, la inmigración ha hecho una enorme contribución a la gestión del SNS. Alrededor del 16% de los 1,4 millones de trabajadores del NHS pertenecen a una minoría étnica, incluyendo el 30% de los médicos y enfermeras, el 16% de las comadronas y del personal auxiliar de los consultorios, y 5-7% del personal de los servicios de ambulancia.

Esta diversidad ha sido, y sigue siendo, esencial para la prestación de servicios no sólo para la mayoría de población blanca, sino también para las minorías étnicas, que representan el 15% de la población en Inglaterra. Los negros y los grupos étnicos minoritarios también desempeñan un papel importante en el futuro de la NHS -alrededor del 30% de los actuales estudiantes de medicina proceden de estas minorías.

Una combinación de las tácticas de la insidiosa campaña de la BNP, la baja participación electoral, y la creciente inquietud en medio de la crisis económica llevó a la elección de un partido cuyas peligrosas ideas representan una amenaza para la salud en el Reino Unido. Los líderes del estamento médico deben ser elocuentes para contrarrestar estas opiniones y apoyar a los trabajadores de las minorías étnicas que han supuesto un refuerzo de vital importancia para el NHS, durante décadas.


Fuente: The Lancet
Traducido para Dempeus

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s