Las aseguradoras crecen en la gestión de hospitales públicos


Publicado el 17-06-09 , por Elisa del Pozo en Expansión.com

Las grandes aseguradoras de salud -Adeslas, Sanitas, Asisa y DKV- aumentan poco a poco su negocio de gestión de hospitales públicos donde ya contabilizan seis centros entre los abiertos y los previstos.

Para la gestión de cada uno de los centros, las cuatro aseguradoras han constituido una empresa distintas en la que participa como socio de referencia Ribera Salud, propiedad de Caja del Mediterráneo y Bancaja al 50%.

Este año se han inaugurado dos hospitales en las localidades de Denia y Manieses en la Comunidad Valenciana que se unen a los de La Ribiera (Alzira) y Torrevieja ya existentes. En cartera están el centro de Elche que se inaugurará el año que viene y el que se construirá en el pueblo madrileño de Torrejón de Ardoz. También están pendientes otros cuatro hospitales en Madrid -en Móstoles, Collado Villalba y Carabanchel- y Torrent, en Valencia.

koplowitz

[foto de la noticia]

Ampliar foto

<!–

–>

La inversión total en estos proyectos asciende a 656 millones, de los que 411 millones ya se han consumido, principalmente en la construcción de los centros y 245 millones están pendientes de ejecutar hasta el final de las concesiones en mantenimiento o incidencias que puedan surgir.

El periodo establecido para la concesión es de 15 años prorrogables por otros cinco en los centros del Levante, y de 30 años en los madrileños. Al final de estos plazos, la administración correspondiente recibe el hospital y puede optar por sacar su gestión de nuevo a concurso o por integrarla en el sistema de cobertura pública directa.

Portugal
El modelo podría extenderse a otras comunidades que estudian atentamente la evolución de las concesiones, apunta Alberto de la Rosa, director general de Ribera Salud. El sistema se analiza también en Portugal, donde esta entidad, junto con Ferrovial, colabora con Grupo Portugués de Salud (GPS) para implantar un modelo similar en de Vilafranca de Sila.

Ribera Salud, Asisa, Concessia, gestora de infraestructuras participada por catorce cajas, y FCC han presentado la única oferta que ha recibido la Comunidad de Madrid para construir y gestionar el futuro hospital público de Torrejón de Ardoz. La semana pasada se abrió la oferta económica que contempla una inversión de 130 millones de euros y se abre un plazo de un mes para que el ejecutivo madrileño acepte la propuesta recibida o declare el concurso desierto. Este proyecto es el séptimo que se aborda en España para buscar un gestor privado de un hospital público.

Ribera Salud participa en la gestión de todos los centros del Levante en asociación con diferentes aseguradoras. Asisa está en el hospital de Torrevieja (el segundo que se abrió con este modelo en 2006) y en el de Elche, en fase de su construcción. Esta entidad, especializada en seguros de salud, ostenta una participación minoritaria en los tres proyectos en los que participa, aunque desde la entidad su consejero delegado, Enrique de Porres, afirma que están cómodos trabajando en una estrategia de consenso con los otros socios.

Adeslas, la mayor aseguradora sanitaria, posee el 51% de la entidad que gestiona el hospital de Alzira, en el que Ribera Salud tiene el 45% y las constructoras Lubasa y Dragados el 4%.

DKV, filial del grupo alemán Ergo, posee el 65% de Marina Salud que gestiona el centro de Denia y Ribera Salud el 35% restante. El hospital de Manises, que se inauguró el mes pasado, tiene el 60% en manos de Sanitas y el 40% es propiedad de Ribera Salud.

La prima que paga la Comunidad Valenciana en 2009 es de 599 euros por cada uno de los ciudadanos cubiertos, que representan el 20% de la población de la comunidad, lo que equivaldrá a 900 millones de euros de ingresos cuanto los cinco centros estén en funcionamiento. «Estas cifras suponen un ahorro del 25% para el Estado si se compra con el coste de la sanidad pública», afirma de la Rosa. Las concesiones fijan un retorno máximo del 7,5% de la inversión.

A diferencia de lo que ha ocurrido en las pujas anteriores, en la de Torrejón de Ardoz, las aseguradoras habituales en estos procesos han permanecido al margen, con la excepción de Asisa. La situación económica y financiera ha podido provocar una «parada prudente en estas inversiones», apuntan en el mercado.

En la consejería de sanidad de la Comunidad de Madrid añaden que «algunas de las entidades tradicionales en estos procesos no han conseguido la financiación y eso les ha obligado a quedar al margen» de la puja, pero podrían participar en otras posteriores.

Sanitas afirma que el hospital de Torrejón es más pequeño de lo que ellos consideran adecuado para lograr economías de escala. En DKV afirman que pese a no acudir a este concurso si pueden optar a otros en el futuro.

Fuentes del mercado afirman que las condiciones puestas en la puja de Torrejón de Ardoz le hacen menos atractivo si se comparan con las reglas del juego en los centros valencianos. «Los modelos son diferentes y hay que respetarlo», apunta de la Rosa.

Una de las diferencias es la exclusión de la concesión de la medicina primaria, que se queda bajo gestión pública directa en Madrid. En el gobierno de Esperanza Aguirre afirman que el modelo de gestión pública directa no tiene una gerencia única y que, por tanto, tampoco lo tiene en la concesión administrativa.

Fuentes del sector señalan que este punto es fundamental, como se puso de manifiesto en el hospital de La Ribera, que inauguró la colaboración público privada en gestión de hospitales.

Adeslas y Ribera Salud construyeron el centro que abrió sus puertas en 1999 sólo con medicina especializada. Tres años después, ante las disfunciones en la evolución del concierto se canceló la concesión y se volvió a convocar un concurso, pero con la inclusión de la medicina primaria, apuntan en la aseguradora.

El precio, equivalente a la prima de seguros, es otro escollos. La Comunidad de Madrid, a diferencia de lo que ocurre con la Valenciana, no fija un precio en el concurso, de forma que los aspirantes deben fijar el suyo y esto, afirman en el mercado, puede dar pie a una guerra de precios que en el sector no se ve positiva.

Además, apuntan, la actualización del precio en Madrid se realiza con una variante sanitaria del IPC, sistema que no convence en el mercado, que se decanta más a favor de la fórmula utilizada en la Valenci, donde el precio se actualiza en el mismo porcentaje que lo haga el presupuesto público de salud.

El precio tiene un peso del 50% en la resolución del concurso, un porcentaje muy elevado, apuntan en el mercado, dato que niegan en la Comunidad. La primera concesión en Madrid, el hospital de Valdemoro se adjudicó a Capio en 2005, que presentó la oferta más barata. En este caso, Adeslas y Sanitas pujaron con ofertas distintas.

Las aseguradoras

Adeslas
Adeslas es la mayor aseguradora sanitaria en España, con una cuota de mercado del 19%. Su negocio en el primer trimestre del año fue de 310,8 millones. Está controlada en un 55% por Aguas de Barcelona y participada en un 45% por la aseguradora francesa Médéric. Posee doce hospitales privados.

Sanitas
Sanitas es propiedad del grupo británico Bupa, mutua especializada en seguros de salud, con presencia en 190 países de todo el mundo. En España, es la segunda mayor aseguradora sanitaria, con una cuota de 16% del mercado y un volumen de primas de 261,6 millones de euros entre enero y marzo.

Asisa
Asisa tiene el 12,3% del seguro de salud en España, con 202,3 millones de euros captados en volumen de primas en los tres primeros meses del año. La aseguradora es propiedad de Lavinia, una cooperativa de crédito constituida por más de 20.000 médicos en toda España. Cuenta con quince clínicas propias.

DKV
DKV es filial del grupo alemán Ergo, líder en seguros de salud en Europa.
La entidad concentra su mayor cuota de mercado en la mitad norte de la península, con una presencia especialmente relevante en Cataluña. Cuenta con un volumen de primas de 86,4 millones de euros y una cuota de mercado del 5,3%


Fuente: Expansión.com

Visto en : misaludnoesunnegocio

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s