“Mientras tengamos Internet, no callaremos”


Lo dijo Marta Sibina ayer a todos los que estabamos apoyandola, a ella y a Albano, delante de la Ciutat de la Justícia. Lo recoge hoy como título Lali Sandiumenge en su magnífico blog Los Guerreros del Teclado de La Vanguardia, que reproducimos a continuación y a la que agradecemos que nos cite. Y hacemos nuestra la frase justamente hoy, cuando estamos rozando el millón de visitas a nuestro blog. “Mientras tengamos Internet, no callaremos”.
.

@Fotomovimiento

“Hoy estamos aquí porque a un señor que se llama Josep Maria Via no le ha gustado un vídeo que colgamos en Youtube”. Lo decía ayer ante las puertas de la Ciudad de la Justicia de Barcelona Marta Sibina que junto a su pareja, Albano Dante, editan la revista catalana Cafèambllet. El vídeo en cuestión se titula “El robo más grande de la historia de Cataluña” y en él resumen la investigación que están llevando a cabo desde hace dos años en las cuentas del sistema sanitario catalán. Lo colgaron en la red el 26 de febrero pasado, fragmentado en dos partes. Desde entonces, la primera ha tenido cerca de 200.000 visitas y la segunda casi 77.000 en sus versiones en castellano, y 140.000 y 66.000, respectivamente, en catalán. Pocos días después, Josep Maria Via, president del Parc de Salut de Barcelona y miembro del consejo asesor en materia sanitaria de la  presidencia, los demandó por atentado al honor y reclamó una indemnización de 20.000 euros. El juicio quedó ayer visto para sentencia en una sesión rápida y tensa en la que no se les permitió hablar. “Mientras tengamos una conexión a Internet, no callaremos”, añadió Sibina ante una multitud muy numerosa congregada para apoyarlos.

Marta Sibina y Albano Dante residen en Breda y desde hace tiempo están investigando como se gasta el presupuesto que recibe de la Generalitat la Corporación de Salud Selva Maresme por la gestión de los hospitales de Blanes y Calella. Cafèambllet es una revista de pocos medios, que cuenta con una web y que distribuyen ellos mismos en papel por la zona. No es una publicación acomodaticia, su objetivo es fiscalizar a los servidores públicos y controlar el destino del dinero que gestionan. Sibina y Dante tampoco son unos informadores corrientes: son independientes y de aquellos que plantean preguntas incómodas, piden explicaciones, insisten y desafían las mordazas. Utilizan las redes sociales para amplificar y difundir la información. En su canal en Youtube –más de 855.000 reproducciones hasta ahora- hay muchos vídeos-posts en los que interpelan con dureza directamente a los gestores de la administración e invitan a los ciudadanos a actuar contra los desmanes. Su labor los ha convertido en unos de los activistas más conocidos a favor de la sanidad pública catalana.

En el video que los ha llevado al banquillo denuncian sin paliativos que la sanidad catalana “es un nido de corrupcion y opacidad” y que mientras que se recortan servicios y se reduce el sueldo a los trabajadores “una élite formada por políticos y empresarios se gastan el dinero alegremente sin límites y sin que nadie los controle”. Detallan las partidas de gastos opacas de los 100 millones anuales que la Corporación recibe de la Generalitat y lanzan públicamente algunas de las preguntas que no les han contestado. ¿En qué se gastaron los 82.000 euros que se destinaron a “protocolo” en el 2010? ¿Cómo se desglosan los 459.000 euros empleados en “gastos varios” ese mismo año? ¿Cómo se adjudicaron? ¿Se adjudicaron a dedo? ¿Y dónde están los “informes” pagados con 232.000 euros y de qué trataban?

Entre los nombres que mencionan está el de Josep Maria Via, pero también el de otros altos cargos de la sanidad pública catalana, algunos de los cuales han sido denunciados o investigados posteriormente por presuntas irregularidades cometidas en el ejercicio de sus cargos. Este es el caso de Ramon Bagó, antiguo alcalde convergente de Calella y consejero del Consorci Sanitari i Social de Catalunya; de Carles Manté, expresidente del CatSalut y del Consorci de Salut del Maresme, y de Josep Prat, que dimitió en junio como presidente del Institut Català de la Salut. “Hoy, si tuviésemos que hacer algun cambio en el vídeo, sería para alargarlo”, recordaba ayer Sibina.

Los reportajes de Cafeambllet han tenido consecuencias: la fiscalía antifraude abrió en enero pasado una investigación a Ramon Bagó pocos días después de que la revista publicara un largo artículo titulado “Ramon Bagó: la increïble historia del hombre que se contrataba a sí mismo. Con dinero público” en el que revelaron los contratos públicos millonarios adjudicados al grupo empresarial privado de este alto cargo de sanidad. El diario El País amplió la información en marzo. Bagó, según publicó, habría captado hasta 50 millones de euros de la CSC desde el 2002, 15 de los cuales de forma irregular.

El Parlament creó una comisión –desactivada tras la convocatoria de elecciones anticipadas- para investigar los cinco casos más polémicos destapados a lo largo de estos últimos meses. Curiosamente, CiU y el PSC vetaron la comparecencia de Cafèambllet, que había solicitado ICV-EUiA. Además del de Bagó, Manté y Prat, la comisión parlamentaria tenía también que abordar el llamado “Caso Crespo”, las presuntas irregularidades detectadas en la empresa pública Centros Médico Selva Maresme (CMSM) que el exalcalde de Lloret y diputado de CiU Xavier Crespo dirigió. Otro vídeo en dos entregas de Cafèambllet, este llamado 29/2005-IP El Informe secreto de la sanidad pública catalana, desveló a finales de mayo el voto discrepante que emitió en 2006 el síndico Agustí Colom contra el archivo por parte de la Sindicatura de Cuentas de una auditoría de la CMSM que las detectó. La segunda parte ya no se puede visionar, ni en catalán ni en castellano. Un cartel de Youtube avisa en inglés: “Este contenido no está disponible en tu país a causa de una demanda de difamación”. De hecho, Crespo, que preside la comisión de salud del Parlamento catalán, anunció que presentaría una querella contra Cafèambllet por “ataque a su honor” e “injurias”, cosa que de momento no ha hecho. No amenazó, en cambio, al diario El País que, bajo el título “El informe oculto del diputado Crespo”, publicó la misma noticia.

Cafèambllet asegura que no han recibido ninguna respuesta al primer vídeo, salvo la demanda que presentó en marzo Josep Maria Via, que consideran un intento de acallarles. La vista de ayer, la definitiva, fue muy agitada. Los demandados contaron con el apoyo de centenares de personas, muchas desplazadas en autocar desde distintas localidades de Girona y un grupo desde Reus. Había familiares, amigos y conocidos, miembros del sindicato Catac-CTS, de los colectivos Iaioflautas y Dempeus per la Salut y el presidente de Justícia i Pau, Arcadi Oliveres, pero también ciudadanos que habían sabido de ellos a través de la red y acudieron a solidarizarse. “Trabajamos en educación y estamos muy preocupados por los recortes. Hemos venido a dar apoyo a los valientes que denuncian la corrupción”, comentaban dos hermanos de 29 y 32 años, profesores ambos, llegados desde Igualada. “Los que quieren acallar a Cafèambllet, quieren ser los amos del país, de las palabras y de la verdad. Un país que tiene unos amos así no es un país saludable”, añadía Ángels Martínez Castells, presidenta de Dempeus. El juicio se seguía también online y los mensajes de apoyo y de indignación se recogían bajo el hashtag #mescafeambllet.

La vista se abrió con retraso en una sala muy pequeña, por lo que sólo se permitió acceder a unas quince personas y el resto tuvieron que quedarse fuera esperando, separados por un cordón de seguridad. Los pocos periodistas que la cubrieron no fueron autorizados a entrar hasta que la sesión ya estaba avanzada, a tiempo para escuchar los alegatos de los abogados y la fiscal, que rebajó a “no más” de 5.000 euros la indemnización que reclama el demandante. El abogado de Via aseguró que su cliente tiene “una sensación de descrédito y atentado a su imagen por la divulgación de una información que no es cierta”. “¿Cuánta audiencia ha tenido el vídeo? ¿Cuántas copias se han hecho? Esto está fuera de control”, afirmó. “Como la sanidad”, murmuró un asistente. La defensa pidió la absolución, apeló a la libertad de expresión y argumentó que, como cualquier otro cargo público, Via tiene derecho al honor pero también “la obligación de soportar las críticas”.

Así como el demandante habló –lo interrogó la defensa-, Sibina y Dante no pudieron declarar. Para poder hacerlo, según explicó después su abogado, debería de haberlo solicitado la acusación, la fiscal o la jueza. No lo hicieron y la jueza cortocircuitó cualquier intento de Cafèambllet de intervenir con una amenaza tajante de expulsarlos de la sala. La tensión fue increscendo hasta que Dante y Sibina estallaron en gritos y llantos de impotencia e indignación al concluir la vista. “Él ha podido hablar, nosotros no. El futuro de mis hijos está en juego y yo sin poder abrir la boca”, denunció Dante con amargura.  La pareja ya explicó en una carta escrita hace unos días en la que piden ayuda para difundir y denunciar “la censura brutal a la que estamos siendo sometidos” que sin son condenados  no sólo tendrán que cerrar la revista, sino que eso supondrá “la ruina económica familiar”.

Ya más calmados, salieron después al exterior a agradecer el apoyo de los asistentes que los esperaban coreando eslóganes a favor de la libertad de expresión y contra “la ciudad de la injusticia”. “Que estemos aquí juntos defendiendo los derechos de todos ya es una victoria”, se despidió Sibina. “Y ahora vamos a hacer un par de videos más. Si quieren caldo, tendrán dos tazas”.

Ver también en el blog de Àngels Martínez Guerreros del teclado, defensores de la libertad, con Lali Sandiumenge, y nuestro post anterior, A la ciutat de la injustícia… amb Cafeambllet,  donde encontrareis dos vídeos y unas fotos de la concentración de ayer.

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en sanidad pública y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s