La mala salud de la sanidad y las mentiras sobre el gasto farmacéutico


Con el final de agosto se inicia un nuevo curso de fortalecimiento de las organizaciones plurales en defensa de la salud, con acciones múltiples, denuncias necesarias y propuestas alternativas. Todo absolutamente imprescindible si queremos salvar la sanidad de quienes la dirigen. Lo han comprendido desde Polinyà donde convocan este acto que esperamos sea masivo y ayude a vitalizar el fuerte movimiento de defensa de la sanidad pública del Vallès:

Y siguen también las oportunas denuncias de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, ante la nota de prensa hecha pública por el Ministerio de Sanidad sobre el gasto farmacéutico de julio de 2012, difundiendo el siguiente comunicado:

1)     Se trata de un buen ejemplo de manipulación y tegiversación de los datos para encubrir la realidad, todo un clásico en la actual política informativa del Gobierno del PP, porque la realidad y el análisis de las cifras desmiente el triunfalismo ministerial

2)     En los datos del gasto farmacéutico del mes de julio inciden tres variables que deben tenerse en cuenta:

Primero. El hecho de que al haberse anunciado la puesta en funcionamiento del copago  de los pensionistas para dicho mes, muchos de ellos, los enfermos crónicos, compraron durante junio todos los medicamentos que pudieron, lo que se evidencia con el hecho de que este pasado junio se incremento a nivel nacional el numero de recetas consumidas (+10,11%) y el gasto farmacéutico (+ 3,18%) respecto a 2011, rompiendo la tendencia a la baja en ambos parámetros de los meses anteriores.

Segundo. La instauración de los copagos de los pensionistas supone casi automáticamente una disminución del gasto farmacéutico pagado con fondos públicos (un 10%), que no es una disminución del gasto farmacéutico, sino un traslado de una parte de este a los bolsillos de los pensionistas que han visto como se reduce en la practica el poder adquisitivo de sus pensiones.

Tercero. Además, una parte importante de este ahorro no es tal, porque la mayoría el mismo deberá devolverse a los pensionistas por parte de las CCAA en un plazo máximo de 6 meses, es decir se está produciendo en la practica un préstamo a interés 0 de los pensionistas a las CCAA. Si reducimos el impacto de esta devolución aplazada la disminución real del gasto farmacéutico por los copagos quedara reducida a menos del 2%.

3)     La mención que hace al País Vasco el Ministerio de Sanidad entra en esa misma lógica de desinformación y manipulación. Evidentemente en el País Vasco al no haber aplicado el copago a los pensionistas, y haberlo anunciado previamente, no se produjo el efecto de aumento de gasto en junio de 2012, en este mes en el País Vasco el numero de recetas disminuyo el 0,05% y el gasto farmacéutico lo hizo en un 10,23%, mientras como ya se ha señalado a nivel nacional la situación fue de un incremento significativo en ambas variables. Por otro lado al no repercutir el copago sobre los pensionistas esta disminución del gasto farmacéutico público no se produjo, como tampoco la disminución del poder adquisitivo de los pensionistas.

4)     Todo lo señalado anteriormente pone en evidencia que el impacto real del RD Ley 16/2012 sobre el gasto farmacéutico no podrá ser evaluado hasta que se finalice el plazo de reembolso de las cantidades aportadas por los pensionistas por encima de los topes fijados, salvo que, y no sería de extrañar dada la tendencia al ocultamiento y la manipulación de nuestros “responsables” sanitarios, siga sin contabilizarse esta deuda de manera que se convierta en otra manera de hacer “contabilidad creativa” con los fondos públicos.

En resumen, el Ministerio de Sanidad ofrece una interpretación de la evolución del gasto farmacéutico en el mes de julio que es básicamente falsa y triunfalista. En realidad lo único que se ha constatado es un traslado de parte del gasto farmacéutico público a los pensionistas y el conocido efecto de adelantamiento de las compras programables cuando se anuncia una subida de precios y/o de impuestos.

FEDERACION DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA

28 de agosto de 2012

About these ads

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Medicamentos, Salud pública y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La mala salud de la sanidad y las mentiras sobre el gasto farmacéutico

  1. Jaime dijo:

    En una cosa estoy de acuerdo con lo del gasto excesivo en farmacos Ángels. Hablabas el otro día de lo que nos ponen en el agua; ¿ no será que el consumo de psicotropicos tales como valium, prozac… acaban afectando gravemente a la conciencia, con una alta incidencia social, habida cuenta de su consumo generalizado ?

  2. Pingback: La mala salud de la sanidad y las mentiras sobre el gasto farmacéutico | Boletín Informativo de la Sanidad Pública

  3. Pingback: Polinyà como ejemplo de resistencia ciudadana « Punts de Vista

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s