Trilogía estival de insumisión (1a. parte)


Como cada año, Antoni Barbarà Molina ha escrito sus insurrectas reflexiones para preparar el próximo otoño. Y como cada año, en Dempeus las reproducimos, en la seguridad de que nos preparan mejor para la defensa de la salud pública!

TRILOGÍA DE CARGA NEURONAL, A LA SOMBRA DE UNA MORERA – 1ª parte

Calor, pero menos, a la sombra de una morera.
Aquí estamos, instalados en los rigores caniculares de agosto, sin saber si vamos o venimos. Demasiado ociosos por falta de  trabajo, demasiado inquietos y precarios para reconocernos en vacaciones. Vacaciones que, cuando lo son, significan desconexión y ocio gratificante, cosa que en estos procelosos tiempos resulta difícil como actitud, y a veces imposible como sosiego.
 Con esa descripción previa, tan coyuntural como bien cierta enfilo teclados en la perspectiva que esta actividad me conforte en lo personal, y quizás, además, pueda llegar a alguna persona amiga de mi ciberentorno, y así mantener la llamita de complicidad y de lo colectivo.
AQUÍ VAN TRES ENTREGAS, SUCESIVAS, CON ESPACIOS DE PAUSA Y DIGESTIÓN.

————————–

.

Es hora de hablar, que nos entendamos, de destaparse, de mostrar que somos quien somos.
Para empezar, afirmar que estamos legitimados, hasta la radicalidad, para entrar en ese supra-sub-mundo de la gran economía disfrazada de gran política.  Nadie puede ya afearnos el atrevimiento, vistos, oídos y leídos todo tipo de exabruptos y de excrementos, evacuaciones al fin, de tanto Pope- gurú, tanto sabio, tanto master-prohombre, tanta chusma encorbatada y ensortijada.
Las cosas que vienen manifestando los De Guindos, Montoros, Mas Collell,  Boi Ruiz, las brutalidades que lanzan a diario los Mas, Rajoy, pero también los Monti, Barroso, Merkel,  VanRompuy, la mismísima Christine Lagarde  del FMI, o Mario Draghi  hoy BCE y que fuera vicepresidente de Goldman Sachs international, o  Josef Ackermann piloto del mítico Deutsche Bank, … nos eximen de cualquier acreditación preliminar, a nosotros y a toda  persona humana que quiera y se atreva a intervenir en materia de lo que venían considerando su sacro imperio.
 Sin eufemismos, simplemente mentiras.
Mienten como bellacos, cambian sus recetas infalibles al son de la Bolsa y la prima de riesgo de cada día, no atinan en ningún pronóstico como  no sean las catástrofes cotidianas, hacen y practican unas políticas, ya no diferentes sino justo, antagónicas a lo que predican sus programas, soflamas que los encumbraron a sus poltronas.  ¡Y no pasa, ni les pasa nada! ¡Obscenamente impunes! Ni siquiera se les escapa la risa cuando hacen declaraciones – micciones, para el vulgo.
El cinismo de sus explicaciones, justificaciones, flexiones, reflexiones, genuflexiones, imposiciones, supera el dintel de lo grotesco y resultaría risible de no ser tan grave, tan perverso, al decir de  Lourdes Benería,  ubicándose en el concepto  de “delitos económicos como  crímenes contra la humanidad”.
La cantinela de sus argumentos auto-exculpatorios  resulta insoportablemente cansina, pobre y sobretodo mendaz, y no merecería cosechar el tremendo éxito mediático que recibe de no ser por la sumisión exigida y la docilidad concedida de los grandes medias.  Es la más pérfida demagogia en boca de quienes descalifican cualquier racionalidad ajena de “demagógica”.
 Sus falacias, impunes son bien manidas y reconocidas: “No sabíamos que la cosa estuviera tan mal”,  “Hemos tenido que rectificar nuestros compromisos y programas en aras de la responsabilidad”, “No hay otro remedio”, “Los que estaban antes lo dejaron todo así de mal y peor”, “Sacrificarse ahora será la redención y el bienestar del mañana”, “Hacemos lo que hay que hacer,  en el Ayuntamiento, en el Gobierno autonómico,  hacemos lo que nos mandan desde arriba, desde el Gobierno del Estado. Hacemos en el gobierno estatal lo que nos mandan desde la UE, y la Troika, Hacemos en la UE y el BCE lo que nos exigen los bancos y los mercados…”, “¡Hay que acatar y resignarse, no fuéramos a acabar como en Grecia,  …?!”, “Estamos vislumbrando ya el final del túnelaunque no sabemos si la salida aboca directamente al precipicio!
 Es así, ligeros de ínfulas y de equipaje, desvestidos de vergüenzas, investidos de ciudadanía, orgullosamente humildes, en ejercicio exultante de nuestros derechos, que pensamos, decimos,  y escribimos.
Rasque donde proceda, quien note picores, aquí van tres “rateras” consecutivas y como tres soles enfilados, o como una ristra de ajos.
.
 PARTE PRIMERA
1.- Hasta aquí hemos llegado. DE LA REBELDIA AL VALOR INSUMISIÓN –OBJECIÓN – INSURGENCIA
 Hoy, al parecer, hemos logrado un análisis diagnóstico, suficientemente claro y concreto sobre la génesis, carácter y causalidad de la presente gran crisis sistémica.  Conocemos con muchos análisis, disponemos de una importante cantidad y calidad de estudios, manejamos sólidas denuncias, que explican como se gestó y como se desarrolla esta situación al límite, en plena armonía, rentabilidad y comodidad para el sistema capitalista, que juega en clave psicopática, como dice Àngels Martínez Castells, el engranaje de máximos beneficios y máxima concentración de poder en mínimo tiempo.
Así pues un nutrido grupo de economistas críticos, sociólogos y politólogos han escrito y publicado con inusual lucidez, artículos que aclaran y explican la perversión de este sistema  y la lógica criminal de sus desmanes contra la humanidad.
Desde mi deformación confesa de médico clínico (aquel que está al lado y de lado del paciente) constataría que un buen diagnóstico como el que ya disponemos es una condición previa e ineludible para una buena actuación sanadora.
Tenemos a mano valiosos materiales que exploran y ponen en evidencia la génesis y desarrollo de esta patología social que conocemos como sistema neoliberal y/o con el eufemismo de  economía de mercado.
En eso estamos desde hace algunos meses.  Debo traer aquí, ni que sea renunciando a un análisis más profundo ni exhaustivo del fenómeno,  la emergencia de la explosión de las redes sociales, de eso que denominamos movimiento 15M con sus pluralidades, peculiaridades, contradicciones y potencialidades, hasta llegar su presente caracterización en curso.  Objetivos amplios y comunes, conexión extensa mediante redes sociales,  “CONFLUENCIA” …. Cada vez más útiles y experimentados, más influyentes.

Ganar la batalla del lenguaje. Escucharnos, entendernos.

Hemos avanzado, si duda, en mecanismos de participación social, en democracia real, en empoderamiento.  Estamos en la articulación de controles de base democrática, en rendición de cuentas, en reivindicación de nuevas reglas de juego, de participación auténtica y elaboración teórica de mejores leyes y normas electorales.
La principal dificultad sigue en la falta de dialogo y de empatía entre LO social y LO político.
Territorios distintos y diferentes  que mantienen una vieja antipatía, una desconfianza a veces renovada, una distancia de protección escéptica, una relación difícil que se sustenta en experiencias fallidas,  y creo que fundamentalmente en una falta de dialogo abierto y sincero (a no confundir con monólogos sucesivos y alternos).  Cada cual con su léxico y su lenguaje, endogámico, impermeable, a menudo defensivo, y habitualmente cerrado a la interacción cultural, social y política.
Asistimos a una etapa cualitativa distinta en la insurrección. A partir de la indignación y la voluntad de reacción empiezan a consolidarse acciones colectivas de insumisión. Ello, versus la sumisión férrea que contraponen las  autoridades pensantes del sistema en una deriva peligrosa de represión y formas autoritarias que entra de lleno en el concepto de violencia institucional, tiranía del poder. Hablamos ya de objeción social, con razón y corazón, sin malas conciencias.
Emerge la dualidad entre sumisión- insumisión, rebaño- rebeldía, resignación- reacción.
Todo esto conlleva en paralelo una loable recuperación de valores, de conceptos, de imaginario colectivo, de simbología, del propio lenguaje.  Ese lenguaje, instrumento INDISPENSABLE para construir lo que necesitamos. Para reformular, aspirar, reivindicar, luchar y como factor determinante y decidido por y para la DIGNIDAD
………….
Seguirá una segunda, y tercera, parte.
About these ads

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Salud pública y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s