“Por favor, no me alarmen los pacientes” (con las indebidas apostillas)


En la edición de hoy de El Pais/Cataluña figura el siguiente texto de Maiol Roger que no nos podemos resistir a reproducir, apostillado de manera políticamente nada correcta. En cursiva, unas ideas que se nos han ocurrido en Dempeus al leer el texto, pero seguramente nos quedamos muy cortos, porque que el tema se las trae…

Por favor, no alarmen a los pacientes

El ICS pide a los médicos que eviten crear “alarma social” con los recortes

Médico de primaria comunicando sin alarmar a sus pacientes que se les cambia la medicación (que tendrán que REpagar igualmente, más un euro (o dos huevos duros).

La comunicación de los recortes tiene dos vertientes: por un lado, la institucional, con el consejero detallando las medidas que tomará; por otro, el personal: por ejemplo, cuando un médico debe comunicar a un paciente que deja de tomar una medicación por los recortes.

(Estamos todavía en las dos primeras páginas de cualquier power point de nivel “libro de Petete” a los que tan aficionados son ahora los que nos maladministran nuestra sanidad. En la primera “vertiente”, que permanece oculta, las grandes compañías farmacéuticas dictan cuáles deben ser los medicamentos “recortados”… en la segunda, el personal médico de atención primaria, intentando “dorar la píldora” para explicar al paciente que lo que le ha venido recomendando y recetando hasta ahora, y que funcionaba y toleraba, ya no sirve… No intenten contestarse que si sirve ¿por qué lo quitan? sin tener los escandallos de costes de los laboratorios que los fabrican. ¡Vaya papelón para los médicos de los CAP!).

El ICS quiere que los facultativos sean cuidadosos cuando comuniquen el recorte en los medicamentos, y así lo reclama en una carta firmada por Jaume Benavent, director adjunto de asuntos asistenciales del ICS, en la que pide “tratar con delicadeza” la prescripción de medicamentos. La misiva recoge el caso de un paciente que denunció a la prensa una carta de su centro asistencial en el que se le anunciaba la retirada de fármacos “por las restricciones presupuestarias”.

(Sugerimos al ICS que para “aumentar la delicadeza” se bloqueen momentáneamente las gónadas del personal sanitario masculino… En el caso del personal sanitario femenino, seguramente las lágrimas serán del todo espontáneas…)

Benavent deja claro a los médicos que “en ningún caso el procedimiento a seguir es una notificación por carta y menos vinculando la decisión a directrices del Departamento y restricciones presupuestarias”. Benavent culmina su carta dando instrucciones “para evitar crear una innecesaria alarma social”: los cambios en la medicación deberán notificarse en persona, nunca se asociarán a los recortes y la dirección adjunta que él comanda deberá conocer las iniciativas de racionalización del gasto que afecten a la farmacia.

(O sea, como si fuera cosa suya, no una directiva de obligado cumplimiento… en El Padrino se puede encontrar una situación parecida cuando sugieren “que parezca un accidente”).

Una portavoz del ICS matizó que las directrices de Benavent no suponen un cambio de criterio en la revisión de los planes de medicación, y que las modificaciones en los tratamientos de los pacientes se hacen siempre bajo criterios clínicos.

(O lo que es lo mismo, una portavoz del ICS dijo que la parte contratante de la parte contratante…)

Iniciativa per Catalunya ha registrado una batería de preguntas parlamentarias para conocer las intenciones de Benavent. El diputado Josep Vendrell denuncia “la voluntad de censura evidente” del director adjunto, al llegar después de una denuncia de un paciente. Iniciativa reclama al consejero de Salud, Boi Ruiz, que aclare si ha dado instrucciones a los centros sanitarios para retirar fármacos por criterios presupuestarios. La formación también exige a Ruiz que detalle si la política del Departamento es esconder información a los pacientes para evitar filtraciones.

(Al margen de que seguramente sería más propio referirse al grupo parlamentario ICV/EUiA, el problema real no puede abordarse “a rodajas”, y por un lado criticar la censura del ICS, o que escondan información, o que quieran engañarnos de nuevo aparentando una absurda “inocencia” de la consellería de Boi Ruiz. El problema real son esta gente de CiU ocupando la Conselleria de Salut para ponerla al servicio de la sanidad privada, de los laboratorios y las mútuas. El problema es que tergiversan la verdad de igual manera como manosean con grosería los procedimientos democráticos. El problema es que en lugar de legislar en favor de la sanidad universal, se han convertido -ellos solos, y ellos mismos- en un problema de SALUD PÜBLICA.)

En fin, que para tener buena información sobre el llamado “medicamentazo”, les recomendamos que se lean las “10 propuestas de cambio en la mala política sobre los medicamentos… y entenderán por qué el ICS, y Boi Ruiz, y tiutti quanti, quieren que los doctores y doctoras de primaria sean extremadamente delicados y amables con la persona enferma y estafada… ¡y carguen con el mochuelo, si se dejan!

About these ads

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Medicamentos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Por favor, no me alarmen los pacientes” (con las indebidas apostillas)

  1. Fisioterapia dijo:

    Puedo entender que se han gestionado mal los presupuestos y que se ha gastado más de lo que había… Lo que me parece de un cinismo absoluto es la presión a la que nos someten con los recortes, argumentando que es por el bien común, cuando en realidad esta situación le conviene a Alemania que se financia practicamente gratis, lo cual hace que no le interese en absoluto que España supere la crisis. Alemania se financia con el sufrimiento de la gente que se queda sin coberturas básicas en sanidad. Esto poco tiene que ver con el bien común.

  2. Toni Barbarà dijo:

    Sencillamente brutal ! Es la exposición más vergonzante y culpable que puede hacerse de “como informar a los pacientes de los recortes sin mecionar los recortes”. Surrealista si no fuese tan grave”. Enfermizo y perverso cuando se dan instrucciones a los profesionales de no informar nunca por escrito y siempre por via oral y personal… no se han de dejar rastros. Es la nueva moda en eufemismos, negar la realidad, pintar de científico lo ruín, y ahora comprometer a los trabajadores/as públicos en la cadena reproductora de mentiras. Pedir a los ususarios de ferrocarriles actuar como denunciantes de mendigos, a los padres de alumnos como inspectores de situaciones familiares “irregulares” en propio beneficio, a tod@s chivaterar y denunciar manifestantes… Basta ya !! Toni Barbarà

  3. Pingback: La censura de Boi Ruiz y la cobardía del ICS: “No te BOI a votar MAS” « Punts de Vista

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s