El negocio de la vacuna VPH


Font: Revista Fusion

Autor: Fusión   
25/03/09
Desde el pasado año la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH) forma parte del calendario vacunal de niñas entre 11 y 14 años de nuestro país. Mucho se ha hablado sobre la seguridad, eficacia y precio de la misma pero poco sobre el negocio que está suponiendo para las multinacionales farmaceúticas. Un tema que investiga desde hace tiempo el escritor y periodista, Miguel Jara.

Miguel Jara. Foto: Óscar Rivilla.

Miguel

-Vienes denunciando hace tiempo el gran negocio de las multinacionales farmacéuticas con el tema de la prevención de enfermedades. ¿Es la vacuna del VPH un ejemplo más de esto?
-La prevención de enfermedades es uno de los filones que despuntan en el mercado de la salud. Si la enfermedad por sí no rinde los beneficios económicos esperados por los fabricantes de remedios, se inventan enfermedades. Y si todo ello no es suficiente, se “previenen” futuras dolencias consumiendo fórmulas farmacológicas “por si acaso”. Pero algunas de estas fórmulas no están lo estudiadas que sería exigible y sus efectos nocivos pueden generar problemas reales en quien no padece problema alguno. Algo parecido ocurre con la vacuna contra el virus del papiloma humano, que lleva algunos meses aplicándose en nuestro país y despertando reacciones de los profesionales sanitarios en su contra. Muchos de ellos ven en esta campaña una fórmula para abrir nuevos mercados.
-¿Cómo se transmite el VPH y cuál es la población de riesgo?
-El virus del papiloma humano se transmite por contacto (no por los fluidos sexuales), durante las relaciones sexuales. El uso del preservativo disminuye el contagio sexual, pero no lo elimina. Algunos tipos de virus del papiloma humano tienen capacidad oncogénica, y pueden provocar cáncer de cuello de útero. El virus es causa necesaria, pero no suficiente, como afirma el médico Juan Gervás. La pobreza, el tabaquismo, y otros factores desconocidos son clave para el desarrollo de la enfermedad. En un seminario sobre esta vacuna, promovido por la Asociación Internacional de Estudiantes de Medicina de España, se han manifestado algunos aspectos críticos con este remedio -comercializado por Merck como Gardasil-. Entre ellos que el cáncer de cuello de útero es una enfermedad que se da entre mujeres pobres, tanto en países industrializados como en los que no. Es de las poquísimas enfermedades “de pobres” que interesa al mundo o a ciertas farmacéuticas. La solución que se propone se aplicará mayoritariamente a las mujeres que no lo necesitan pues su estilo de vida las aleja del grupo de riesgo. Existen demasiadas prisas en su aplicación. Como en toda pauta preventiva, advierten numerosos profesionales de la salud, lo lógico es que antes de distribuirla, la certeza de sus ventajas fuera indudable. Hoy, todavía hay dudas.

La prevención de enfermedades es uno de los filones que despuntan en el mercado de la salud. Si la enfermedad por sí no rinde los beneficios económicos esperados por los fabricantes de remedios, se inventan enfermedades.

-Te refieres a esta vacuna como “una de las mayores operaciones de marketing del miedo llevada a cabo por las mayores multinacionales farmacéuticas del mundo (Merk y GSK)” ¿En qué te basas para hacer esa afirmación?
-Sobre todo Merck ha utilizado una campaña publicitaria y de marketing en la que constantemente ha utilizando conceptos que imprimen miedo en la población, exagerando la prevalencia del cáncer de cuello de útero. Un mensaje muy duro que repetido incontables veces crea la sensación en la población de que existe un peligro inminente y mortal donde no lo hay en la medida que se ha hecho creer, para que las mujeres acudan en masa a vacunar a sus hijas.
-En 2007 la entonces ministra de Sanidad Elena Salgado decía que España era uno de los países con menor incidencia de ese tipo de cáncer. Había pocos casos y se solían detectar de manera temprana con porcentajes de curación muy altos. Unos meses después -con Bernat Soria como nuevo ministro- y sin existir epidemia ni riesgo de enfermedad contagiosa, se pone en marcha la campaña de vacunación. ¿Qué ocurrió en este período de tiempo? ¿Qué incidencia real existe del VPH en España?
-Durante ese tiempo ocurrió que, en efecto, Salgado no era del agrado de Farmaindustria, la patronal española de laboratorios farmacéuticos. Esta pudo ser una de las variadas causas por las que este lobby no aguantaba a la ministra, que ya había conseguido una reforma de la Ley del Medicamento que había enfadado a la industria, verdadera controladora del sistema sanitario español. Salgado no llegó a El negocio de la vacuna VPHcumplir su mandato y fue sustituida por Soria, muy del agrado de Farmaindustria. De hecho, ha sido el primer ministro invitado a clausurar la junta bianual del citado lobby y recibe muchos elogios de los productores de fármacos.
Como ha publicado el médico Vicente Baos en su blog, la afirmación que se ha hecho en la publicidad sobre esta vacuna de que el cáncer de cuello de útero es la segunda causa de muerte por cáncer en España en mujeres de 15-44 años es falsa. Tras dedicar varias horas a la recopilación de los datos de mortalidad por causas específicas de cáncer en el INE en el año 2005 (último disponible en ese momento), este doctor concluye que “es la sexta causa de muerte por cáncer”. En el Reino Unido, antes de la introducción del programa de cribado (que no ha de dejar de realizarse a alguien aunque se ponga  vacuna), el cáncer de cuello uterino era el sexto más frecuente en mujeres; ahora es el décimo tercero. El número de muertes por esta enfermedad también ha disminuido, de modo que ya no se encuentra entre las veinte primeras causas de muerte por cáncer.
-Existe una fuerte campaña de publicidad de la vacuna en los centros de salud. Ha comentado algunas enfermeras su negativa a participar en un sistema de objetivos -puesto en marcha por los responsables de los centros- que una vez cumplidos conllevaría una gratificación económica. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Existen denuncias?
-No conozco denuncias aunque no es extraño que comiencen a aparecer. En los centros de atención primaria catalanes se está incentivando a los médicos a realizar determinadas prácticas por las que cobran un plus de dinero anual y una de ellas es poner la vacuna.

La farmacéutica Merck ha llevado a cabo una campaña -publicitaria y de marketing- en la que constantemente ha utilizando conceptos que imprimen miedo en la población, exagerando la prevalencia del cáncer de cuello de útero.

-El Ministerio de Sanidad ha ordenado la suspensión temporal de un lote de vacunas de la marca Gardasil (Merck) tras conocerse la existencia de dos casos de efectos adversos de niñas. Hasta mediados del pasado año habían muerto 18 personas en EEUU por esta vacuna y 8.864 habían sufrido “efectos adversos”. ¿Han seguido esta vacuna todos los protocolos de seguridad exigidos antes de su comercialización?
-Desconozco en este momento si ha superado todos los protocolos de seguridad, lo que sí se ha denunciado es que la vacuna se aprobó en tiempo récord por parte de la FDA, la agencia del medicamento estadounidense, sólo en seis meses. Algo infrecuente. Puede que esto tenga que ver con la enorme campaña de lobby desplegada por sus fabricantes. Por ejemplo, presionando sobre el gobernador del estado de Texas, Merck a punto estuvo de conseguir que se aplicara de manera obligatoria. La reacción popular impidió esta barbaridad.
-Un grupo de profesionales de Salud Pública de nuestro país ha solicitado una moratoria en la aplicación de esta vacuna. ¿En qué situación se encuentra dicha petición?
-Es una campaña que sigue abierta cada vez con más firmas (http://www.matriz.net/caps2/declaracion/) y ha cogido fuerza con la aparición de los casos de las chicas de Valencia. Δ

Este periodista es también autor de los libros “Traficantes de Salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad” (Icaria editorial), donde explica cómo la industria farmacéutica ha conseguido convertirse en el sector económico más rentable del planeta y los “efectos colaterales” que ello provoca en nuestra salud. Y “Conspiraciones tóxicas” (Martínez Roca) o cómo atentan contra la salud y el medio ambiente los grupos empresariales.
About these ads

Acerca de Dempeus per la salut pública

Col·lectiu de persones en defensa de la salut pública
Esta entrada fue publicada en Farmaindustria, Papiloma VPH, Salud pública, Vacunas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s